Tag Archives: spinola bay

Día 304: Breve aparición en las fiestas de St Julian’s

Día 304: Breve aparición en las fiestas de St Julian’s

Después de la noche de muerte y destrucción de ayer, hoy no tenía el cuerpo para mucho, así que me he pasado prácticamente todo el día en casa sin hacer casi nada. Ya a eso de las ocho, he recibido la llamada de Laura preguntándome que si iba  hacer algo hoy. De primeras me ha dado pereza cualquier plan, pero a los diez minutos le he devuelto la llamada diciéndole que sí, que me sacara de casa, a que me diera un poco el aire.

Spinola Bay se viste de fiesta

Spinola Bay se viste de fiesta

Hemos decidido ir a las fiestas de St Julian’s, así que ha pasado por mi casa junto con Cristina, James y Piotr y juntos hemos bajado hasta Spinola Bay, donde se concentraba casi todo el jaleo. Como podéis ver en la foto, el barrio estaba muy bonito e iluminado, cómo no podía ser de otra forma. En Malta para arreglar carreteras no habrá, pero bien de bombillas y bien de fuegos artificiales en cualquier fiesta popular. Cristina y yo no hemos aguantado demasiado por ahí y a eso de las once hemos decidido retirarnos a casa, que después del tute que nos dimos ayer, hoy no teníamos el cuerpo para tonterías. Así que nada, después de bebernos una cerveza casi a la fuerza y de ver los fuegos artificiales, nos hemos ido caminando hasta casa, y lo suyo nos ha costado, ya que ni las piernas nos respondían.

Mañana más y mejor.

Día 269: Grabación del vídeo para la Boat Party

Día 269: Grabación del vídeo para la Boat Party

Por la mañana, lo más interesante que he hecho, ha sido hacer mi primer gazpacho andaluz. Siempre había querido hacerlo pero nunca me había atrevido hasta hoy cuando me he dispuesto a conseguir los ingredientes y aplicar la receta que me explicó mi madre cuando estuve en España, eso sí, consultando también en internet. Por la tarde teníamos la grabación del vídeo de promoción para la primera Boat Party de The Parranda.

¡Nos vamos The Boat Party!

¡Nos vamos The Boat Party!

Aunque durante todo este tiempo hemos estado trabajando en la Boat Party, no hemos podido decir nada porque todavía no teníamos todo atado. Ya teníamos las entradas impresas, los carteles diseñados y, desde ayer, el barco elegido, así que lo único que faltaba era grabar un vídeo de promoción. Los que conocéis The Parranda, sabéis que somos muy fans de los vídeos, así que no podíamos dejar la oportunidad de grabar uno para esta fiesta que teníamos que teníamos tantas ganas de hacer.

Para esta ocasión hemos contado con la colaboración de Maite y Virginia, que han sido muy valientes, y se han prestado a subirse a una mini barca de las que hay atracadas en Spinola Bay, poniendo su vida en peligro. Bueno, igual su vida no, pero un remojón si se podían haber llevado. Tenemos que decir que nos hemos reído muchísimo grabándolo y que después de verlas a ellas tan felices en la barca, tanto Carmen, como David y yo, no hemos podido resistir la tentación de hacernos una foto en la barquita con el photocall de The Parranda. Hemos sufrido un poco, pero todo sea por inmortalizar ese momento. Eso sí, se llega a meter uno más en la barca y acabamos en el agua.

Después hemos ido a tomar algo a la terraza del Juuls, que después de un rodaje tan duro, había que reponer fuerzas. Allí hemos estado hasta las nueve más o menos, que ha sido cuando nos hemos venido a casa y yo me he puesto a montar el vídeo, que no podíamos esperar más para lanzar toda la promoción. Aquí podéis ver el resultado:

Día 258: Despedida a la maltesa

Día 258: Despedida a la maltesa

Hoy ha sido el penúltimo día de Sara y Javi en la isla. Mientras ellos han ido a pasar el día a Comino, nosotros nos quedábamos haciendo nuestras tareas habituales. Luego, para descansar un poco, nos hemos enganchado a Black Mirror. Estos días hemos estado viendo la primera temporada, que te deja impactado desde el primer capitulo, y hoy hemos empezado la segunda. Como son capítulos que no tienen que ver el uno con el otro, puedes verlos sueltos. Eso sí, tienen una temática común, los medios de comunicación.

