Tag Archives: valleta

Día 149: Malta vista desde los ojos del Vecino

Día 149: Malta vista desde los ojos del Vecino

Corre el mes de agosto y mi buen amigo David (en plenas fiestas sorianas y con alguna copita de más) me dice que se va a Malta un año. Así, a la aventura. ¿Está loco? Es lo primero que se te viene a la cabeza. Y aquí me encuentro 7 meses después en este extraño país visitando a los “Davices”.

Malta, qué poquito sabía yo hasta entonces de Malta. A priori te vienen a la mente esas clases de geografía política de la E.S.O., el ingrediente de la cerveza y los festivales de Eurovisión en los que tantos países raros salen cantando (¿tantos países tiene Europa?). Pero a lo que voy. Resulta que desean narrar día a día lo que van haciendo en un blog. Así que me toca relataros mi primera toma de contacto con Malta.

Sábado, 7:30  de la mañana, suena el despertador y me quiero morir. ¿Qué demonios hago levantándome un sábado a estas horas? Como buen fiestero que soy el viernes salí a dar una pequeña vuelta hasta las 6 de la mañana… Así que con una horita y media de sueño, me ducho, me visto (¿?) y cojo el metro. Para colmo diluvia en la calle aunque me consuela saber que en Malta tendré un clima más… “mediterráneo”. Ya en el aeropuerto, con mis compañeras de visita Lauri, Barbi y Roci, y con algún que otro problema en el check-in de la T1 de barajas, me desmorona ver la cola que hay ya montada en la puerta de embarque del vuelo de Ryanair. Qué poquito me gusta esa aerolínea, pero que qué barata es.

Encontramos en la cola a César, otro aventurero “maltero”, del que ya nos habían avisado de que volaría a la vez que nosotros. Una vez embarcados y despegados, vemos como poco a poco van desapareciendo las nubes que tan amargada me habían hecho la semana. Agua por todas partes y no diferenciar por la ventanilla dónde acaba el mar y dónde empieza el cielo, bonitas sensaciones que van dando forma y color a este viaje. ¡Tierra a la vista! Divisamos lo que parece ser Malta. Sin ningún problema bajamos del avion y vemos el mini aeropuerto cosa que te deja entrever la magnitud de este país.

Los “Davices” se presentan en su mini-MINI, así que siendo nosotros cuatro y ellos dos, con un coche digno de ser comparado con un Micro-machine, alquilamos un coche por 50 euros para 3 días (baratisimos los coches de alquiler aquí), más la gasolina que la pagas por adelantado. Relaciono recoger el coche de alquiler con el comienzo de mi pequeños caos particular. Voy a entrar en el coche como todos lo haríamos pero… AMIGO, ¡es un coche con el volante a la derecha! ¿Pero qué es esto? Aquí en temas de circulación son como los ingleses:  TODO AL REVÉS. Así que no contento con ir de resaca a Malta, tengo que concentrarme en seguir al mini rojo y manejar el coche al contrario de como suelo hacerlo. ¿Porqué en este país no arreglan las carreteras? Por el amor de Dios, ¡que al menos pinten las líneas del suelo!

Con el equipaje en el maletero llegamos a Mdina (Medina castellanizando a los malteses), una pequeña fortaleza que se considera ciudad aquí en Malta. Muros de piedra enormes y antiguos cañones oxidados de grandes batallas navales que ha vivido esta isla. Nos llevan a comer a un pequeño restaurante en Mdina llamado “Fontanela” (bueno bonito y barato) con un gran mirador y unas vistas espectaculares. Comienzo a descubrir que a pesar de ser colonia inglesa durante muchos años, aquí hay mucha influencia italiana debido a su cercanía con el país de la bota. Por lo visto en Malta no hay restaurante que se precie que no oferte en su carta una gran variedad de pizzas y pasta.

Bonito rincón en Valletta

Bonito rincón en Valletta

Cogemos los coches con rumbo a Valleta, la capital. Día de elecciones generales en toda Malta. Todo apunta a que el Partido Laborista ganará y se cambiará de gobierno tras 25 años, pero habrá que esperar a mañana para descubrir el escrutinio. Plaza del ayuntamiento, más fortalezas de piedra, más cañones oxidados, y una gran campana, la cual rezo porque no suene estando yo cerca. Anochece más temprano de lo que imaginaba ya que aún estando muy al Este de mi querida España, hay el mismo horario que allí.

En una zona de pescadores al pie de un fuerte iluminado visitamos una pequeña cala y rápidamente echamos en falta una barbacoa y unas cervecitas para disfrutar más si cabe el momento.

El cansancio empieza a hacer mella en nosotros, pero nuestras ganas de disfrutar al 100% este viaje siguen venciendo. Visitamos por primera vez el pisito de los davices y cenamos pizzas caseras (nada que envidiar a las de los restaurantes). Nos acicalamos y comenzamos a “entonarnos” para salir de fiesta. A partir de aquí mis recuerdos empiezan a menguar vaso a vaso, chupito a chupito y copa a copa.

