Tag Archives: portomaso

Día 313: Marsaxlokk, un pueblo con encanto

Día 313: Marsaxlokk, un pueblo con encanto

Como hoy habíamos quedado más tarde para que los Davices pudieran descansar algo más después de darlo todo en The Parranda, nosotros también hemos aprovechado para dormir un poquito más. Hoy como es Domingo ha tocado visita obligada a Marsaxlokk, un pueblo pesquero situado al sureste de la isla. Los domingos toca mercadillo, allí puedes comprar desde pescado hasta souvenirs… Hemos dado una vuelta por los puestos y hemos comprado algún que otro souvenir. Como hemos llegado tarde, los puestos del pescado ya los estaban recogiendo…

En Marsaxlokk

En Marsaxlokk

Después nos hemos ido a comer a un pequeño bar que conocían mi hermano y David, el Rising Sun Bar. Los dueños nos han demostrado lo efectivas que son sus clases de español, una pareja muy simpática. Hemos comido pescado, pulpo, patatas al estilo maltés y pisto, y mientras esperábamos, ¡nos han puesto de aperitivo caracoles! Con ese detalle se han ganado a mi padre, ya que quizá en otras familias no sea muy normal comer caracoles, pero en la nuestra es bastante habitual. Como ayer fue mi cumpleaños hoy les he invitado a comer y la verdad es que nos hemos puesto las botas y no me ha costado mucho, poco más de 10 € por cabeza… Además nos han invitado a los cafés. ¡Más barato imposible!

Con la barriga llena nos hemos ido a dar un chapuzón a Pretty Bay, que está a pocos minutos de Marsaxlokk. La verdad es que el nombre no tiene nada que ver con la playa, al lado hay un puerto de carga que le quita todo el encanto. A mis padres les ha gustado mucho, porque es del tipo de playas que les gustan a ellos,playa de arena y agua con buena temperatura.

Por la noche hemos salido a cenar fuera. Hemos paseado por la zona pija de Malta (Portomaso) y luego hemos ido a cenar al restaurante Sardinella, cercano a Paceville. Hemos compartido unas pizzas entre todos, la pizza Sardinella era la que estaba más buena. Después de la pizza a algunos les quedaba aún hueco en el estómago para comerse un helado, así que hemos ido a una heladería cercana al Hotel Carlton. El helado de Nutella está buenísimo pero es una bomba explosiva! Después de el helado nos hemos ido a casa a descansar.

Día 258: Despedida a la maltesa

Día 258: Despedida a la maltesa

Hoy ha sido el penúltimo día de Sara y Javi en la isla. Mientras ellos han ido a pasar el día a Comino, nosotros nos quedábamos haciendo nuestras tareas habituales. Luego, para descansar un poco, nos hemos enganchado a Black Mirror. Estos días hemos estado viendo la primera temporada, que te deja impactado desde el primer capitulo, y hoy hemos empezado la segunda. Como son capítulos que no tienen que ver el uno con el otro, puedes verlos sueltos. Eso sí, tienen una temática común, los medios de comunicación.

Ya bien entrada la tarde, han llegado más morenos de lo que vinieron ya que han estado desde las diez de la mañana hasta las seis de la tarde en el pequeño islote que se encuentra en la parte norte de la isla. La lancha para ir a ella les ha costado diez euros y han negociado volver un poco más tarde de lo habitual, ya que la lanchas suelen volver sobre las 5 o 5 y media. Nos han contado que han alquilado una tumbona, para intentar estar más o menos cómodos ante la masificación de la Blue Lagoon, les ha costado cuatro euros todo el día.

Monumento Love en Spinola Bay

Reflejo del monumento Love en Spinola Bay

Para despedirnos, hemos decidido ir a dar una vuelta por St Julian’s y Portomaso, ya que no habían visto esta zona, así que hemos ido andando por el paseo marítimo de St. Julians hasta llegar a Spinola Bay. Allí, después de diez meses viviendo aquí, por fin hemos podido ver el reflejo de la escultura LOVE en el agua. Es algo que habíamos leído pero nunca habíamos conseguido verlo porque pensábamos que teníamos que verlo desde el monumento, y hoy por fin nos hemos dado cuenta de que hay que verlo desde uno de los lados, como podéis ver en la foto. Después del gran descubrimiento, hemos bajado hasta Portomaso y hemos llegado hasta la playa de Paceville. Después de hacer hambre con el paseo, hemos ido a cenar al Gululu, que es un restaurante de comida maltesa que se encuentra en Spinola Bay. Allí hemos pedido un picoteo compuesto de  varios dip malteses, en el que no podía faltar la Bigilla y las famosas Gallettis. También hemos pedido unas Ftira L-form para compartir, que son una versión maltesa de las pizzas italianas. Hemos pedido una que llevaba hummus y otra con la típica salchicha maltesa, todo bastante rico. Para terminar la noche y que se despidieran bien de la isla, nos hemos ido a dar una vuelta por Paceville y hemos hecho una pequeña ronda de chupitos por alguno de sus locales. Hemos estado en el Footloose, en el Coyote y hemos terminado en el Native, como no podía ser de otra manera. El Coyote nos ha sorprendido gratamente, ya que aún no habíamos estado, así que habrá que repetir para salir un poco de la rutina.

