Tag Archives: city of london

Día 302: Cumpleaños de Josito

Día 302: Cumpleaños de Josito

Ayer se nos acabó la bombona de butano, después de por lo menos seis meses sin tener que cambiarla y con el plato de arroz con pollo y verduras, que estaba preparando, a medio hacer. Es lo que tiene, estas cosas siempre pasan cuando menos te lo esperas. Lo primero que he hice fue meterlo todo en un tupper y guardarlo en la nevera para intentar recuperarlo en un futuro próximo. Hoy por la mañana ha venido el casero a traerme una bombona nueva, que el hombre muy majo, siempre que se nos acaba el gas viene a cambiárnosla. Así que, ya con la bombona nueva (por un módico precio de 17,50€), por fin he podido terminar el arroz con pollo y verduras que empecé ayer. Tengo que decir, que a pesar de estar esperando un día en la nevera, estaba buenísimo.

De celebración en el City of London

De celebración en el City of London

Por la tarde he felicitado a Josito, ya que hoy era su cumple, y he quedado en tomarme algo con él para celebrarlo. Habían quedado a las ocho y media en el City of London, así que allí me he presentado a la hora acordada. Allí he estado entre caras conocidas, a las que últimamente veo menos como Vane, Ana, Lidia, Vero, Belén, Carla, y cómo no, el propio Josito. También me he encontrado con María, que justo estaba tomando algo con un amigo que ha venido a visitarla y se nos han unido. Se supone que la idea original era tomar una cerveza tranquilamente, pero la cosa se nos ha ido de las manos y hemos acabado todos en el Native.

Tengo que decir que la noche ha sido muy divertida y que hoy no se estaba del todo mal en este antro al que siempre prometo no volver. Allí hemos estado casi hasta la hora de cierre y luego los más valientes hemos ido a tomar la última a casa de Josito y Vane, cómo no.

Día 238: Cumple de Lidia

Día 238: Cumple de Lidia

No sé si os acordáis de que hace unos días reventé una rueda, pues bien, la de repuesto también la teníamos un poco chunga, así que hemos aguantado unos días con ella hinchándola de vez en cuando hasta que la rueda dijo basta. Por alguna razón, el tamaño de la rueda de los Austin Mini es muy especial, por lo que es muy difícil encontrar una del mismo tamaño. Durante estos días me he pasado por muchos talleres intentando encontrar una, pero no había manera. Al final, en un pequeño establecimiento que hay en el paseo de Sliema, muy cerca de la bola del mundo, y justo enfrente de la gasolinera, me han podido resolver el problema. Allí he encontrado una nueva rueda y, además, el chico, muy majo, me va a reparar la de repuesto. Os recomiendo totalmente este lugar si tenéis coche y necesitáis pequeños apaños, cambios de ruedas, aceite o batería. No es un taller al uso, ya que no reparan problemas más graves, pero para estas pequeñas cosas está muy bien.

Sir Alex

Sir Alex

Al igual que ayer, hacía bastante calor, así que nos hemos quedado en casa trabajando y sólo hemos salido a última hora de la tarde. Teníamos el cumpleaños de nuestra amiga Lidia y para celebrarlo habíamos quedado en el City of London, pero a última hora lo hemos cambiado por una terraza que hay debajo del sitio donde estuvimos ayer cenando, el Sir Alex. La protagonista, que llevaba todo el día diciendo que cumplía 25 cuando en realidad eran 26, estaba radiante como siempre. Para celebrar su cumpleaños también han venido Vanesa, Ana, Dani, Alba y Noe. Juntos, nos comido la tarda de frutas que ha preparado Ana, inmediatamente después de que Lidia soplara las velas con el número 25. La terraza está bastante chula, ya que tienen muchos sofás y puedes estar al lado del mar, pero eso sí, ni se os ocurra pedir un mojito, estaban malísimos.

Después de pasar allí un buen rato, al final nos hemos decidido terminar el cumple en el City of London. Allí hemos tomado la última y nosotros ya nos hemos retirado.

Día 199: De ruta por los centros deportivos de Malta

Día 199: De ruta por los centros deportivos de Malta

Hoy me he levantado a las ocho de la mañana, algo no muy usual para nosotros desde que vivimos en Malta, pero me tocaba acompañar a Adrián que quería apuntarse a Clubclass y empezar hoy mismo. He ido en su búsqueda al lugar acordado, muy cerca del Fortizza. Hemos hecho el camino a la escuela que tiene que hacer todos los días y a las nueve, después de hacer todo el papeleo de la inscripción, ha empezado las clases. Los cursos empiezan cada lunes, así que si os queréis apuntar, siempre deberéis hacer la inscripción la semana de antes de la fecha que queráis comenzar, ya que lo de hoy ha sido una excepción y Adrán ha tenido suerte porque había plazas disponibles.

