Tag Archives: photocall

Día 242: Moviendo la cintura

Día 242: Moviendo la cintura

Hoy como todos ya sabéis es el día de The Parranda. El sábado pasado nos robaron el photocall y por lo tanto estábamos a la espera de que más podría pasar en esta fiesta. Para empezar la mañana, he ido, de nuevo sin éxito, a recoger la rueda de repuesto que nos tienen que arreglar. Perdía aire por la válvula del neumático, por lo que me dijo que se podía arreglar ya que, por lo demás, estaba en buenas condiciones. Debido al ritmo maltés, llevamos ya más de una semana sin rueda de repuesto y con el Rojito que esta en plan protagonista, miedo me da.

Hacia las dos del mediodía ha llegado Bea,  que luego por la tarde se convertiría en DJ Kinky Blonde. Ha venido a comer conmigo en casa, ya que esta mañana también trabajaba por la zona y su casa de Bugibba está un poco lejos para ir y luego volver en autobús. Como nosotros vivimos relativamente cerca del Surfside, le sale más a cuenta quedarse en casa. Entre los dos cocinamos una ensalada de arroz y pollo rebozado, un clásico que no falta en ninguna casa española. Yo siempre lo empano con una mezcla de pan rallado al que le hecho sal de ajo y perejil, que le da un gusto diferente y muy bueno.

Nuevo photocall The Parranda

Nuevo photocall The Parranda

Hoy en la fiesta del Surfside hemos empezado con música en directo. El encargado de empezar ha sido Jorge Sevillano que nos ha deleitado con canciones flamencas, rumbas con su toque personal y algunas canciones de la maqueta que ha grabado. Podéis verlo en uno de sus vídeos tocando en la Azure Window o presentando su maqueta. La verdad es que todo el mundo ha terminado encantado, la lástima es que esta vez no hemos conseguido equipo y ha tenido que ser en acústico, esperamos conseguirlo para la próxima. Después os podéis imaginar, The Parranda volvió a a retumbar por el Surfside hasta las dos de la mañana, que es cuando tenemos nuestra hora límite, ya que al ser abierto no podemos alargarlo mucho más por el ruido. Si fuera por la gente estaríamos hasta que se hiciera de día, ya que hoy estaba lleno cuando cortamos la música. Lo que tenéis que hacer es veniros antes, que la fiesta empieza desde bien pronto, así os acostáis pronto y aprovecháis el domingo como niños buenos. Hoy además hemos estrenado el nuevo photocall, como podéis ver en la foto. Cuando ha terminado, después de estar toda la tarde allí a base de mojitos, no me han quedado muchas ganas de seguir de fiesta y me he venido para casa.

Día 239: La suerte nos acompaña

Día 239: La suerte nos acompaña

Ayer Carmen regresó de España, después de estar una semana visitando a amigos y familia. Como Dei se va el jueves también a ver a su familia, hoy era casi un día obligado para vernos. Teníamos pensado ir a comer pero al final no hemos conseguido hablar a tiempo y hemos tenido que retrasarlo todo y dejarlo para la tarde. Durante la comida se nos ha ocurrido que podíamos grabar un vídeo para The Parranda con la temática del robo del photocall del último día que el otro, así que hemos contactado con Martin y Carmen para ver si podíamos llevar a cabo la idea.

Gasolineras por la isla

Gasolineras por la isla

Aprovechamos la mañana para hacer cosas y ver la última entrega de Masterchef, que por cierto cada día está más interesante, aunque nos ha dado pena que se haya ido Maribel. A eso de las seis hemos arrancado para Bugibba y el Rojito ha vuelto a hacer una de las suyas. Por la mañana ya había escuchado un ruido un poco raro, aunque no le he dado mucha importancia, pero cuando íbamos por la carretera hacia Bugibba, el ruido ha ido incrementándose hasta el punto de que el coche ha empezado a temblar y no hemos tenido más remedio que parar en una de las gasolineras que están en la carretera, muy cerca de la salida de Paceville. Nada más parar, unos de los trabajadores nos ha visto y se ha interesado por el tema, así que le hemos contado lo que le pasaba al coche y nos ha indicado que a menos de 100 metros había un mecánico fanático de los Austin Mini que nos podía reparar cualquier avería que tuviéramos. Como no teníamos más opciones, hemos ido donde nos ha indicado. El sitio en cuestión estaba dentro de un garaje, no muy visible la verdad. Allí hemos hablado con Christian, el mecánico, que nos ha dicho que en ese momento ya estaba cerrado el taller pero que le dejáramos el coche y mañana nos llamaba, así que no hemos tenido más remedio que ir en el autobús 222 (también se puede ir con el 12).