Ya bien entrada la tarde, han llegado más morenos de lo que vinieron ya que han estado desde las diez de la mañana hasta las seis de la tarde en el pequeño islote que se encuentra en la parte norte de la isla. La lancha para ir a ella les ha costado diez euros y han negociado volver un poco más tarde de lo habitual, ya que la lanchas suelen volver sobre las 5 o 5 y media. Nos han contado que han alquilado una tumbona, para intentar estar más o menos cómodos ante la masificación de la Blue Lagoon, les ha costado cuatro euros todo el día.

Monumento Love en Spinola Bay

Reflejo del monumento Love en Spinola Bay

Para despedirnos, hemos decidido ir a dar una vuelta por St Julian’s y Portomaso, ya que no habían visto esta zona, así que hemos ido andando por el paseo marítimo de St. Julians hasta llegar a Spinola Bay. Allí, después de diez meses viviendo aquí, por fin hemos podido ver el reflejo de la escultura LOVE en el agua. Es algo que habíamos leído pero nunca habíamos conseguido verlo porque pensábamos que teníamos que verlo desde el monumento, y hoy por fin nos hemos dado cuenta de que hay que verlo desde uno de los lados, como podéis ver en la foto. Después del gran descubrimiento, hemos bajado hasta Portomaso y hemos llegado hasta la playa de Paceville. Después de hacer hambre con el paseo, hemos ido a cenar al Gululu, que es un restaurante de comida maltesa que se encuentra en Spinola Bay. Allí hemos pedido un picoteo compuesto de  varios dip malteses, en el que no podía faltar la Bigilla y las famosas Gallettis. También hemos pedido unas Ftira L-form para compartir, que son una versión maltesa de las pizzas italianas. Hemos pedido una que llevaba hummus y otra con la típica salchicha maltesa, todo bastante rico. Para terminar la noche y que se despidieran bien de la isla, nos hemos ido a dar una vuelta por Paceville y hemos hecho una pequeña ronda de chupitos por alguno de sus locales. Hemos estado en el Footloose, en el Coyote y hemos terminado en el Native, como no podía ser de otra manera. El Coyote nos ha sorprendido gratamente, ya que aún no habíamos estado, así que habrá que repetir para salir un poco de la rutina.

Día 219: El primer The Cañeo

Día 219: El primer The Cañeo

Después de crear The Parranda, nos quedamos con ganas de un evento de mañana, de comer, de tapas, de cañas.  De ahí nació The Cañeo hace por lo menos un par de meses pero no se ha hecho realidad hasta hoy. Hoy era la primera vez que lo hacíamos y el sitio elegido para hacerlo ha sido el Me Lounge, un bar con una terraza increíble que está situado en la mismísima Spinola Bay, justo al lado del mar, así que imaginaros las vistas.

The Cañeo con la family maltesa

The Cañeo con la family maltesa

El evento tenía lugar a las doce y media del mediodía, así que un poco antes nos hemos puesto rumbo al Me Lounge con el Rojito, que una vez más nos ha vuelto a dar otro “susto”. Desde hace unos días, no nos funciona el indicador de gasolina y hoy, nada más bajar la cuesta de Balluta Bay, justo al lado del hotel Meridien, nos hemos quedado tirados, así que yo, como iba con la hora justa, me he bajado y he ido andando hasta el sitio con Laura y Cristina, que justo nos estaban esperando ahí. Mientras tanto, David se ha tenido que ir a buscar una garrafa de gasolina a la gasolinera más cercana que estuviera abierta un domingo por la mañana. Era imprescindible que viniera con el coche, ya que ahí llevábamos todo lo necesario para nuestro photocall-escenario, entre muchas otras cosas, llevábamos una mesa.

Cuando hemos llegado al Melounge ya había gente con su caña esperando la correspondiente tapa prometida, en ese momento ha comenzado The Cañeo. La idea consiste en cinco rondas, que vienen siendo cinco cañas, con sus correspondientes cinco tapas  (2 euros la caña con la tapa). Gazpacho, tortilla, croquetas, patatas ali-oli y pisto, esas eran las cinco tapas que habíamos elegido para hoy. Con ellas, hemos repartido unos papeles en los que los camareros iban anotando por qué ronda iba cada uno. Si te tomabas las cinco, te invitaban a un chupito. Después hemos empezado con las copas y, como la música no dejaba de sonar y los cuerpos ya estaban bastante animados, también han empezado los bailes. Allí hemos estado hasta las diez de la noche, super a gusto, pasando el domingo de una manera diferente. Más de uno ha cogido una de las dos camas balinesas que hay y no la han soltado hasta esa hora. Esto no será un evento semanal, así que avisaremos para la próxima. Muchas gracias a todos los que os habéis animado esta primera vez a ciegas.

