Tag Archives: casa

Día 328: Cenita y poker en Mosta

Día 328: Cenita y poker en Mosta

Hoy hemos estado trabajando todo el día, que durante el fin de semana siempre se nos acumula bastante trabajo. Por la tarde nuestra idea era ir a Kalkara a visitar a Patri, pero no ha podido ser, porque ayer estuvieron de Boat Party y hoy no tenían cuerpo, así que hemos pospuesto la quedada para despedirnos a las ocho en Valletta y tomarnos algo por allí.

Concatedral de San Juan (Valletta)

Concatedral de San Juan (Valletta)

A Valletta hemos ido con el Rojito, ya que luego habíamos quedado para cenar en Mosta, en casa de Lola. Con Patri habíamos quedado en encontrarnos en el Albert’s, pero como hoy era lunes, estaba cerrado, así que hemos decidido ir al Tico-Tico y hemos tenido la misma mala suerte. Así que ya sabéis, el lunes no es un buen día para ir a Valletta. Finalmente nos hemos sentado en la terraza de uno de los bares que hay al lado de la concatedral. Después, queríamos que Patri se viniera a Mosta a cenar, pero como su vuelo sale mañana bien prontito, no ha podido ser, así que nos hemos despedido y hemos partido hacia casa de Lola.

Antes de dirigirnos hacia Mosta hemos pasado a recoger a Cristina, que casi nos fulmina con la mirada, ya que llevaba esperándonos un buen rato por un malentendido. Una vez hemos llegado a Mosta, hemos bajado a comprar unas pizzas y hemos cortado un poco del queso manchego que me trajeron mis padres, acompañándolo con un vino blanco La Torre, uno de nuestros favoritos de Malta. Después de cenar hemos echado una timba de póker y Nerea y yo les hemos dado un buen repaso a todos. Se han querido consolar pensando que era la suerte del principiante, pero la verdad es que no hemos jugado nada mal. Después de darle un achuchón a Lola, que se va a España por una semana, nos hemos venido para casa.

Día 287: Lola y Fran bajo el agua de la Azure Window

Día 287: Lola y Fran bajo el agua de la Azure Window

Hoy martes hemos decidido alquilar un coche mientras el Rojito está en el taller para dejar a David y Dei descansar un poco de nosotros, que deben estar un poco harticos… Nos han ofrecido un Chevrolett Spark, que hemos conseguido a través de Budget (Avis) a razón de unos 29 € al día. Como nos salía más barato alquilarlo tres días (martes, miércoles y jueves) en lugar de dos, hemos optado por aprovecharlo. Este primer día con coche hemos cogido el Ferry en Cirkewwa para ir hasta Gozo. Nos ha costado 20€ el traslado de dos personas y un coche- ida y vuelta- hasta la isla vecina. Un trayecto que por cierto se paga a la vuelta, en el puerto de Mgarr.

Għajnsielem

Għajnsielem

Allí es, precisamente, dónde hemos desembarcado a las 13.00h. Desde este punto de la isla de Gozo hemos decidido recorrer todos los pueblos de Este a Oeste. Pasando por Ghajnsielem (ciudad que- creo- acoge la enorme cúpula que se ve desde Malta y Comino), Qala y Nadur, hemos llegado hasta la Ramla Bay, una playa al norte, pero en la que no nos hemos bañado porque yo ya la conocía de la última vez que estuve en Malta con Dei y David y porque Fran prefería descubrir otros lugares. Hemos estado en Marsalforn, un pueblo cercano a Ramla Bay, también al norte de la isla con una pequeña bahía donde hemos comido un sandwich que habíamos preparado.

Para aprovechar el tiempo, pensamos en tomar café en Victoria, donde había mercadillo, pero tras dar un paseo por la ciudad, el calor nos ha empujado directamente a buscar la Azure Window. Era el destino más esperado, sobre todo para Fran, que no lo conocía, había visto las fotos y además le habían comentado que era una de las localizaciones de Juego de Tronos. Nos ha costado llegar hasta ella porque hemos pasado por diferentes pueblos como Zebbug, Ghasri, Gharb y San Lawrenz, y porque hemos intentado encontrar la referencia que hacía en un cartel a Ulises. Llamados por la curiosidad al intuir que la leyenda tendría protagonismo en algún punto de la isla, hemos dado unas cuantas vueltas sin encontrar finalmente nada. Ahora desde casa y con ayuda de Internet, sí hemos conocido que cuenta la tradición que Gozo es la Ogigia de la Odisea, y cerca de Xaghra está la cueva de Calypso, que al parecer fue la hermosa ninfa que cautivó a Ulises durante siete años, mientras Penélope le esperaba. ¿Qué romántico, verdad? Bueno…Aquí os dejo un artículo de Público donde explica algo más de este mito y del protagonismo de la isla de Gozo en la leyenda de Ulises.

