Tag Archives: estudiar inglés

Estudiar inglés en Malta día 8: A por la segunda semana de curso

Estudiar inglés en Malta día 8: A por la segunda semana de curso

Antes de comenzar el curso y como no podía dormir, me di una vuelta cerca del alojamiento. Como véis los amaneceres de Malta son espectaculares.

Amanecer en Sliema

Amanecer en Sliema antes del curso

Volvemos a comenzar la semana, y lo hacemos con una novedad: la posibilidad de tener clases privadas en un nivel avanzado. La escuela como venimos diciendo es Linguatime, nos ha ofrecido tomar clases particulares adaptadas a la necesidad de cada alumno. La razón es porque no había suficientes estudiantes para hacer clases colectivas (probablemente porque es temporada baja). En este caso nos ofrecieron a mi compañera Asami y a mi, los únicos alumnos de la clase de nivel avanzado, la oportunidad de atender clases privadas. Pude asistir esta clase porque estoy en Upper Intermediate (un nivel por debajo de Advance). Equivaldría a los niveles situados entre B2 y C1. Opté por la clase orientada a Negocio mientras Asami (que estaba matriculada en un General 20) se decidió por mejorar la parte de conversación.

En las clases privadas, no se sigue ningún libro. Son sesiones están centradas en detectar tus errores ya sea en el writing, speaking o reading. Todo con la intención de ofrecerte pautas para corregir esos errores que muchas veces se vician y se convierten en crónicos. Es una buena herramienta para la gente que ya tiene una buena base. Así que únicamente lo que necesita es “pulir” los fallos que comete. En base a esto, hemos estado analizando mis puntos débiles. Algún problemilla con la pronunciación de la “sh” y prestar más atención en el listening. El profesor me aconsejó escucharme más a mi mismo cuando estoy hablando en inglés. Así detectar mis errores e intentar cambiarlos. Una manera muy interesante para mejorar el inglés. 

En las clases de conversación, hemos cambiado de profesor y hemos tenido a una profesora británica con un acento muy claro. Otra de los grandes puntos de la escuela, hablo en general ya que no conozco a todos los profesores, es que los profesores tienen acentos muy claros. Fuera de estereotipos, por lo que las clases se siguen muy bien y nunca te llegas a perder.

Valletta

Terminadas las clases, hemos ido a Valleta con mis compañeros de piso. Muchos de ellos no conocían la capital, así que ha sido una buena oportunidad para visitar de nuevo las calles de esta joya del Mediterráneo.  Hablando en inglés y perfeccionando el idioma, claro está. No os podéis perder los jardines que hay en la ciudad. Los Upper Barrakka Gardens y los Lower Barrakka Garden son lugares mágicos. Unas vistas que te dejan literalmente sin habla ya sea durante el día como por la noche.

Entrada al nuevo centro multiusos

Como ya os recomendé anteriormente, no dudéis en perderos por las calles de esta ciudad que va a ser capital europea de la cultura en 2018. Más si se tiene en cuenta que se esta preparando para el evento de tal magnitud y repercusión. Tenedlo en cuenta porque va a haber una multitud de actos culturales. Estos se añadirán a los que hacen habitualmente cada año.

Estudiar inglés en Malta día 7: Recomendaciones de domingo

Estudiar inglés en Malta día 7: Recomendaciones de domingo

Empecé muy relajado la mañana del sábado, pero como habréis comprobado al final una cosa lleva a la otra y lo aproveché bastante. Por eso la mañana del domingo me la he tomado de relax para luego poder disfrutar un ratito con la generación que conocimos en la primera aventura.

Quedamos a comer en casa de Soraya, y allí me encontré con la “Resistencia de la isla”, que son Laura, Belén ( aunque parece que deserta) , DelaHera y Lola. Más tarde nos reuniríamos con Cristina para conocer su nueva casa en Msida tomando un cafecito. No hay nada mejor para un domingo, que compartirlo con los amigos. ¿o no?. Antes de terminar el día eso si, me dí una vuelta por el paseo de Sliema. Como podéis ver,  esespectacular el paseo.

