Tag Archives: ingles

Estudiar inglés en Malta día 8: A por la segunda semana de curso

Estudiar inglés en Malta día 8: A por la segunda semana de curso

Antes de comenzar el curso y como no podía dormir, me di una vuelta cerca del alojamiento. Como véis los amaneceres de Malta son espectaculares.

Amanecer en Sliema

Amanecer en Sliema antes del curso

Volvemos a comenzar la semana, y lo hacemos con una novedad: la posibilidad de tener clases privadas en un nivel avanzado. La escuela como venimos diciendo es Linguatime, nos ha ofrecido tomar clases particulares adaptadas a la necesidad de cada alumno. La razón es porque no había suficientes estudiantes para hacer clases colectivas (probablemente porque es temporada baja). En este caso nos ofrecieron a mi compañera Asami y a mi, los únicos alumnos de la clase de nivel avanzado, la oportunidad de atender clases privadas. Pude asistir esta clase porque estoy en Upper Intermediate (un nivel por debajo de Advance). Equivaldría a los niveles situados entre B2 y C1. Opté por la clase orientada a Negocio mientras Asami (que estaba matriculada en un General 20) se decidió por mejorar la parte de conversación.

En las clases privadas, no se sigue ningún libro. Son sesiones están centradas en detectar tus errores ya sea en el writing, speaking o reading. Todo con la intención de ofrecerte pautas para corregir esos errores que muchas veces se vician y se convierten en crónicos. Es una buena herramienta para la gente que ya tiene una buena base. Así que únicamente lo que necesita es “pulir” los fallos que comete. En base a esto, hemos estado analizando mis puntos débiles. Algún problemilla con la pronunciación de la “sh” y prestar más atención en el listening. El profesor me aconsejó escucharme más a mi mismo cuando estoy hablando en inglés. Así detectar mis errores e intentar cambiarlos. Una manera muy interesante para mejorar el inglés. 

En las clases de conversación, hemos cambiado de profesor y hemos tenido a una profesora británica con un acento muy claro. Otra de los grandes puntos de la escuela, hablo en general ya que no conozco a todos los profesores, es que los profesores tienen acentos muy claros. Fuera de estereotipos, por lo que las clases se siguen muy bien y nunca te llegas a perder.

Valletta

Terminadas las clases, hemos ido a Valleta con mis compañeros de piso. Muchos de ellos no conocían la capital, así que ha sido una buena oportunidad para visitar de nuevo las calles de esta joya del Mediterráneo.  Hablando en inglés y perfeccionando el idioma, claro está. No os podéis perder los jardines que hay en la ciudad. Los Upper Barrakka Gardens y los Lower Barrakka Garden son lugares mágicos. Unas vistas que te dejan literalmente sin habla ya sea durante el día como por la noche.

Entrada al nuevo centro multiusos

Como ya os recomendé anteriormente, no dudéis en perderos por las calles de esta ciudad que va a ser capital europea de la cultura en 2018. Más si se tiene en cuenta que se esta preparando para el evento de tal magnitud y repercusión. Tenedlo en cuenta porque va a haber una multitud de actos culturales. Estos se añadirán a los que hacen habitualmente cada año.

La aventura de Malta: partida y regreso

La aventura de Malta: partida y regreso
La aventura de Malta: partida y regreso

Partida y regreso. Vuelvo a casa. Porque volver a Malta es como volver a tu hogar. Así me sentí la primera vez y así vuelvo a sentirme ahora.

Cuatro años han pasado desde que aterricé en la isla por primera vez. Aunque mis circunstancias personales no tenían mucho que ver, los olores, los sonidos, el paisaje… ¡Es como si el tiempo en Malta se detuviera!

Comenzamos el proyecto siendo dos, y hoy he querido volver. Lo hago solo, pero con la sombra de las mismas sensaciones. Así es la magia de Malta, supongo. 

Hoy estoy de vuelta para contaros mi última experiencia en este pequeño rincón del sur de Europa, ‘dulce como la miel’, que dirían los griegos, y refugio de todos, que dirían los fenicios, en sus correspondientes etimologías.

Regreso a Malta

Mi querida Sliema, una de las poblaciones con mas vida de la isla. Concretamente para retomar mi inglés en una de las muchas Escuelas aptas para ello. Como sabréis, en Malta el inglés está tan a la orden del día como el propio maltés.

Pues bien, la escuela a la que podéis acudir siempre que queráis perfeccionar vuestro inglés en un rincón, se llama Linguatime, y podéis encontrarla en Sliema, un conocido centro urbano en donde además de la escuela, encontraremos tiendas, restaurantes y numerosas cafeterías para hacer vida social.