Zona para bañarse en la Azure Window

Zona para bañarse en la Azure Window

Preparados con gafas y tubo, hemos buceado debajo de la Azure Window, que hasta ahora yo siempre había visto desde arriba y que Fran aún no conocía. Como era de esperar, nos ha sorprendido la inmensidad del azul mediterráneo en todas sus tonalidades (desde el turquesa al azul oscuro), los peces, los corales y la vegetación marina. Además las vistas desde abajo también son impresionantes, te sientes muy pequeño bajo esa enorme roca. Por cierto, no olvidéis llevar «cangrejeras» o chanclas atadas porque resbalan mucho las piedras que llevan al acceso del agua bajo la «Ventana». Las probabilidades de caer al agua con la mochila puesta (cámara de fotos, tabaco y cartera incluidas), son muy altas. Un último cigarro en el lugar donde Khaleesi y Drogo, uno de los protagonistas de Juego de Tronos, se casaron y tras habernos hecho las correspondientes fotos hemos vuelto hacia Mgarr para coger el Ferry de vuelta a casa de David y Dei.

Iglesia de Mosta

Iglesia de Mosta

Lo destacable de Gozo es que tiene más vegetación y la vista es más bonita que en Malta mientras recorres la isla en coche. Un día más hemos disfrutado del mar, del sol y los atardeceras desde este punto del Mediterráneo, de cada pueblo, cada uno de ellos, con su iglesia enorme, sus calles y casas de color arena. Casi todos, por cierto, preparados para las fiestas o reponiéndose de ellas.

Esta noche de martes hemos cenado en Mosta en casa de Lola y Elena con Cristina, David, Dei y María (hermana de Lola que también está de visita en la isla). Con cervezas, vino, tortilla de patatas, ensalada, pisto, humus y lomo hemos terminado un día estupendo.  A la luz de las velas en la terraza de la casa de Lola y Elena, con la cúpula de la catedral de Mosta al fondo y con lluvia de estrellas incluida.

Día 101: ¡Vuelvo a ser persona!

Día 101: ¡Vuelvo a ser persona!

Después de estar cuatro días encerrado en casa, pasando la mayor parte del tiempo en la cama gracias al gripazo que cogí, hoy por fin he vuelto a salir a la calle. Justo esta semana que he estado enfermo han venido Alba y Fer, dos amigos de Vane y Josito que en su día estuvieron viviendo aquí y que se han estado quedando en su casa estos días. Hoy, aprovechando que me encontraba mucho mejor, por fin hemos podido quedar con ellos. Al mediodía, después de recibir la llamada de Josito, hemos ido en su búsqueda para comer juntos. Después de dar una vuelta buscando un sitio bueno, bonito y barato sin mucho éxito, hemos acabado comiendo en el Burguer King de Paceville. Viviendo al límite…

¡A tope!

¡A tope!

Como no hacía día de estar en la calle, hemos vuelto a casa de Josito para hacer la sobremesa y tomar el café. Alba y Fer han estado recordando su estancia en Malta, contándonos anécdotas de cuando vivían aquí. Después hemos pasado por casa para descansar un poco y prepararnos para ir a la Parranda. Menos mal que ya estaba más o menos recuperado, porque no hubiera podido soportar quedarme un jueves en casa.

Hoy el Prestige ha estado más lleno que nunca para despedir a Jose, que esta noche pinchaba en The Parranda por última vez. Ha venido mucha gente nueva que acaba de llegar a la isla y, por supuesto, los parranderos de siempre. Es genial la sensación de ir a un sitio y saber que te vas a encontrar con gente que te apetece ver. The Parranda se está convirtiendo en un punto de encuentro para un grupo bastante majo de españoles, en el que se respira muy buena energía. Hoy hemos aguantado casi hasta las 4:00 y después hemos intentado ir al Native sin mucho éxito, ya que ha sido entrar por la puerta y apagarnos la música. En ese momento se ha empezado a gestar la idea de hacer una after party en Birkirkara, en el castillo de Laura y Cristina. La idea era que nos llevara una minifurgoneta a todos, pero al final la cosa no ha tenido mucho éxito y hemos acabado unos cuantos en casa de Josito intentando alargar la noche un poco más.

Día 47: La casa de Carmen

Día 47: La casa de Carmen

Hoy por fin hemos hecho nuestro primer trayecto con el mini y hemos ido a Bugibba a comer a casa de Carmen. David se ha hecho bien con el coche y no hemos tenido ningún problema, así que confirmamos que funciona perfectamente.

