Tag Archives: laura

Día 324: Una comida junto al mar

Día 324: Una comida junto al mar

Esta mañana hemos hecho rápidamente todo lo que teníamos acumulado de trabajo para irnos prontito a la playa de Sliema, que está justo al lado del Surfside (a la derecha según miras al mar), ya que allí nos estaban esperando Laura y su amiga Nerea. Justo cuando hemos llegado nosotros, ha llegado también Lola, que se unía al plan en el último momento. Allí nos hemos dado un par de chapuzones y nos hemos puesto un poco al día, que se nos acumulan las historias en esta isla. Tengo que decir que este rincón de la playa de Sliema, es de mis favoritos para bañarme. El agua suele estar tranquila y muy limpia, además tiene mucha profundidad, por lo que también es un buen sitio para hacer snorkel.

Como hoy estábamos bastante contentos y Lola quería celebrar que había cobrado, hemos ido a comer al Surfside. Nos hemos sentado en la planta de abajo, ya que es la que está más cerca del mar, y tenemos que decir que hemos estado muy a gusto. Hemos cogido tres pizzas para compartir acompañadas de sus correspondientes cervezas. No es porque nosotros trabajemos aquí, pero hay que reconocer que la comida de este sitio está buenísima. Como Laura tenía prisa, nada más terminar de comer se han ido ella y Nerea y nosotros nos hemos quedado tomando un café con Lola y disfrutando de las vistas. Después hemos vuelto juntos, ya que ella tenía que ver un piso en Balluta Bay.

En el Triq Cinemoon Festival

En el Triq Cinemoon Festival

Por la noche, tocaba Triq Cinemoon Festival, que ya está llegando a su fin, ya que sólo quedaban dos sesiones, la de hoy y la del 26 de Septiembre. Para los que no lo sepáis, Triq Cinemoon es un festival de cine al aire libre que organizan unos amigos en Valletta y que ha tenido un éxito enorme este verano. Hoy la película elegida era Match Point de Woody Allen, y tenemos que decir que la hemos disfrutado mucho comentando un poco para darle más emoción al asunto. El final no nos ha gustado mucho, pero creo que de todas las veces que he ido al festival, hoy ha sido el día que más he disfrutado. El Albert, dueño de L-Ingliz, se ha comportado genial como siempre, y ha sacado bastantes cosas para picar, así que además de disfrutar de la peli nos hemos ido cenados a casa.

 

Día 306: Fiestas de St Julian’s

Día 306: Fiestas de St Julian’s

Esto realmente es una continuación del día de ayer, ya que hoy he empezado este domingo con Pedro y Elena sin habernos acostado. Después de desayunar y tomarnos la primera cerveza en el mismo sitio, ya a las diez de la mañana, hemos decidido ir a las fiestas de St Julian’s, aunque tengo que confesar que les he convencido y han venido medio obligados, con la excusa de que a esas horas ya tenían que haber empezado y tenían que echarle un ojo por lo menos. Así ha sido, cuando hemos entrado en Spinola Bay, nos hemos topado con la banda de música de frente y en ese momento hemos decidido unirnos al jolgorio. Aunque durante estos días me he pasado por las fiestas de St Julian’s, hoy realmente era el día gordo y tenía que vivirlo desde primera hora de la mañana.

Con Laura en las fiestas de St Julian's

Con Laura en las fiestas de St Julian’s

La primera parada ha sido la taberna, que parece ser que por su posición estratégica es el bar que más gente concentra de todas las fiestas. Allí hemos tomado un par de Cisk más, hasta que ha Pedro y Elena han decidido irse porque no podían más después de haber aguantado como campeones desde ayer, y ha llegado Laura a hacerles el relevo. Laura venía acompañada de James, y con él y sus amigos hemos ido al Tony’s Bar, otro bar mítico de Spinola Bay. Allí hemos tomado otro par de cervezas más, aunque ya empezaba a ser demasiado para mí.

