Tag Archives: mercado

Día 334: De sur a norte y de norte a sur

Día 334: De sur a norte y de norte a sur
Marsaxlokk

Marsaxlokk

Otro domingo más que nos hemos levantado destrozados después de la fiesta de ayer, y si no llega a ser porque está Javi por aquí habríamos amanecido a las tantas, pero ya que sólo ha venido para tres días, nos hemos levantado medianamente pronto para aprovechar. Javi se ha levantado antes que nosotros y se ha ido a aprovechar la mañana en la playa de Sliema hasta que nos levantáramos. Los domingos en Malta tienen un nombre propio, y ése es Marsaxlokk, una pequeña ciudad pesquera, situada al sur de la isla, en la que todo los domingos ponen un mercadillo en el que se vende pescado, fruta y verdura, ropa, utensilios de cocina y todos los tipos de souvenir que te puedes imaginar. Lo más típico es ir allí, dar una vuelta por sus puestos, hacerse unas fotos en la bahía con los luzzu (los barcos típicos de pesca) y luego irse algún restaurante para comer un poco de pescado fresco. Nosotros siempre solemos ir a un pequeño restaurante maltés que no destaca por el lujo, pero sus propietarios y el lugar le dan un encanto especial. Se llama Rising Sun Bar y en él podéis comer pescado fresco del día y pulpo al estilo maltés, por unos diez a doce euros por cabeza, todo ello acompañado de ensalada y patatas al estilo maltés. No os podéis ir de aquí sin probarlo, es una delicia. Como siempre nos han tratado genial. Los dueños siempre intentan hablar un poco de español con nosotros y suelen contarnos alguna historia sobre Malta.

Javi en Ghajn Tuffieha

Javi en Ghajn Tuffieha

Después de comer, el día no invitaba mucho a ir a la playa, pero ya que estaba Javi y no había visto nada de la zona norte, hemos ido a ver Gran Tuffieha que a mi parecer es la playa de arena más bonita de todas las que se encuentran en Malta. Allí hemos estado casi hasta el anochecer, cuando hemos decidido ir a tomar algo a Bugibba antes de regresar a casa. Los domingos esta ciudad tiene fama de estar muy animada y la verdad es que así ha sido ya que su plaza principal estaba repleta. Nos hemos decidido a tomar algo en un nuevo pub que ha abierto (o por lo menos nosotros no habíamos visto antes) que se llama Miracles Lounge. Allí hemos estado en la terraza tomando una cerveza con música de fondo. La verdad es que es un sitio chulo, de los pocos sitios «modernos» que hay en Bugibba.

Aquí no ha terminado el día, ya que Javi tenía el vuelo casi a las tres de la mañana, así que hemos empezado a preparar la cena tranquilamente y mientras Dei hacía una tortilla de patatas, hemos recibido visita de Cristina y ya hemos cenado todos juntos. Hacia la una hemos salido de casa hacia el aeropuerto, situado al sur de la isla, más que nada porque también teníamos que recoger a Virginia que iba en el mismo vuelo. Así que con pena, les he dejado a los dos en el aeropuerto esperando que algún día vuelvan a visitarnos.

Día 226: Earth Garden

Día 226: Earth Garden

Hola soy Su, amiga de Dei, y he venido a pasar una semana de vacaciones en Malta. Me toca contaros nuestras visitas a diferentes sitios. Hoy me he levantado hecha un desastre, pese a que ayer me acosté pronto porque no me encontraba muy bien, y lo cierto es que he estado tentada de quedarme en casa todo el día, pero al final me he animado. Así que, casi a las dos de la tarde, nos hemos puesto guapos y cómodos y hemos embarcado en el rojito, el supermini de los chicos.

Foto mítica en Marsaxlokk

Foto mítica en Marsaxlokk

Lo primero que hemos hecho ha sido hinchar la rueda para poder viajar a Marsaxlokk sin problemas. Marsaxlokk, por si aún no lo sabéis, es un pequeño pueblo costero, situado en el sur de la isla. Cuando hemos llegado hemos dado una vuelta por el mercado del pescado y de objetos varios que ponen todos los domingos. Cuando hemos llegado ya estaban recogiendo los puestos de pescado, pero nos hemos echado unas risas al ver que en el resto de puesto no había absolutamente nada interesante que ver, de hecho no he visto ropa mas fea en mi vida y mira que a mí me gusta un mercadillo… Después del paseo era hora de reponer fuerzas, así que hemos ido a comer a un pequeño restaurante que los chicos conocen, el Rising Sun Bar. Nos hemos sentamos en la terraza con vistas al mar y nos ha atendido el dueño del restaurante, un señor muy simpático que estaba estudiando español. El señor nos aconsejó comer una mezcla de pescados y pulpo y eso hemos hecho. He de decir que yo el pescado ni lo he probado, no me gustan mucho los peces, bueno en el mar sí, pero no en mi estómago. El pulpo y las patatas, con las que siempre acompañan todos los platos, estaban riquísimos.

Después de comer hemos puesto rumbo a Marsaskala a tomar un café en el Zion, un bar de reagge muy original. La carretera que lleva al pueblo era para echarse a llorar, bueno cualquier carretera de la isla la verdad. Hemos llegado sin problemas después de unos cuantos baches y nos hemos hecho unas fotos en el muelle, un lugar precioso.
El bar me ha sorprendido gratamente, tenia una pequeña terraza en la entrada y, una vez atravesado el bar, nos hemos encontrado con un gran patio lleno de sofás de segunda, tercera o cuarta mano y allí nos hemos sentado a tomar un cafe. Tengo que decir que el sitio era guapísimo, aunque estaba excesivamente poblado de moscas.

