Tag Archives: gimnasio

Día 202: Vuelve la gripe maltesa

Día 202: Vuelve la gripe maltesa

Ayer Dei ya se notaba un poco raro cuando fuimos a Comino y finalmente hoy se ha terminado de poner enfermo. Esta mañana se ha levantado con fiebre así que el pobre no ha podido nada más que estar toda la mañana en la cama. A mí no me ha quedado otra que hacer las tareas del hogar, que os confieso que no me gustan nada de nada, pero hoy tocaba.

Albacete Power!

Albacete Power!

A la hora de la comida, parece que le ha bajado la fiebre y hemos podido comer juntos. Después hemos tomado un té para ver si le sentaba bien y yo me he decidido a volver al gimnasio, que se nos está acabando el plazo en el que estábamos inscritos y hay que aprovechar. No lo hemos aprovechado todo lo que deberíamos, pero bueno, sí hemos ido varios días y hemos disfrutado del Spa varias veces. Estamos apuntados al gimnasio del hotel Le Meridien, que está en Balluta Bay. Si os apuntáis en parejas os hacen un descuento.

De vuelta a casa me ha tocado poner el modo fiesta, ya que esta semana The Parranda volvía a su día original, el Jueves. Rumbo a Paceville me he encontrado con varios parranderos que me han dicho que iban a venir, pero al final no les he visto. ¡Mira que pasamos lista! Ángel Combreras, tienes una falta. Yo ya no sé qué decir de la Parranda porque una vez más lo hemos vuelto a pasar genial con la Kinky Blonde y todos los parranderos. Esta vez  teníamos a tres nuevas adquisiciones, Cristina, la hermana de Carmen, y sus amigas, Ana y Patricia. que, por lo que nos han dicho, se lo han pasado de muerte. Ya le tenían ganas a la Parranda desde España, cuando veían nuestras fotos cada semana en Facebook .

Día 199: De ruta por los centros deportivos de Malta

Día 199: De ruta por los centros deportivos de Malta

Hoy me he levantado a las ocho de la mañana, algo no muy usual para nosotros desde que vivimos en Malta, pero me tocaba acompañar a Adrián que quería apuntarse a Clubclass y empezar hoy mismo. He ido en su búsqueda al lugar acordado, muy cerca del Fortizza. Hemos hecho el camino a la escuela que tiene que hacer todos los días y a las nueve, después de hacer todo el papeleo de la inscripción, ha empezado las clases. Los cursos empiezan cada lunes, así que si os queréis apuntar, siempre deberéis hacer la inscripción la semana de antes de la fecha que queráis comenzar, ya que lo de hoy ha sido una excepción y Adrán ha tenido suerte porque había plazas disponibles.

Marsa Sports Club

Marsa Sports Club

Después había quedado con Joselu, Clara y unos tíos suyos que habían venido de visita y querían comprobar como se vivía el mundo del squash en Malta. Su hijo es campeón de España en la categoría juvenil y están interesados en que continúe su carrera en Malta y que aprenda inglés al mismo tiempo. Hemos ido a la piscina nacional para jugar un partido y así poder ver las instalaciones. Después del partido, hemos ido al Marsa Sports Club, uno de los complejos deportivos más grandes de la isla. Está situado en Marsa y tiene multitud de pistas de tenis tanto de tierra como de pista dura, squash y fútbol, además de piscina y campo de golf. Es un club privado, si no eres socio no puedes alquilar sus instalaciones a no ser que vayas acompañado de un socio. Aquí podéis consultar las tarifas, como veis, no son precisamente baratas. Yo estuve una vez, ya que jugué con unos de los socios dentro de la liga de squash de Malta.

Después de la visita, he vuelto a casa después de pasar toda la mañana fuera. Hemos decidido hacer algo más de actividad hoy y hemos vuelto a retomar el gimnasio por enésima vez, que lo teníamos muy abandonado, hacía casi un mes que no íbamos. Allí ha dado la casualidad de que nos hemos encontrado con Ana y Lidia, así que después de hacer deporte nos hemos ido a tomar algo al City of London con ellas. Después de estar un rato allí, ha empezado a refrescar y hemos ido a hacer una pequeña visitilla a Vane y Josito, que últimamente casi no les vemos el pelo.

