Tag Archives: paredes

Día 303: Nuestra primera vez en un karaoke maltés

Día 303: Nuestra primera vez en un karaoke maltés

Después de la celebración de ayer, hoy he estado todo el día bastante tranquilo en casa, hasta he tenido tiempo de echarme un poco la siesta. Por la noche, habíamos quedado para ir a cenar al Gochi y despedirnos de Ana Paredes y de paso dar una vuelta por las fiestas de St Julian’s. El caso es que la Paredes, que mañana abandona la isla definitivamente, al final no ha podido venir, pero allí estábamos todos los demás a las nueve, como clavos en la taberna, con una nueva excusa para vernos.

Con motivo de las fiestas de St Julian’s han colocado más mesas de las que suele haber en este mítico bar que está situado justo enfrente del LOVE. Allí, en una de estas mesas, hemos estado tomando un par de Cisk mientras nos reuníamos todos. A la cita han acudido Cristina, Piotr, Laura, James, Lola, Alberto y Elena. Juntos, nos hemos ido a cenar al Gochi, y a algunas menos aficionadas al sushi, como Lola y Elena, les ha convencido. Después de cenar, ya nos habían abandonado Laura, James y Alberto, pero el resto hemos continuado juntos la noche.

Cristina y Elena dando el cante

Cristina y Elena dando el cante

El siguiente destino que hemos elegido ha sido el Corks, un bar karaoke que está situado a la entrada de Paceville. Ha sido la primera vez de todos en un karaoke maltés y tenemos que decir que ha sido igual de divertido que humillante. Eufóricos y emocionados hemos cantado varias canciones, si llega a ser por nosotros no soltamos el micro en toda la noche, aunque al que controlaba el tema creo que no le hemos caído demasiado bien. Después de pedirle varias veces que nos pusiera ‘Wannabe’ de las Spice Girls y que se negara en rotundo, hemos cantado ‘La vida es un carnaval’ (porque él ha querido), ‘Twist and shout’ y hemos destrozado totalmente ‘I love it’, nuestro hit de este verano. También Piotr se ha animado con una en solitario y Cristina y Elena se han marcado ‘The Passenger’ a duo. Una vez hecho el destrozo de ‘I love it’, hemos tardado segundos en abandonar el bar, que no queríamos ser nominados.

De ahí hemos ido al Juuls y hemos perdido a otro miembro del grupo más, Piotr, que a pesar de ser polaco, hoy se ha despedido a la francesa. Después, Cristina, Lola, Elena y yo hemos ido hasta el Native, donde nos ha abandonado Lola y los tres que quedábamos hemos acabado en el Habana, en el que nunca habíamos estado y que nos ha sorprendido para bien. Allí Elena nos ha abandonado porque, según ella, íbamos muy ralentizados para su gusto (palabras textuales). Después los campeones de la noche, Cristina y yo, hemos vuelto al Native, que por suerte, no ha tardado mucho en cerrar. A la salida nos hemos encontrado con Belén (Alegría) y un amigo y los cuatro juntos nos hemos cogido un taxi de vuelta a casa. Tengo que decir que ha sido una de las noches más divertidas que recuerdo en la isla. ¡Qué grandes sois, pandilla!

Día 255: Gozo ni te lo imaginas

Día 255: Gozo ni te lo imaginas

Antes de nada, somos Javi y Sara, los amigos que están visitando a «los davices» estos días. Hoy nos hemos ido a pasar el día a Gozo. La primera premisa era la de conseguir un coche, a sabiendas, claro está, de la caótica red de autobuses maltesa. Aviso a navegantes: Para alquilar un coche (renting) lo mejor es hacerlo por Internet (en nuestro caso antes de venir) desde España. Así te evitas sorpresas, cambios inesperados y algún que otro intento de “abuso” por parte de la compañía. Como consejo os diré que, si tenéis pasta, es mejor alquilar uno automático, ya que si hay que unir la agresividad maltesa al volante, con el hecho de conducir por la izquierda y cambiar de marchas con esa mano… ojito.