Paseo de Sliema

 

Planes de domingo

Aprovecho el post de hoy para daros algunas ideas para disfrutar los domingos. Uno de mis planes favoritos es ir al mercado y comer en Marsaxlokk. Allí podéis completar la visita, caminando a Sant Peter Pool. Es un paraje rocoso con forma de mini bahía y con un agua transparente, que no os dejara indiferentes. Allí se encuentran dos famosos saltadores, como véis en el vídeo.

 

Tras la comida podéis ir a tomar algo en Buggibba, en el norte de la isla. En su plaza principal encontraréis varios locales para echar el rato y escuchar música. Aquellos que conozcan el barrio de la Latina de Madrid, verán que es un plan bastante parecido.

Buggiba de noche

Para despedir el fin de semana, en Valletta siempre hay algo que hacer y os recomiendo perderos por sus calles, en las que hay muchos lugares que visitar y rincones preciosos para comer, como Waterfront, que es el lugar donde zarpan los grandes cruceros que paran por la isla.

También podéis aprovechar para hacer alguno de los grandes circuitos que ofrecen las diferentes agencias como Gozo, Blue Grotto, Comino, las Tres Ciudades o Mdina, entre otros.s

Estudiar inglés en Malta día 6: Sábado sabadete

Estudiar inglés en Malta día 6: Sábado sabadete
Estudiar inglés en Malta día 6: Sábado sabadete

Tengo que reconocer que la pereza me ha podido durante este sábado. Contradiciendo las recomendaciones que os doy, no he tenido mucho cuerpo para moverme por la isla. La noche maltesa que confunde y, también, cansa. 🙂 Total, que he estado descansando hasta la hora de comer que me he ido a comer a casa de Alejandro. 

Para llegar he decidido coger el autobús . Para todos aquellos que vengáis a la isla, tenéis que saber que los autobuses suponen la mejor manera de desplazarse. Pero hay que conocer bien los horarios porque si algo tienen la frecuencia de los autobuses es que son “poco frecuentes”. Con la excepción de la zona que une Sliema/S.Julinas con Vallletta. Aquí no tendréis que esperar mucho porque la mayoría pasan por estos lugares. Os dejo la página de transporte aquí. Para Fgura ( que se encuentra muy cerca de las “Tres Ciudades”, uno de los lugares que no os podéis perder), tenéis que pillar cualquier bus hacia Valletta. Luego hacer el cambio en Bombi, para después coger el 1 o cualquiera del 91 al 95.

Familia hispanomaltesa

 

El viaje en autobús, como siempre, ha sido muy singular. Una vez he llegado a Fgura me he encontrado a Alejandro, que me esperaba con una gran sonrisa. Alejandro es otro de nuestros grandes amigos y un gran profesional de los masajes Thai, un chico que ya ha echado raíces en la isla. De hecho, de esas raíces ha nacido la pequeña Carmen fruto de su relación con Miriam, una maltesa que frecuentaba mucho nuestra fiesta de The Parranda.

Hacía como dos años que no nos veíamos así que hemos echado un buen rato para ponernos al día. Ha sido un encuentro emotivo que, además de recordar que hay ciertas amistades que nunca mueren. Ha deleitado mi paladar con un arroz a la marinera que sabía a gloria. Casi me había olvidado de la buena mano que tiene para la cocina. Y no os podéis imaginar lo precioso que es su retoño. Por cierto, si estáis interesados en alquilar una casa en Airbnb por la zona menos turística de Malta, Alejandro es vuestro hombre.

Tardeando

Ya de vuelta, me fui de nuevo a ver a Laura a Why Not y de allí ya maquinamos el plan para la tarde noche del sábado. La premisa, no acabar en Paceville. Así que decidimos ir a probar la comida africana de un pequeño bar de Msida que se llama One Love African Bar

Restaturante africano en Msida

Y el plan terminaba luego en Funky Monkey, un bar alternativo que abrió el año pasado en Manuel Island en Gzira. Es un buen plan alternativo a Paceville, con otro ambiente y música al aire libre. Otra opción más que se añade a las grandes  posibilidades que tiene la isla. Sin contar con los maravillosos cócteles de “tranquileo” que podéis tomar por Sliema Ferries o en la Valleta. Opciones perfectas para aprovecharlas los jueves y viernes.