Por fin, hemos llegado a la casa de Carmen que esta semana tiene la visita de Vir. También se nos ha unido Martin, que ha llegado con el nuevo photocall para intentar arreglarlo y grabar el nuevo vídeo de promoción para la fiesta de este sábado. Lo hemos hecho después de una lluvia de ideas que se ha prolongado durante toda la tarde. Aquí podéis ver el resultado:

Día 235: ¡Nos roban el photocall de The Parranda!

Día 235: ¡Nos roban el photocall de The Parranda!

Ayer al final nos liamos bastante y entre eso y el problema que tuvimos con el Rojito llegamos a casa como a las cuatro y media. Hoy nos ha tocado levantarnos más o menos pronto, ya que habíamos quedado a las 12 y media con Inma para llevarla al aeropuerto y teníamos que comprobar si éramos capaces de arrancar el coche. Cuando hemos llegado al sitio donde lo dejamos aparcado ayer no nos lo podíamos crear, estaba toda la calle en obras y nos hemos encontrado el coche subido en la acerca completamente lleno de tierra. Menos mal que los obreros nos han ayudado a moverlo y le han pasado la manguera, porque casi nos da algo. Para arrancarlo ha habido que empujarlo una vez más.

Inma a su llegada en el aeropuerto

Inma a su llegada en el aeropuerto

Una vez solucionado el problema nos hemos puesto rumbo a la casa de Inma, que está situada en Swieqi, otra buena opción para vivir. Swieqi es otro pueblo/ciudad que está situado justo al lado de St Julian’s y es bastante más barato, además aquí se pueden encontrar casas amplias con terrazas, jardines y demás. Cuando hemos llegado ya estaba Ana por allí, que se había acercado a despedirse de la gaditana. Enseguida hemos partido hacia el aeropuerto, ya que no queríamos parar el coche por si luego no lo podíamos arrancar.

Una vez en el aeropuerto, he acompañado a Inma para comprobar que facturaba sin problemas, sólo hemos tenido que recolocar un par de cosas. Después hemos salido y ya nos hemos despedido de ella. Nos ha prometido que volverá en cuanto termine la temporada de verano en España, esperamos que cumpla su palabra. Desde allí, nos hemos ido a recoger unos flyers que nos tenía que dar Martin. Hemos ido a recogerlos al antiguo hospital de San Luqa, que está situado en Pietà, muy cerca de Msida. Desde ahí hemos ido al Lidl para comprar algo de comer, que iban a venir a casa César, Bea y una amiga de Bea.

Por fin hemos llegado a casa después de estar toda la mañana sin parar y me he puesto a cocinar rápidamente para que los invitados no me pillaran con las manos en la masa, pero no ha habido suerte. Enseguida he llegado César, así que él y David me han echado una mano con el cous cous, que parece que no, pero tiene mucho trabajo. Bea y su amiga al final se han rajado, así que finalmente hemos comido solo los tres. Después de comer, he intentado dormir la siesta, ya que llevo un par de días sin descansar bien y quería recuperar fuerzas para esta noche. Dormir no he dormido pero por lo menos he descansado algo. Mientras David y César han estado de sobremesa, con café y tarta.

