Tag Archives: fiesta malta

Día 331: El verano se va y Marta y Guillem con él

Día 331: El verano se va y Marta y Guillem con él

Ya no quedan nada más que dos días para despedirnos del verano. Este último mes hemos despedido a mucha gente de nuestro alrededor y de momento la sangría no para. Hoy tenemos la despedida anticipada de Marta y Guillem. Anticipada porque aún no se van, ya que estarán una semana más en la isla, pero así aprovechaban para tener a todos juntos por un día.

Así que después de estar por casa con las cosas habituales (blog, correos, internet y organización de The Parranda), nos hemos puesto guapos, o por lo menos lo hemos intentado, y nos hemos ido a su casa, que nos pilla a menos de un minuto de la nuestra. Han sido nuestro vecinos por casi seis meses y les conocí nada más llegar a la isla, ya que nos habían escrito antes de su llegada para apuntarse a un curso en la escuela ESE, una escuela de inglés que se encuentra en Paceville y con la que colaboramos.

Despedida de Marta y Guillem

Despedida de Marta y Guillem

Cuando hemos llegado a su casa, nos quedamos con la boca abierta de la impresionante terraza que tenían en su piso, con vistas a Balluta Bay. Como hemos llegado un poco tarde ya había pasado la ronda de las hamburguesas, así que nos hemos quedado sin probarlas. Menos mal que Guillem nos ha hecho unos perritos buenísimos para que le perdonáramos. El vino, el rebujito que magistralmente han hecho Neus y Miriam, y las cervezas de última hora, han acompañado esta fantástica velada. Además, ya se sabe que de una cena salen muchos planes, así que mañana, para seguir, posiblemente iremos a la Closing Party de Gianpula, una discoteca al aire libre que se encuentra en Rabat, en el centro de la isla. Después de la cena, ya a eso de las dos de la madrugada, nos hemos ido al aeropuerto a recoger a Javi, un amigo del pueblo de Dei, que viene a pasar el fin de semana con nosotros. Nada más recogerle les he dejado directamente en Paceville de fiesta y yo me he ido a dormir a casa.

Día 284: Fiestas de guardar

Día 284: Fiestas de guardar
Hoy era sábado The Parranda y como cualquier fiesta de guardar, hemos intentado descansar para estar al 100% por la noche. Nos hemos levantado tarde y tras un desayuno de campeones- con su tostada de tomate, huevo revuelto, café y zumo-  nos hemos ido al Tower a comprar. David y Dei tenían trabajo que hacer, por lo que Fran y yo hemos decidido ir a nadar al muelle de Balluta. Con las gafas y el tubo, hemos pasado un buen rato bajo el agua disfrutando de la vegetación y los pececillos; parece increíble que tan cerca del muelle y la gente haya todo un mundo… Al volver, Dei había preparado un arroz con verduras buenísimo, y lo hemos reposado bien… Este sábado tarde ha sido de relax, cafelito y un par de pelis: «Primos» y «Promoción Fantasma», la primera más recomendable que la segunda.
The Parranda

The Parranda

David y Dei se han ido a preparar la Parranda y nosotros hemos cenado en casa. Cuando hemos decidido salir de casa para irnos The Parranda, nos ha sorprendido aparecer en Sliema Ferries mientras intentábamos llegar al Surfside atajando. Nos habían dicho que por el interior podíamos atajar, pero el resultado ha sido una hora caminando, eso sí, hemos podido ver todo el paseo marítimo de Sliema. Aún así, hemos llegado a tiempo para «Parrandear». La fiesta, como no podía ser de otra manera, ¡nos ha encantado! Hemos conocido gente estupenda, hemos bailado al son que marcaba la Kinky Blonde y nos han dejado un cuerpo estupendo todos los Long Island que nos hemos tomado. Después de cerrar la Parranda, nos hemos vuelto a casa, esta vez por la costa, para no perdernos.

Día 258: Despedida a la maltesa

Día 258: Despedida a la maltesa

Hoy ha sido el penúltimo día de Sara y Javi en la isla. Mientras ellos han ido a pasar el día a Comino, nosotros nos quedábamos haciendo nuestras tareas habituales. Luego, para descansar un poco, nos hemos enganchado a Black Mirror. Estos días hemos estado viendo la primera temporada, que te deja impactado desde el primer capitulo, y hoy hemos empezado la segunda. Como son capítulos que no tienen que ver el uno con el otro, puedes verlos sueltos. Eso sí, tienen una temática común, los medios de comunicación.

