Tag Archives: surfside

La Navidad en Malta

La Navidad en Malta

Este año ha sido la primera vez que paso la Navidad completa en el extranjero. El año pasado ya pasé la Nochevieja y Reyes en Malta, pero estuve durante la semana de Nochebuena en España disfrutando de mi familia y amigos. Este año, por motivos de trabajo y teniendo en cuenta el precio de los billetes, he decidido quedarme y pasar mi primera Navidad completa en Malta.

Navidad en Valletta

Navidad en Valletta

Aquí eso del espíritu navideño se vive de una manera menos intensa, o al menos así lo percibimos los que no somos de aquí cuando lo comparamos con España. La primera consciencia de que llegaba la Navidad la tuve el domingo 22 de Diciembre, cuando fui a pasar el día a Valletta con Cristina y Lola. La idea era tomarnos unas cañas de mediodía, así que pensamos que Valletta podría ser una buena opción para ver su decoración navideña. Después de tomar unas cañas y comer algo en el Albert, decidimos dar una vuelta por las calles de la capital, repletas de gente y con un ambiente muy navideño. Para que os hagáis una idea, tienen hasta un hilo musical con villancicos en las calles.

Después llego la Nochebuena, y con ello el The Cañeo especial que habíamos organizado en La Parrandera. Allí estuvimos desde el mediodía de cañas con todo aquel que se pasó a vivir con nosotros esas horas previas a la cena de Nochebuena, en las que, por lo menos en los pueblos de Castilla La Mancha, es muy típico irse de cañas con los amigos. Después de todo el día de cervecitas y tapas, a eso de las ocho de la tarde, ya estábamos allí reunidos todos los que íbamos a cenar juntos ese día, así que chapamos el chiringuito y nos dirigimos a casa de Alejandro Frechoso, que es donde iba a tener lugar la cena. En el último momento, viendo que algunos conocidos (ahora ya amigos) que se habían pasado por La Parrandera, se habían quedado un poco tirados y no tenían con quien cenar ese día, decidimos invitarlos a cenar con nosotros, así que al final nos juntamos 14 personas para cenar. Una vez en la casa, repartimos las tareas y entre todos preparamos una cena bien completa, en la que no podían faltar los canapés, el vino, los langostinos y un plato principal, que en nuestro caso fue salmón al horno. Como había muchos entrantes e íbamos ya un poco perjudicados, tengo que decir que el salmón ni lo tocamos. Después una cena de lo más surrealista, unas cuantas conversaciones divertidas y los más valientes nos fuimos a terminar la fiesta en esa jungla llamada Paceville.

The Nochevieja

The Nochevieja

Para Nochevieja lo organizamos de manera diferente, ya que entre todos decidimos cenar fuera, así que Cristina y yo nos pusimos manos a la obra para organizar la cena y la fiesta de Nochevieja en la Parrandera, con sus uvas, su cotillón y todo. Para la cena al final, con amigos, amigos de amigos y demás, nos acabamos juntando 36 personas, en esta foto podéis ver la longitud de la mesa. Después llegaron las uvas y con ello las prisas, ya que aún no habíamos comido el postre y teníamos que empezar a hacer hueco para toda la gente que venía a las once y media a comerse las uvas. Enseguida conseguimos medio despejarlo y a diez minutos antes de las campanadas La Parrandera estaba repleta de españoles deseosos de entrar juntos en el 2014 conectando con Televisión Española y con ello, un poco con nuestra gente de España. Tengo que decir que fue un momento muy bonito, y desde aquí aprovecho para dar las gracias a todos los que decidisteis venir a comeros las uvas con nosotros. Después empezó la fiesta, capitaneada por Dj Kinky Blonde y nosotros, entre copa y copa que servíamos, de vez en cuando nos escaqueábamos para echarnos unos bailes con nuestra gente. A pesar de estar trabajando, tengo que decir que me encantó la noche, hasta las seis estuvimos dándolo todo…