De relax en el Zion

De relax en el Zion

Después del café, hemos ido al festival Earth Garden, que tenía lugar este fin de semana en Malta. Hemos decidido ir hoy porque esta noche tocaba Carmen con su grupo. He de decir que al principio he flipado muchísimo, ya que para nada me esperaba ese tipo de festival aquí, y menos que fuera tan barato, tan sólo nos ha costado 5 euros. El festival estaba situado en Ta’ Qali, en el National Park. Me ha sorprendido la cantidad de puestos hippies que allí, que es lo primero que hemos visto nada más llegar. Después de dar una vuelta mirando las cosas tan bonitas que vendían, hemos pedido unas birras y nos hemos ido a la zona de musica minimal, instalada en un pinar muy bonito. Allí hemos estado bailando electrónica hasta que nos hemos cansado. Luego nos hemos dado un paseo y hemos ido al escenario principal a ver a Manatapu, un grupo local que canta en maltés, inglés y español, aunque sólo hemos llegado a la última canción. Después hemos visto a otro grupo y hemos vuelto al pinar. Y así, de paseo entre el escenario y el pinar, ha llegado la hora del tan esperado concierto de Irie Flow en el que cantaba Carmen.

Carmen cantando con Irie Flow en el Earth Garden

Carmen cantando con Irie Flow

Me ha encantado el grupo, pese que al principio no se escuchaba nada a nuestra amiga y estos se han puesto un poco nerviosos. Hay que decir que nos lo hemos bailado todo y lo hemos pasado fetén. Una vez terminado el concierto, nos hemos sentado en el punto de encuentro, donde había una venus hecha con botellas de plástico y allí hemos estado charlando y comiéndonos la comida que ha traído Carmen, tremendo estaba el humus. A eso de la una y pico de la mañana nos hemos ido para casa, que estábamos agotados. Desde aquí quiero agradecer a todos el cariño con el que me habéis tratado, sois todos gente fantástica y habéis hecho de estos días una experiencia inolvidable. Mil besos y espero veros pronto a todos. Gracias una vez más.

Aquí os dejamos un fragmento del concierto de Irie Flow y una recopilación de fotos del festival:

 

Día 150: El día perfecto

Día 150: El día perfecto

¡Hola chicos! Hoy la encargada de comentar este día inolvidable voy a ser yo, Rocío, la hermana de David. Hoy ha sido un día que por mucho que pase el tiempo no olvidaré, y eso que el despertar no ha sido todo lo bonito que hubiese deseado. La resaca ha hecho acto de presencia y el servicio despertador llamado Barbi ha saltado muy pronto. A las 11 de la mañana ya estábamos todos despiertos haciendo turnos de ducha y, la verdad, que para ser tantas personas en la casa okupa, no hemos tardado mucho. En una hora estábamos todos bien lavaditos y perfumados, así que en cuanto han llegado Ana y Josito a casa, Batu (Dei) ha cogido las cervecitas para empezar bien el día en Marsaxlokk donde habíamos quedado con Carmen y Alberto de la Hera.

Nuestro plan inicial era hacer una barbacoa en la playa, pero dado que hoy daban los resultados de las elecciones nacionales, no han abierto ninguna tienda y no hemos podido comprar las parrillas desechables, por lo que hemos tenido que pasar al plan B. Nos hemos hecho unas fotitos en el embarcadero con las barquitas típicas maltesas y nos hemos ido a un chiringuito a tomar unas cuantas Cisk disfrutando del paisaje y de esos 20 graditos que brillan por su ausencia en España. A eso de las 3 hemos hecho el primer pensamiento de ir a comer, pero hasta las 4 no nos hemos decidido a levantarnos,se estaba tan bien al solecito… Cerca estaba el Rising Sun Bar, un bar con terracita que nos había recomendado Mariola, a la que desde aquí le doy las gracias. Totalmente recomendable, por diez euros nos hemos puesto las botas. Hemos comido pulpo, pescaito y patatas fritas, todo muy rico. Además los dueños eran super simpáticos y sabían un poco de español. Todos hemos salido encantados y desde luego que cuando vuelva pasaré nuevamente por allí. Estábamos tan a gusto que no nos hemos dado cuenta de la hora y se nos ha hecho tan tarde que nuestra intención de ver el atardecer tirados en una cala se ha visto truncada.

El atardecer no lo hemos visto pero nuestros planes han seguido adelante e igualmente hemos ido. Malta tiene unas vistas impresionantes, pero de lo que no me olvidare es de estar en ese lugar con mis grandes amigos escuchando a la simpatiquísima Carmen deleitándonos con sus canciones personales. Tengo que confesar que algunos nos hemos emocionado con varios de sus temas. Ese lugar tan espectacular se llama St Peter’s Pool y lo podéis ver en la imagen. Ha sido un momento muy mágico.

Ya por la noche hemos regresado a casa para que Javi, Barbi y Laura nos cocinaran nuestro plato estrella español, tortilla de patatas, de la cual tengo que decir que estaba de muerte. Para terminar la noche hemos salido a dar una vuelta porque nos comentaron que había celebración de elecciones. Aquí en Malta las elecciones revolucionan tanto el país como en España la Selección española de fútbol. Hemos estado en Spinola Bay con todos los malteses celebrándolo hasta que, a eso de las doce, ha terminado la celebración y hemos ido al Bar Celona a tomar la última de este día perfecto.