Tag Archives: lola

Día 328: Cenita y poker en Mosta

Día 328: Cenita y poker en Mosta

Hoy hemos estado trabajando todo el día, que durante el fin de semana siempre se nos acumula bastante trabajo. Por la tarde nuestra idea era ir a Kalkara a visitar a Patri, pero no ha podido ser, porque ayer estuvieron de Boat Party y hoy no tenían cuerpo, así que hemos pospuesto la quedada para despedirnos a las ocho en Valletta y tomarnos algo por allí.

Concatedral de San Juan (Valletta)

Concatedral de San Juan (Valletta)

A Valletta hemos ido con el Rojito, ya que luego habíamos quedado para cenar en Mosta, en casa de Lola. Con Patri habíamos quedado en encontrarnos en el Albert’s, pero como hoy era lunes, estaba cerrado, así que hemos decidido ir al Tico-Tico y hemos tenido la misma mala suerte. Así que ya sabéis, el lunes no es un buen día para ir a Valletta. Finalmente nos hemos sentado en la terraza de uno de los bares que hay al lado de la concatedral. Después, queríamos que Patri se viniera a Mosta a cenar, pero como su vuelo sale mañana bien prontito, no ha podido ser, así que nos hemos despedido y hemos partido hacia casa de Lola.

Antes de dirigirnos hacia Mosta hemos pasado a recoger a Cristina, que casi nos fulmina con la mirada, ya que llevaba esperándonos un buen rato por un malentendido. Una vez hemos llegado a Mosta, hemos bajado a comprar unas pizzas y hemos cortado un poco del queso manchego que me trajeron mis padres, acompañándolo con un vino blanco La Torre, uno de nuestros favoritos de Malta. Después de cenar hemos echado una timba de póker y Nerea y yo les hemos dado un buen repaso a todos. Se han querido consolar pensando que era la suerte del principiante, pero la verdad es que no hemos jugado nada mal. Después de darle un achuchón a Lola, que se va a España por una semana, nos hemos venido para casa.

Día 324: Una comida junto al mar

Día 324: Una comida junto al mar

Esta mañana hemos hecho rápidamente todo lo que teníamos acumulado de trabajo para irnos prontito a la playa de Sliema, que está justo al lado del Surfside (a la derecha según miras al mar), ya que allí nos estaban esperando Laura y su amiga Nerea. Justo cuando hemos llegado nosotros, ha llegado también Lola, que se unía al plan en el último momento. Allí nos hemos dado un par de chapuzones y nos hemos puesto un poco al día, que se nos acumulan las historias en esta isla. Tengo que decir que este rincón de la playa de Sliema, es de mis favoritos para bañarme. El agua suele estar tranquila y muy limpia, además tiene mucha profundidad, por lo que también es un buen sitio para hacer snorkel.

Como hoy estábamos bastante contentos y Lola quería celebrar que había cobrado, hemos ido a comer al Surfside. Nos hemos sentado en la planta de abajo, ya que es la que está más cerca del mar, y tenemos que decir que hemos estado muy a gusto. Hemos cogido tres pizzas para compartir acompañadas de sus correspondientes cervezas. No es porque nosotros trabajemos aquí, pero hay que reconocer que la comida de este sitio está buenísima. Como Laura tenía prisa, nada más terminar de comer se han ido ella y Nerea y nosotros nos hemos quedado tomando un café con Lola y disfrutando de las vistas. Después hemos vuelto juntos, ya que ella tenía que ver un piso en Balluta Bay.

En el Triq Cinemoon Festival

En el Triq Cinemoon Festival

Por la noche, tocaba Triq Cinemoon Festival, que ya está llegando a su fin, ya que sólo quedaban dos sesiones, la de hoy y la del 26 de Septiembre. Para los que no lo sepáis, Triq Cinemoon es un festival de cine al aire libre que organizan unos amigos en Valletta y que ha tenido un éxito enorme este verano. Hoy la película elegida era Match Point de Woody Allen, y tenemos que decir que la hemos disfrutado mucho comentando un poco para darle más emoción al asunto. El final no nos ha gustado mucho, pero creo que de todas las veces que he ido al festival, hoy ha sido el día que más he disfrutado. El Albert, dueño de L-Ingliz, se ha comportado genial como siempre, y ha sacado bastantes cosas para picar, así que además de disfrutar de la peli nos hemos ido cenados a casa.