Por ultimo os quería enseñar como es el interior de una típica casa maltesa, que se llaman Maisonette. Como no de la mano de la pareja de moda maltesa, Laura y Jaimito.

Maisonette maltesa

Estudiar inglés en Malta día 5: Balance primera semana de curso

Estudiar inglés en Malta día 5: Balance primera semana de curso
Estudiar inglés en Malta día 5: Balance primera semana de curso

Último día de la primera semana de curso. También es día de despedidas, porque así como los lunes son días de entrada de nuevos estudiantes, los viernes suponen el fin de curso para muchos alumnos.

Para que os hagáis una idea de cómo podéis organizar vuestra estancia os comentaremos que los cursos Generales (tanto de 20 como de 30 lecciones) están programados por semanas. Puedes elegir tantas semanas como desees o necesites, siempre teniendo en cuenta que los precios varían en función del número de semanas. Para que lo tengáis en cuenta el precio cambiar a las  8 y 24 semanas, y es valido para esta o para cualquiera de las otras escuelas con la que tenemos convenio.

Linguatime

Así pues la clase de hoy,  vale como un resumen de lo aprendido durante toda la semana. Se pone en practica todo lo enseñado hasta la fecha. Para ver cual es el nivel de comprensión, se realiza una prueba de nivel, en la que tienes que ser totalmente sincero contigo, ya que se corrige de manera colectiva. Despedida la clase de la mañana, continuamos con la clase de la tarde. Como venía diciendo los días anteriores, se dedica exclusivamente a conversación. Es característica principal del General 30 y la mayor diferencia con el General 20. Para los que no leísteis anteriores post, es el curso que estoy haciendo es el más intensivo de los generales. Luego hay también cursos de preparación para certificaciones, como os escribimos en este post.

Finde 

Terminadas las clases, y toca hacer planes para el fin de semana. Malta ofrece multitud de posibilidades, así que no os quedéis en casa y aprovechad para recorrer la isla y descubrir sus maravillas. Ésta vez, yo decidí quedar con los compañeros de la escuela y el apartamento donde estaba alojado para conocerlos un poco más, aunque antes quedé con Raquel otro de los grandes tesoros que descubrimos en nuestra aventura por la isla. Ella era nuestra esteticista favorita, y si necesitáis algún servicio suyo, ya sabéis que todavía anda perfeccionando la belleza por aquí. No dudéis en contactar con ella.

16427255_10154916003048764_7761396149682484203_n

Tengo que reconocer que he tenido bastante suerte con mis compañeros de piso. Hoy, sin ir más lejos, hemos hecho “comida de fraternidad” y hemos cenado unas delicias turcas que Okan ha preparado. No ha faltado un garbeo por la fiesta que organizaba un compañero de la escuela. Teníamos la intención de pasarnos sólo un rato pero , al final como siempre, nos mimetizamos con el ambiente y acabamos pasando una noche estupenda y divertida rematando la faena en el mítico Native de Paceville. El inglés, como no podía ser de otra manera en la noche maltesa, ha sido una vez más uno de los grandes protagonistas. Por ello, os animo a que os lancéis, a que no tengáis vergüenza a la hora de “zambulliros” en un nuevo idioma. Come on! ¡Sabes más de lo que imaginas, quítate el miedo!

 

Fiestecilla posterior

Estudiar inglés en Malta día 4: Juernes maltes

Estudiar inglés en Malta día 4: Juernes maltes
Estudiar inglés en Malta día 4: Juernes maltes

Juernes, ya estamos a punto de terminar la semana.  La verdad que entre tanto movimiento se me está haciendo muy corta. Las clases prosiguen su curso con la misma energía y buen rollo que os conté ayer. No se puede estar más contento como se está desarrollando la experiencia. Aunque no os lo conté anteriormente, no solo se trabaja en la escuela. Los profesores también mandan trabajo para realizar en casa. Los ejercicios son relacionados con lo dado en clase. Se corrigen al día siguiente para que sobre todo se aprendan los errores más comunes.