Ya bien entrada la tarde, han llegado más morenos de lo que vinieron ya que han estado desde las diez de la mañana hasta las seis de la tarde en el pequeño islote que se encuentra en la parte norte de la isla. La lancha para ir a ella les ha costado diez euros y han negociado volver un poco más tarde de lo habitual, ya que la lanchas suelen volver sobre las 5 o 5 y media. Nos han contado que han alquilado una tumbona, para intentar estar más o menos cómodos ante la masificación de la Blue Lagoon, les ha costado cuatro euros todo el día.

Monumento Love en Spinola Bay

Reflejo del monumento Love en Spinola Bay

Para despedirnos, hemos decidido ir a dar una vuelta por St Julian’s y Portomaso, ya que no habían visto esta zona, así que hemos ido andando por el paseo marítimo de St. Julians hasta llegar a Spinola Bay. Allí, después de diez meses viviendo aquí, por fin hemos podido ver el reflejo de la escultura LOVE en el agua. Es algo que habíamos leído pero nunca habíamos conseguido verlo porque pensábamos que teníamos que verlo desde el monumento, y hoy por fin nos hemos dado cuenta de que hay que verlo desde uno de los lados, como podéis ver en la foto. Después del gran descubrimiento, hemos bajado hasta Portomaso y hemos llegado hasta la playa de Paceville. Después de hacer hambre con el paseo, hemos ido a cenar al Gululu, que es un restaurante de comida maltesa que se encuentra en Spinola Bay. Allí hemos pedido un picoteo compuesto de  varios dip malteses, en el que no podía faltar la Bigilla y las famosas Gallettis. También hemos pedido unas Ftira L-form para compartir, que son una versión maltesa de las pizzas italianas. Hemos pedido una que llevaba hummus y otra con la típica salchicha maltesa, todo bastante rico. Para terminar la noche y que se despidieran bien de la isla, nos hemos ido a dar una vuelta por Paceville y hemos hecho una pequeña ronda de chupitos por alguno de sus locales. Hemos estado en el Footloose, en el Coyote y hemos terminado en el Native, como no podía ser de otra manera. El Coyote nos ha sorprendido gratamente, ya que aún no habíamos estado, así que habrá que repetir para salir un poco de la rutina.

Día 242: Moviendo la cintura

Día 242: Moviendo la cintura

Hoy como todos ya sabéis es el día de The Parranda. El sábado pasado nos robaron el photocall y por lo tanto estábamos a la espera de que más podría pasar en esta fiesta. Para empezar la mañana, he ido, de nuevo sin éxito, a recoger la rueda de repuesto que nos tienen que arreglar. Perdía aire por la válvula del neumático, por lo que me dijo que se podía arreglar ya que, por lo demás, estaba en buenas condiciones. Debido al ritmo maltés, llevamos ya más de una semana sin rueda de repuesto y con el Rojito que esta en plan protagonista, miedo me da.

Hacia las dos del mediodía ha llegado Bea,  que luego por la tarde se convertiría en DJ Kinky Blonde. Ha venido a comer conmigo en casa, ya que esta mañana también trabajaba por la zona y su casa de Bugibba está un poco lejos para ir y luego volver en autobús. Como nosotros vivimos relativamente cerca del Surfside, le sale más a cuenta quedarse en casa. Entre los dos cocinamos una ensalada de arroz y pollo rebozado, un clásico que no falta en ninguna casa española. Yo siempre lo empano con una mezcla de pan rallado al que le hecho sal de ajo y perejil, que le da un gusto diferente y muy bueno.

Nuevo photocall The Parranda

Nuevo photocall The Parranda

Hoy en la fiesta del Surfside hemos empezado con música en directo. El encargado de empezar ha sido Jorge Sevillano que nos ha deleitado con canciones flamencas, rumbas con su toque personal y algunas canciones de la maqueta que ha grabado. Podéis verlo en uno de sus vídeos tocando en la Azure Window o presentando su maqueta. La verdad es que todo el mundo ha terminado encantado, la lástima es que esta vez no hemos conseguido equipo y ha tenido que ser en acústico, esperamos conseguirlo para la próxima. Después os podéis imaginar, The Parranda volvió a a retumbar por el Surfside hasta las dos de la mañana, que es cuando tenemos nuestra hora límite, ya que al ser abierto no podemos alargarlo mucho más por el ruido. Si fuera por la gente estaríamos hasta que se hiciera de día, ya que hoy estaba lleno cuando cortamos la música. Lo que tenéis que hacer es veniros antes, que la fiesta empieza desde bien pronto, así os acostáis pronto y aprovecháis el domingo como niños buenos. Hoy además hemos estrenado el nuevo photocall, como podéis ver en la foto. Cuando ha terminado, después de estar toda la tarde allí a base de mojitos, no me han quedado muchas ganas de seguir de fiesta y me he venido para casa.