 

Día 322: ¡Y otra despedida más!

Día 322: ¡Y otra despedida más!

Después de estar toda la mañana trabajando y como últimamente no lo hacemos mucho, esta tarde hemos decidido darnos un descanso e irnos a la playa de Golden Bay. La idea era ir después de comer con Lola y Enrica, pero nosotros hemos acabado llegando a eso de las cinco y ellas casi a las siete de la tarde, así que lo que hemos hecho más bien es ver el atardecer. La verdad es que esta playa tiene un atardecer muy bonito, ya que el sol cae de lleno sobre el mar.

Llegando a L-Ingliz con Cristina

L-Ingliz (o el Albert’s)

Una vez se ha ocultado el sol y después de dejar a Enrica en Msida, hemos partido hacia Valletta con el Rojito, donde habíamos quedado con Lozano Cano, Ángela y Cristina para despedirnos de Javi, que tiene su vuelo de vuelta a España este jueves. Javi ha estado sólo tres meses en Malta, así que cuando hemos empezado a tener más trato con él ha sido justo cuando ya se tenía que ir. Es una pena, pero es algo muy frecuente en Malta, ya que la mayoría de la gente viene para estancias muy cortas.

El sitio donde hemos quedado ha sido el L-Ingliz, aunque para nosotros es más conocido como el Albert’s, haciendo honor al nombre de su dueño, un tipo bastante majete, que de vez en cuando se tira el rollo y nos saca alguna tapita, aunque cada vez lo hace menos. También es el sitio en el que se celebra el Triq Cinemoon Festival, que para los que no lo conozcáis es un festival de cine al aire libre que está teniendo lugar cada dos semanas durante este verano 2013. El próximo pase será este mismo jueves bajo la temática “Killing”. Pues bien, allí hemos estado tomándonos nuestras últimas cervezas con Javi, al que le deseamos mucha suerte en su nueva vida en Londres.

Día 297: Un día más

Día 297: Un día más
Juuls

Juuls

Hoy ha sido un día más, un día de esperar planes que no llegaban. La mañana la he pasado trabajando, poniendo al día todo lo que había pendiente, que ahora como estoy yo solo no doy a basto. Por la tarde tenía pensado ir de compras, pero al final me he apalancado en casa, esperando a que todos estos volvieran de Gozo, que habían ido a visitarlo con sus respectivas familias y amigos.

Ya a altas horas de la noche, he quedado con Elena, Jaime y Arantxa en el Juuls para tomar algo. Necesitaba salir de casa, aunque fuera por un par de horas, así que para allá que me he ido. Allí hemos estado en las míticas escaleras bebiéndonos un par de cervezas y me han contado cómo ha ido su día en Gozo. También han venido Laura y James por allí, que venían a despedirse de las hermanas de Lola, al igual que nosotros, pero éstas no han aparecido, ya que han llegado tarde y cansadas de la isla vecina después de “to la peoná”, como ellas dirían, que se han pegado. Desde aquí les digo que han sido un placer conocerlas, que me han encantado y que ya iremos a Sicilia a controlar que María no desfase mucho en su Erasmus.

Os dejo con esta canción de Amaral:

Día 296: Fiestas de Mosta

Día 296: Fiestas de Mosta

Hoy 15 de Agosto, día festivo en Malta, había quedado por la mañana con James y Laura para que me vinieran a recoger con el coche e ir juntos a Mosta, a vivir sus fiestas desde por la mañana, ya que nos han dicho que los malteses viven las fiestas mucho más de día. Habíamos quedado a eso de las doce, y yo me estaba empezando a rajar, ya que no había descansado mucho, pero al final me han dicho que venían a buscarme a la una, así que mucho mejor. Los tres hemos tirado hacia Mosta donde esperábamos juntarnos con Elena, su hermano y su cuñada, que llegaron ayer, y con Lola y sus hermanas.