Classmates

Las clases de conversación por su parte, van igual de bien que las clases más de gramática y vocabulario, como por ejemplo un ejercicio muy interesante que realizamos hoy. Era sobre anmistiar a seis de las nueve personas que están en prisión. Como estamos alumnos de varias nacionalidades, las diferencias culturales son palpables, con lo que no solo aprendes a defender tus ideas en otro idioma, si no que aprendes de las otras formas de pensar y así poder abrir la mente. Esta es otra de las grandes ventajas de las escuelas, la experiencia personal de conocer otra gente totalmente diferente a lo conocido anteriormente.

Vida social

Para seguir con esta experiencia personal, aprovechamos que hay un bar español abierto en Malta. Queria enseñar a mis compañeros de piso un poco de nuestra gastronomía y nuestra cerveza. El bar se llama «La Vida» y lleva menos de un año abierto según nos explicaron los dueños, que fueron muy amables reciviendonos. Además allí trabaja mi amiga Lola, uno de nuestros grandes apoyos desde el principio. Estuvimos probando los flamenquines y la tortilla española que os recomiendo encarecidamente. 

Una cosa llevo a la otra y como los juernes no son solo en España, si no allá donde nosotros vamos. Decidimos acercarnos a la New Spanish Party que se hace en el Qube, uno de los bares de Paceville. Allí bajamos con Melania, Belén y con sus amigas, Pilar alias ‘la regueton lento’ y Keila. Las jarras de vodka con red bull y los chupitos hicieron el resto, el final os lo podéis imaginar…  ¿llegaré a la escuela mañana? 😉 

Estudiar inglés en Malta día 3: Reencuentros

Estudiar inglés en Malta día 3: Reencuentros
Estudiar inglés en Malta día 3: Reencuentros

Continuamos las clases, y a medida que nos vamos conociendo se van haciendo más amenas y divertidas. La interacción entre los alumnos es muy importante su desarrollo. Por ello, recomendar la mejor escuela es complicado. Hay muchos factores que no dependen de ella para tener una buena experiencia durante el desarrollo del curso.

El profesor, los alumnos que estén en la clase, el ambiente que se genere, tu propio carácter… que combinados con la metodología de la escuela, el material que os proporcionen, tu trabajo personal y la fidelidad de ir a las clases, harán la experiencia sea buena o mala. Por eso es difícil recomendar una ‘buena escuela’.

Como podéis ver en el vídeo el ambiente es inmejorable y la experiencia que me estoy llevando es más que gratificante. Unido a que el profesor me está gustando especialmente por su paciencia a la hora de repetir las veces que sea necesaria y por la claridad en sus explicaciones. Aproximadamente se realiza un tema del libro de referencia por semana, lo cual me parece un acierto, ya que ir demasiado rápido no dejaría una buena base en la que asentar los principios que se enseñan. 

También no puedo nada más que estar contento con la clase de conversación, ya que el buen ambiente y nuestra profesora en este caso Andrea, de nacionalidad maltesa, hacen que la clase se pase con una rapidez inaudita y te deja con la sensación de querer más y seguir con las clases. 

Tiempo de relax

Una vez dejada la escuela, hoy dedique el día a mi familia maltesa. Belen uno de nuestros mejores apoyos en la isla, venia de viaje para arreglar los papeles del paro y exportarlos a España. Así que aprovechamos y nos juntamos en la casa de Lola para preparar una cenita española a base de tortilla y compartirla con nuestros amigos italianos. También despejarse un rato hace que tu mente siga despierta, aunque os sigo recomendando realizar una inmersión completa si venís a la isla para ello. Aunque parezca que no seguí mi consejo y os sorprenda, hablamos en inglés la mayoría de la noche, si se quiere se puede aunque estemos entre españoles.