Marsa Sports Club

Marsa Sports Club

Después había quedado con Joselu, Clara y unos tíos suyos que habían venido de visita y querían comprobar como se vivía el mundo del squash en Malta. Su hijo es campeón de España en la categoría juvenil y están interesados en que continúe su carrera en Malta y que aprenda inglés al mismo tiempo. Hemos ido a la piscina nacional para jugar un partido y así poder ver las instalaciones. Después del partido, hemos ido al Marsa Sports Club, uno de los complejos deportivos más grandes de la isla. Está situado en Marsa y tiene multitud de pistas de tenis tanto de tierra como de pista dura, squash y fútbol, además de piscina y campo de golf. Es un club privado, si no eres socio no puedes alquilar sus instalaciones a no ser que vayas acompañado de un socio. Aquí podéis consultar las tarifas, como veis, no son precisamente baratas. Yo estuve una vez, ya que jugué con unos de los socios dentro de la liga de squash de Malta.

Después de la visita, he vuelto a casa después de pasar toda la mañana fuera. Hemos decidido hacer algo más de actividad hoy y hemos vuelto a retomar el gimnasio por enésima vez, que lo teníamos muy abandonado, hacía casi un mes que no íbamos. Allí ha dado la casualidad de que nos hemos encontrado con Ana y Lidia, así que después de hacer deporte nos hemos ido a tomar algo al City of London con ellas. Después de estar un rato allí, ha empezado a refrescar y hemos ido a hacer una pequeña visitilla a Vane y Josito, que últimamente casi no les vemos el pelo.

Día 185: Desconexión total

Día 185: Desconexión total

Este fin de semana hemos decidido descansar y parar un poco todas las actividades, incluyendo actualizar el blog. Hoy lunes lo retomamos con más ganas después de esta desconexión total. Como tampoco habíamos contestado los mails y teníamos muchos acumulados, hemos estado toda la mañana escribiendo hasta que hemos contestado todos y cada uno de ellos, también los comentarios y los mensajes que nos dejáis a través de Facebook.

Mdina

Entrada a Mdina

Ya con la tranquilidad de haber puesto el trabajo al día, hemos comido como viene siendo ya casi habitual muy tarde, casi a las cuatro de la tarde. A pesar de llevar casi siete meses en Malta, seguimos sin hacernos al horario maltés, ya que aquí se suele comer a las doce o la una y se cena a las siete u ocho. Hacía las seis de la  tarde nos hemos ido con el Rojito a Mdina, al encuentro de Carmen y Martin. Mdina como ya sabéis, es la antigua capital de Malta, y como podéis ver en la foto tiene una entrada muy bonita. Teníamos que hablar sobre las futuras fiestas de los sábados en el Surfside y todo lo que tenemos pendiente del Prestige. La verdad es que estamos muy contentos de cómo están saliendo las cosas y esperemos que con la llegada del verano y el buen tiempo, más gente pueda disfrutar de la estas tardes y noches de rumba.

Una vez terminada la reunión hemos llamado a Vanesa, a la que hacía muchos días que no veíamos. Queríamos ver a Alba, que estaba con ella, ya que además de irse a España mañana, cumplía años esta noche. Hemos ido a su casa y allí estaban las dos en el sofá, así que nos hemos puesto un poco al día de nuestras cosas. Un poco más tarde ha llegado Noemí, una recién llegada a la isla, y hemos aprovechado para ir a tomar algo al City of London. Poco más tarde se han unido Josito y Lidia, justo antes de que llegaran las doce de la noche y Alba cumpliera años, desde aquí la volvemos a felicitar, ya que sabemos que es fiel seguidora del blog. La idea era tomar una allí y luego irnos a Paceville a celebrarlo, pero el cansancio se apoderó de nosotros y al final nos hemos ido a casa, no sin antes cantarle el cumpleaños feliz gracias a un espontáneo que se nos ha unido.