Cuando me ha entrado el cansancio absoluto, Laura y yo hemos decidido ir a comprar una hamburguesa al Mc Donald’s para reponer fuerzas y después nos hemos dado un baño en la misma Spinola Bay. Lo bueno que tiene Malta es que te puedes bañar en cualquier sitio, aunque estés en mitad de la ciudad. Después del baño, ya a las tres de la tarde, hemos vuelto al Tony’s Bar y ahí ya me he despedido, que no podía más. El resto del día, como imagináis, lo he pasado durmiendo después de esta maratón de Parranda-Paceville-Fiestas de St Julian’s que me he metido. Qué grandes momentos he pasado tanto durante la noche como por el día.

Día 296: Fiestas de Mosta

Día 296: Fiestas de Mosta

Hoy 15 de Agosto, día festivo en Malta, había quedado por la mañana con James y Laura para que me vinieran a recoger con el coche e ir juntos a Mosta, a vivir sus fiestas desde por la mañana, ya que nos han dicho que los malteses viven las fiestas mucho más de día. Habíamos quedado a eso de las doce, y yo me estaba empezando a rajar, ya que no había descansado mucho, pero al final me han dicho que venían a buscarme a la una, así que mucho mejor. Los tres hemos tirado hacia Mosta donde esperábamos juntarnos con Elena, su hermano y su cuñada, que llegaron ayer, y con Lola y sus hermanas.

En las fiestas de Mosta

En las fiestas de Mosta

Cuando hemos llegado ya había gente bebiendo y comiendo por las calles, aunque esperábamos que hubiera mucho más ambiente. Eso sí, la charanga no podía faltar, que aquí en Malta también son muy de eso. Después de habernos tomado la primer cerveza han aparecido Elena and company y hemos empezado a hacer la ruta de bares para ver el ambiente que había. En algunos la gente estaba muy animada, aunque para ser fiestas tampoco era nada del otro mundo. Entre cerveza y cerveza, hemos acabado otra vez en el Dingles, el bar del barrio, y Lola por fin ha bajado para unirse a nosotros. Ahí ya llevábamos unas cuantas cervezas, así que a las cuatro de la tarde, hora en la que hemos decidido comer, ya íbamos bastante perjudicados. Después de comer un par de pizzas y tomas la última allí, hemos decidido hacernos un café del mar, a ver si se nos bajaba un poco el melocotón en la piscina.

Para allá hemos ido los seis en un coche, Lola no ha venido porque tenía que ir a ver un piso. Una vez allí, hemos ido directos a la piscina, y la verdad que después de todo el día de calor y cervezas, lo hemos agradecido y nos hemos quedado mucho más despejados. De allí James y Laura se han ido y los demás hemos ido a cenar algo en un bar de Qawra, situado justo en la plaza de la estación de autobuses. Una vez que hemos llenado el estómago, yo me he venido a casa en autobús (12) y Elena and company han ido a tomarse algo al Ta’ Fra Ben, el bar de reggae que hay justo al lado del Café del Mar.

Día 279: Conociendo un poco más Msida

Día 279: Conociendo un poco más Msida

Hoy por la mañana, he estado haciendo los últimos esfuerzos para ver si conseguíamos llegar al mínimo número de entradas vendidas para poder hacer la Boat Party. Me he ido a Sliema Ferries, donde había quedado con Belén, una chica encantadora que se dedica al mundo de las Boat Parties y que sabe mucho del tema. Hemos quedado en el puesto de venta de tickets para barcos de Teresa, su compañera de piso y amiga, que también sabe bastante de barcos, aunque ella se dedica más al tema de viajes turísticos. De Teresa, también tengo que decir que es encantadora, que si no como lea esto me volverá a llamar borde, como cuando llegó a la isla, que decía que no le respondía sus dudas por el Facebook. Allí he estado con ellas hablando del tema y Belén se ha ofrecido a ayudarnos con la venta de tickets, también Sophie, una chica belga que me han presentado y que es compañera de trabajo de Teresa.