Día 114: Recorriendo Paceville

Día 114: Recorriendo Paceville

Hoy nos hemos levantado más pronto de lo habitual, con mucha energía y ganas de hacer muchas cosas, así que hemos desayunando y hemos ido al gimnasio, que lo teníamos muy abandonado. Estamos hablando del gimnasio del Meridien. Después de hacer un poco de ejercicio, hemos estado un rato en el spa , que está muy bien para relajarse, yo hasta me quedé dormido un día en las hamacas que hay al lado de la piscina. Es una buena forma de empezar el día, que hace que te sientas mucho mejor. Después de soltar la adrenalina uno siempre se siente más activo.

Paceville

Paceville

Así que hemos comido y Dei ha retomado las clases de inglés del ministerio en Hanrum. Yo me he quedado haciendo cosas en casa con la previsión de ir a ver luego el clásico con unos amigos. Pero al final he decidido irme a dar una vuelta por Paceville y así poner los carteles de The Parranda que teníamos por casa. También salí por recoger un disco duro en el City of London pero se me olvido que es mañana cuando quede. ¡Vaya cabeza la mía!. Cómo cambia Paceville cuando las discotecas no están abiertas, quién diría que eso por la noche se pone hasta arriba, sobre todo en verano. Hay tranquilidad, no se escucha mucho jaleo, es como si fuera un lugar diferente. He dejado los carteles en escuelas, bares, el Why Not?,… y cuando he terminado, me he tomado un café en una cafetería que hace esquina y que se llama “Black Bull”. Está bastante bien para tomar algo tranquilamente o quedar para ver el fútbol.

Ya de vuelta a casa después de estar en Paceville, me he encontrado con María y Nuria que estaban tomando algo en el City of London, así que me he unido a ellas y allí hemos estado de parloteo. Luego ha llegado Toni, que salía del gimnasio de boxeo en el que está apuntado. En Malta son muy aficionados al boxeo y hay bastantes eventos relacionados con este deporte. Si a alguien le gusta, el gimnasio está en el mismo edificio que el Towers de St. Julians. Al final, se me ha hecho tarde y ya me he venido a casa, que teníamos que ultimar detalles del vídeo promocional de la fiesta que grabamos mañana, así que el partido lo he tenido que ver en casa. Espero poder ir a ver el partido de vuelta en algún bar, que allí siempre se viven mucho más los partidos.

Día 108: La noche de Dj Rico

Día 108: La noche de Dj Rico

Esta mañana teníamos una reunión en la escuela de inglés ClubClass y como no sabíamos exactamente dónde estaba, hemos tenido que recurrir al gps. Al comprobar que estaba en Swieqi y que nos pillaba a media hora andando desde casa, como no íbamos con tiempo de sobra precisamente, hemos decidido coger el coche. En unos diez minutos estábamos allí, aunque hemos tardado bastante más en encontrar la puerta de la escuela. Brevemente hemos hablado un par de cosas que teníamos pendientes y otra vez de vuelta a casa.

Por la tarde, hemos decidido volver al gimnasio por enésima vez, que entre unas cosas y otras lo teníamos bastante abandonado. A ver si cogemos rutina, porque a este paso no llegamos a la operación bikini de cara al verano. Para los que no lo sepáis aún, vamos al gimnasio del Meridien, que es de lo mejor que hay en Malta en relación calidad-precio. No es que sea precisamente barato pero si te apuntas con alguien durante varios meses, sale bastante bien de precio. Además merece bastante la pena, sobre todo por el impresionante spa que tiene.

La familia al completo

La familia al completo

Después, sólo nos ha dado tiempo a pasar por casa, dejar las cosas, hacernos un bocadillo y salir pitando con bocadillo en mano. No podíamos llegar tarde, que a las nueve habíamos quedado en el Prestige con Ángel, también conocido como dj Rico, que esta noche pinchaba en The Parranda dentro de la operación 3 noches/3 djs. Y allí estábamos puntuales a las nueve, muy raro en nosotros, pero hoy no podíamos fallar, que teníamos que enseñar a Ángel cómo funcionaba el equipo del Prestige e íbamos un poco a contrarreloj. La verdad es que casi sabía usarlo el mejor que nosotros, así que enseguida se ha hecho con los mandos.

A las 22:00 ya tenía todo controlado y empezaba la fiesta con muy buena música. Enseguida ha empezado a llegar la gente, últimamente estamos siendo todos muy puntuales, y una vez más, se repetía la buena energía que fluye cada jueves en The Parranda. Ángel ha pasado con nota esta pequeña prueba que le hemos puesto, ahora habrá que esperar a ver qué nos tienen preparado Alberto y Bea, los djs que pincharán los dos jueves siguientes. Una vez más, muchas gracias a todos por venir, cada día se va afianzando más esta pequeña familia en la que ya se ha convertido The Parranda.