En las fiestas de Mosta

En las fiestas de Mosta

Cuando hemos llegado ya había gente bebiendo y comiendo por las calles, aunque esperábamos que hubiera mucho más ambiente. Eso sí, la charanga no podía faltar, que aquí en Malta también son muy de eso. Después de habernos tomado la primer cerveza han aparecido Elena and company y hemos empezado a hacer la ruta de bares para ver el ambiente que había. En algunos la gente estaba muy animada, aunque para ser fiestas tampoco era nada del otro mundo. Entre cerveza y cerveza, hemos acabado otra vez en el Dingles, el bar del barrio, y Lola por fin ha bajado para unirse a nosotros. Ahí ya llevábamos unas cuantas cervezas, así que a las cuatro de la tarde, hora en la que hemos decidido comer, ya íbamos bastante perjudicados. Después de comer un par de pizzas y tomas la última allí, hemos decidido hacernos un café del mar, a ver si se nos bajaba un poco el melocotón en la piscina.

Para allá hemos ido los seis en un coche, Lola no ha venido porque tenía que ir a ver un piso. Una vez allí, hemos ido directos a la piscina, y la verdad que después de todo el día de calor y cervezas, lo hemos agradecido y nos hemos quedado mucho más despejados. De allí James y Laura se han ido y los demás hemos ido a cenar algo en un bar de Qawra, situado justo en la plaza de la estación de autobuses. Una vez que hemos llenado el estómago, yo me he venido a casa en autobús (12) y Elena and company han ido a tomarse algo al Ta’ Fra Ben, el bar de reggae que hay justo al lado del Café del Mar.

Día 291: ¡Adiós Lola y Fran!

Día 291: ¡Adiós Lola y Fran!

Hoy era el último día de Lola y Fran en Malta, pero después de acabar ayer en Paceville, hoy nos hemos levantado bastante tarde y hemos estado toda la mañana vegetando en casa hasta la hora de comer. Para comer les he preparado un plato muy típico de mi pueblo, calabacín frio con patatas y huevo. Bueno, realmente no sé si es típico de mi pueblo o de mi familia… Después hemos estado de sobremesa y café con ellos hasta que ha llegado el momento de partir hacia el aeropuerto.

Hoy, como no teníamos el Rojito, que sigue en el taller, no hemos podido llevarles, así que les hemos acompañado hasta la parada de autobús. Siempre que vamos en autobús, en lugar de coger el X2 en Balluta Bay, lo cogemos en Gzira, justo enfrente de la pescadería Azzopardi, ya que de esta forma te ahorras casi la media hora que tarda en dar la vuelta por la bahía y también nos pilla cerca de casa. Aunque supuestamente este autobús pasa cada media hora, hemos estado esperando más tiempo en la parada, de hecho, ya pensábamos que había algún tipo de incidencia, pero al final ha aparecido. Como iban con tiempo de sobra, no ha cundido el pánico. Después de doce días, que se nos han hecho cortísimos, ha llegado el momento de la despedida y me ha dado mucha pena que se fueran. Tengo que decir que han sido unos invitados perfectos, que nos han ayudado con todo y nos han tenido a cuerpo de reyes con miles de detalles. Esperamos tenerlos muy pronto por aquí de nuevo, aunque me temo que les veré antes en Madrid.

The Parranda

The Parranda

Cuando se ha marchado su autobús, hemos pasado por casa para ducharnos y prepararnos para la Parranda. Pasadas las siete hemos salido de casa dirección al Surfside y cuando hemos llegado ya estaba la Kinky acompañada de sus amigos Fátima y Rubén. Fátima hoy se convertía en Dj Fa para hacer un duelo de gatas con nuestra Kinky. En cuanto ha llegado la gente ha empezado el duelo y tenemos que decir que ha sido muy divertido, con más de un tema sorprendente que hacía por lo menos 15 años que no escuchábamos. No sabríamos que decir si nos preguntan quién ha sido la ganadora de la noche, las dos lo han hecho genial.

Una vez que ha terminado la Parranda a las cuatro de la mañana y después de hacer un rato el idiota por la playa y el paseo marítimo, hemos metido a un par de amigas un poco perjudicadas (no vamos a decir quiénes son…) en el taxi y nos hemos venido para casa. La verdad es que hoy he empezado la noche con pocas ganas pero ha sido una de las Parrandas más divertidas que recuerdo, sobre todo por las risas que nos hemos echado al final.