Regalo de David

Pepa Pig

La siguiente y última cita tenía lugar hoy, día de Reyes, aunque antes vino su víspera, la Noche de Reyes. Por el día nos fuimos a tomar una caña con Álex, Pablo (nuevos fichajes) y Cristina. El tiempo no acompañaba, y además habíamos quedado en el Dixies (chiringuito en la playa de Sliema), así que enseguida decidimos abortar el plan e irnos a comer a un restaurante chino que está situado enfrente de la bola del mundo de Sliema. Tenemos que decir que la comida estaba bastante buena en general, aunque para ser un chino, era demasiado caro. Una vez terminamos de comer, y después de la sobremesa correspondiente, nos despedimos y cada mochuelo a su olivo. Por la tarde vinieron a casa Belén, Maite y Raquel, y con ellas estuvimos tomando chocolate caliente y panetone. Una vez se fueron, David hizo el amago de ir a comprar sushi al Gochi, pero estaba cerrado, así que nos tuvimos que conformar con pedir comida para llevar en el KFC. No es que sea una exquisitez pero puedes llamar por teléfono y te traen la comida a casa. Después película (“Gru, mi villano favorito”) y a poner los zapatos, a ver si con suerte caía algo. Y sí, sí ha caído. Cuando nos hemos levantado, nos hemos puesto contentos al saber que los Reyes Magos se habían acordado de nosotros. A mí me han regalado un viaje a Amsterdam, un libro, un cd y ropa y a David un radiocassette para el Rojito, una Pepa Pig y un Kinder Sorpresa. Hemos sido muy suertudos, seguramente sea porque fuimos muy buenos en el 2013…

Y nada, ahora toca empezar un nuevo año con ganas, en el que casi seguro pasaremos la mayor parte del tiempo en Malta, pero quién sabe, en el que igual nos planteamos el momento de volver a España. El tiempo lo dirá… ¡Os deseamos un 2014 lleno de aventuras! Los que deis el paso de venir a la isla este año, que no os quepa la menor duda de que las tendréis…

Nueva aventura: La Parrandera

Nueva aventura: La Parrandera

Hoy comienza una nueva aventura para Dei llamada La Parrandera, un nuevo bar español que abre en Malta junto a Carmen en el que se van a realizar múltiples actividades y eventos, como por ejemplo The Parranda y The Cañeo. Para la inauguración han grabado un documental muy divertido bajo el nombre “Searching for La Parrandera”. A continuación lo podéis ver dividido en tres partes.

Recordad, hoy 9 de Noviembre a las siete de la tarde, en la planta baja del Surfside. ¡Os esperamos!

La Parrandera

La Parrandera

 

Día 340: La última Parranda del verano

Día 340: La última Parranda del verano

Hoy era la última Parranda del verano. Han sido muchos los grandes momento que nos ha dado The Parranda Beach Party en el Surfside durante este año y por eso, somos muchos los que no podemos dejar de mencionar The Parranda cuando nos preguntan cómo ha sido nuestro verano en este 2013. Evidentemente hoy teníamos que hacer algo especial para cerrar un verano inolvidable, así que lo primero que se nos ocurrió es que la fiesta durara todo el día para disfrutar al máximo de este día.

A la rica paella

A la rica paella

A las 14:00 empezaba la cosa con una paella gigante. La oferta consistía en un buen plato de paella y un vaso de sangría por 5 euros. Como enseguida se ha gastado, y eso que era para unas 50 personas, hemos tenido que hacer otra, así que algunos hemos terminado de comer a las cuatro de la tarde. Con buena música de fondo, enseguida han empezado a caer los mojitos, los long island y las coronitas, hasta que a las ocho de la tarde ha empezado a pinchar la Kinky Blonde. Hoy como la gente ya estaba animada, enseguida se ha empezado a llenar la pista de baile y a eso de las nueve la noche ya se había creado el ambiente que otros días se creaba a las doce de la noche.

Como era el último día, hoy la cena la pagábamos nosotros y como podéis imaginar la cola que había detrás de la barbacoa de hamburguesas y salchichas era bestial. Yo mismo me he tenido que poner, pinzas en mano, a repartir, ya que el colapso era importante. Aunque no ha dado para repetir, nadie se ha quedado sin probar la comida. Una vez cenados, la fiesta ha continuado hasta pasadas las cuatro de la mañana, hora en la que ha venido la policía a desconectarnos la música. Yo después de todo el día de fiesta, sólo tenía cuerpo para irme a casa, aunque han sido muchos los que han decidido continuar en Paceville.