Msida marina

Msida marina

Después, he quedado con Laura y con su amiga Bea, que está visitándola estos días. A Laura también tenía que darle unas entradas para la Boat, ya que por la tarde tenía que dárselas a algunos de los voluntarios que querían venir. Era mediodía y hacía un calor insoportable, así que como nos hemos encontrado casi en Msida, hemos ido a una mini playa que hay allí y nos hemos dado un baño.  Laura y Bea me han invitado a comer a su casa, ya que ya tenían la comida preparada, aunque antes hemos ido a tomarnos una cerveza en un bar que está justo al lado del mar y del que ahora mismo no recuerdo el nombre.

En casa de Laura hemos comido gazpacho, un revuelto de berenjenas y cous cous, todo muy bueno. Da gusto llegar a una casa y que esté la comida hecha. Tengo que decir que a pesar del calor, se agradece trabajar así en Malta, empiezas repartiendo tickets y acabas dándote un baño y comiendo en casa de una amiga. Se me ha pasado el tiempo volando y cuando me he querido dar cuenta ya eran las seis de la tarde, así que me he ido a casa, que teníamos muchas cosas que preparar.

Una vez en casa hemos recibido la visita sorpresa de Carmen, que no nos esperábamos para nada. Siempre está genial recibir una visita inesperada. Después hemos ido a dar un paseo por Gzira y de paso recoger el colchón hinchable, que estaba en casa de Maite y que lo necesitamos para mañana, que vienen a vernos Lola y Fran. El colchón lo compramos en la primera visita que nos hizo Lola allá por Noviembre y nos costó sólo 20 euros en una ferretería que hay subiendo la cuesta de Balluta Bay.

Día 253: Fiesta Reggae en Paradise Bay

Día 253: Fiesta Reggae en Paradise Bay

Para continuar con nuestra ajetreada semana, hoy teníamos un nuevo evento, la fiesta reggae que organizaba el Juuls en Paradise Bay. La idea era ir un poco antes de que empezara para disfrutar de una tarde en esta pequeña playa de arena que, como la mayoría, está situada en la parte norte de la isla. Nosotros no habíamos estado nunca, así que más que la fiesta reggae, lo que nos llamaba la atención del plan era conocer la playa.

Llegando a Paradise Bay

Llegando a Paradise Bay

Después de comer, hemos partido hacia la playa de Mellieha, donde nos estaban esperando Laura y Cristina para ir juntos hasta Paradise Bay. A eso de las seis llegábamos a nuestro destino y como aún hacía bastante calor, hemos aprovechado para darnos un baño en su agua cristalina. La verdad es que no habíamos escuchado buenas palabras sobre esta playa pero a nosotros nos ha encantado, de hecho diríamos que es de las mejores playas de Malta. El agua, muy tranquila y cristalina, es perfecta para darse un baño bien largo, además la temperatura del agua hoy era perfecta.

Enseguida ha empezado la música reggae y ha ido llegando más gente, Carmen y sus amigos, Alberto, Bea, Lola y todos los habituales que no nos perdemos ni un solo evento de esta isla. La entrada a la fiesta costaba 5 euros y era en el bar que está justo en la playa, así que hemos decidido quedarnos en la arena, donde estábamos muy a gusto y desde donde se escuchaba perfectamente la música y de paso, ahorrarnos los 5 euros. Allí nos hemos comido bien a gusto la tortilla que ha preparado Laura y hemos estado disfrutando de la música y la compañía hasta que la fiesta ha acabado a eso de las 2 de la mañana. Genial tarde-noche en un sitio privilegiado, seguro que volvemos.

