Tag Archives: chiringuito

Día 273: Nuevos proyectos para este invierno

Día 273: Nuevos proyectos para este invierno

Hoy habíamos quedado con la Peces para hacer algún plan juntos. Cuando hemos hablado con ella nos ha dicho que estaba de camino a Ghan Tuffieha, una playa de arena situada al noroeste de la isla, así que hemos decidido ir para allá. Le hemos dicho a Carmen que si le apetecía el plan y se ha animado, así que de camino, hemos pasado por Bugibba para recogerla. Una vez que hemos llegado allí nos hemos puesto a buscar a Laura, pero no había rastro de ella, y es que resulta que como no le habíamos confirmado que íbamos se había vuelto. Si es que somos un desastre…

Ghan Tuffieha

Ghan Tuffieha

Lo primero que hemos hecho ha sido darnos un baño, que hacía un calor que llegaba a ser insoportable. Había bastantes algas, pero en general el agua estaba bastante limpia. Lo que más me gusta de esta playa es que el agua está tranquila y puedes meterte muy hacia dentro, por lo que es ideal para nadar. Después de darnos el primer baño y secarnos en la arena, hemos ido al único chiringuito que hay en la playa a comer. Aunque es el único que hay en esta playa y está en un lugar privilegiado, está bastante bien de precio. David y yo hemos optado por una hamburguesa con patatas, que nos ha costado 6,50€. Las Cisk pequeñas las tienen a 2 euros.

Después de comer y de una sobremesa bastante larga, hemos vuelto a la playa a darnos el último baño y en cuanto nos hemos secado, hemos cogido el coche y nos hemos venido hacia Sliema, que teníamos que recoger los banderines que nos dejamos puestos el otro día en el Surfside y de paso hablar con el dueño. La verdad es que hemos salido muy contentos de la reunión, ya que la gente del Surfside está muy contenta con nosotros y nos han propuesto un nuevo proyecto de cara al invierno, que de momento no podemos adelantar, pero que pinta muy bien. Son muchos meses de trabajo y esfuerzo trabajando en The Parranda, pero parece que están teniendo su recompensa. Ahora de momento, nos entramos en la Boat Party que tendrá lugar el próximo 31 de Julio.

Día 271: Cumpleaños de Lucía

Día 271: Cumpleaños de Lucía

Después de los muchos Long Island que nos bebimos ayer, hoy ha costado un poco levantarse, aunque teníamos claro que no queríamos pasar el día encerrados en casa. Nada más terminar de comer lo primero que hemos pillado de la nevera, hemos pasado a buscar a Cristina con el Rojito y hemos partido hacia Golden Bay, donde nos estaba esperando Elena. Allí hemos pasado la tarde entre baño y baño, lo mejor para un día de resaca. Eso sí, tenemos que decir que hoy el agua estaba de color verde, literalmente. Daba un poco de cosa meterse, pero con el calor que hacía no nos quedaba otra.

Cuando nos hemos cansado de estar vuelta y vuelta, hemos ido a tomar algo a uno de los chiringuitos que hay en Golden Bay, que curiosamente se llaman de la misma manera, o por lo menos pertenecen a la misma marca, Munchies. Nosotros hemos optado por el menos cool, también conocido como Spiaggia d’Oro. Es mucho más barato y además se aproxima más a lo que nosotros entendemos por chiringuito. Después, hemos ido a llevar a Elena y Cristina y hemos pasado rápidamente por casa para ducharnos, que esta noche teníamos el cumpleaños de Lucía.

En el Qube

En el Qube

Lucía es una chica gallega, a la que conocimos prácticamente al principio, en los inicios de la Parranda. Realmente no hace falta que hagamos mucha descripción, porque es conocida en toda la isla. A las nueve y media hemos llegado a su casa, donde ya nos estaban esperando para cenar. Empanadillas de espinacas, tortilla de patatas, nachos con guacamole y paella de verduras, todo vegetariano en honor a ella. Además tenemos que decir que Lucía es una gran cocinera, siempre que nos invita a cenar, salimos encantados. Mi plato favorito de hoy han sido las empanadillas de espinacas, que estaban tremendas. Después hemos empezado con las copas y enseguida hemos ido salido para Paceville, donde continuaba la celebración.

Como Lucía trabaja en Footloose, la celebración ha tenido lugar en el Qube, que es de los mismos dueños. Allí nos han invitado a una botella de vodka, champán y chupitos, todo un lujo, es lo que tiene tener una amiga enchufada. Bailando como si no hubiera un mañana, hemos alargado la noche hasta que ha amanecido, hora en la que hemos decidido tomar la última en casa de Lucía, aunque al final nos hemos dispersado todos un poco, y cada uno ha tirado para su casa, que ya no eran horas.

 

Día 248: Playa de Mellieha

Día 248: Playa de Mellieha

Después de 248 días aún nos siguen quedando muchos sitios por visitar, a pesar de que nos hemos movido mucho por la isla. Por unas cosas o por otras, nunca habíamos estado en Mellieha ni en su playa. Mellieha es la ciudad que queda más al norte de la isla y está enclavada en la cima de una montaña quedando la playa en una de las laderas. Habíamos pasado muchas veces cerca, ya que pilla de paso para ir a Ċirkewwa, que es el puerto donde se cogen los ferries para ir a Gozo y las lanchas para Comino.

Mellieha

Mellieha

Hoy por fin nos hemos decidido a pasar la tarde en esta playa de la que nos habían comentado que es la más concurrida de Malta, además de la más grande. Desde St. Julians se puede llegar con el autobús 222, pero nosotros hemos ido en el Rojito. Hemos podido aparcar cerca de la playa sin problemas, y eso que la playa estaba abarrotada, sobre todo de sombrillas y hamacas, cosa que no nos gustó demasiado, ya que le quita encanto. Eso sí, la playa es de arena fina y el agua está muy limpia, aunque para que te cubra tienes que caminar bastante. Tiene chiringuitos en los que puedes comer a pie de playa por poco dinero. En uno de ellos hemos comprado una ftira maltesa y una bebida por unos 3 euros.

Sobre las seis y media, cuando ya se había ido la mayoría de la gente de la playa, hemos llamado a Carmen para ver si tenían algún plan, ya que han venido a visitarla otros tres amigos de Madrid. Nos ha dicho que nos acercáramos a su casa, así que nos hemos puesto rumbo a Bugibba y hemos dejado la visita a la ciudad de Mellieha para otra ocasión. Lo que iba a ser una visitilla, se ha alargado hasta bien entrada la noche, ya que nos han tratado a cuerpo de rey, hasta nos han cocinado unas lubinas al horno que estaban riquísimas. Hemos pasado un buen rato con ellos sin movernos de casa, a veces los planes que surgen espontáneos son los mejores.