Esperando para la barbacoa

Esperando para la barbacoa

Muchas gracias a todos por llenar The Parranda Beach Party cada sábado durante todo el verano. Han sido muchos grandes momentos los vividos allí. Ahora, termina el verano, pero muchos no sabéis lo que está por venir en el invierno, así que aprovechamos para anunciarlo: Por fin vamos a tener un espacio español, ya que nos han cedido la parte de abajo del Surfside para hacer diversos eventos durante todo el invierno. Ahora empezarán con la remodelación, para convertirlo en lo más parecido a un bar español. Como no podía ser de otra forma, el sitio se llamará La Parrandera, y en él habrá Parrandas, Cañeos y muchas sorpresas más que están por llegar. De momento podéis darle a “Me gusta” en la página de Facebook para estar al tanto de todo y muy pronto os haremos saber el día de la apertura.

Día 337: Miguelito, no es un adiós, es un hasta luego

Día 337: Miguelito, no es un adiós, es un hasta luego

Últimamente no cesa el ritmo de gente de nuestro círculo que abandona la isla. Es lo malo de vivir en un país de paso para la mayoría, y en el que la gente suele venir a pasar temporadas cortas, y ahora que se acaba el verano es cuando se nota aún más esto. Además, como las despedidas se van sucediendo en muy poco espacio de tiempo no da tiempo a asimilar una marcha, cuando ya tienes la siguiente.

En este caso nuestro protagonista es Miguelito, uno de los miembros de la family maltesa. Caprichos de la vida, le conocimos a los pocos días de llegar a la isla en un viaje de autobús, cuando volvíamos de una protesta a Rajoy que se hizo en Valeta,  pero justo el día de después se iba junto con su novia después de pasar una temporada el año anterior.  Luego volvió por aquí en Abril y ahí fue cuando realmente empezamos a conocer a esta pedazo de persona. Hemos vivido muy buenos momentos con él en fiestas, BBQ, festivales y quedadas de cervezas. Se va a notar su ausencia.

Para despedirnos de él, hoy hemos quedado todos para cenar. Antes de la cita Dei ha estado terminado de montar el vídeo de la última The Parranda Beach Party del verano. Aquí os lo dejo:

Despedida de Miguelito

Despedida de Miguelito

A eso de las siete hemos llegado al Times Square, el bar que nuestra family utiliza como base de reuniones, ya sea para tomar una cerveza o para hacerse un karaoke los viernes. También es un buen lugar para ver partidos de fútbol. Después de tomarnos una allí, hemos ido todos juntos a cenar al Surfside. Como es miércoles, había mucho ambiente ya que es el típico día que los malteses salen a cenar y también de fiesta. Como dice Dei, los miércoles son los nuevos jueves. Allí ha corrido el vino que daba gusto ya que había una oferta y por cada dos cena de dos personas que hemos pedido nos regalado una botella de vino. Como éramos catorce ya podéis echar cuentas de cuantas botellas han caído. Una vez hemos terminado, la mayoría se ha ido a casa, pero quedamos cinco para tomarnos la última en una fiesta que se celebra los miércoles de verano en el mismo lugar donde celebramos The Parranda. Se llama A Little Crush, y hoy era la última del verano. La música era electrónica pero con gusto. Después de estar allí un rato al final hemos tenido que decir: ¡Bye bye Miguelito! Esperamos que la vida te sonría y que vuelvas pronto por aquí.

Día 336: Fútbol en Floriana

Día 336: Fútbol en Floriana

Ahora que el calor ya no es tan fuerte como en estos últimos meses, es una buena época para retomar el ejercicio físico en la calle. La temperatura ahora mismo es ideal, ya que hace calor durante el día y bajan un poco las temperaturas por la noche, así que hoy tenía que ser por fin el día que cumpliría la promesa que le hice a Marco, un italiano que también forma parte del grupo de voluntarios europeos. Casi todos los martes se reúnen en los campos de fútbol que hay en Floriana, justo antes de llegar a la famosa fuente de los tritones de Valletta, en la parte izquierda de la plaza de la independencia si miramos de cara a la fuente.