Día 251: De Valletta a Mosta

Día 251: De Valletta a Mosta

Hoy nos hemos quedado todo el día trabajando en casa, que después del fin de semana teníamos bastantes cosas por hacer. Por la tarde, Lola, que está sola estos días en casa porque Elena está opositando en Madrid, nos ha invitado a cenar con ella para sentirse un poco menos sola. Pasadas las ocho, hemos ido a recogerla a Valletta, que es donde se encuentra la asociación en la que trabaja como voluntaria europea. El coche lo hemos dejado en la parte izquierda de Valletta, justo al lado del mar, donde hay algunos aparcamientos. Después nos hemos puesto a buscar la asociación sin mucho éxito por las pequeñas calles de la capital, hasta que al final Laura, que también trabaja en la misma oficina, ha salido a buscarnos.

Allí hemos estado esperando a que Lola encontrara algún apartamento para su familia, que vendrá a visitarla en breve. Lo ha estado buscando en la web Holiday Lettings, que facilita la búsqueda de apartamentos en alquiler para temporadas cortas. Nosotros no teníamos ni idea de que existía una web así, que seguro que a muchos de vosotros os sirve de gran ayuda.

Dimples Bar

Dimples Bar

Después de convencer a Laura para que también se viniera a cenar con nosotros, nos hemos montado los cuatro en el coche y hemos partido hacia Mosta, donde se encuentra la casa de Lola. Una vez en Mosta, nos hemos tomado una cerveza en el Dimples, el bar que hay justo enfrente de su casa, en el que se reúne la gente más peculiar y variopinta de Malta. Una vez matada la sed, hemos subido a casa de Lola a cenar. Entre los dos, hemos preparado una cena de lo más improvisada usando prácticamente todo lo que le quedaba en la nevera. De entrante, hemos preparado una tosta de jamón serrano con tomate, queso y huevo frito, y como plato principal, hemos hecho berenjenas con pollo, tomate, nata y queso. Todo buenísimo. Después, un poco de sobremesa y enseguida nos hemos venido para casa a descansar.

Día 235: ¡Nos roban el photocall de The Parranda!

Día 235: ¡Nos roban el photocall de The Parranda!

Ayer al final nos liamos bastante y entre eso y el problema que tuvimos con el Rojito llegamos a casa como a las cuatro y media. Hoy nos ha tocado levantarnos más o menos pronto, ya que habíamos quedado a las 12 y media con Inma para llevarla al aeropuerto y teníamos que comprobar si éramos capaces de arrancar el coche. Cuando hemos llegado al sitio donde lo dejamos aparcado ayer no nos lo podíamos crear, estaba toda la calle en obras y nos hemos encontrado el coche subido en la acerca completamente lleno de tierra. Menos mal que los obreros nos han ayudado a moverlo y le han pasado la manguera, porque casi nos da algo. Para arrancarlo ha habido que empujarlo una vez más.

Inma a su llegada en el aeropuerto

Inma a su llegada en el aeropuerto

Una vez solucionado el problema nos hemos puesto rumbo a la casa de Inma, que está situada en Swieqi, otra buena opción para vivir. Swieqi es otro pueblo/ciudad que está situado justo al lado de St Julian’s y es bastante más barato, además aquí se pueden encontrar casas amplias con terrazas, jardines y demás. Cuando hemos llegado ya estaba Ana por allí, que se había acercado a despedirse de la gaditana. Enseguida hemos partido hacia el aeropuerto, ya que no queríamos parar el coche por si luego no lo podíamos arrancar.

Una vez en el aeropuerto, he acompañado a Inma para comprobar que facturaba sin problemas, sólo hemos tenido que recolocar un par de cosas. Después hemos salido y ya nos hemos despedido de ella. Nos ha prometido que volverá en cuanto termine la temporada de verano en España, esperamos que cumpla su palabra. Desde allí, nos hemos ido a recoger unos flyers que nos tenía que dar Martin. Hemos ido a recogerlos al antiguo hospital de San Luqa, que está situado en Pietà, muy cerca de Msida. Desde ahí hemos ido al Lidl para comprar algo de comer, que iban a venir a casa César, Bea y una amiga de Bea.