Día 290: ¡Hasta pronto Malta! Volveremos…

Día 290: ¡Hasta pronto Malta! Volveremos…
Mini biblioteca en la playa de Sliema

Mini biblioteca en la playa de Sliema

Como ya contamos con dos días más y el encanto de Malta hizo desaparecer el enfado que arrastrábamos por Vueling, los no vuelos, los aviones con luces de coches que sobrevuelan las fiestas reggae, las atenciones al cliente y la broma de pagar otro billete, hoy hemos decidido volver a las playas del Surfside. Pasado el mediodía hemos llegado Fran, Dei y una servidora (David ha preferido bajar más tarde) a la bahía para bañarnos, tomar el sol y picotear con galletis, Bigilla (una salsa maltesa a base de no sé muy bien qué) y unas cervezas. Recomendamos esta playa de piedras porque además de estar al lado del Surfside, local donde se celebra The Parranda, está céntrico, ofrece libros gratis para leer (en un armario bajo la torre del socorrista) y regalan unos ceniceros de playa con forma de monedero estupendos.

Después del picoteo hemos intentado buscar un pastichi mientras esperábamos el autobús que nos llevaría hasta Bugiba para ir al Café del Mar, pero no lo hemos encontrado (nos quedamos con las ganas de probarlo, que dicen que por 30 céntimos matas el hambre y encima están bastante buenos) y nos hemos pedido un bocadillo para llevar. Hemos esperado el bus número 12 pero al ver que no llegaba hemos cogido 222 con la esperanza de poder hacer transbordo en Bugibba. Finalmente ha habido una incidencia en la línea del 12 y hemos ido andando hasta el Café del Mar.  El paseo ha merecido la pena porque tomarte una botella de vino blanco y ver atardecer en la piscina “infinity” de este local no tiene precio. Hacía demasiado viento, pero no ha conseguido borrarnos la sonrisa.

Momento locura en el Café del Mar

Momento locura en el Café del Mar

A eso de las 19.00h han llegado Laura y Joana y tras terminar de ver la caída del sol, hemos decido ir a ver a Elena y Lola a bailar flamenco al Angelo’s. Allí las hemos encontrado junto a las hermanas y la madre de Lola.  Entre sevillana y sevillana, a las que me he atrevido a bailar una -descalza y sin recordarlas demasiado bien- hemos cenado una hamburguesa. Unas cuantas cervezas y la indecisión por ser la última noche, nos han llevado a “re-liarnos” en la van de Manuel, a quien hemos llamado para que supuestamente, en principio, nos llevara a casa. Como no podía ser de otra manera hemos acabado en Paceville. Lola, su hermana María, Elena, su vecino Jose, Dei, Fran y yo lo hemos dado todo “tarimeando” en el Footloose. Hemos acabado en Native. Una última noche de risas y baile que hemos coronado con unas pizzas de atún a las que ha invitado Lola.

Vídeo de una de las sevillanas que se han marcado Elena, Lola y sus hermanas, Isa y María, en el Angelo’s:

Nos quedamos con unos recuerdos increíbles, con gente a la que hemos conocido estupenda, que ya saben donde tienen casa; con una Parranda en el cuerpo (que aunque podrían haber sido dos, menos es nada); con habernos entusiasmado como niños bajo el agua, con tan sólo unas gafas y un tubo; con atardeceres espectaculares; con un moreno que esperamos tarde en irse; con picaduras de mosquitos que parecen heridas de guerra; con unos kilos de más; con un sabor a Captain Morgan y James Cook que será difícil de olvidar;  con una toalla de playa de menos que le regalamos, con mucho gusto, a María -la hermana de Lola; con un vuelo de menos y un billete de más; con menos dinero en la cuenta pero con muchas sonrisas, experiencias y ganas de volver. Pero nos quedamos sobre todo con unos anfitriones increíbles (que lo parten, que son canelita en rama- de la güena) que nos han hecho sentir como en casa: David y Dei. ¡¡¡Gracias!!!  Inhobbukhom hafna!