Playa del Surfside

Playa del Surfside

Como el partido era por la tarde, nos ha dado tiempo a realizar las tareas cotidianas y trabajar un poquito. Dei ha estado montando el vídeo para la Parranda especial del final del verano y mientras lo montaba ha tenido una idea para la que necesitaba imágenes del Surfside, así que para allá que nos hemos ido a grabar. Cuando hemos llegado ya estaba atardeciendo, así que ya no quedaba mucha gente en la playa, pero hemos podido disfrutar de una luz muy bonita y de la tranquilidad de la que es imposible disfrutar en verano. Después de grabar lo que necesitábamos, nos hemos venido a casa y Dei ha seguido con el montaje. El vídeo tiene muy buena pinta, seguramente mañana ya lo tenga finiquitado. Va a estar muy gracioso, ya que en él aparece mucha gente que nos ha enviado vídeos diciendo cómo ha sido su verano en Malta. Imaginamos que mañana lo veréis colgado en el blog.

Campos de futbol

Campos de fútbol de Floriana

Ya por la tarde, he cogido las cosas del fútbol y he puesto rumbo a Valletta con el Rojito, que últimamente se está portando muy bien. Desde el problema que tuvimos en verano no hemos tenido que volver a pasar por el taller, así que cruzamos los dedos para que dure. En menos de quince minutos ya estaba en el parking del campo de fútbol y poco a poco ha ido llegando la gente. Éramos todos de diferente nacionalidad: italianos, españoles, malteses, checos, alemanes, pero el único idioma era el fútbol, así que hemos pasado un rato muy agradable. Aunque yo la verdad es que soy una auténtico patán, pero bueno por lo menos he hecho ejercicio en buena compañía. En Malta, hay un grupo de españoles que organizan este tipo de pachangas y tienen un grupo en facebook, os lo dejo aquí.

Cuando he llegado a casa, Dei no estaba, ya que se había ido a una barbacoa con Laura y James. Por lo visto él no tenía ni idea de dónde iba y apareció en una casa en San Gwann llena de españoles. Ahí han grabado una de las escenas estelares del vídeo que podréis ver mañana.

Día 333: Recorriendo la historia y penúltima Parranda

Día 333: Recorriendo la historia y penúltima Parranda

Como ya pudisteis leer ayer, nos ha venido a visitar Javi, un amigo del pueblo de Dei del mismísimo Corral de Almaguer, también conocido como el pueblo de Sara Carbonero. Después de la fiesta de Gianpula no nos hemos podido levantar muy pronto y hemos dejado que nuestros cuerpos decidieran, así que a las doce o así nos hemos puesto en marcha. Como luego por la tarde noche teníamos The Parranda, no podíamos irnos muy lejos así que hemos decidido recorrer dos de las ciudades más importantes de Malta, Valletta y Mdina.

Javi en Valeta

Javi en Valletta

En ambas, lo ideal es perderse por sus calles y disfrutar de un viaje al pasado, y así lo hacemos cada vez que nos acercamos a ellas. Primero nos hemos puesto en marcha con el Rojito rumbo a Valeta. Allí solemos aparcar en la parte izquierda de la ciudad que queda justo al lado de la catedral, la cual se ve muy bonita desde Sliema Ferries pero una vez en Valletta pierde su notoriedad, ya que parece que su situación no es la más idónea. Como hemos llegado casi a la hora de comer, hemos ido directos al Tico – Tico, un pequeño bar de ambientación española (que no de comida española), que como podéis ver en el enlace, tiene opiniones y comentarios muy diversos. Su especialidad es el pollo con pimientos y os o recomendamos sin lugar a dudas. Ya con nuevas fuerzas, hemos empezado a perdernos por la mayoría de sus calles.

Una vez hemos terminado de dar la vuelta por Valletta, aún nos ha quedado tiempo de ir a Mdina. El plan ha sido el mismo, y por primera vez lo hemos hecho por la tarde-noche, cuando ya los puestos turísticos estaban cerrando.  Como hoy era el día de la independencia maltesa, al igual que en Valletta estaban de preparativos, en Mdina había músicos al lado de la catedral ensayando para el concierto de la noche. Ha sido una maravilla poder escucharles mientras ensayaban. Una vez hemos dado una vuelta por la ciudad, que se ve en apenas quince minutos, nos hemos puesto rumbo a casa y de camino hemos parado a ver la iglesia de Mosta.