Por fin hemos llegado a casa después de estar toda la mañana sin parar y me he puesto a cocinar rápidamente para que los invitados no me pillaran con las manos en la masa, pero no ha habido suerte. Enseguida he llegado César, así que él y David me han echado una mano con el cous cous, que parece que no, pero tiene mucho trabajo. Bea y su amiga al final se han rajado, así que finalmente hemos comido solo los tres. Después de comer, he intentado dormir la siesta, ya que llevo un par de días sin descansar bien y quería recuperar fuerzas para esta noche. Dormir no he dormido pero por lo menos he descansado algo. Mientras David y César han estado de sobremesa, con café y tarta.

La última foto con el photocall

Última foto con el photocall antes de su desaparición

A las cinco y media nos hemos ido al Surfside, ya que hoy la fiesta la empezábamos a las seis y había que preparar algunas cosillas. Enseguida ha llegado la Kinky Blonde y ha empezado la música. Yo hoy me he ido con Laura y Cristina a pasear el photocall por la playa y a repartir flyers, toda una experiencia. La verdad es que estas dos parranderas son unas jefas de las fotos, cada vez se superan más en originalidad. Cuando ya se ha empezado a bajar el sol, hemos vuelto al Surfside y hemos empezado a disfrutar de la fiesta mojito en mano. Poco a poco la cosa se ha ido animando hasta que a las once de la noche, el Surfside estaba hasta arriba de gente. Un poco más tarde hemos decidido hacer fotos con el mítico photocall y para sorpresa nuestra no lo encontrábamos por ningún lado. Después de anunciar la desaparición con el micrófono y de preguntar a la gente que estaba situada al lado de la salida, hemos llegado a la conclusión de que nos lo habían robado. Por lo visto han visto salir a cuatro chicos no españoles con él, la próxima vez, por favor, ¡no dejéis salir a nadie de la Parranda con una polaroid gigante!

La fiesta ha ido llegando a su fin y yo me he animado, incitado por la Kinky, a pinchar durante la última media hora. Aparte de Paloma San Basilio y Mari Carmen de La Pegatina, no recuerdo qué más canciones he puesto. Creo que tengo bastante peligro a los platos. Los del bar ya no nos han dejado alargar la cosa más y nos hemos ido a continuar la fiesta por Paceville, algunos hemos ido al Juuls y otros al Monaliza.

Día 208: Un rodaje muy cómico

Día 208: Un rodaje muy cómico

Hoy habíamos quedado con Carmen, Laura, Cristina y Alberto para hablar de la promoción de The Parranda, ya que últimamente estos tres últimos nos están echando una mano como relaciones públicas paseando el photocall por las calles de Malta. Tenemos muchas ideas de cara al verano y queríamos concretar un poco, así que Laura y Cristina nos han invitado a comer a su casa para charlar un poco acerca de todo esto. Realmente era una excusa para reunirnos y comer juntos, ya que no podemos estar sin vernos más de dos días.

Una vez allí, hemos tomado el aperitivo y enseguida hemos comido una pasta con verduras riquísima que habían preparado las anfitrionas. Por allí también hemos visto a Piotr y Marco, que en cuanto han olido la comida han salido de sus madrigueras para venir a comer a la cocina con nosotros.  Una vez hemos terminado nos hemos puesto un poco más serios para hablar de lo que teníamos que hablar. De momento no podemos desvelar nada, no sea que algún avispado nos robe las ideas, que últimamente parece que hay carencia de originalidad.