Comienza la aventura

Y es que la isla pone a tu disposición todo lo que necesites. Incluido chofer. El mío me esperaba a las 9:00 am, hora de mi llegada, para llevarme a mi alojamiento desde el mismo aeropuerto. Aprovecho este punto de la redacción para recordaros que para volar a Malta desde Madrid contáis con dos posibilidades igual de eficientes: Iberia Express y Ryanair.

En mi caso, opté por la segunda, siempre un poco más asequible para nuestros bolsillos. Recordaros también que enero y febrero son los dos meses más baratos para volar a la isla. También los dos meses de menor problema para encontrar alojamiento.

Con numerosos planes a realizar y la isla entera a mis pies (no la subestiméis por su tamaño), hoy me alojo con otros tres estudiantes: un armenio, un turco y un estonio, muy cerca de un Surfside que ya conocí antaño y que tantas alegrías trae a mis recuerdos.

Sí. Sin duda mi mente me recuerda que la isla acoge a todo el mundo, de todas las partes del mundo, y cuenta con una gran variedad de cosas por hacer.

¿Una de mis recomendaciones del día? No dejéis de pasear por la playa de Sliema, durante el día, o de engancharos al Paceville, durante la noche. Esta es la zona principal de la fiesta maltesa. EN ella os encontraréis con multitud de posibilidades como la sesión ‘Bass Culture’, que no deja indiferente a nadie.

Fiesta Bass Culture

Vuelvo a casa. Porque volver a Malta es como volver a tu hogar. Así me sentí la primera vez y así vuelvo a sentirme ahora. Hoy he regresado para embarcarme en una nueva aventura: estudiar inglés en Malta. El regreso a una experiencia única

Gana un curso de inglés de 2 semanas con Maltalingua

Gana un curso de inglés de 2 semanas con Maltalingua

Maltalingua es una de las escuelas con las que colaboramos casi desde nuestros comienzos. Está situada en un edificio histórico recientemente reformado justo al lado de la bahía de St.Julian’s. La escuela posee aulas modernas y bonitas, una sala de conferencias, cafetería con internet gratuito, cantina y una biblioteca con préstamo de libros. El mayor atractivo de la escuela es la gran terraza en el tejado y la piscina, que es el mayor punto de reuniones sociales de la escuela.

Maltalingua ofrece varias opciones de alojamiento según tus necesidades personales y tu situación económica. Tanto si te gustaría vivir con una familia de habla inglesa o en un hotel de lujo con todo incluido, podemos ayudarte a encontrar el alojamiento más conveniente. La opción más económica siempre son los apartamentos compartidos, que además están situados a poca distancia de la escuela.

 

 

 

 

 

Ahora, gracias a la colaboración de Maltalingua y La Aventura de Malta, puedes ganar un curso de inglés de dos semanas con alojamiento mientras compruebas tu nivel de inglés completando este cuestionario.

¡Mucha suerte a todos!

Día 120: Pa’ aquí pa’ allá

Día 120: Pa’ aquí pa’ allá

Mañana muy ajetreada la que hemos tenido este Martes. Teníamos hasta tres reuniones diferentes en Paceville y, bueno, aunque hemos ido con prisas de un sitio a otro, al final hemos conseguido llegar a todas ellas.

EC Malta

EC Malta

La primera de ellas era en EC, que es una de las escuelas más prestigiosas y grandes de Malta. Allí nos han recibido su directora Begoña y Nat. Estuvimos hablando de Malta y los cursos de inglés que ofertan. Yo ya tenía referencias de esta escuela ya que hice un curso con ellos hace cinco años gracias a las majestuosas becas MEC, que a muchos nos ayudaron a abrirnos paso y mejorar nuestro inglés, yo por lo menos sí lo intente. Aparte de los cursos de inglés, también ofertan muchas actividades, yo por ejemplo, cuando estuve con ellos, fui a una fiesta en un barco, que es una de las actividades de ocio que la escuela ofrece. Al final hemos llegado a un acuerdo de colaboración, así que si estáis interesados en los cursos de esta escuela, podéis escribirnos.

Luego hemos bajado por las escaleras de Paceville para ir a la segunda reunión que teníamos con uno de los clubs para organizar otro evento que puede ser muy interesante. Si sale todo bien, lo anunciaremos dentro de poco. Ya por último, hemos estado en ESE, otra de las mejores escuelas de Malta. Hemos estado con nuestra querida Macarena resolviendo algunas cosas que teníamos pendientes.