Solo sé que me invade una gran alegría por estar aquí y un cansancio acumulado que no sé cuando voy a recuperar.

Buenas noches y buena aventura.

Javi (El Vecino)

Día 100: Cien días son pocos para tanta aventura

Día 100: Cien días son pocos para tanta aventura

Hemos llegado a una cifra mágica en nuestra aventura de Malta. Después de 100 días en la isla la valoración no puede ser nada más que positiva. Todavía recordamos nuestra llegada a Malta, donde nuestro primer destino fue Buggiba, ya que Dei se equivocó pensando que St. Paul’s Bay estaba en St.Julians. Ese primer día y los siguientes buscamos casa con nuestra ángel de la guarda Vanesa, que nos encontró nuestro hogar y fue quién nos ofreció la primera oportunidad de trabajo haciendo la web de su inmobiliaria. Vanesa ha sido y será un gran apoyo y una gran amiga en la isla. Sin olvidarnos de Josito, Andrea y Ana, que también nos hicieron sentir como en casa los primeros días.

Al cuarto día, nos enteramos de que Rajoy venía a la isla, así que no nos quedó más remedio que ir a manifestarnos. Eso nos dió la oportunidad de conocer a gente como nuestra teta Carmen, una de esas personas que alegran la vida a cualquiera. Gracias a ella, vivimos una gran noche en Birgu, donde conocimos a nuestra family maltesa: Cesar, Christian, Nuria, Maria, Ainhoa Toni, a los que luego se unieron María la portuguesa y Lio. También conocimos a mucha otra gente durante todos esos días.

Seguimos disfrutando de la isla, conociendo gente como el día que se nos fue de las manos con Rafa, Paloma, Alba, Ana y Vanesa, apuntándonos a clases de inglés y aprendiendo a nadar. También estuvimos en un concierto en el Juuls y salimos en el periódico. Siempre nos ocurría algo.

Como ya sabéis nos compramos nuestro coche, un Austin Mini de 1971, con el que hemos podido disfrutar de grandes días como cuando vino nuestra amiga Lola a visitanos, y fuimos a Gozo o Marsaxlokk. Después de su visita tuvimos una entrevista de trabajo e hicimos nuestra primera fiesta en casa en la que conocimos a las grandes María Pita y Ana Paredes.

Gracias al blog, Martin se puso en contacto con nosotros y surgió nuestro primer gran proyecto en Malta. Al principio la gente se preguntaba lo que era, pero llegó la inauguración y todo el mundo conoció en qué consistía “The Parranda“. Estamos muy contentos y orgullosos, ya que la gente está haciendo que la fiesta tenga un buen rollo impresionante. Por esos días también conocimos a Laura y Cristina, nuestras voluntarias favoritas, con su puesto navideño de comercio justo en Valletta.

Antes de Navidad, tuvimos un gran susto y pisamos por primera vez el hospital, justo un día antes de mi cumpleaños, pero todo quedo en eso, en un susto. Así que pudimos irnos a casa por Navidad y volver con fuerzas renovadas, ya que íbamos a celebrar la Nochevieja por primera vez fuera de España. Fue tan espectacular que hasta la utilizamos para un vídeo The Parranda e incluso salió en el periódico. Descubrimos también que los Reyes Magos pasan por Malta y nos dejaron muchos regalos. Lo último que nos ha pasado es que Jose, nuestro DJ, se nos va y tenemos que buscar un nuevo DJ para la fiesta.

Sólo queremos daros las gracias a todos los que nos seguís y nos habéis enviado correos con vuestro cariño y afecto, a toda la gente que conocemos en Malta y no hemos podido nombrar pero que habéis hecho que nuestra estancia aquí esté siendo increíble y por su puesto a Dei, mi compañero de viaje y de ilusiones, ya que sin él esto no habría sido posible. Sólo una cosa más y la más importante, seguimos con la misma ilusión que al principio en esta genial “Aventura de Malta”.

La Aventura de Malta

La Aventura de Malta

Día 77: Mi cumpleaños

Día 77: Mi cumpleaños

Después del susto del día anterior y ya imaginándome mi cumpleaños metido en una habitación de hospital, puedo decir que he pasado un día sensacional y doy las gracias principalmente a Dei, que ha sido el artífice de todas las sorpresas durante el día, y también a todos los que se acordaron de mí hoy vía Facebook, Twitter, Whatsapp, Sms o en alguna llamada. También a la familia que hemos montado en Malta y que se reunieron en una fiesta que no me esperaba para nada. La mayor sorpresa ha sido que nuestro gnomo David, ha aparecido de nuevo en nuestro balcón totalmente recuperado, ¡es un milagro!. Y parece que consigo trajo una mochila muy chula, un ratón inalámbrico y una noche en Comino, que la disfrutaremos cuando haga mejor tiempo. 😉