Día 217: Buenas vistas a buen precio

Día 217: Buenas vistas a buen precio

Después de la fiesta de anoche, tenía poco cuerpo para levantarme pronto, pero había quedado con Marcos, un nuevo chico que ha llegado a la isla, para ir a ESE y enseñarle la escuela. Ha rugido el Rojito y me he puesto rumbo al Surfside, ya que habíamos quedado por allí.

Por sorpresa no sólo estaba Marcos, también estaba Berta, que ha vuelto a Malta después de vivir aquí un tiempo para vivir con él. Los tres hemos sorteado todas las grúas que hay por el paseo de Sliema y St Julians, que no sé qué ajetreo se traen últimamente, pero lo único que hacen es crear unos atascos enormes y resulta casi insufrible conducir por esta zona. Por fin hemos llegado a ESE, que está situada en Paceville, y hemos tenido la suerte de aparcar rápido, teniendo en cuenta que esta zona siempre está llena de coches. Marcos se ha quedado encantado con la escuela y será un futuro estudiante a partir de la semana que viene.

Vistas desde Mc. Donals

Vistas desde Mc Donalds

La tarde nos la hemos tomado con un poco de relax y sólo hemos salido última hora a cenar fuera. Teníamos un poco de mono de comida basura, así que hemos ido a comer una hamburguesa al Mc Donalds que está en St Julians. Lo bueno de éste es que tiene una terraza con vistas a Spinola Bay. Es incomprensible que siempre esté vacía, ya que comer en un sitio tan barato con unas vistas tan espectaculares es todo un lujo. Así se disfruta mucho más de cualquier comida, incluida la hamburguesa. Justo antes de irnos, han aparecido Cristina y Piotr, que venían de rematar los últimos preparativos del festival que tienen mañana en Valletta. Es el Festival Fair Trade and Social Exclusion, contra la exclusión infantil. Les hemos visto pasar por la bahía y después de pegarles un grito hemos bajado a tomarnos una cerveza con ellos en el bar al que llamamos “La Taberna”, que está justo al lado del Mc Donalds.

Día 150: El día perfecto

Día 150: El día perfecto

¡Hola chicos! Hoy la encargada de comentar este día inolvidable voy a ser yo, Rocío, la hermana de David. Hoy ha sido un día que por mucho que pase el tiempo no olvidaré, y eso que el despertar no ha sido todo lo bonito que hubiese deseado. La resaca ha hecho acto de presencia y el servicio despertador llamado Barbi ha saltado muy pronto. A las 11 de la mañana ya estábamos todos despiertos haciendo turnos de ducha y, la verdad, que para ser tantas personas en la casa okupa, no hemos tardado mucho. En una hora estábamos todos bien lavaditos y perfumados, así que en cuanto han llegado Ana y Josito a casa, Batu (Dei) ha cogido las cervecitas para empezar bien el día en Marsaxlokk donde habíamos quedado con Carmen y Alberto de la Hera.

Nuestro plan inicial era hacer una barbacoa en la playa, pero dado que hoy daban los resultados de las elecciones nacionales, no han abierto ninguna tienda y no hemos podido comprar las parrillas desechables, por lo que hemos tenido que pasar al plan B. Nos hemos hecho unas fotitos en el embarcadero con las barquitas típicas maltesas y nos hemos ido a un chiringuito a tomar unas cuantas Cisk disfrutando del paisaje y de esos 20 graditos que brillan por su ausencia en España. A eso de las 3 hemos hecho el primer pensamiento de ir a comer, pero hasta las 4 no nos hemos decidido a levantarnos,se estaba tan bien al solecito… Cerca estaba el Rising Sun Bar, un bar con terracita que nos había recomendado Mariola, a la que desde aquí le doy las gracias. Totalmente recomendable, por diez euros nos hemos puesto las botas. Hemos comido pulpo, pescaito y patatas fritas, todo muy rico. Además los dueños eran super simpáticos y sabían un poco de español. Todos hemos salido encantados y desde luego que cuando vuelva pasaré nuevamente por allí. Estábamos tan a gusto que no nos hemos dado cuenta de la hora y se nos ha hecho tan tarde que nuestra intención de ver el atardecer tirados en una cala se ha visto truncada.