Miguelito

Con Miguelito

Alrededor de las siete hemos llegado a casa para ducharnos y prepararnos para ir al Surfside, que The Parranda Beach Party tenía que empezar. Ante la nueva ausencia de DJ Kinky Blonde por vacaciones, Dj Little Curly y Dj de la Hera nos han vuelto a hacer disfrutar hasta las tantas de la mañana. Aunque todavía queda la última Parranda del verano la semana que viene, hoy era la última  para Miguelito, un parrandero de honor que abandona Malta, esperamos que por poco tiempo, al que habréis visto con su camisa de cuadros. Desde aquí te deseamos toda la suerte del mundo, y aunque tu madre Mari Carmen  tiene razón, porque estás siempre en el ‘afterhauer’, también estarás siempre en The Parranda.

 

Virginia

Con Virginia

Lo mismo le pasaba a Virginia, la última chica que Surfside que nos quedaba, que además fue una de las primeras que se puso en contacto con nosotros a través del blog. Nos atosigó a preguntas sobre el tiempo antes de su llegada, que si llovía, que si hacía sol, que hasta cuando…, pero que su gran sonrisa y su cariño nos conquistó el corazón. Luego, desde que empezamos The Parranda Beach Party, junto con Nati, la otra mitad de las chicas Surfside, ha sido uno de nuestros grandes apoyos y sin sus Long Island Ice Tea, o Lolailan como los quieren bautizar, no habría sido lo mismo. Virginia te vamos a echar mucho de menos. Nati a ti ya te llevamos echando de menos desde hace unos días.

Día 324: Una comida junto al mar

Día 324: Una comida junto al mar

Esta mañana hemos hecho rápidamente todo lo que teníamos acumulado de trabajo para irnos prontito a la playa de Sliema, que está justo al lado del Surfside (a la derecha según miras al mar), ya que allí nos estaban esperando Laura y su amiga Nerea. Justo cuando hemos llegado nosotros, ha llegado también Lola, que se unía al plan en el último momento. Allí nos hemos dado un par de chapuzones y nos hemos puesto un poco al día, que se nos acumulan las historias en esta isla. Tengo que decir que este rincón de la playa de Sliema, es de mis favoritos para bañarme. El agua suele estar tranquila y muy limpia, además tiene mucha profundidad, por lo que también es un buen sitio para hacer snorkel.

Como hoy estábamos bastante contentos y Lola quería celebrar que había cobrado, hemos ido a comer al Surfside. Nos hemos sentado en la planta de abajo, ya que es la que está más cerca del mar, y tenemos que decir que hemos estado muy a gusto. Hemos cogido tres pizzas para compartir acompañadas de sus correspondientes cervezas. No es porque nosotros trabajemos aquí, pero hay que reconocer que la comida de este sitio está buenísima. Como Laura tenía prisa, nada más terminar de comer se han ido ella y Nerea y nosotros nos hemos quedado tomando un café con Lola y disfrutando de las vistas. Después hemos vuelto juntos, ya que ella tenía que ver un piso en Balluta Bay.

En el Triq Cinemoon Festival

En el Triq Cinemoon Festival

Por la noche, tocaba Triq Cinemoon Festival, que ya está llegando a su fin, ya que sólo quedaban dos sesiones, la de hoy y la del 26 de Septiembre. Para los que no lo sepáis, Triq Cinemoon es un festival de cine al aire libre que organizan unos amigos en Valletta y que ha tenido un éxito enorme este verano. Hoy la película elegida era Match Point de Woody Allen, y tenemos que decir que la hemos disfrutado mucho comentando un poco para darle más emoción al asunto. El final no nos ha gustado mucho, pero creo que de todas las veces que he ido al festival, hoy ha sido el día que más he disfrutado. El Albert, dueño de L-Ingliz, se ha comportado genial como siempre, y ha sacado bastantes cosas para picar, así que además de disfrutar de la peli nos hemos ido cenados a casa.

 

Día 319: Último mes de The Parranda Beach Party

Día 319: Último mes de The Parranda Beach Party

Hoy, 7 de Septiembre, comenzamos la cuenta atrás de The Parranda Beach Party, la fiesta que organizamos cada sábado en el Surfside. Según lo que hablamos con el dueño del local y teniendo en cuenta que el verano se está acabando, el día 28 de Septiembre tendrá lugar la última fiesta al aire libre del verano. Como si fuera ayer, aún recordamos cuando organizamos la Opening Party del Surfside allá por el 13 de Abril o cuando empezamos nuestro primer sábado oficial como The Parranda Beach Party a primeros de Mayo. Muchos momentos, muchas anécdotas y muchas risas,… Pero bueno, aún nos quedan cuatro fiestas con la de hoy, así que tenemos que seguir disfrutando hasta el último día. Esperamos que el tiempo nos acompañe y podamos darlo todo.