En la Azure Window

En la Azure Window

En fin, tras dejar de lado el papeleo comienza la aventura de circular por la isla… no entraré en más detalles sobre el recorrido, a parte de unas impresionantes vistas, pero digamos que hemos llegado bastante bien al norte de la isla donde hemos cogido el ferry que nos llevaba a Gozo. Tras bajar en esta “segunda isla” maltesa, el primer objetivo era Azure window y el ya consabido encanto natural de este rincón, en el que se rodó la boda entre Daenerys y Drogo, en Juego de Tronos. Tras eso nos hemos dirigido a Ramla Bay, una de las pocas playas de arena de todo Malta, que se caracteriza por tener un tono rojizo. Antes de volver a casa hemos pasado por San Lawrenz, y la verdad es que hemos flipado un poco con la puesta de sol.

Por la noche hemos tenido barbacoa en la playa junto al SurfSide para celebrar el cumple de Dani, el cual nos ilustró con varias hazañas nobles, y no tanto, de su pasado como submarinista. Un 10 para toda la pandilla maltesa que nos han hecho sentir como uno más.

Día 250: El gran chasco

Día 250: El gran chasco

Hoy era el día de un partido esperado y no iba a ser mucho menos aquí en la isla. Es algo que traspasa fronteras y da igual donde nos encontremos. El plan de por la noche estaba claro, pero ¿y el resto del día?. Ayer ya visteis que fue un gran día. Lo que suele ocurrir es que al día siguiente no suele serlo tanto. Esta vez no podía ser diferente y aunque yo me levante pronto, Dei ha sufrido las consecuencias de la noche anterior.

Mientras Dei se despejaba, no me ha quedado más remedio que ver unas cuantos capítulo de alguna serie que estoy siguiendo, así que el día y la mayor parte de la tarde ha sido de relax total. Una vez que ha revivido, eso sí, ya a altas horas, nos hemos puesto en marcha y hemos ido a la fiesta sorpresa que Ana le ha organizado a Dani por su cumpleaños. El punto de encuentro era el Melounge, un bar en la bahía de Spinola que regentan unos españoles. Aprovecho esto para deciros que The Cañeo vuelve próximamente a este bar, así que estad atentos a la página de Facebook. Aunque nos hemos dado prisa, Ana y Dani ya habían llegado hace unos minutos, así que nos hemos perdido la sorpresa. Allí hemos estado tirados en las camas balinesas con las copas españolas a cinco euros. La verdad es que las copas merecen la pena, porque a parte de que la copa maltesa parece más bien un chupito, la calidad de la bebida es muy buena y tienen marcas como Barceló, que en la mayoría de sitios es imposible encontrar.

Curiosa imagen de Xabi en el fallo de Sergio Ramos

Curiosa imagen de Xabi en el fallo de Sergio Ramos

Antes de ver el partido, hemos hecho una intentona de cenar en el Gochi, que es un restaurante de sushi barato y muy bueno, pero como ya era tarde, estaba cerrado, así que al final nos fuimos al Piazza Cascata, que es un complejo de varios restaurantes al aire libre con cascadas y palmeras de pega. Además, por suerte, iban a retransmitir el partido, así que allí nos hemos plantado. El sitio no es barato, pero tampoco es muy caro, las hamburguesas cuestan unos 6 euros y las pintas 3,10€. Allí hemos vivido el gran chasco de la noche con la derrota de España. Pero bueno, lo importante es el mundial en el que seguro que llegamos mejor preparados. Lo mejor de la noche, la compañía ya que sin Ana, Dani, Lidia, Alba … La derrota aún habría sido más dura. Ya solo nos queda mirar para delante y volver a levantarnos para ir a por el Mundial del año que viene. Y tenemos un buen precedente ya que ya sabemos que paso en Sudáfrica…