Miriam en un momento del rodaje

Miriam en un momento del rodaje

A eso de las cuatro y media de la tarde, nos hemos despedido y hemos partido hacia el LOVE, donde habíamos quedado con Miriam para grabar el vídeo de promoción de The Cañeo, nuestro nuevo evento previsto para el Domingo 26 en el MeLounge (Spinola Bay). Cuando ha aparecido, a pesar de que no hacía muy buen día, ha llegado con muchas ganas de darlo todo con la cámara y hemos empezado a grabar enseguida. Lo primero que hemos hecho ha sido grabar el recorrido del LOVE al MeLounge, para guiar a los que no sepan llegar. Creo que ha sido el camino a un bar más divertido que he hecho nunca, ya que Miriam es una actriz cómica en potencia y nos ha hecho reír muchísimo.

Una vez en el MeLounge, hemos grabado la segunda parte del vídeo con la colaboración de Borja, el encantador cocinero del bar. Creo que esta parte ha sido aún más divertida, ya que ambos se han compenetrado muy bien. Les estamos muy agradecidos por su colaboración. Para nosotros han sido un descubrimiento total, ya que pensamos que los dos pueden tener un gran futuro en el cine mudo, que es el formato en el que hemos decidido grabar este vídeo, por diferenciarlo un poco de los de The Parranda. Después del rodaje, Emilio y Carlos nos han invitado a una caña en la terraza de su bar, pero enseguida nos hemos ido, ya que se ha empezado a levantar un viento completamente insoportable.

Por la noche, teníamos la despedida de Maria José, pero entre que yo todavía sigo medio malo, David se ha empezado a encontrar mal hoy y que no hacía buen tiempo, al final hemos decidido quedar en casa. Yo he aprovechado para montar la primera parte del vídeo, que me ha llevado unas cinco horas apróximadamente, así que ya os podéis imaginar a qué hora me he acostado. Aquí podéis ver el resultado:

Día 188: Radio Patio en Malta

Día 188: Radio Patio en Malta

Esta mañana nos hemos levantado más o menos pronto porque habíamos quedado con Mayte, una chica gallega que acaba de llegar a la isla. Hemos ido a recogerla a las once al Surfside, que queda prácticamente al lado de donde vive. Resulta, que una casualidad más de Malta, está viviendo con unos amigos nuestros, aunque en principio es temporal. De ella hemos ido a la escuela ESE, ya que Mayte quería inscribirse en un curso de tres semanas, para soltarse un poco con el inglés. Después la hemos vuelto a dejar en el Surfside y hemos vuelto a casa que habíamos quedado con Laura y Cristina.

Hoy  nos tocaba grabar un vídeo para anunciar que cambiábamos la Parranda de la semana que viene del jueves al martes, ya que el miércoles es fiesta y seguramente el martes se anime mucha más gente a salir de marcha. Hemos intentado recrear una conversación entre dos vecinas parranderas al estilo Mari. Ha resultado complicado hacerlo sobre todo por el sonido, ya que había bastante ruido en la calle, sobre todo de los coches y de un señor que estaba podando los árboles del edificio de enfrente. Creemos que los podan una vez al año y ha tenido que ser hoy.

Después he empezado a montarlo un poco para ver cómo quedaba y enseguida nos hemos puesto a hacer la comida. Hemos comido pasta que nos sobró de ayer, una ensalada y hummus, que Laura quería aprender a hacerlo y le he enseñado la receta en directo. Después, un rato de sobremesa y enseguida se han marchado Laura y Cristina y yo me he puesto a terminar de montar el vídeo. Podéis ver el resultado aquí:

Por la noche, nos hemos pasado por el Melounge, ya que habíamos quedado con Emilio y Mari para hablar acerca de un proyecto que tenemos pendiente desde hace un par de meses y que no termina de arrancar. Cuando hemos llegado, como hacía tan mal tiempo, nos lo hemos encontrado cerrado y hemos quedado en vernos con ellos en el Prestige, un poco antes de que empezara la Parranda.