El atardecer no lo hemos visto pero nuestros planes han seguido adelante e igualmente hemos ido. Malta tiene unas vistas impresionantes, pero de lo que no me olvidare es de estar en ese lugar con mis grandes amigos escuchando a la simpatiquísima Carmen deleitándonos con sus canciones personales. Tengo que confesar que algunos nos hemos emocionado con varios de sus temas. Ese lugar tan espectacular se llama St Peter’s Pool y lo podéis ver en la imagen. Ha sido un momento muy mágico.

Ya por la noche hemos regresado a casa para que Javi, Barbi y Laura nos cocinaran nuestro plato estrella español, tortilla de patatas, de la cual tengo que decir que estaba de muerte. Para terminar la noche hemos salido a dar una vuelta porque nos comentaron que había celebración de elecciones. Aquí en Malta las elecciones revolucionan tanto el país como en España la Selección española de fútbol. Hemos estado en Spinola Bay con todos los malteses celebrándolo hasta que, a eso de las doce, ha terminado la celebración y hemos ido al Bar Celona a tomar la última de este día perfecto.

Día 134: Se acercan las elecciones

Día 134: Se acercan las elecciones

Hoy era el día de Vito. Este malagueño, profesor de inglés, vino a Malta a buscar nuevas metas e ilusiones más o menos en las mismas fechas que llegamos nosotros, allá en Octubre. Al igual que ayer decíamos que la isla era un pañuelo, también tenemos que decir que no habíamos coincidido con él hasta el otro día cuando estuvimos con el en el Native. Vito, trabaja como monitor en EF, una de las mayores escuelas de inglés de la isla. Es un seguidor confeso del blog, así que decidimos aceptar su invitación para conocer la escuela y poder llegar a un acuerdo para colaborar con ellos. Fue una charla diferente a las que habíamos tenido hasta ahora con las escuelas, así que ya os iremos informando si llegamos a un acuerdo para colaborar con ellos.

Más tarde, hemos quedado con Borja, no sé si recordáis que es el padre de una familia con dos niños que vino recientemente a la isla. Nos fuimos a tomar un café al Burguer King de Paceville donde nos contó un poco las inquietudes sobre la escolarización de los niños y su charla con el embajador en Malta. Dejamos ese tema para cuando vayamos nosotros personalmente a conocerle, esperamos que próximamente

Spinola Bay

Spinola Bay

Ya a última hora, hemos quedado con Martin y ,como el lugar donde teníamos previsto vernos estaba cerrado, hemos caído en un bar que esta justo debajo de la sede del Partido Laborista en Spinola Bay. Martin nos ha contado que ese será el lugar en el que se celebrará la victoria del partido, en caso de que gane las próximas elecciones que se celebrarán el próximo 10 de Marzo. Según los sondeos el partido Laborista (más socialdemocráta ) se impondrá al partido Nacionalista (más a la derecha) que actualmente se encuentra en el poder. Esto significaría un cambio importante en el país, ya que los nacionalistas llevan gobernando 25 años seguidos. Según palabras de los malteses, aquí se celebran las victorias electorales más que si ganaran el mundial de fútbol, así que como no nos queremos meter en política y menos en un país del que nos falta mucho por aprender, nos uniremos a la celebración gane quien gane.

Día 128: Día de fútbol en Malta

Día 128: Día de fútbol en Malta

Como veis en los últimos días hemos ido quedando con gente que nos ha contactado por medio del blog y que ya están por aquí en Malta. La verdad es que es una alegría poneros cara a cada uno de vosotros y poder compartir nuestras experiencias en la isla. Hoy me ha hecho especial ilusión conocer a Leticia, una fiel seguidora del blog.

Leticia viene de un pueblo de Soria que se llama San Pedro Manrique, muy famoso por su paso del fuego durante la noche de San Juan. Ahora entenderéis por qué me ha hecho especial ilusión conocerla. Hemos quedado para vernos en la pequeña taberna que hay al lado del Mc Donals en Spinola Bay. Ya os hemos comentado que este bar es muy frecuentado por los españoles y que de vez en cuando ponen alguna pequeña tapa. Allí hemos estado contando nuestras experiencias en la isla, ella también nos ha contado las suyas, ya que también estuvo hace un tiempo estudiando inglés en Gozo. A los que os guste llevar una vida tranquila, es otra posibilidad que os podéis plantear, ya que Gozo es mucho más tranquilo que la isla de Malta. Según nos ha contado Leticia, es lo más parecido a vivir en un pueblo en España.