Día 180: La recompensa

Día 180: La recompensa

Hoy ha sido un día de organización. Después de tantos planes, trabajo y eventos que organizar, hacía falta un parón para hacer cuentas y ver si realmente nos compensa todo lo que estamos haciendo. La verdad es que después de llevar casi siete meses en la isla, ahora es cuando estamos empezando a ver los frutos de todo ese trabajo que llevamos meses haciendo, tanto con La aventura de Malta como con The Parranda. Ahora, aún más motivados con el verano y con todo lo que está por venir, tenemos muchas ganas de seguir con esto. Sin duda, que nos hayan dado los sábados en Surfside para hacer The Parranda es una gran recompensa a todo el esfuerzo y el tiempo que hemos invertido en este proyecto.

Galletti

Galletti

Por la mañana David ha ido a pedir cita para que nos limpien el coche. Hemos encontrado un sitio en el que te lo limpian por dentro y por fuera por 10 euros. En nuestro caso, es una ganga, ya que no hemos limpiado el coche desde que nos lo compramos en Noviembre. Siempre decíamos, cuando terminemos de arreglarlo y como en estos meses hemos tenido varios problemillas con él, no ha sido hasta ahora cuando nos hemos decidido a limpiarlo de una vez. Bueno, eso, y que ya urgía…

Por la tarde, ya casi anocheciendo, hemos ido a tomar algo al City of London con Vane, que hacía mucho que no lo veíamos. La pobre está todo el día trabajando y no tiene tiempo ni para echarse un café, así que hoy que estaba un poco más libre la hemos secuestrado un rato. Un poco más tarde se han unido Paloma y Rafa, a los que también hacía tiempo que no veíamos. Allí hemos estado tomando una pinta y cuando ha empezado a hacer frío nos hemos ido. Paloma y Rafa se han venido a casa a cenar y les hemos hecho una tortilla de patata con pimiento que estaba bastante buena. También un poquito de queso manchego y unas galletti para acompañar. Las galletti son unas galletas saladas maltesas, que suelen poner mucho en los bares cuando te ponen algo de picar. Además las hay de varios sabores, muy ricas todas.

Día 153: Visita a un Centro de Salud

Día 153: Visita a un Centro de Salud
Centro Médico de Gzira

Centro Médico de Gzira

Esta mañana cuando me he levantado me encontraba bastante mal y hemos ido al centro médico de Gzira, que es el que más cerca nos pilla de casa. Podéis ver el resto de centros médicos aquí. Me daba  miedo que me cobraran por atenderme, porque no tengo la Tarjeta Sanitaria Europea y el certificado temporal de tres meses ya se me ha terminado, pero al llegar sólo me han pedido el ID Card, así que aquí tenéis otro motivo por el que merece la pena hacérselo. Después de mostrarlo en la recepción y de que hicieran las comprobaciones oportunas, nos han dado un número de espera, como si estuviésemos en la charcutería. La verdad es que, aunque el centro médico me ha teletransportado a la mismísima Cuba, no hemos tenido que esperar mucho y me han atendido bien. Eso sí, dentro de la consulta no he estado ni dos minutos, debe ser que el médico tenía prisa. Me ha escrito la medicina que tenía que comprar en un papel, que no me ha quedado claro si era una receta o no, lo que sé es que en la farmacia no me han cobrado mucho.

Después de comer, me he tirado prácticamente toda la tarde montando el vídeo de promoción de The Parranda que grabamos ayer. Esta vez, al tener que cuadrar al milímetro música e imagen, me ha costado un poco más de lo habitual, de hecho he tenido que bajarme un programa nuevo mucho mejor para editar vídeo, el Premier Pro. Una de las cosas que más me están gustando de mi estancia en Malta es la cantidad de cosas que estoy aprendiendo y poder poner en práctica muchas de las cosas que he aprendido a lo largo de mi vida.

Por la noche, para desconectar un poco del ordenador, hemos ido a tomar algo al City of London con Ana, Josito y Carla. Como los tres son vecinos, les tenemos muy a mano para tomarnos unas cañas de vez en cuando en un bar del barrio. Aunque a estas alturas la mayoría ya conoceréis el City of London, os cuento que es un pequeño bar con terraza situado en el paseo marítimo de St Julian’s, con muy buenos precios (pintas de Bavaria o Skoll por 1,50€). Al volver a casa, he terminado de montar el vídeo, aquí podéis ver el resultado:

Día 139: Testigos de un robo

Día 139: Testigos de un robo
Maisonette

Nuestra maisonette favorita

Como hoy parecía que hacía muy buen día, hemos decidido irnos a comer a alguno de los kioskos que hay en el paseo marítimo de Sliema. Nos hemos emocionado al ver el sol entrar tan radiante por la ventana pero la realidad era bien distinta. Hacía muchísimo viento y la sensación térmica de frío era mucho mayor, así que hemos tenido que abandonar nuestro plan inicial y, ya que hemos pasado cerca del Surfside, nos hemos parado a comer allí. Este restaurante está al lado del mar y tiene temática futbolera, así que te puedes comer un Vicente del Bosque, un Casillas o un Messi. Nosotros nos hemos decidido por un Marco Van Basten, que viene a ser una hamburguesa con bacon y queso acompañada de patatas. Lo bueno del lugar es  que en verano abren una terraza con cachimbas y chill out a pie de playa, que según nos cuentan merece mucho la pena. De camino a casa, hemos pasado al lado de esta preciosa maisonette,que es nuestra favorita de la isla.

Casi ya llegando, nos ha pasado una de las cosas más surrealistas desde que llegamos a la isla. Subiendo la cuesta a nuestra casa,  hemos visto a un individuo metido en un coche. Hasta ese momento nada fuera de lo normal, pero nos hemos dado cuenta de que estaba en los asientos de atrás con un destornillador de gran tamaño intentando robar el radiocasete. Además nos hemos fijado y la ventanilla de atrás estaba rota. Al mismo tiempo, una pareja con dos niños vio lo mismo y nos hemos quedado mirándonos sorprendidos. Después hemos sacado el móvil para llamar a la policía, pero el individuo estaba saliendo del coche y se ha quedado mirándonos, así que hemos decidido caminar rápido hacía nuestra casa, donde hemos refugiado a la pareja y a los niños y por fin hemos podido llamar a la policía. La respuesta de la policía  ha sido: “Lo siento no podemos hacer nada”. Para que veáis como funciona la policía en Malta, sólo deciros que tenemos una comisaría de policía a cinco minutos andando y a menos de un minuto en coche. Cosas de la isla.

Después del susto, hemos estado tranquilos en casa hasta que nos han llamado Lio y Maria, que por fin ha vuelto a la isla.  Nos querían presentar a dos valencianos que nos habían contactado hacía tiempo por el blog y con los que casualmente tenían una amiga en común. Así es como hemos conocido a Pilar y a Ricardo. Éste último es el que se queda a vivir, ya que su hermana Pilar ha venido a ayudarle en esos primeros días. Hemos ido al City of London todos juntos y allí hemos estado charlando y tomando algo.

Día 121: Vaya ritmo llevamos…

Día 121: Vaya ritmo llevamos…

Esta mañana hemos tenido una reunión con Martin. Hemos quedado en el City of London para hablar acerca de The Parranda y otros futuros proyectos que tenemos entre manos. Mientras le esperábamos nos hemos encontrado con Sergio y María, una chica sueca con raíces españolas muy simpática. Cuando estábamos hablando con Martin nos ha llamado Ney, que acaba de llegar a la isla y quería conocernos. Ney, es un brasileño afincado en España que nos escribió antes de venir para que le echáramos una mano con el tema de os cursos y el alojamiento. Como Martín también ha estado viviendo en Brasil, allí hemos estado recordando viejas historias. También ha surgido la idea de organizar una cena brasileña.

Playa de Sliema

El Dixie’s a lo lejos (arriba)

Después nos ha llamado Vane y se ha unido a nosotros para comer. Hemos ido al Dixie’s, que es un kiosko que está justo al lado de la playa de Sliema, y nos hemos comido unos bocadillos. Por unos cuatro euros puedes elegir entre una gran variedad, no son gran cosa pero por lo menos puedes comer por poco dinero al lado del mar. Después me he ido pitando porque había quedado con Raquel a las 16:30 para ir a clase de inglés. Y a esa hora, allí estaba puntual en la parada del autobús esperándola para ir a Hamrun, que es donde tenemos las clases del curso del Ministerio. Solemos coger el 24 o el 32, que nos dejan en Msida, justo al lado del mar, y de ahí caminamos unos cinco minutos hasta la escuela.

Cuando hemos llegado sólo estaban Javi y la profesora, así que hemos empezado la clase con sólo tres personas. Un poco más tarde ha llegado Jose, igual lo conocéis por este vídeo tan chulo que hizo patinando por Malta. Como sólo hemos estado los cuatro españoles y en general tenemos un nivel de inglés aceptable, hemos avanzado bastante. Una vez ha acabado la clase de nuevo hemos ido hacia Msida para coger el bus y allí hemos dejado a Javi que se volvía en su lancha motora hasta Sliema, donde vive durante estos meses de frío hasta que pueda volver a su barco.