Día 287: Lola y Fran bajo el agua de la Azure Window

Día 287: Lola y Fran bajo el agua de la Azure Window

Hoy martes hemos decidido alquilar un coche mientras el Rojito está en el taller para dejar a David y Dei descansar un poco de nosotros, que deben estar un poco harticos… Nos han ofrecido un Chevrolett Spark, que hemos conseguido a través de Budget (Avis) a razón de unos 29 € al día. Como nos salía más barato alquilarlo tres días (martes, miércoles y jueves) en lugar de dos, hemos optado por aprovecharlo. Este primer día con coche hemos cogido el Ferry en Cirkewwa para ir hasta Gozo. Nos ha costado 20€ el traslado de dos personas y un coche- ida y vuelta- hasta la isla vecina. Un trayecto que por cierto se paga a la vuelta, en el puerto de Mgarr.

Għajnsielem

Għajnsielem

Allí es, precisamente, dónde hemos desembarcado a las 13.00h. Desde este punto de la isla de Gozo hemos decidido recorrer todos los pueblos de Este a Oeste. Pasando por Ghajnsielem (ciudad que- creo- acoge la enorme cúpula que se ve desde Malta y Comino), Qala y Nadur, hemos llegado hasta la Ramla Bay, una playa al norte, pero en la que no nos hemos bañado porque yo ya la conocía de la última vez que estuve en Malta con Dei y David y porque Fran prefería descubrir otros lugares. Hemos estado en Marsalforn, un pueblo cercano a Ramla Bay, también al norte de la isla con una pequeña bahía donde hemos comido un sandwich que habíamos preparado.

Para aprovechar el tiempo, pensamos en tomar café en Victoria, donde había mercadillo, pero tras dar un paseo por la ciudad, el calor nos ha empujado directamente a buscar la Azure Window. Era el destino más esperado, sobre todo para Fran, que no lo conocía, había visto las fotos y además le habían comentado que era una de las localizaciones de Juego de Tronos. Nos ha costado llegar hasta ella porque hemos pasado por diferentes pueblos como Zebbug, Ghasri, Gharb y San Lawrenz, y porque hemos intentado encontrar la referencia que hacía en un cartel a Ulises. Llamados por la curiosidad al intuir que la leyenda tendría protagonismo en algún punto de la isla, hemos dado unas cuantas vueltas sin encontrar finalmente nada. Ahora desde casa y con ayuda de Internet, sí hemos conocido que cuenta la tradición que Gozo es la Ogigia de la Odisea, y cerca de Xaghra está la cueva de Calypso, que al parecer fue la hermosa ninfa que cautivó a Ulises durante siete años, mientras Penélope le esperaba. ¿Qué romántico, verdad? Bueno…Aquí os dejo un artículo de Público donde explica algo más de este mito y del protagonismo de la isla de Gozo en la leyenda de Ulises.

Zona para bañarse en la Azure Window

Zona para bañarse en la Azure Window

Preparados con gafas y tubo, hemos buceado debajo de la Azure Window, que hasta ahora yo siempre había visto desde arriba y que Fran aún no conocía. Como era de esperar, nos ha sorprendido la inmensidad del azul mediterráneo en todas sus tonalidades (desde el turquesa al azul oscuro), los peces, los corales y la vegetación marina. Además las vistas desde abajo también son impresionantes, te sientes muy pequeño bajo esa enorme roca. Por cierto, no olvidéis llevar “cangrejeras” o chanclas atadas porque resbalan mucho las piedras que llevan al acceso del agua bajo la “Ventana”. Las probabilidades de caer al agua con la mochila puesta (cámara de fotos, tabaco y cartera incluidas), son muy altas. Un último cigarro en el lugar donde Khaleesi y Drogo, uno de los protagonistas de Juego de Tronos, se casaron y tras habernos hecho las correspondientes fotos hemos vuelto hacia Mgarr para coger el Ferry de vuelta a casa de David y Dei.

Iglesia de Mosta

Iglesia de Mosta

Lo destacable de Gozo es que tiene más vegetación y la vista es más bonita que en Malta mientras recorres la isla en coche. Un día más hemos disfrutado del mar, del sol y los atardeceras desde este punto del Mediterráneo, de cada pueblo, cada uno de ellos, con su iglesia enorme, sus calles y casas de color arena. Casi todos, por cierto, preparados para las fiestas o reponiéndose de ellas.