Después de la barbacoa de ayer, hoy por la mañana nos hemos levantado un poco más tarde de lo que nos levantamos últimamente. Una vez puestos en pie, lo primero que hemos hecho ha sido mirar el tiempo y parecía que hoy nos iba a respetar, ya que la lluvia nos ha estado acompañando durante estos últimos días, así que una preocupación menos. Como por la noche teníamos la fiesta y Dei aún no se encontraba bien del todo, después de estar tres días con dolor de garganta y fiebre, hoy hemos decidido quedarnos en casa a pesar de que teníamos a toda la family maltesa de Barbacoa en la playa de Sliema.

Kinky Reguee

Kinky Reggae

A eso de las ocho, hemos llegado al Surfside para empezar la fiesta temática de reggae que teníamos para hoy bajo el nombre Kinky Reggae, ya que fue idea de la Kinky Blonde, que después de la fiesta de hoy se coge unas merecidas vacaciones de dos semanas. Para que os hagáis una idea, lleva pinchando desde febrero de manera interrumpida, y aún así nos ha dicho que va a echar de menos no pinchar durante estas dos semanas. Esperamos que desconecte y disfrute mucho en tierras de Hervás, un precioso pueblo de Cáceres. Después de las doce, tras escuchar algo diferente a la música que solemos poner, hemos vuelto a la música parrandera que nos acompaña casa sábado y allí hemos estado bailoteando hasta las cuatro de la mañana, hora en la que el staff del bar nos ha dicho que ya estaba bien por hoy.  Al terminar, nos hemos quedado como una hora más en la terraza disfrutando de la buena noche que hacía.

Día 312: Un cumpleaños diferente

Día 312: Un cumpleaños diferente
En la puerta de Mdina

En la puerta de Mdina

Hoy es un día especial, es mi 28º cumpleaños! Dei nos ha dejado solos porque con estos días de guía turístico se le ha ido acumulando trabajo. Así que hoy hemos aprovechado y nos hemos levantado un poquito antes para aprovechar el día.  Por la mañana hemos ido a Mdina,  una ciudad amurallada situada en el centro de Malta. Hemos visitado la oficina de turismo para conseguir un mapa y alguna que otra guía de Malta y Gozo, aunque sea un poco tarde, la guardaremos de recuerdo. Justo al lado hay una tienda de Mdina Glass, así que hemos estado echando un vistazo a las pequeñas y algunas no tan pequeñas obras de arte realizadas con cristal. Hemos visto posibles regalos que a la vuelta hemos comprado.

Después hemos estado paseando por la ciudad y hemos entrado en la Catedral de San Pablo, nos ha costado 5 € por persona, también incluye la entrada al museo de la catedral. Allí se pueden ver todo tipo de artilugios de la iglesia (pinturas, monedas,túnicas, etc). Si te gustan todo este tipo de cosas, te parecerá interesante, a nosotros no nos gustó mucho la verdad, bueno a mi madre sí.

Luego decidimos ir a visitar las catacumbas de Rabat, aunque al final no hemos entrado porque costaba otros 5€ por persona y estábamos un poco cansados. Así que hemos vuelto a coger el coche y nos hemos dirigido hacia el noroeste de la isla para ir a Ghajn Tuffieha Bay. De camino nos ha empezado a llover, pero una vez allí, saliendo del coche, ha empezado a llover con más fuerza, así que no hemos tenido que meter en el coche a esperar a ver si dejaba de llover. Después de llegar hasta allí no podíamos irnos sin ver la playa al menos, así que cuando ya no llovía tan fuerte hemos bajado a verla. La verdad es que era una playa bastante bonita, pero la lluvia no nos ha permitido quedarnos más tiempo. Así que después de haber bajado las interminables escaleras, nos ha tocado subirlas y hemos llegado arriba sin aliento.