Cuando he llegado a casa nos hemos ido al gimnasio para rematar el día. Como veis llevamos una semana bastante movidita, estamos que no paramos. Además los distintos proyectos que tenemos están empezando a dar sus frutos, así que no podemos estar más contentos.

Día 114: Recorriendo Paceville

Día 114: Recorriendo Paceville

Hoy nos hemos levantado más pronto de lo habitual, con mucha energía y ganas de hacer muchas cosas, así que hemos desayunando y hemos ido al gimnasio, que lo teníamos muy abandonado. Estamos hablando del gimnasio del Meridien. Después de hacer un poco de ejercicio, hemos estado un rato en el spa , que está muy bien para relajarse, yo hasta me quedé dormido un día en las hamacas que hay al lado de la piscina. Es una buena forma de empezar el día, que hace que te sientas mucho mejor. Después de soltar la adrenalina uno siempre se siente más activo.

Paceville

Paceville

Así que hemos comido y Dei ha retomado las clases de inglés del ministerio en Hanrum. Yo me he quedado haciendo cosas en casa con la previsión de ir a ver luego el clásico con unos amigos. Pero al final he decidido irme a dar una vuelta por Paceville y así poner los carteles de The Parranda que teníamos por casa. También salí por recoger un disco duro en el City of London pero se me olvido que es mañana cuando quede. ¡Vaya cabeza la mía!. Cómo cambia Paceville cuando las discotecas no están abiertas, quién diría que eso por la noche se pone hasta arriba, sobre todo en verano. Hay tranquilidad, no se escucha mucho jaleo, es como si fuera un lugar diferente. He dejado los carteles en escuelas, bares, el Why Not?,… y cuando he terminado, me he tomado un café en una cafetería que hace esquina y que se llama “Black Bull”. Está bastante bien para tomar algo tranquilamente o quedar para ver el fútbol.

Ya de vuelta a casa después de estar en Paceville, me he encontrado con María y Nuria que estaban tomando algo en el City of London, así que me he unido a ellas y allí hemos estado de parloteo. Luego ha llegado Toni, que salía del gimnasio de boxeo en el que está apuntado. En Malta son muy aficionados al boxeo y hay bastantes eventos relacionados con este deporte. Si a alguien le gusta, el gimnasio está en el mismo edificio que el Towers de St. Julians. Al final, se me ha hecho tarde y ya me he venido a casa, que teníamos que ultimar detalles del vídeo promocional de la fiesta que grabamos mañana, así que el partido lo he tenido que ver en casa. Espero poder ir a ver el partido de vuelta en algún bar, que allí siempre se viven mucho más los partidos.

Día 103: Tarde multitudinaria

Día 103: Tarde multitudinaria

Hoy teníamos prevista una comida en Rabat con Martin pero como David está con gripe hemos decidido posponerla para poder ir todos. La verdad es que llevamos ya un tiempo intentando hacer esta comida, pero no hay manera, a ver si la semana que viene estamos todos libres de virus y de ataduras. Como se ha cancelado el plan, hemos estado en casa toda la mañana y parte de la tarde, justo hasta que nuestros amigos han dicho de ir a tomar algo al City of London.

City of London

City of London

Como llevo una semana de bastante encierro he sido de los primeros en apuntarme, así que a eso de las seis y media estaba llegando al City of London donde ya estaban Lio, César y Javi el navegante. Hemos tomado la primera cerveza y enseguida han llegado Nuria, Ainhoa, Ana y Lidia. La siguiente tanda venía desde Valletta con Carmen, Cristina, Ana y Bea, que llevaban ya bastantes horas deambulando por ahí. Y por último ha llegado María con unos amigos, con lo que sin comerlo ni beberlo hemos acabado siendo como unas 20 personas en total. Al principio estábamos fuera bajo el calor de las lámparas de gas, pero como éramos tantos, no cogíamos y nos hemos tenido que dividir en dos grupos, algunos nos hemos quedado fuera y otros se han pasado dentro.

La tarde ha pasado entre cervezas (una pinta 1,50€), vinos (3,50€ la botella pequeña) y grandes conversaciones (gratis). Estos planes improvisados son de las cosas que más me gustan de Malta, que al final te hacen sentir como en un pueblo. A las 22:00 nos hemos retirado unos cuantos, yo no me quería liar demasiado que había dejado a David en la cama y seguro que le hacía ilusión que le preparara la cena. Y así ha sido, una rica tortilla de patatas, nada mejor para combatir cualquier mal.