Día 135: La vuelta de Triki

Día 135: La vuelta de Triki
Places

Places

Hoy nos habían invitado a ver por la mañana un club recién inaugurado por la zona de Paceville que se llama «Places». Ya habíamos estado este fin de semana, ya que un amigo organizó una fiesta allí. Dei se quedó haciendo cosas por casa, así que me tocó ir solo. Allí me encontré con TJ, uno de los manager del club. Estuvimos hablando de su proyecto y las expectativas que tenían, todas ellas muy interesantes, ya que este lugar hace unos años fue un sitio de referencia en la noche maltesa y quieren devolverlo al lugar que le pertenece. Además la cosa no se queda ahí, ya que varios empresarios van a intentar rehabilitar toda la zona con nuevos proyectos. Este viernes por ejemplo se inaugura el «Monalizza», un club de ambiente que ya existe en Valletta, pero que tendrá también otra sale en Paceville, justo enfrente del «Places». El Places, aunque se abrió la semana, empieza con la promoción esta semana con una nueva fiesta. Es el primero de los muchos que se van a abrir por allí en los próximos meses.

Ya de vuelta a casa, teníamos el reencuentro con Carmen, nuestra triki de la isla, que estaba de vuelta después de dos semanas por tierras albacetenses. El apodo de Triki lo sacamos de una de sus frases favoritas y es que dice que en Malta todo el mundo «está más loco que Triki». Estuvimos hablando de su paso por la tierra de los cuchillos y su primera experiencia con un concierto para su gente, ya que la primera vez actuó en directo fue aquí en Malta. Luego ya como siempre empezamos a hablar un poco de nuestra gran ilusión de la isla, que como todos sabéis se llama The Parranda, la cual la organizamos con Carmen y con Martin. También hablamos de nuevos proyectos e ilusiones,  en una conversación en la que ya se nos unió Ana, una enfermera alicantina que lleva dos años por la isla.

Así pasamos la tarde la mar de a gusto, hasta nos dio tiempo de ver un poco la derrota del F.C. Barcelona en la televisión italiana, ya que en Malta, se pueden ver de forma gratuita unos tres canales malteses y todas las televisiones italianas que emiten en abierto.

Día 131: La vida nocturna

Día 131: La vida nocturna

Llegó el sábado y después de estar ayer tranquilos durante todo el día, hemos recuperado fuerzas suficientes para volver a la carga. El plan de hoy era ir al cumpleaños de Delfín. Él y su novia, María Jose llegaron hace poco a la isla, con muchas ilusiones y nuevos proyectos, y seguro que con la fuerza que tienen pueden conseguir todo lo que se propongan.

En el cumple de Delfín

En el cumple de Delfín

Ya preparados hemos ido para la casa de Delfín y Maria Jose que está en Swieqi, un barrio residencial muy tranquilo, formado por más casas que pisos y más orientado a familias. Para los que busquen la tranquilidad es una buena opción, ya que además se encuentra muy cerca de St. Julians, centro neurálgico del ocio y restauración. La verdad es que la casa impresiona, tienen la parte de abajo ya que arriba viven sus caseros, pero tienen un patio maravilloso y una piscina privada, que esperamos probar cuando llegue el buen tiempo. Allí nos hemos reunido una buena pandilla, con la incorporación de cuatro recién llegados a Malta, entre ellos Inma, una gaditana que nos había contactado por el blog y con la que teníamos pensado vernos el lunes. Para cenar hemos disfrutado de las delicias que nos tenían preparadas, un delicioso Cous Cous y la tradicional tortilla de patatas. Listos para salir, nos hicimos la foto de grupo que podéis ver.

Dispuestos a recorrer Paceville, nuestra primera parada fue el Places, que ha sido reinaugurado después de las reformas que han realizado. El club, con una decoración minimalista y con la música dance como estandarte, ha quedado muy bonito, aunque algo raro de distribución. La fiesta la organizaba nuestro amigo Dani, así que los asistentes nos conocíamos casi todos y nos encontrábamos como en familia, Entre ellos estaba Vane y un montón de amigos con los que habíamos quedado allí. Después hemos seguido la ruta por Footloose y Qube para visitar a nuestros camareros favoritos, Lucía, Ángel e Íker. En ambos suena música internacional bastante comercial y tienen precios muy buenos en las jarras y tablas de chupitos. Para terminar acabamos en el Native, donde principalmente suena música latina, sobre todo reggaeton, salsa y bachata, aunque a veces ponen algo de música española e internacional

Después de esta pequeña guía de los clubs de Paceville, ya sólo me queda comentaros que existe un after hour llamado Clique, en el que podéis terminar a altas horas. Yo todavía no he llegado a entrar, pero seguro que habrá muchas oportunidades.