Día 94: La fiesta continúa

Día 94: La fiesta continúa

Después de todas las Navidades sin pisar el gimnasio, hoy me he levantado con fuerzas y he decidido volver a hacer ejercicio. Para mí el ejercicio es básico para sentirme bien tanto físicamente como mentalmente y el cuerpo ya me estaba pidiendo a gritos un poco de deporte. Hoy he empezado bastante flojo y tampoco me he querido dar mucha caña, que después de unos veinte días sin ir, tampoco era plan de acabar reventado.

La tarde la he pasado en casa, sin demasiada actividad, aunque ha sido bastante corta porque a las 20:30 había quedado con Carmen y Ana para ir a cenar sushi antes de irnos The Parranda. Pensaba que íbamos a ir al Gochi pero por variar hemos ido al Sushi Club, situado en Pacevile. El sitio es bastante chulo, aunque mucho más caro que el Gochi, personalmente creo que hay pocos restaurantes de sushi en el mundo que puedan superar al Gochi, tanto en los precios como en el ambiente tan chulo que tiene.

The ParrandaUna vez vaciadas nuestras copas de vino, hemos ido al Prestige a empezar con la Parranda. Allí nos hemos encontrado a Jose, preparado para su penúltima noche como dj de The Parranda. Por compromisos profesionales ya no puede seguir con nosotros y hemos tenido que abrir un casting para buscar al nuevo o a la nueva dj de la fiesta. Hoy la gente ha llegado muy puntual y enseguida hemos empezado con el bailoteo y el copeteo. Es genial porque todas las noches se genera un buen rollo increíble con la gente. Además poco a poco y gracias al boca a boca, la fiesta está empezando a ser conocida, con lo que cada jueves conocemos caras nuevas, como por ejemplo Carlos, que le ha echado valor y se ha venido él solo a ver qué le deparaba la noche.

Una vez ha terminado la fiesta hemos ido en amor y compañía todos juntos a cerrar también el Native. Una vez cumplido nuestro cometido, hemos recorrido nuestro camino de vuelta en compañía de Carmen, que hoy se ha quedado a dormir en casa.

Día 70: Living la vida

Día 70: Living la vida
¿Sabéis donde es?

¿Sabéis dónde es?

Llevábamos una semana sin poder fumar cachimba porque se nos había gastado el tabaco, así que esta mañana hemos ido a nuestra tienda de confianza para poder comprarlo. Hemos comprado tabaco de melón y sandía, todo hay que decirlo, mucho más caro que en España. Para los aficionados a la cachimba, el sitio del que os hablamos es una pequeña tienda de ultramarinos (esas tiendas locales que antes existían en cada rincón de las ciudades en España y que ahora sólo regentan los chinos) que se encuentra en Triq Paceville. Siempre lo compramos ahí porque es de los pocos sitios dónde lo hemos encontrado, el tabaco cuesta 2,50€ y el carbón también. Ya que estábamos por la zona, dimos una vuelta por el Bay Street Shopping Center y, volviendo por la calle de las discotecas, vimos la imagen que veis a la derecha. A ver si alguien descubre dónde es. 😉

Por la tarde, tenía la clase de inglés del Ministerio de Educación, a la cual he ido en el nuevo bólido que tenemos. El viaje en coche es una gozada comparado con el viaje en autobús, ya que sólo he tardado 15 minutos cuando normalmente con el autobús tardaba más de una hora, entre la espera (si pasaba) y el viaje. La clase ha perdido varios alumnos, no sé si por el tedioso viaje a Mosta en bus o por otras razones, pero hemos pasado de estar unos veinte a solamente alrededor de diez. Ahora las clases, para mi gusto, son mucho mejores, ya que son mucho más interactivas que antes. Además, como los compañeros que me han tocado y mi profesora son muy majos, vamos a hacer una cena de Navidad en Buggiba el día 20.

A la vuelta de las clases, he intentado echar gasolina en tres estaciones sin éxito porque sólo llevaba tarjeta, así que os recomiendo que si tenéis coche, llevéis siempre en la cartera un billete de 10 o 20 euros por si os toca repostar. Una vez he llegado a casa, hemos ido al gimnasio para terminar de rematar el día. Como fuimos tarde, no pudimos darnos un hidromasaje ni ir a la sauna, ya que aquí es habitual que los gimnasios cierren a eso de las diez de la noche, que no esta mal, teniendo en cuenta que las tiendas cierran a las siete en su gran mayoría.