Valletta desde Tigne Point

También me dio  tiempo a darme un paseo por el Tigne Point para ver las impresionantes vistas de Valletta como podéis ver. Algo que no os podéis perder si venis a la isla.

Estudiar inglés en Malta día 2: Cuando vives en otro pais

Estudiar inglés en Malta día 2: Cuando vives en otro pais
Estudiar inglés en Malta día 2: Cuando vives en otro pais

No hay nada mejor para aprender un idioma que vivir en un país donde se practica diariamente. Y esta afirmación no es para nada novedosa. La habréis podido ver, leer o escuchar más de 500.000 veces (Esa es la cifra de emigrantes españoles entre los 18 y los 35 años que, según el INE, abandonamos nuestro país desde 2012).

En mi caso, afortunadamente, solo he regresado a Malta por dos razones: porque estoy enamorado de la isla, y porque quiero aprovechar ese amor para mejorar mi nivel de inglés en ella.

Por eso, como os conté ayer, por fin comienzo con mis clases de conversación que suman 4 horas y media de clases diarias.

Pero la contabilidad de horas va mucho más allá. Porque, como os venía diciendo, cuando vives en un país donde se habla el idioma que deseas aprender o perfeccionar, lo haces dentro y fuera de las aulas. Lo practicas en el día a día y en tu vida rutinaria.

Como es la escuela

¿En el aula? Gracias al uso de palabras relacionales para mejorar el nivel de los textos escritos con ejercicios tanto prácticos como teóricos (basados en reading, listening y vocabulario relacionado).

¿Y fuera de ella? Resulta que aunque viajes solo a una isla como Malta, el acogimiento es sensacional. Y te sientes como en casa. Porque, la ironía es que en esta isla, uno nunca se siente aislado.

Esto se debe a que, rápidamente, conocerás a tus compañeros de viaje. En mi caso no son otros que mis compañeros de clase. Coreanos, japoneses, turcos, alemanes, colombianos y otros españoles que dejan a un lado su nacionalidad por un tiempo para formar esta mágica comunidad que, en mi caso durante un mes, me acompañará en todo momento.

De hecho, la verdad es que hoy no he hecho grandes planes. Y precisamente de eso se trata. No tienes que hacer nada majestuoso para sentirte como en casa cuando estás aquí. En mi caso, hacer la cena con mis compañeros de piso ha sido la excusa perfecta para conocerles mejor.

Son esos seres anónimos y de todos los colores. Es esa gente con la que, de repente y casi sin querer, lo compartes todo, mientras en otras partes del mundo existen familias enteras que no comparten nada.

Somos de colores

¿Cómo hemos tenido tanta suerte?

Estudiar inglés en Malta día 1: Lunes a la escuela

Estudiar inglés en Malta día 1: Lunes a la escuela
Estudiar inglés en Malta día 1: Lunes a la escuela

Llegó el día de volver a la escuela. Una sensación extraña ya que hace mucho que no realizo ningún curso de formación o de inglés. Así que es como volver a comenzar una experiencia nueva. Ya os comente el sábado, el curso lo realizo en Linguatime. Es una de las escuelas con las que tenemos un acuerdo de colaboración. Hicimos este tipo de acuerdo para ayudaros si necesitáis alguna en vuestra llegada a la isla. Consiste en que podemos realizaros descuentos sobre los precios oficiales de la escuela, si lo realizáis a través de nosotros.

El primer día hay que ir un pelin antes de la hora habitual de comienzo de las clases. Sobre todo es para confirmar que todo está correcto y realizar el test de nivel, si no lo has realizado de forma online. En casa del herrero, cuchara de palo y se me olvido realizarlo antes de llegar. Pero os recomiendo que lo hagáis, así la escuela tiene una idea más clara de vuestro nivel y habrá mas posibilidades de que os pongan en el nivel adecuado.  

Las puertas de las aulas se cierran cuando el reloj marca las 9:00 am y las lecciones son enseñadas por profesores nativos, lo que hace muy profesional el curso y te garantiza eficientes resultados.