The Beer Garden

The Beer Garden

Luego hemos ido a otro pequeño bar que se llama Beer Garden, que está cerca de Portomaso. Podríais pensar que es un sitio pijo por estar muy cerca de la zona más cara de Malta, pero es lo contrario. Es pequeño, no es caro y la decoración es bastante antigua, en las paredes tienen colgadas bufandas de equipos de fútbol. Lo que si que os recomendamos es que no comáis allí, nosotros hemos pedido sandwiches y de la nevera te lo ponen en el plato, sin calentarlo un poco ni nada. Lo mejor es tomar unas cervezas o una botella de vino (5 euros) en su bonito patio.

Una vez que nos hemos despedido de Leticia, hemos dado una vuelta por las tiendas de Paceville buscando tabaco para la cachimba y algo de decoración para la Parranda de mañana. Durante la búsqueda nos hemos encontrado con Tamy y Lucía, que trabajan en el Barcelona Lounge, que está situado en el Bay Street, el centro comercial de Paceville. Como Lucía ya terminaba su jornada, se ha vuelto con nosotros para casa.

Durante el camino nos ha pillado una buena tormenta y hemos llegado a casa empapados. Al llegar, lo primero que hemos hecho ha sido encender la estufa para secarnos y descansar un rato para poder ir luego a ver el partido Real Madrid – Manchester. El nivel del fútbol maltés viene a ser como la tercera división española, por lo que el interés en su liga es mínimo, así que centran su atención sobre todo en la Premier y Calcio. Además, era un partido muy esperado para los españoles en la isla y nos lanzamos a los bares para verlo. Yo me he decidido por ir al Cube, un club de copas que tenía oferta de 2×1 durante todo el partido. Allí trabaja Iker, que es el responsable de que me animara a verlo allí y al final nos hemos reunido unos cuantos españoles viendo el partido.

Día 18: Probando la comida maltesa

Día 18: Probando la comida maltesa

Hoy hemos estado todo el día en casa trabajando, así que ha sido un día muy bien aprovechado. A eso de las ocho y media hemos salido por fin para tomar algo algo con Rafa y Paloma, dos españoles que llegaron ayer a la isla y que están buscando piso con la ayuda de Vane. Hemos repetido en el kiosko de Balluta Bay, que es ya de nuestros sitios favoritos de la isla.

Después hemos ido a cenar al Gululu, uno de los pocos restaurantes de comida maltesa. Está situado justo en Spinola Bay, a la orilla del mar, con unas vistas muy bonitas. La comida es una mezcla de cocina mediterránea, sobre todo italiana, con influencias árabes. Los chicos hemos optado por la Fitra Miftuha, que es una especie de pizza con un agujero en medio. David y yo hemos pedido la bil-Haruf  que lleva cordero, humus, queso, feta, comino y mozzarella. Si os fijáis, es una mezcla de comida italiana, árabe y griega. Rafa arriesgó un poco menos y pidió la bit-Toon (atún, anchoas, aceitunas, orégano, tomate y mozarella). Y Paloma pidió uno de los platos malteses más popularesSpaghetti biz-Zalza tal-Fenek, que vienen siendo espaguetis con salsa de conejo. Como veis el menú está en maltés, que es junto con el inglés el idioma oficial de Malta. Al igual que la comida, también es una mezcla de árabe, italiano, inglés y algún que otro idioma más. El sitio está bastante bien de precio (hemos tocado a unos 12€ por cabeza) y la comida estaba muy buena.

David, el nuevo inquilino

David, el nuevo inquilino

Allí nos hemos encontrado con algunos de los españoles que hemos conocido estos días, que justo estaban en el restaurante de al lado celebrando un cumpleaños. Así que nos hemos ido con ellos a un bar español que han abierto hace poco, también en Spinola. Tienen previsto poner una terraza con muy buena pinta, pero aún siguen esperando los permisos. Aquí en Malta, las cosas de palacio van despacio, sobre todo si no eres maltés.

Al final, para variar, hemos acabado en Paceville. Hemos estado en el Native, que es el sitio al que suelen ir los españoles. Yo le estoy empezando a coger mucha manía y eso que sólo he estado dos veces. Habrá que descubrir nuevos lugares.

El que veis en la foto es nuestro nuevo inquilino. Llegó el jueves y aún no tiene nombre, aunque mi amiga Beota sugiere, que ya puestos, le llamemos David también, por lo de David y el gnomo y tal. Sería el tercer David de la casa. No hay dos sin tres…