Después de terminar las reuniones, hemos ido a tomar algo con Lucía, en un pequeño bar llamado «The Beer Garden». Hemos estado completamente solos en su pequeño y acogedor patio, hablando y charlando con la presentadora de las uvas más famosa de todo Malta. Después Dei se ha tenido que ir deprisa y corriendo a unas clases de inglés que empezaba hoy y yo ya me he venido a casa. A los veinte minutos ha aparecido Dei diciendo que habían cambiado los días de clase.

Por la tarde, después de tanto ajetreo, hemos estado en casa organizando algunas cosas y perdidos por la red. Últimamente estamos enganchado al ordenador más de lo habitual, pero en cuanto llegue el buen tiempo seguro que cambiamos y estamos  todo el día en la calle. Según nos cuentan, ya sólo queda poco más de un mes para que llegue.

Día 93: Vuelta a las clases de inglés

Día 93: Vuelta a las clases de inglés

Hoy empezaban de nuevo las clases del curso de inglés del Ministerio de Educación y a eso de las 16:30, después de comer y estar toda la mañana enviando e-mails, estaba saliendo de casa para llegar a tiempo. Las clases las tengo en Hamrun, muy cerca de Msida, así que en veinte minutos en autobús estoy allí. Al llegar me he encontrado a Patricia, una cordobesa majísima que viene a clase conmigo, no la veía desde hacía un mes por lo menos, ya que ella se fue antes de que llegara la Navidad a España. Nos hemos puesto un poco al día y enseguida hemos empezado la clase siendo sólo dos alumnos.

Mosaico en el túnel de Bombi

Mosaico en el túnel de Bombi

Un poco más tarde han llegado dos compañeros más, así que en total hemos sido cuatro alumnos hoy. Está genial porque gracias a eso podemos avanzar mucho más rápido. Además Steph, la profesora, nos ha dicho que va a subir un poco el nivel y hoy ya lo hemos notado. Tenía muchas ganas de volver a clase porque últimamente he practicado muy poco inglés y me notaba muy estancado. Hoy me he vuelto a dar cuenta de que estoy mejor de lo que yo pensaba.

Como éramos tan pocos, a las siete hemos terminado la clase. Me ha venido muy bien salir antes porque a las ocho Carmen actuaba en Marsa y había quedado con Laura y Cristina para ir a verla. Como he salido antes en lugar de ir directamente para Marsa, he ido a Valletta, donde estaban Cristina y Laura tomándose algo en L-Ingliz, o el Alberto’s, que es como ellas lo llaman. De camino a Valletta, he pasado por el túnel que hay en bombi y lejos de dar miedo, te encuentras fotografías y mosaicos tan bonitos como el que veis en la foto. Una vez he llegado al Alberto’s, nos hemos tomado una juntos y hemos ido en busca un autobús a Marsa. En Valletta es fácil saber qué autobús tienes que coger porque hay un puesto en el que te informan. Además el conductor de hoy ha sido muy majo y nos ha indicado donde teníamos que bajarnos.

Angka Café

Cumpleaños del Angka Café

El sitio que buscábamos, era el Angka Café, un café-restaurante de comida vegana y vegetariana donde se realizan numerosas actividades como danza vital, meditación, yoga, proyecciones,… El centro está dirigido por una doctora experta en nutrición que también tiene consulta médica. Hoy celebraban su primer cumpleaños y allí estaban Carmen y su banda para amenizar la noche. Mientras esperábamos, hemos tomado un té y hemos probado dos de las deliciosas tartas que hacen. Los precios no parecen caros, como suele ocurrir normalmente en este tipo de sitios, aunque tampoco nos hemos aventurado a cenar allí. Al final el concierto se ha retrasado bastante y como íbamos a perder el último autobús, sólo nos hemos podido quedar a dos canciones, aunque han sido suficientes para percibir la buena energía que emanaba en el lugar.

Día 70: Living la vida

Día 70: Living la vida
¿Sabéis donde es?

¿Sabéis dónde es?