La última foto con el photocall

Última foto con el photocall antes de su desaparición

A las cinco y media nos hemos ido al Surfside, ya que hoy la fiesta la empezábamos a las seis y había que preparar algunas cosillas. Enseguida ha llegado la Kinky Blonde y ha empezado la música. Yo hoy me he ido con Laura y Cristina a pasear el photocall por la playa y a repartir flyers, toda una experiencia. La verdad es que estas dos parranderas son unas jefas de las fotos, cada vez se superan más en originalidad. Cuando ya se ha empezado a bajar el sol, hemos vuelto al Surfside y hemos empezado a disfrutar de la fiesta mojito en mano. Poco a poco la cosa se ha ido animando hasta que a las once de la noche, el Surfside estaba hasta arriba de gente. Un poco más tarde hemos decidido hacer fotos con el mítico photocall y para sorpresa nuestra no lo encontrábamos por ningún lado. Después de anunciar la desaparición con el micrófono y de preguntar a la gente que estaba situada al lado de la salida, hemos llegado a la conclusión de que nos lo habían robado. Por lo visto han visto salir a cuatro chicos no españoles con él, la próxima vez, por favor, ¡no dejéis salir a nadie de la Parranda con una polaroid gigante!

La fiesta ha ido llegando a su fin y yo me he animado, incitado por la Kinky, a pinchar durante la última media hora. Aparte de Paloma San Basilio y Mari Carmen de La Pegatina, no recuerdo qué más canciones he puesto. Creo que tengo bastante peligro a los platos. Los del bar ya no nos han dejado alargar la cosa más y nos hemos ido a continuar la fiesta por Paceville, algunos hemos ido al Juuls y otros al Monaliza.

Día 225: Abriendo las corneas

Día 225: Abriendo las corneas

Hola a todos soy Angel,  un amigo de David de hace mas de diez años. Como últimamente no le veía mucho me dije… vamos a hacerle una visita, ver qué tal anda y cómo va su vida por Malta y, por fin, conocer esa famosa fiesta de la que todo el mundo habla… The Parranda. Hoy por fin he podido disfrutarla en el Surfside.

Entrada a La Valeta

Entrada a La Valeta

Por la mañana hemos aprovechado para ir a  La Valeta, que es la capital de Malta. Lo más que más curioso me ha parecido ha sido ir encontrándome iglesia tras iglesia, ya que  para la población que tiene, es una exageración. Mientras estábamos en otros lugares de Malta, David siempre señalaba a la La Valeta y nos decía  : «¡Mirad que vistas hay a  La Valeta! »  o decía cosas como:  «En este bar nos cobran 13 euros por una ensalada, pero… ¡con estas vistas a La Valeta me parece hasta barato!»  La última frase puede que la exagerara algo, sí, pero tengo que decir que  en el fondo tiene toda la razón. Antes de irnos, hemos presenciado en directo un par de bodas, con un paisaje que en pocos lugares puedes conseguir, ese lugar son los Barrakka Garden. Rodeado de jardines, flores varias y a escasos metros de la playa… ¡Hasta me han dado ganas de pedir matrimonio a la primera que pasara por allí!

Barrakka Garden

Barrakka Garden

Ya  comenzando la tarde, hemos ido  a casa a prepararnos para la famosa Parranda Beach Party en el Surfside, que ha comenzado a las cinco de la tarde. El Surfside está situado en plena costa, es un restaurante con varias terrazas con vistas al mar y  con una discoteca-pub en la planta de abajo. Hoy ha coincidido que ha hecho un tiempo nublado con bastante viento, pero a pesar de ello, a medida que ha ido avanzando la tarde-noche, la gente ha ido apareciendo. Lo mejor de esta fiesta es la gente que se junta allí, todos transmiten buen rollo y simpatía, por lo que es muy fácil adaptarse y pasar un buen rato.

The Parranda Beach Party

The Parranda Beach Party

Una buena anécdota fue que se nos olvidó el famoso photocall, o como yo lo llamo, el marco de la Parranda. El jueves lo dejamos en Prestige, así que que David y yo hemos ido con el Rojito, ese gran pequeño coche, a por él. Nos la hemos tenido que ingeniar para transportarlo y llevarlo a Surfside. Como dentro del Rojito, obviamente,no cabía, hemos tenido que colocarlo en el techo como hemos podido, mientras yo lo iba sujetando por la ventana. Fue duro pero intenso, pasamos sudor y lágrimas, pero finalmente la operación fue un éxito. ¡Yujuuu!