¿La estructura del curso? Con grupos entre 4 y 10 personas, las clases de General 20, por ejemplo (el curso más común, de nivel intermedio), se estructuran en dos clases de 1h 30min, con un descanso de 30 min entre clase y clase. Las de General 30 (nivel medio alto), contienen una clase adicional por la tarde. Este es mi caso.

Los temas se rigen por semanas y en todos ellos daréis gramática, vocabulario, listening, reading y conversación. La finalidad es que hace que el curso sea altamente práctico y fluido.

Me parece muy buena idea lo que hizo Linguatime, ya que el lunes no hay clase por la tarde y realizas esta clase el resto de la semana, para que el día que comienzas no te llegue a saturar.

Lluvia por el paseo de Sliema a St.Julians

Paseo de Sliema

 

En los próximos días os daré más detalles y consejos para aprovechar las clases.

OTROS CONSEJOS PARA DISFRUTAR DE MALTA

¡Os animo a descubrir Whynot! Se trata de una iniciativa que engloba varios proyectos, todos orientados a causas sociales. Si buscáis algo diferente, entrar en su página web ya que realizan eventos y fiestas a lo largo de toda la isla. Su tienda física está en St. Julians, que invita a dar un paseo por la costa. Un plan que, por cierto, siempre será un placer para vuestros sentidos. allí trabaja Laura, una gran amiga y compañera de fatigas a la que he ido a visitar.

Para finalizar el dia una cena en su casa, que es una mítica massionete maltesa.  Creo que por hoy el día ha sido bastante productivo. 

La aventura de estudiar inglés en Malta

La aventura de estudiar inglés en Malta

¡Hola de nuevo!

Llevábamos tiempo sin escribir en el blog, pero seguimos nuestra aventura de Malta. Con la entrada de hoy queremos compartir la experiencia de estudiar inglés en Malta. Gracias a Marga Ruiz (Barcelona) por contarnos su experiencia en la escuela ESE durante una semana. Aquí os la dejamos:

 
Estudiar inglés en Malta

Estudiar inglés en Malta

Me gustaría compartir con los futuros estudiantes, los indecisos, los que aún no lo tienen claro o simplemente con los que ya están pensando en volver, como fue mi curso en Malta.
 
Es cierto que mi estancia fue muy corta, de apenas una semana, por lo que elegí hacer el curso intensivo. Eso suponía estar de 8:30 a 15:15 en la escuela. Algunos me preguntan si valió la pena…para mí sí. Si bien no es lo ideal, si te lo tomas en serio, puede ser el impulso que necesitas para cogerle el gusto al idioma y volver queriendo aprender más, tomártelo en serio. Yo ya me he apuntado a otro curso intensivo de verano en mi ciudad. Pero vayamos a lo interesante, a lo práctico.
 
Al llegar tenía dudas, normal, vaya. Pero no pasa nada…paciencia no les falta. Lo primero os diría que la escuela es un sitio bastante chulo, moderno y muy nuevo, a diferencia de otras escuelas que vi en los alrededores. El primer día, en cuanto entras por la puerta ya hay un chico esperándote, y como tu cara lo dice todo… enseguida te explica despacito donde tienes que ir para la prueba de nivel. La verdad es que todo es muy rápido. Te dan un libreto con unas preguntas tipo test y mientras los profesores lo corrigen te explican lo que tienes en la carpeta de bienvenida. Un plano, descuentos, las diferentes actividades de la semana, las opciones del seguro médico…Una vez acaban de explicarte esto ya viene la prueba definitiva…uno por uno os van llamando, os preguntan cuatro cosas y os dan vuestro horario, número de clase
y el libro de vuestro nivel. En mi caso, el intermedio. Así que me dirigí a la clase. La primera sorpresa fue ver que sólo éramos cuatro personas. Perfecto, más se podría aprovechar. Algunos llevaban allí más de dos meses, pero como cada día se hace una lección independiente no te sientes perdida. Más tarde llegaba el descanso…a las 12:30, donde representa que tienes que aprovechar para la comida…pero qué español come a esa hora? De todas maneras, tengo que decir que para mi gusto, la cafetería, que tenía un self-service, era muy cara y pija, así que después de ver que el plato (sin postre ni bebida) costaba 8 euros ya no volví a aparecer por allí. Pasaba el descanso haciendo deberes o hablando con los que se animaban a practicar en el
hall, donde el wifi llega sin problemas (en las clases está bloqueado). Luego llegaba la parte del curso intensiva, con un profesor particular, face to face. Quizá esto es lo más provechoso, ya que yo le preguntaba mis dudas y tratábamos temas que tenía más flojos, y sobretodo el speaking.
 
