Tag Archives: la banda

Día 186: Tarde nublada de cañas y amigos

Día 186: Tarde nublada de cañas y amigos
La Taberna

La Taberna

Hoy hemos estado toda la mañana en casa trabajando. Después de comer hemos bajado a la calle a dar un paseo con Carmen, que estaba por el barrio. El día estaba raro, con mucho viento y con el cielo totalmente encapotado. Hemos ido por el paseo marítimo de St Julian’s hasta llegar a la Taberna, la Banda, o como cada uno quiera llamar a este acogedor bar. Allí hemos tomado unas Cisk y enseguida ha llegado Ana Paredes, que también se nos ha unido. Tenía muchas ganas de verla, ya que ha tomado la decisión de irse a vivir a Dubai y tengo que aprovechar ahora que aún la tenemos aquí. También ha venido Alberto de la Hera o Alberto hasta el amanecer, como le gusta llamarle a David. Tarde de amigos al refugio del tiempo.

Después de un par de cervezas y muchas conversaciones interesantes y divertidas, hemos cambiado de sitio y hemos ido a un bar irlandés, del que no recuerdo el nombre, que está casi al lado del Juuls. Tenemos que decir que aunque es un sitio muy acogedor tienen detalles en la decoración bastante horteras, como por ejemplo un cuadro absurdo y totalmente prescindible en el que se pueden leer las veinte razones por las que una cerveza es mejor que una mujer. Allí hemos tomado la última y Ana me ha acercado hasta casa con el coche.

Una vez he llegado ya había anochecido y hemos pasado el resto de la noche en el sofá. Hoy echaban Master Chef en la televisión española y lo hemos visto por internet. Es un concurso de cocina bastante divertido al que nos enganchamos cuando estuvimos en España. La verdad es que la televisión maltesa nunca la vemos porque es bastante cutre, pero de vez en cuando conectamos el ordenador y vemos algún programa español o alguna serie americana.

Día 33: Otoño en la playa

Día 33: Otoño en la playa

Esta mañana nos hemos levantado y, al ver el buen tiempo que hacía, nos hemos ido directos a la playa. Los días como el de hoy hay que aprovecharlos bien, así que hemos estado tomando el sol hasta el atardecer. Aunque nosotros no nos hemos atrevido, hacía día para bañarse. Allí nos hemos juntado con todos los habituales de la playa de Sliema y hemos echado el día y parte de la tarde practicando bastante el inglés. Esto es otoño en Malta.

Por la noche hemos quedado con nuestros amigos para salir un poquito. Como ha venido un amigo de Cristian, ha reservado en el Avenue para cenar todos juntos. Nos hemos encontrado en la Taberna, también conocida como la Banda, para tomarnos la primera y de ahí ya hemos ido a cenar. El Avenue es un restaurante italiano (¡cómo no!) que está en Paceville. El precio es similar al de la mayoría de los restaurantes y la comida está bastante buena. La única pega es que han tardado como una hora en servírnosla.  No es nada del otro mundo pero está bien.

Amanecer en St Julian's

Amanecer en St Julian’s

De ahí hemos ido al Republik, que es un pub, o algo similar, en el que puedes pedir una jarra de bebida por algo más de 15 euros. Te dan una botella mediana de whisky o vodka y los refrescos y tú te haces la mezcla. No sé exactamente cuánto costaban porque como no tenían botellas de ron medianas, nos obligaban a coger una grande entera por 21 euros y, evidentemente, no hemos pedido nada. El sitio es un poco antro y me ha parecido caro. Además los camareros no podían ser más antipáticos.

Luego, directamente al Native. La primera vez que estuve en ese sitio juré que no iba a ir nunca más y al final acabamos todos los fines de semana allí. Ya se sabe, nunca digas de este agua no beberé. La música deja bastante que desear pero puedes pedirle canciones al dj y suele estar encantado de ponértelas. Al salir del Native hemos hecho la correspondiente parada en el Burguer King para irnos con el estómago lleno a casa. Durante la vuelta, entre que nos despedíamos y no, nos hemos entretenido un poco en el paseo marítimo y nos hemos encontrado con el bonito amanecer que podéis ver en la foto.