Para comer, ya que era un día especial, hemos estado mirando un poco opiniones de restaurantes por la red, pero no hemos encontrado nada que nos convenciera por lo que hemos decidido ir a la aventura y hacer honor al nombre del blog. Así que en nuestro bolido, que cumple ya un mes, hemos partido dirección a Valletta. Allí, hemos probado suerte y nos hemos adentrado en la ciudad con el coche en vez de aparcar en Floriana como solemos hacer siempre para evitar pagar. Ha sido una buena decisión, ya que hemos descubierto que cerca del mar hay zonas donde no hay que pagar. Una vez aparcado el pequeño rojo, hemos recorrido las calles de Valleta en busca de un sitio para comer y al final nos hemos decidido por el restaurante “Angelica“. Nos ha llamado la atención porque es un sitio muy curioso y llamativo, ya que es muy retro y está decorado con todo tipo de chocolates y dulces por los estantes. Para comer, yo me decidí por una musaka al estilo maltés (que vienen a ser berenjenas rellenas) y Dei por un plato vegetariano con muy buena pinta, todo acompañado con patatas maltesas (unos 10€ el plato). Estaba todo riquísimo, pero ha habido dos cosas que no nos han gustado: el precio del vino, que es carísimo, cobran 7 u 8 euros por una copa, y la dueña, que era bastante maleducada.

Dedicatorias cumpleaños

Dedicatorias de cumpleaños

Recién comidos hemos ido a la concatedral de San Juan, que Laura y Cristina, las amigas que trabajan en una organización de comercio justo, tienen allí un pequeño puesto de comida y objetos varios de países en desarrollo. Os recomendamos pasaros por allí, tienen cosas muy chulas. A mí, me regalaron el librito que veis en la foto, lo llevaré siempre conmigo ya que no ocupa mucho espacio y ahora lleva escrito dedicatorias muy bonitas que me han escrito a lo largo del día de hoy. De vuelta a casa, y cuando ya pensaba en pasar una tarde tranquila, estaba hablando con mi hermana Rocío y de repente escuché por el balcón, cual Romeo y Juliteta, a unos cuantos locos cantándome el cumpleaños feliz. ¡Son unos grandes! Cesar, Christian, Paloma, Rafa, María, Nuria, y nuevamente María son los susodichos ;-). Un poco más tarde era Vane la que me cantaba del mismo modo el cumpleaños ya que llegaba un poco tarde. Así que todos reunidos hemos estado charlando y echándonos unas risas y hemos estado tan a gusto que se nos ha olvidado hacer un documento gráfico, ¡cachis!. Ya cuando casi todos se han ido, ha venido Josito, que el pobre, a pesar de estar todo el día trabajando, se ha pasado a felicitarme, es un sol este chico. Lo dicho, ¡muchas gracias a todos!

Día 72: Pre-Parranda (12/12/12)

Día 72: Pre-Parranda (12/12/12)

Ya tenemos los nervios encima por los preparativos de la primera “The Parranda” que tiene lugar este jueves. Nos faltaban los últimos detalles para el juego del semáforo que vamos a hacer, así que hemos ido a la papelería Markers, que está situada en Sliema. Es una papelería bastante grande, tiene de todo y los precios son razonables. Allí hemos comprado las pegatinas para que decidáis si queréis que os pongamos en Verde (libre), Amarillo (interrogante) o Rojo (con compromiso).

Por la tarde, teníamos muchos planes para hacer, ya que en la isla estaba Armin Van Buuren y otra gran fiesta de una radio local, pero al final nos decidimos por unos conciertos en Valletta, donde tocaba Carmen, después de una manifestación en defensa de los animales. Hemos pecado de confiados y no hemos llegado a verla actuar, pero ya que estábamos por allí, hemos ido al local donde tocaban y hemos quedado encantados con los precios populares que tenían. Por ejemplo, una pinta “Skol” costaba 1,50€ y un bocata de Atún con su pan maltés y todo, costaba 1,30€, además tenían raciones de caracoles, que algunos probaron. El lugar en cuestión es “Royal British Legion“. Allí conocimos a una chicas que hace tiempo nos escribieron a través del blog, Cristina y Laura, también estaban sus compañeros de piso y trabajo. Trabajan con el Servicio de Voluntariado Europeo para una organización de comercio justo, muy simpáticos todos.

Monaliza

Monaliza

Ya para terminar la noche, hemos ido todos juntos a la inauguración del “Monaliza” , un nuevo bar de ambiente situado en un sitio privilegiado de Valletta. Está incrustado en la muralla que rodea la ciudad que se puede ver desde Sliema Ferries. Los precios no son caros, la copa son 2,40€ y la cerveza Cisk 1,75€ y es un buen lugar para las noches de primavera/verano ya que tiene una terraza espectacular. Como era la inauguración, el sitio estaba lleno de gente y hemos estado muy a gusto charlando en una terraza con vistas a la catedral de Valletta. De vuelta a St Julian’s con nuestro bólido, que para los que aún no lo sepan es un Austin Mini de 1971, hemos dejado a las más animadas en el Juuls y nosotros nos hemos ido para casa, que hay que guardar fuerzas para The  Parranda.