Hemos vuelto a St Julians para comer, hemos pasado primero por casa de mi hermano, pero seguía liado y ha preferido quedarse en casa. Nosotros hemos comido en el Peppi’s, estaba todo muy bueno. Mi padre ha decidido probar hoy el conejo, parecía estar hecho de forma distinta al que probamos ayer en Xlendi, pero mi padre ha dicho que estaba muy bueno. Así que ahora tenemos la duda de como es el plato típico Maltese Rabbit…

Después de comer, Javi ha ido de nuevo a casa de Dei para ir a recoger a David al aeropuerto, que llegaba hoy después de haber estado más de dos semanas de vacaciones en España. Mientras tanto mis padres y yo nos hemos quedado en la piscina de su hotel, aunque más que una piscina parecía una bañera, pero para refrescarte era suficiente.

The Parranda

The Parranda

Por la noche, nos esperaba la famosa Parranda. Así que una vez estábamos arreglados, sobre las 21:00 , hemos ido a buscar a mi padres y nos hemos dirigido al Surfside. Cuando hemos llegado no había mucha gente ya que por lo visto se empieza a animar sobre las 23:00. Mientras tanto hemos estado cenando en plan picoteo, que hoy no teníamos mucha hambre, el clima húmedo nos la quita. Eso sí, no ha podido faltar una porción de tarta de chocolate para celebrar mi cumpleaños, así que Dei ha improvisado cogiendo una vela de las gordas que tienen en las mesas para que soplara y pidiera el deseo correspondiente.

Allí hemos conocido a muchos de los amigos de mi hermano y David, de algunos ya habíamos oído hablar en alguna ocasión. El ambiente que se crea cada sábado en el Surfside creo que es inmejorable para pasar un buen rato entre amigos. A eso de las 00:00 hemos decidido irnos a casa a descansar ya que estábamos agotados y así hemos dejado a mi hermano y David disfrutar de la Parranda a su aire.

 

Día 308: ¡Llega mi familia!

Día 308: ¡Llega mi familia!

Hoy llegaba mi familia a Malta para visitarme por primera vez desde que me vine a vivir aquí hace ya casi once meses. Como comprenderéis, para causar buena impresión, me he tirado toda la mañana y parte de la tarde limpiando y poniendo todo en orden, que después de estos días, con tanto plan y estando yo sólo en el piso, tenía la casa un poco dejada.

A eso de las ocho de la tarde han aterrizado en Malta con Vueling. Yo no he ido a buscarles al aeropuerto porque justo eran cuatro y no cogía nadie más en el taxi. Así que he quedado con ellos en el hotel Carlton de Sliema, donde se iban a alojar mis padres. Cuando he llegado ya estaban ahí, ya que por lo visto el taxi les ha traído a toda leche, así que la primera toma de contacto que han tenido con la isla ya ha sido bastante cañera. Según me han dicho, el trayecto ha durado 15 minutos y les han cobrado 20 euros, que es el precio estándar que tienen aquí para los traslados al aeropuerto. Como mis padres no saben absolutamente nada de inglés, les he tenido que ayudar a hacer el check-in en el hotel y una vez han dejado las maletas hemos ido a mi casa para que mi hermana y su novio dejaran las suyas, ya que ellos se van a quedar a dormir aquí.

Con mis padres y mi hermana en Balluta Bay

Con mis padres y mi hermana en Balluta Bay

La casa les ha gustado bastante, aunque han llegado muy acalorados después de subir la cuesta que hay de camino. La verdad es que mis padres están bien situados porque de su hotel a mi casa hay unos cinco minutos. Una vez mi hermana Mari Cruz y Javi han dejado sus maletas, hemos salido a dar una vuelta por el paseo marítimo. Lo primero que hemos hecho ha sido bajar hasta Balluta Bay, donde nos hemos hecho algunas fotos, y de ahí hemos ido andando por todo el paseo de Sliema hasta llegar al Surfside, donde hemos aprovechado para cenar.

Allí ha empezado la odisea con la carta, ya que mis padres eran incapaces de enterarse de nada de lo que ponía, así que les hemos traducido hasta que ya han decidido lo que querían. Hemos pedido dos risottos (para mi hermana y para mí), una ensalada (para mi madre), unas costillas (para mi padre) y una pizza (para Javi). La verdad es que nos hemos pasado pidiendo, ya que en el Surfside los platos son muy grandes y al final nos ha sobrado la mitad de la comida. Con el vino y el agua han sido unos 66 euros todo. Después hemos vuelto tranquilamente andando hasta el hotel, donde hemos dejado a mis padres y nosotros nos hemos venido a casa, que mañana nos espera un día muy largo de turismo.