Día 66: Pescado fresco

Día 66: Pescado fresco
Fish Shop

Fish Shop

Esta mañana hemos continuado dando forma a la sorpresa que muy pronto vamos a presentar. La verdad que estamos muy emocionados con este nuevo proyecto. Así que después de estar metidos con los ordenadores mucho tiempo, decidimos salir a dar una vuelta e ir a comprar pescado. Ya lo hemos comentado más de una vez pero es que no deja de sorprendernos el hecho de estar en una isla y que el pescado no sea tan caro. Además, como tampoco hay muchas pescaderías, hemos tenido que ir a Gzira a comprarlo. Para que os hagáis una idea, dos piezas de uno de los pescados típicos malteses 7,50 euros. En Gzira hay dos pescaderías: Rita Fish Shop y Azzopardi Fisheries Fish Shop. La segunda es una cadena de pescaderías de la que os dejamos su web. La verdad que de los dias que hemos ido a comprar, nos ha parecido más barata la primera, pero no hemos ido lo suficiente a ellas para corroborarlo. Si alguien es asiduo y nos puede comentar, encantados de recoger esa información.

Ya por la tarde hemos ido al gimnasio, ya os comentamos ayer que nos habíamos apuntado. Hoy a las ocho, que es a la hora que más o menos hemos ido, había bastante gente. Creo recordar que ayer fuimos sobre las 6 y no había casi nadie. El gimnasio está bien, pero nada fuera de lo normal y lo que más y mejor tienen cuidado es el spa, con la sauna y el baño turco.

Así que reventados del gimnasio, que mejor que una buena tortilla de patatas y calabacín para levantar el ánimo y tirarse en el sofá a ver una película.  Mañana es el gran día en el que os presentaremos el proyecto que venimos comentando estos días.

Día 65: En busca del taller perdido

Día 65: En busca del taller perdido

Llevamos desde el sábado intentando encontrar al hombre con el que hablamos para que nos cambiara la batería. Tras varios intentos fallidos y encontrándonos el garaje cerrado día sí y día también, hoy hemos desistido. En su lugar, hemos encontrado un sitio, justo enfrente de la fuente de la bola del mundo que hay en el paseo marítimo de Sliema, en el que venden ruedas y también baterías para coches. Hemos hablado con el chico de la tienda, que también es gasolinera, para ver si nos la podía cambiar él. Nos ha dicho que sí, que volviéramos por la tarde.

Cerrado 24 horas

Cerrado 24 horas

Como hacía buen día hemos ido hasta Sliema Ferries dando un paseo y mirando algunas tiendas, aunque no nos hemos comprado nada. Como finalmente iremos a España del 22 al 30 de Diciembre, lo haremos allí, que hay mucha más variedad y todo es mucho más barato. Así que los que vayáis a venir de primeras a Malta, ya sabéis, veniros con la maleta bien llena de ropa, que aquí todo es más difícil. Ahora empezamos a entender los estilismos malteses, todo tiene un porqué.

Por la tarde, después de comer, David a vuelto al sitio de las baterías, pero como estaba lloviendo, le ha dicho que mejor mañana. Ya sabéis, el ritmo y la filosofía de vida maltesa. Así que nada, mañana volveremos a intentarlo. Empieza a ser misión imposible cambiar una batería de coche en Malta, pero lo acabaremos consiguiendo.

Después, hemos decidido apuntarnos al gimnasio de una vez. Al final nos hemos decidido por el del Meridien, que es el que más cerca nos pilla de casa, no vaya a ser que luego nos de pereza ir por la distancia. Así que nada, hemos pagado la cuota. Al final hemos cogido la oferta de 6 meses para dos personas por 525€ (262,50€ por persona). La verdad es que no es nada caro teniendo en cuenta que el gimnasio, aunque no tenga un gran variedad de máquinas, es muy moderno y sólo por el spa, que también está incluido en el precio, merece la pena.

Hemos salido reventados, así que al salir, nos hemos ido directos a casa. Hemos cenado verduras al horno y después hemos visto los dos últimos capítulos de Carnivale. El final de la serie es impresionante, aunque se queda muy abierto, imagino que con la intención de hacer una tercera temporada. Es una pena que la cancelaran.