Cosas interesantes:
Ve sol@, importante para una mayor inmersión en el lenguaje, aprovecha las tardes para salir
a explorar el país, pero recuerda que allí tienen un horario bastante tempranero, es decir: a
las 19h los comercios ya han cerrado, y los lugares de visita antes, por lo que te recomendaría
que llegaras un fin de semana antes para situarte. Ojo con los hoteles que están muy cerca
de la escuela, los de la misma calle, hay mucho ruido nocturno. Llévate algo de comer para los
descansos, por lo que he comentado de los precios. Si vas a estar como mínimo una semana
te sale a cuenta comprarte el bono semanal para los autobuses, no lo dudes, por lo menos si
piensas moverte. Habla con la gente, todo lo que puedas, aunque luego, pensándolo te des
cuenta que has dicho una barbaridad. Vale la pena. Ánimo a todos! Let´s go!
Marga Ruiz. Barcelona
 

Si tu también quieres compartir tu experiencia en alguna escuela de Malta, escríbenos a laaventurademalta@gmail.com o a través de nuestra página de Facebook y así ayudarás a que otras personas se hagan una idea real de cómo es estudiar inglés en Malta.

Día 244: Intento fallido

Día 244: Intento fallido

A las ocho menos cuarto ya estaba en pie, la razón es que he tendido que acompañar a ClubClass a una nueva alumna que se quería apuntar, Maria, una murciana que ha llegado hace dos semanas y que por casualidades de la vida es amiga de uno de mis mejores amigos, el rey sir Nolan. ¡El mundo es un pañuelo! Así que hemos quedado en el torreón que queda en el paseo de Sliema que se llama It-Torri. Desde allí nos hemos dirigido a ClubClass, escuela que se encuentra en Swieqi. Allí hemos hablado con Dagmar, que como siempre nos ha atendido de manera exquisita.

Paseo de Sliema

Bola del mundo en el paseo de Sliema

Una vez he dejado a María realizando la prueba de nivel, me he vuelto a casa para desayunar un poco y seguir contestando vuestros mails. Ya casi a medio día, he recordado que tenía que pasar a recoger la rueda que nos estaban reparando. No me corría prisa ya que es la de repuesto, pero visto los últimos incidentes que hemos tenido con el Rojito es mejor prevenir que lamentar. Así que, ante de que me entrara la pereza, he bajado a la pequeña gasolinera que hay enfrente de la bola del mundo, en el paseo de Sliema, para recogerla. Como siempre me han atendido muy bien y por fin he podido recoger la rueda y pagar también la otra que nos cambiaron.

Ya con el coche listo, he vuelto a casa a comer. Después César me ha propuesto ir al gimnasio del hotel Le Méridiem y como a mí se me terminó la inscripción hace algo menos de un mes, decidí acompañarle quedándome en el spa, ya que entrar en el gimnasio iba a ser demasiado cantoso. Aún así no ha colado, ya que nos han hecho una pillada de las de campeonato cuando estábamos en las taquillas. De todas formas entrar en el spa es relativamente barato, ya que sólo cuesta 8 euros el día, según nos dijo amablemente el responsable que me hizo la pillada. En fin, mi gozo en un pozo, así que me he vuelto a casa y aquí he estado esperando a César con la intención de ir a tomar algo cuando saliera, pero nos ha dado tanta pereza que al final nos hemos quedado en casa. Hemos estado viendo Mama, la última pelicula de Guillermo del Toro, y cenando pizza de nuestro sitio favorito, el Mum’s.