Llevábamos una semana sin poder fumar cachimba porque se nos había gastado el tabaco, así que esta mañana hemos ido a nuestra tienda de confianza para poder comprarlo. Hemos comprado tabaco de melón y sandía, todo hay que decirlo, mucho más caro que en España. Para los aficionados a la cachimba, el sitio del que os hablamos es una pequeña tienda de ultramarinos (esas tiendas locales que antes existían en cada rincón de las ciudades en España y que ahora sólo regentan los chinos) que se encuentra en Triq Paceville. Siempre lo compramos ahí porque es de los pocos sitios dónde lo hemos encontrado, el tabaco cuesta 2,50€ y el carbón también. Ya que estábamos por la zona, dimos una vuelta por el Bay Street Shopping Center y, volviendo por la calle de las discotecas, vimos la imagen que veis a la derecha. A ver si alguien descubre dónde es. 😉

Por la tarde, tenía la clase de inglés del Ministerio de Educación, a la cual he ido en el nuevo bólido que tenemos. El viaje en coche es una gozada comparado con el viaje en autobús, ya que sólo he tardado 15 minutos cuando normalmente con el autobús tardaba más de una hora, entre la espera (si pasaba) y el viaje. La clase ha perdido varios alumnos, no sé si por el tedioso viaje a Mosta en bus o por otras razones, pero hemos pasado de estar unos veinte a solamente alrededor de diez. Ahora las clases, para mi gusto, son mucho mejores, ya que son mucho más interactivas que antes. Además, como los compañeros que me han tocado y mi profesora son muy majos, vamos a hacer una cena de Navidad en Buggiba el día 20.

A la vuelta de las clases, he intentado echar gasolina en tres estaciones sin éxito porque sólo llevaba tarjeta, así que os recomiendo que si tenéis coche, llevéis siempre en la cartera un billete de 10 o 20 euros por si os toca repostar. Una vez he llegado a casa, hemos ido al gimnasio para terminar de rematar el día. Como fuimos tarde, no pudimos darnos un hidromasaje ni ir a la sauna, ya que aquí es habitual que los gimnasios cierren a eso de las diez de la noche, que no esta mal, teniendo en cuenta que las tiendas cierran a las siete en su gran mayoría.

Día 53: Preparando la llegada de Lola

Día 53: Preparando la llegada de Lola

Hoy ha sido un día de lo más normal, hemos estado preparando las cosas y arreglando la casa para la llegada de nuestra amiga Lola, una jienense con mucho arte. Así que hemos comprado un colchón hinchable con su correspondiente inflador, en el que estará la mar de confortable. No nos ha salido muy caro, unos 30 euros las dos cosas en una ferretería maltesa que está subiendo la cuesta de Balluta, justo enfrente del bar Corks. Como me pareció un precio razonable, no miré mucho más.

Cena de 2 nivel de inglés de Mosta

Cena de 2 nivel de inglés de Mosta

Por la mañana he decidido ir a correr ya que hacía muy buen día, y la verdad que con esta temperatura ha sido una buena elección. Por la noches, entre la humedad y que la temperatura es un poco más baja, ya no se puede ir en pantalón corto ya que si te paras te quedas un poco frío y después llegan los resfriados y demás.

Por la noche quedé con mis compañeros de inglés para recuperar una de las clases que no habíamos podido dar debido a una serie de actos que había en la escuela de Mosta. Para hacerlo más ameno, quedamos en realizar una cena-clase en el Avenue y fue de lo más divertida, ya que todos éramos de diferentes sitios y yo era el único español, por lo que aproveché bastante para hablar inglés. Además, así te da tiempo a conocer facetas de tus compañeros que no te imaginabas, como por ejemplo, que dos de los italianos trabajan para el ejército actualmente y estuvieron en las guerras de Irak y Kosovo. Tuvo que ser algo muy interesante, por todo lo que vivieron en esa época y lo duro que son los momentos de guerra en cualquier parte del mundo.

Día 43: Trabajando intensamente

Día 43: Trabajando intensamente

Llevo dos días trabajando intensamente en la web y ya voy viendo la luz al final del túnel. Tengo unas ganas de terminarla que no os imagináis. Esta semana estará acabada sí o sí, así que pronto veréis los resultados. Es posible que cuando termine ésta me salga otra, así que estoy bastante contento por eso.

A eso de las 16:00 he ido a casa de Nicola a mi clase de inglés. Hoy hemos simulado una entrevista para un diseñador web y la verdad es que ha sido más complicado de lo que pensaba. Demasiados tecnicismos y preguntas abstractas del estilo «¿cómo resolverías un conflicto?» o «¿qué tienes en cuenta a la hora de tomar decisiones?», pero me ha venido muy bien. Me sirve de mucho para estar preparado el día que tenga que afrontar una, aunque todavía tengo mucho que aprender y estudiar.