Carmen y Cristina con la Kinky Blonde

Carmen y Cristina con la Kinky Blonde

Una vez hemos terminado de hablar, nos hemos metido a la fiesta, que hoy ha sido “un cachondeo constante”, como diría la sevillana Lola. La gente estaba muy animada desde el principio, y como el tiempo ha dado un poco de tregua, han venido muchos más de los que creíamos. Hoy tenemos que confesar que nos ha dado un poco de pereza y no hemos sacado el mítico photocall pero aún así Martin se ha encargado de hacer algunas fotos, como ésta de Carmen y Cristina dándolo todo con la Kinky Blonde. Al final de la fiesta han aparecido Fran y Jorge, unos conocidos de David que han venido a pasar unos días de vacaciones. Con ellos y con todos los demás hemos ido al Native, que nos hemos quedado con ganas de más. Y para terminar la noche Fran y Jorge nos han invitado a tomar la última en el Vallette Resort, que es el hotel en el que están alojados.

Día 182: Yoga en el Centru Tbexbix

Día 182: Yoga en el Centru Tbexbix

Como sabéis, tenemos mucha relación con la mayor parte de los voluntarios europeos que están en Malta. De entre todos ellos, hay un grupo que trabaja en el Centru Tbexbix, en Birgu. Este centro se dedica a promover un estilo de vida saludable entre los más peques, que acuden al centro una vez salen del colegio para comer, hacer actividades y deportes como el Yoga. Como podéis imaginar en un centro así, la comida que les preparan es comida vegetariana, aunque luego los niños en sus casas no están privados de comer carne. Por las mañanas, los voluntarios se dedican a preparar las actividades y la comida, para tener todo listo cuando llegan los peques. Además, los miércoles por la mañana, Ángela imparte una clase de Yoga para los voluntarios a la que hoy nos habían invitado.

Centru Tbexbix

Centru Tbexbix

Con el rojito, hemos pasado a recoger a Laura, Marco y su hermana, que está en la isla visitándole por unos días. Íbamos con la hora justa, así que para no variar, hemos llegado un poco tarde. Una vez hemos entrado en el centro, nos ha invadido una sensación de calma y silencio y hemos quedado encantados con su bonito patio. Cuando hemos subido hasta la habitación donde era la clase, nos hemos dado cuenta de que ya habían empezado, pero Ángela ha sido muy amable y ha vuelto a empezar para enseñarnos el saludo al sol. Allí también estaban otros voluntarios como Alessia, Selina, Irina y Ron, que también asistían como alumnos a la clase. Para David y para mí, era nuestra primera clase de Yoga y nos ha encantado, así que seguramente nos verán por allí muy a menudo. Una vez hemos terminado nos han enseñado un poco el centro y hemos subido a la azotea.

Después, con Marco y Laura hemos salido en busca de la hermana de Marco, que mientras nosotros estábamos en clase, había aprovechado para hacer turismo. Una vez la hemos encontrado, para seguir con el estilo de vida saludable, nos hemos tomado una cerveza en un kiosko de Birgu. Después hemos dejado a Marco y compañía por allí y, con Laura, hemos ido a su casa para recoger a Cristina y Piotr e irnos a la playa. Allí hemos cogido algo de comer, entre otras cosas, un tupper de las lentejas que había cocinado Cristina para comer. Después hemos pasado por nuestra casa a ponernos el bañador y, con el coche de nuevo, hemos partido los cinco hacia la playa que está al lado del Surfside.

Allí hemos comido y bebido los distintos y variopintos manjares que habíamos encontrado por casa. Sin duda, lo mejor han sido las lentejas de Cristina, a ver si conseguimos que nos de la receta. Nada más terminar, sin digestión ni nada, nos hemos dado un chapuzón en el mar, el primero del año. Ha sido algo rápido para combatir el calor, que se hacía un poco insoportable. La verdad es que, aunque el agua todavía está bastante fría, nos hemos quedado como nuevos. A eso de las cinco de la tarde, nos hemos despedido y cada cual se ha ido por su camino. Nosotros nos hemos venido a casa que teníamos bastante trabajo por hacer.