Tag Archives: st julian’s

Gana un curso de inglés de 2 semanas con Maltalingua

Gana un curso de inglés de 2 semanas con Maltalingua

Maltalingua es una de las escuelas con las que colaboramos casi desde nuestros comienzos. Está situada en un edificio histórico recientemente reformado justo al lado de la bahía de St.Julian’s. La escuela posee aulas modernas y bonitas, una sala de conferencias, cafetería con internet gratuito, cantina y una biblioteca con préstamo de libros. El mayor atractivo de la escuela es la gran terraza en el tejado y la piscina, que es el mayor punto de reuniones sociales de la escuela.

Maltalingua ofrece varias opciones de alojamiento según tus necesidades personales y tu situación económica. Tanto si te gustaría vivir con una familia de habla inglesa o en un hotel de lujo con todo incluido, podemos ayudarte a encontrar el alojamiento más conveniente. La opción más económica siempre son los apartamentos compartidos, que además están situados a poca distancia de la escuela.

 

 

 

 

 

Ahora, gracias a la colaboración de Maltalingua y La Aventura de Malta, puedes ganar un curso de inglés de dos semanas con alojamiento mientras compruebas tu nivel de inglés completando este cuestionario.

¡Mucha suerte a todos!

Dia 343: Así limpiaba, así, así…

Dia 343: Así limpiaba, así, así…

Después de firmar el contrato del nuevo piso ayer, hoy nos tocaba una dura jornada de mudanza y limpieza. La ventaja es que la casa nueva está a menos de un minuto de la anterior, así que hemos podido hacer la mudanza a pie y no nos ha llevado demasiado tiempo.  Lo peor ha sido que al entrar en el nuevo piso nos hemos dado cuenta de que no habían llevado a nadie de limpieza y nos hemos hemos tenido que pegar una buena paliza limpiando. Evidentemente nos hemos quejado a la casera y le hemos pedido que por favor contratara a alguien para limpiarlo, pero como nos ha dicho que hasta la semana que viene no sería posible, nos ha ofrecido un descuento en el precio del alquiler a cambio de que lo limpiemos nosotros, así que al final hemos aceptado.

Vistas desde la nueva casa

Vistas desde la nueva casa

Horno, nevera, baño, cristales,… como veis, hemos pasado un día de lo más entretenido, y lo peor es que no hemos terminado del todo, ya que mañana nos tocará limpiar también la casa vieja para entregarla lo más limpia posible. Lo bueno de todo esto es que cuando terminemos esta dura jornada de limpieza y mudanza, podremos disfrutar tranquilamente de las vistas que podéis ver en la foto. Levantarte por las mañanas y tener esas vistas a Balluta Bay, hacen que todo este esfuerzo merezca la pena.

Hoy ha sido la primera noche que vamos a pasar en la casa nueva pero imaginamos que después de todo el curro que nos hemos pegado dormiremos del tirón, si la luz nos lo permite. Para los que vais a venir a vivir aquí y aún no lo sabéis, en Malta las persianas no están precisamente de moda, y en esta nueva casa tenemos toda una pared de cristal que tenemos que cubrir con estores, así que a ver qué tal se nos da…

Día 306: Fiestas de St Julian’s

Día 306: Fiestas de St Julian’s

Esto realmente es una continuación del día de ayer, ya que hoy he empezado este domingo con Pedro y Elena sin habernos acostado. Después de desayunar y tomarnos la primera cerveza en el mismo sitio, ya a las diez de la mañana, hemos decidido ir a las fiestas de St Julian’s, aunque tengo que confesar que les he convencido y han venido medio obligados, con la excusa de que a esas horas ya tenían que haber empezado y tenían que echarle un ojo por lo menos. Así ha sido, cuando hemos entrado en Spinola Bay, nos hemos topado con la banda de música de frente y en ese momento hemos decidido unirnos al jolgorio. Aunque durante estos días me he pasado por las fiestas de St Julian’s, hoy realmente era el día gordo y tenía que vivirlo desde primera hora de la mañana.

Con Laura en las fiestas de St Julian's

Con Laura en las fiestas de St Julian’s

La primera parada ha sido la taberna, que parece ser que por su posición estratégica es el bar que más gente concentra de todas las fiestas. Allí hemos tomado un par de Cisk más, hasta que ha Pedro y Elena han decidido irse porque no podían más después de haber aguantado como campeones desde ayer, y ha llegado Laura a hacerles el relevo. Laura venía acompañada de James, y con él y sus amigos hemos ido al Tony’s Bar, otro bar mítico de Spinola Bay. Allí hemos tomado otro par de cervezas más, aunque ya empezaba a ser demasiado para mí.