Spinola de noche

Spinola de noche

Después he vuelto a casa para seguir trabajando. Mientras, David se ha ido a ver un coche que estamos pensando en comprar, es un Austin Mini rojo muy bonito. Nos piden por él 1200 € pero vamos a ver si nos hacen una buena rebaja. Viendo que el transporte funciona bastante mal, hemos tomado esa decisión para movernos un poco con libertad. Además, el día que decidamos irnos de esta isla siempre podemos venderlo. Ya os contaremos en qué queda la cosa.

Ya por la noche hemos ido a dar un paseo, a ver si me aireaba un poco, que llevo dos días encerrado en casa trabajando. Al final hemos acabado cenando en el Mc Donald’s de Spinola Bay. Aunque no deja de ser un Mc Donald’s y yo siempre los he evito cuando puedo, merece la pena por las vistas que tiene en la terraza de arriba. Además por la noche, como está todo iluminado, se ve aún más bonito si cabe.

Una última cosa. Hoy David ha creado este evento en Facebook para intentar conseguir que La Pegatina venga a tocar a Malta. A ver si entre tod@s lo conseguimos, ¿os imagináis? 🙂

Día 39: Cenando en inglés

Día 39: Cenando en inglés

Hoy por fin he recibido el cable del ordenador que encargué por Ebay. Ha tardado 10 días, no está mal para ser una isla y haber sido enviado desde Hong Kong.  Así que como he vuelto a tener mi ordenador disponible, he estado todo el día y gran parte de la tarde avanzando con la página web. Parece el cuento de nunca acabar pero es que cuando te atascas en algo, pasan las horas y no hay manera.

Izquierda, derecha, arriba, abajo, centro

Izquierda, derecha, arriba, abajo, centro

Por la tarde han venido Vane y su perrito Bruce a visitarme. Es genial que venga gente a verte cuando no lo esperas, vivir todos tan cerquita es otra de las cosas buenas de Malta.

Ya por la noche hemos ido a cenar a casa de Rafa y Paloma y allí hemos conocido a María y Noe, dos compañeras majísimas de su clase de inglés. Cada uno hemos llevado una cosilla, tortilla de patatas (no podía faltar), fajitas, nachos, hummus, queso, vino blanco… todo muy rico. Hemos estado casi todo el tiempo hablando en inglés porque Noe es italiana, así que también nos ha servido como clase, para que luego no digáis que estamos todo el día por ahí sin hacer nada.

Después hemos ido al Juuls, el bar de reggae de St Julians. Me gusta mucho ese sitio, hay muy ambiente y además es bastante barato (pintas 2,5€ / copas 2€). Nos hemos tomado un par ahí y después hemos acabado en el Hugo’s, en Paceville. Suelen poner música electrónica, para descansar un poco del Native está bastante bien. Y nada, a eso de las 4 de la mañana vuelta a casa por el paseo marítimo. Cómo me gusta ese momento, suele ser el más divertido de la noche.

Día 36: Clases de inglés en la playa

Día 36: Clases de inglés en la playa

Hoy he estado toda la mañana trabajando en la web, a ver si consigo terminarla lo antes posible. A veces te metes en un proyecto pensando que no te va a llevar mucho tiempo y al final se acaban complicando las cosas y te lleva más tiempo del que pensabas. Pero bueno, espero terminarla esta semana, como muy tarde a principios de la semana que viene.

Inglés en la playa

Inglés en la playa

Por la tarde he empezado mis clases particulares de inglés con Nicola. Hemos quedado en la playa y hemos hecho una hora de conversación, que es lo que más me interesa. Llevo toda mi vida estudiando inglés, incluso en la Escuela Oficial de Idiomas en España, y aunque la gramática la llevo bastante bien, me cuesta bastante el tema de hablar y escuchar. Por eso, con Nicola, que además es inglesa y tiene buena acento, sólo quiero practicar el speaking, a ver si consigo hablar de una vez este idioma que a muchos nos trae de cabeza.

La verdad es que he quedado muy contento con las clases, me he presentado y hemos estado hablando acerca de mí, de mi currículum y demás. Y es que ésa es la parte que más me interesa, cómo hacer una entrevista y dominar un poco el lenguaje de mi campo. Me he visto mejor de lo que pensaba y ha sido una clase muy provechosa. Además eso de dar una clase al lado de la playa no tiene precio. En principio iré dos días a la semana  y haremos una hora de conversación. Además lo completaré con los cursos del Ministerio, que por cierto, empiezo mañana.

Por la tarde, hemos quedado con María y Nuria para tomar una pinta en el City of London. Hay que aprovechar los días que se puede estar en las terrazas, que luego en invierno tendremos que estar más resguardados.