Día 63: Comparando gimnasios

Día 63: Comparando gimnasios

Hoy ha sido un día de lo más normal y tranquilo, he estado revisando mails y ultimando algunos detalles del proyecto The Parranda, que está por llegar en breve. Como hemos visto que el primer vídeo ha causado buena sensación, tendremos que grabar otro antes del gran evento. Se aceptan voluntarios con ganas de comerse la cámara.

Por la tarde hemos intentado volver al taller para ver si nos cambian la batería del coche, pero nada, el sitio estaba cerrado. Los horarios en Malta son una incógnita absoluta, nadie sabe qué días ni a qué hora pasa el camión de la basura, a qué hora cierran los establecimientos o qué días libran los malteses. Así que lo mejor, cada vez que tienes que hacer un recado, es aventurarse aunque luego te tengas que dar media vuelta.

Piscina del Meridien

Piscina del Meridien

Ya un poco entrada la noche nos hemos acercado hasta la piscina nacional, que está situada en Gzira y, aunque David ya la conocía, yo no había estado nunca y me interesaba conocerla. Quiero apuntarme a algún gimnasio y como ésa es la opción más barata, quería verlo. La piscina es una pasada, es una piscina olímpica, aunque tienen las calles divididas en horizontal, así que los largos son de 25 metros. Lo que no me ha gustado ha sido el gimnasio, tienen muy pocas máquinas y muy antiguas y evidentemente no tienen clases en grupo. Si al final me decido por apuntarme aquí será más que nada por ir a nadar a la piscina. El precio por medio año de gimnasio y piscina si te apuntas con alguien es de 279€ (las dos personas) y 372€ por un año entero. Si te apuntas solo son 116€ los 3 meses, 174€ medio año y 232€ un año entero.

Como la piscina nacional no me ha convencido mucho, después hemos ido a ver el gimnasio del Hotel Meridien, que está situado en Balluta Bay. El gimnasio, aunque no es muy grande, es bastante completo, hay mucha variedad de máquinas y muy poca gente. También tiene una pequeña piscina, sauna, baño turco y spa. Si te apuntas con alguien tres meses de gimnasio salen por 310€ (las dos personas) , seis meses por 525€ y un año por 850€. Si te apuntas solo 175€ un trimestre, 310€ seis meses y 570€ un año entero. Es bastante más barato de lo que yo pensaba.

Seguramente nos apuntemos al Meridien, aunque no descartamos mirar otras opciones.

Día 23 : Un poco de deporte

Día 23 : Un poco de deporte

Por la mañana hemos estado trabajando en las web que nos traemos entre manos. Dei sigue con la página de la inmobiliaria que está a punto y yo he seguido mirando cosas para mejorar el blog. Por cierto, dadnos vuestra opinión de lo que veáis necesario, si os va gustando,… podéis dejar comentarios en los post. También hemos contestado todos los mail que la gente nos ha estado enviando y de los que estamos muy agradecidos. Ya por la tarde, al igual que hace una semana, he ido a correr y como os comente la verdad que es un verdadero lujo correr al lado del mar. En la foto que adjunto tenéis el recorrido, por si alguna vez estáis por aquí, ya tenéis un recorrido que realizar. La gente aquí está muy motivada con correr pero la mayoría que ves son residentes no malteses.

 

Recorrido Sliema

Recorrido Sliema

Ayer también fuimos a probar el gimnasio del Meridien. Es bastante grande, con muchas maquinas, y no hay mucha gente. Tiene sauna, baño turco y piscina y hay muchas clases en grupo. Lo malo es el precio, unos 50 euros si te quieres apuntar tanto al gimnasio como a las clases, si no, tienes una tarifa sólo para las clases y otra para el gimnasio. Los precios de los demás suelen rondar esta cantidad y, en comparación con España, lo único que no tienen es un programa de clases colectivas más extenso. Ya os comentaremos si probamos los demás.

Ya para terminar el día, hemos ido al bar que entre los españoles es conocido “La taberna”, su nombre real es “St. Julian’s Bar Club”.  Está situado en Spinola Bay (donde está el monumento “LOVE” ) y es como una peña donde la gente se junta cuando son las fiestas de San Julian’s. Es pequeño y acogedor, donde te suelen poner una tapa de queso que esta muy bueno, los precios no son caros (botellín Cisk 1,5€, pinta 2€) y suelen poner reggae.