Cuando me ha entrado el cansancio absoluto, Laura y yo hemos decidido ir a comprar una hamburguesa al Mc Donald’s para reponer fuerzas y después nos hemos dado un baño en la misma Spinola Bay. Lo bueno que tiene Malta es que te puedes bañar en cualquier sitio, aunque estés en mitad de la ciudad. Después del baño, ya a las tres de la tarde, hemos vuelto al Tony’s Bar y ahí ya me he despedido, que no podía más. El resto del día, como imagináis, lo he pasado durmiendo después de esta maratón de Parranda-Paceville-Fiestas de St Julian’s que me he metido. Qué grandes momentos he pasado tanto durante la noche como por el día.

Día 305: La noche más larga

Día 305: La noche más larga

Hoy sábado era día The Parranda. Durante toda la semana hemos estado promocionándola mediante un vídeo bastante gracioso que grabamos la semana pasada y que aún no había subido, así que aquí os lo dejo para que no os quedéis sin ver las apariciones de la Kinky, Elena, De la Hera, La Paredes, Nuria y demás. Gracias por vuestra colaboración chicos:

Como tanto David como Carmen siguen de vacaciones en España, hoy también me ha tocado estar solo desde el principio organizando toda la historia, aunque enseguida ha llegado la Kinky y ha empezado a poner música. Ya sabéis que al principio ponemos música más tranquila, más chill y vamos increcendo según van pasando las horas. A partir de las once es cuando siempre se llena el Surfside y últimamente la gente aguanta allí hasta la hora de cierre, que poco a poco hemos conseguido que sean las 4 de la mañana.

Y se nos hizo de día...

Y se nos hizo de día…

Como siempre, algunos nos quedamos con ganas de más, así que después de cerrar me he ido en taxi a Paceville con algunas de las amigas de Elena que han venido estos días a visitarla. Una vez hemos llegado allí, ellas han decidido irse, pero yo he decidido continuar la fiesta con Pedro y Elena, que han aparecido en el momento más oportuno. Cómo no, hemos ido al Native, donde juraría que hemos estado hasta que lo han cerrado, aunque no lo tengo muy claro. Después, ya de día, les he acompañado al autobús, pero teníamos una conversación tan interesante que hemos decidido irnos a desayunar juntos los tres. Cuando íbamos de camino, nos han invitado desde una terraza a subir a una casa, y para arriba que hemos ido los tres sin pensárnoslo mucho. Después de aceptar una última copa y charlas un rato con ellos, esta vez sí, nos hemos ido a desayunar.

Hemos desayunado en un bar que está justo enfrente del Barcelona, donde cualquier cosa que te pidas para desayunar vale un euro, desde un sandwich a un bollo. Después de desayunar, hemos empezado a pedir cervezas y al final hemos acabado en las fiestas de St Julian’s. Podría seguir contando cómo ha seguido la cosa, ya que al final se nos han juntado dos días, siendo esta la noche más larga que he pasado desde que estoy en Malta, pero eso ya lo dejo para mañana.

Día 304: Breve aparición en las fiestas de St Julian’s

Día 304: Breve aparición en las fiestas de St Julian’s

Después de la noche de muerte y destrucción de ayer, hoy no tenía el cuerpo para mucho, así que me he pasado prácticamente todo el día en casa sin hacer casi nada. Ya a eso de las ocho, he recibido la llamada de Laura preguntándome que si iba  hacer algo hoy. De primeras me ha dado pereza cualquier plan, pero a los diez minutos le he devuelto la llamada diciéndole que sí, que me sacara de casa, a que me diera un poco el aire.

Spinola Bay se viste de fiesta

Spinola Bay se viste de fiesta

Hemos decidido ir a las fiestas de St Julian’s, así que ha pasado por mi casa junto con Cristina, James y Piotr y juntos hemos bajado hasta Spinola Bay, donde se concentraba casi todo el jaleo. Como podéis ver en la foto, el barrio estaba muy bonito e iluminado, cómo no podía ser de otra forma. En Malta para arreglar carreteras no habrá, pero bien de bombillas y bien de fuegos artificiales en cualquier fiesta popular. Cristina y yo no hemos aguantado demasiado por ahí y a eso de las once hemos decidido retirarnos a casa, que después del tute que nos dimos ayer, hoy no teníamos el cuerpo para tonterías. Así que nada, después de bebernos una cerveza casi a la fuerza y de ver los fuegos artificiales, nos hemos ido caminando hasta casa, y lo suyo nos ha costado, ya que ni las piernas nos respondían.

Mañana más y mejor.