Día 128: Día de fútbol en Malta

Día 128: Día de fútbol en Malta

Como veis en los últimos días hemos ido quedando con gente que nos ha contactado por medio del blog y que ya están por aquí en Malta. La verdad es que es una alegría poneros cara a cada uno de vosotros y poder compartir nuestras experiencias en la isla. Hoy me ha hecho especial ilusión conocer a Leticia, una fiel seguidora del blog.

Leticia viene de un pueblo de Soria que se llama San Pedro Manrique, muy famoso por su paso del fuego durante la noche de San Juan. Ahora entenderéis por qué me ha hecho especial ilusión conocerla. Hemos quedado para vernos en la pequeña taberna que hay al lado del Mc Donals en Spinola Bay. Ya os hemos comentado que este bar es muy frecuentado por los españoles y que de vez en cuando ponen alguna pequeña tapa. Allí hemos estado contando nuestras experiencias en la isla, ella también nos ha contado las suyas, ya que también estuvo hace un tiempo estudiando inglés en Gozo. A los que os guste llevar una vida tranquila, es otra posibilidad que os podéis plantear, ya que Gozo es mucho más tranquilo que la isla de Malta. Según nos ha contado Leticia, es lo más parecido a vivir en un pueblo en España.

The Beer Garden

The Beer Garden

Luego hemos ido a otro pequeño bar que se llama Beer Garden, que está cerca de Portomaso. Podríais pensar que es un sitio pijo por estar muy cerca de la zona más cara de Malta, pero es lo contrario. Es pequeño, no es caro y la decoración es bastante antigua, en las paredes tienen colgadas bufandas de equipos de fútbol. Lo que si que os recomendamos es que no comáis allí, nosotros hemos pedido sandwiches y de la nevera te lo ponen en el plato, sin calentarlo un poco ni nada. Lo mejor es tomar unas cervezas o una botella de vino (5 euros) en su bonito patio.

Una vez que nos hemos despedido de Leticia, hemos dado una vuelta por las tiendas de Paceville buscando tabaco para la cachimba y algo de decoración para la Parranda de mañana. Durante la búsqueda nos hemos encontrado con Tamy y Lucía, que trabajan en el Barcelona Lounge, que está situado en el Bay Street, el centro comercial de Paceville. Como Lucía ya terminaba su jornada, se ha vuelto con nosotros para casa.

Durante el camino nos ha pillado una buena tormenta y hemos llegado a casa empapados. Al llegar, lo primero que hemos hecho ha sido encender la estufa para secarnos y descansar un rato para poder ir luego a ver el partido Real Madrid – Manchester. El nivel del fútbol maltés viene a ser como la tercera división española, por lo que el interés en su liga es mínimo, así que centran su atención sobre todo en la Premier y Calcio. Además, era un partido muy esperado para los españoles en la isla y nos lanzamos a los bares para verlo. Yo me he decidido por ir al Cube, un club de copas que tenía oferta de 2×1 durante todo el partido. Allí trabaja Iker, que es el responsable de que me animara a verlo allí y al final nos hemos reunido unos cuantos españoles viendo el partido.

Día 68: Fiesta en casa

Día 68: Fiesta en casa

Por la mañana, tal y como comenté en el post del 4 de diciembre, he ido a jugar una competición de squash en el  Living Well. La competición se llamaba «Saturdays’ open» y hemos participado ocho beginners y ocho profesionales que juegan en ligas locales. Estábamos separados en grupos de cuatro, jugábamos en la modalidad de todos contra todos y los líderes de cada grupo se enfrentaban en el partido final para ver quién ganaba el torneo. Al final yo gané dos partidos (contra un maltés y un sueco) y perdí contra el líder, que acabaría perdiendo en la final. Jason fue el campeón de nuestra categoría. Después de nosotros jugaban los profesionales, pero no me quedé a verlos, no tenía muchas ganas después de estar cuatro horas en el gimnasio jugando.

David el gnomo DEP

David el gnomo DEP

Ya de vuelta a casa, quedé con Paloma, David y Rafa en el City of London, que estaban tomándose algo allí mientras yo estaba jugando. De allí nos vinimos a casa a comer y  a partir de aquí empezó todo. Las cervezas pasaron a cubatas como hacia las seis de la tarde y luego se fue uniendo gente. Nos reunimos alrededor de 15 personas aquí en casa, y la verdad que pasamos un buen rato, hablando, riendo,… Eso sí, hubo una desgracia y es que nuestro gnomo David se nos ha ido. Hubo un pequeño percance en una de las salidas al balcón donde residía nuestro amigo, intentamos recogerlo de la calle pero ya era tarde. David ha muerto. Pero bueno, la vida continua y después de estar bailoteando un poco aquí en casa, decidimos salir a Pacevillle. El tiempo no acompañaba, así que hubo una espantada general de la mitad de la gente. Los supervivientes fuimos a tomar la primera copa al Juuls y luego ya más tarde terminamos en el Native.  Allí nos volvimos a dispersar, unos para casa y las dos campeonas de la noche, Carmen y María, se fueron a una fiesta de electro-swing por St George Bay.