Esta noche de martes hemos cenado en Mosta en casa de Lola y Elena con Cristina, David, Dei y María (hermana de Lola que también está de visita en la isla). Con cervezas, vino, tortilla de patatas, ensalada, pisto, humus y lomo hemos terminado un día estupendo.  A la luz de las velas en la terraza de la casa de Lola y Elena, con la cúpula de la catedral de Mosta al fondo y con lluvia de estrellas incluida.

Día 283: Conexión en directo desde Marsaskala

Día 283: Conexión en directo desde Marsaskala

Hoy hemos estado de “turisteo” por la zona sur de la isla. La primera parada ha sido San Peter’s Pool, donde Dei y Fran han saltado desde una de las rocas más altas – yo me he unido a un pequeño salto de no más de 2,5metros- y hemos visto a Pele, un señor famoso por sus espectaculares saltos desde los puntos más altos de estas piscinas naturales. Al parecer lleva visitando cada día este lugar y tallando en la piedra cada salto que hace.

Antes de ir a comer hemos decidido ir a darnos otro baño en Pretty Bay, una playa que también está situada al sur de Malta, en Birzebbuga, y en la que Dei y David todavía no habían estado. Nos ha gustado bastante, ya que es una playa de arena bastante amplia. La pena es que justo enfrente hay un puerto de carga que afea bastante el paisaje y el agua no está demasiado limpia.

En el Zion

En el Zion

Hemos decidido comer pescado en Marsaslokk. Hemos comido en el Rising Sun Bar, el restaurante de un “ya amigo” de David y Dei. Es el bar más auténtico y barato de todo Marsaxlokk, aunque hoy nos ha salido un poco más caro que de costumbre (17€ por cabeza), pero tenemos que reconocer que nos hemos puesto las botas de pescado, pulpo, patatas y ensalada.

Para bajar la comida nos hemos ido a tomar una copa (1,70€ y buen tamaño) en el Zion en Marsaskala…. Para no perder la costumbre os dejamos una vídeo-crónica, ya que ellos no se animan, os lo cuento yo desde esta barca. Sí, lo sé, yo tampoco entiendo muy bien por qué me subí al barquito ;P

Día 257: Cumpleaños de Lola

Día 257: Cumpleaños de Lola

Hoy era el día de una de nuestras mejores amigas de Malta, la Lola. Apenas lleva tres meses en la isla, pero enseguida se ha hecho un gran hueco entre todos nosotros con ese desparpajo y ese arte que no se puede aguantar. Para ella la vida en Malta es un ‘caxondeo’ continuo, y es que su aventura de Malta la está viviendo de la manera más intensa posible. Por todo eso y porque es capaz de sacarte una sonrisa en cualquier tipo de situación, hoy no podíamos perdernos por nada del mundo la celebración de su cumpleaños en su casa de Mosta.

Foto de grupo

Foto de grupo

Cuando Javi y Sara han vuelto de su excursión por Marsaxlokk y St Peter’s Pool, nos hemos duchado y adecentado para el evento de esta noche y a eso de las ocho de la tarde, hemos partido hacia Mosta. Cuando hemos llegado a casa de Lola y Elena, ya estaban por allí muchos de los invitados, pero faltaban muchos otros por llegar, así que David ha ido a enseñar a Sara y Javi la que, en nuestra opinión, es la iglesia más bonita de todo Malta, la iglesia de Santa María Asunción o Rotunda Mosta, como es conocida por los malteses. Ese era el escenario de fondo esta noche, ya que desde la azotea de Lola y Elena, donde tenía lugar la celebración, se ve perfectamente la bonita cúpula que tiene esta iglesia.

Cuando han vuelto, ya había llegado casi todo el mundo y ha empezado la celebración. Lola, como buena cocinera que es, había preparado una paella para la ocasión, y también tortilla de patatas y pisto. A los diez minutos de sacar la cena, ya no quedaba nada, y más de una ha acabado chupando la paellera, así que ya os podéis imaginar como estaba todo. Después ha llegado la tarta, el feliz cumpleaños, las fotos y al final hemos acabado la noche bebiéndonos un chupito de tequila haciendo honor a la cumpleañera.