Y nada más que decir, solamente que ha sido un gran día, visitando la capital maltesa y sus alrededores, y, por supuesto, conociendo esa Parranda Beach de los sábados y su gente. Mañana más, pero no mejor, ¡porque es imposible!

Día 193: Martes de bancos, sushi, reuniones, helados, cena y Parranda

Día 193: Martes de bancos, sushi, reuniones, helados, cena y Parranda

Hoy nos hemos levantado más o menos pronto, ya que teníamos que recoger un cheque en Club Class. Como íbamos un poco a contrarreloj, hemos cogido el coche para llegar antes. De allí hemos intentado ir a cobrar el cheque al Bank of Valletta que hay en San Gwann, pero nos han dicho que sólo se pueden cobrar los cheques antes de las doce. Como nos ha parecido algo bastante estúpido y sin sentido, hemos intentado ir al Bank of Valletta que tenemos al lado de casa, en Balluta Bay, donde nos han dicho exactamente lo mismo. Le he preguntado que cuál era el motivo de peso por el que tenía que hacerlo antes de las doce y su única respuesta ha sido que es el protocolo del banco.

Gochi para llevar

Sushi para llevar

Una vez lo hemos dejado por imposible, hemos vuelto a San Gwann, ya que Carmen había salido de currar tarde allí y si venía andando iba a llegar tarde a la cita que teníamos para hablar con la gente del Melounge. Una vez que la hemos recogido y hemos llegado a Spinola Bay, hemos parado en el Gochi para comprarnos una bandeja de sushi para comer. Carmen y yo hemos salido por unos 6 euros cada uno, como veis está genial de precio. David no ha querido nada, que el sushi no es que le entusiasme. Con nuestra bandeja nos hemos ido al Melounge donde habíamos quedado para hablar con los dueños acerca de organizar un evento que llevamos posponiendo desde hace unos dos meses. Hoy ha sido una reunión muy productiva, ya que parece que por fin hemos terminado de concretar todo. Pronto anunciaremos más detalles.

Desde ahí, la siguiente parada ha sido el Mc Donald’s, que David estaba desmayado por no haber comido nada. Allí nos hemos sentado en la terraza que tienen arriba que tiene unas vistas muy bonitas a Spinola Bay. Después hemos pasado por casa a tomar el café y de ahí otra vez nos hemos ido Carmen y yo al Surfside para controlar que todo estaba bien para la fiesta del sábado. De vuelta a casa de nuevo, Carmen me ha invitado a un helado en la que ella dice que «es la mejor heladería de Malta», que está justo enfrente de la bola del mundo del paseo marítimo de Sliema.

Martes The Parranda

Martes The Parranda

Ya por la noche, hemos ido los tres a cenar antes de la Parranda. Aunque es Martes, esta semana hemos decidido cambiarla porque mañana es fiesta, ya que aquí en Malta también se celebra el Día del Trabajador. No sabíamos muy bien donde meternos, ya que no queríamos ir a un sitio donde tuvieran el fútbol a todo volumen. Al final nos hemos decantado por el Sardinella, que está muy cerca del LOVE. El sitio está bastante bien de precio, unos 8 o 9  euros el plato de pasta o la pizza. Estaba todo bastante bueno, excepto el plato de pasta de David que llevaba hígado, es lo que tiene no llevar el diccionario de inglés encima. La única pega es que tardaban demasiado en servir la comida y nos hemos tenido que ir casi con la comida en la boca, ya que no llegábamos a la Parranda.

La Parranda de hoy ha estado genial, ya que al ser festivo mañana, ha venido mucha más gente que otros jueves. Hoy Laura, Cristina y Alberto han vuelto a sacar el Photocall a la calle y la verdad es que han hecho unas fotos muy divertidas con la gente que se han ido encontrando en Paceville. Dentro la fiesta ha transcurrido como siempre, aunque hoy con más caras conocidas que de costumbre. Me he encontrado con Laura, con la que tengo una amiga en común en Madrid. Ha venido a visitar a Diana, a la que también conozco de Madrid y que lleva viviendo en Malta desde Septiembre. Nosotros hoy nos hemos recogido un poco antes de cerrar, ni última copita en el Native ni nada, que ya estaba bien después de todo el día sin parar.