Al llegar hemos ido a tomar una caña al 23 Next Steps, a visitar a nuestra amiga Jill, la simpática dueña del bar. La verdad es que es un gusto estar con ella, hace que te sientas como en el típico bar al que siempre vas con tus amigos en España. Además, tiene unas vistas muy bonitas, podéis comprobarlo en la foto. Hacía un día muy bueno, muy soleado, pero cuando ha empezado a bajar el sol se ha levantado el viento y ha empezado a hacer bastante frío, así que nos hemos ido a casa de Carmen.

St Paul's Bay

La casa de Carmen es un pequeño apartamento, bastante nuevo, muy bonito, que ella ha decorado con detalles muy chulos. Transmite mucha paz. No tiene salón, pero tiene un dormitorio muy grande, en el que Carmen ha creado un pequeño saloncito con alfombras, cojines y una pequeña mesa que se ha hecho ella misma. Allí es donde hemos comido una ensalada de pasta muy buena.

Después hemos tomado el té conversando eternamente acerca de todos los temas posibles, con música chill out de fondo. Y se ha ido prolongando la cosa, con botella de vino por medio, hasta las 12 de la noche. A esa hora hemos vuelto a coger a nuestro pequeño rojo y hemos partido camino a casa. Y nada, a dormir prontito, que mañana tenemos paella en casa de María «la portuguesa» y Lío.

Día 4: Visita de Rajoy en Malta

Día 4: Visita de Rajoy en Malta

Hoy por fin nos han confirmado que el piso que nos gustaba va a ser nuestro, aunque todavía falta por hablar con el casero mañana. Estamos contentos porque por fin tenemos un hogar en Malta.

Por la tarde nos hemos enterado de que venía Rajoy a una cumbre en Malta, junto a otros líderes europeos y hemos ido a recibirle como se merece, con abucheos. Nos hemos juntado un grupo bastante majo de españoles y hemos gritado bien fuerte para que nos oyera. Algunas han llevado pancartas y hemos salido hasta en el Times of Malta (periódico nacional). La verdad que ha cundido el buen rollo y la policía de Malta se a portado muy bien con nosotros incluso han estado hablando con el grupo que estábamos y fueron ellos los que nos enseñaron la noticia del periódico.

Después hemos estado todos juntos tomando una cerveza en el Bridge, un bar muy bonito de La Valletta donde tocan jazz en directo. Lo curioso del sitio es que los asientos del sitio son las mismas escaleras de la calle, llenas de cojines y junto a un pequeño puente con mucho encanto. Allí hemos conocido a Carmen, una española que lleva 8 meses en la isla, y a más gente.

Es viernes pero no salimos, que mañana tenemos que reunirnos con el casero.

Día 3: Elección de la casa y primer trabajo

Día 3: Elección de la casa y primer trabajo

Hoy hemos seguido viendo casas con dos agencias más. Hemos visto cuatro pisos por la mañana y después hemos quedado a comer con Vanessa. Hablando con ella me ha ofrecido mi primer trabajo en Malta, que consiste en hacer una web para su agencia. Será algo temporal de una semana o diez días, pero estoy muy contento por todo lo rápido que están yendo las cosas.

Balluta Bay

Balluta Bay

Después de comer hemos visto un par de pisos más, pero ninguno nos ha terminado de convencer, así que nos hemos decantado por el que vimos ayer en St Julian-Sliema de 400 euros. Nos gusta la relación calidad precio y además es el único en el que hemos sentido que podría ser un buen hogar. Ahora estamos pendientes de la respuesta del casero. Hasta mañana no sabremos nada, que es cuando se van los actuales inquilinos.

Después de ver los pisos y meditar hemos ido hasta Sliema paseando viendo las playas. Nos ha gustado mucho la zona, está muy cuidada, con jardines al lado del mar. Después hemos estado tomando algo con Vanessa y Josito en el kiosko de Balluta Bay, que es un sitio con mucho encanto, en el que puedes pedirte una bebida y tomártela en su terraza. Además es muy económico (una pinta 1,30 €). Me he enamorado del sitio y creo que será uno de nuestros lugares de referencia en la isla.

Y nada, deseando de mudarnos por fin a la que será nuestra casa en Malta. Esperamos que todo salga bien y podamos conseguir la que nos ha gustado.

Mañana por fin hacemos las maletas y dejamos Buggiba, que aunque es una zona muy bonita, ya tenemos ganas porque está muy lejos de todo y tenemos que andar con autobús. Ahora sólo queda cruzar los dedos para que todo salga bien… que seguro que si.

Día 1: Comienza la aventura

Día 1: Comienza la aventura

¡Hoy comienza nuestra aventura de Malta! Hemos llegado a las 9 de la mañana a Malta y nos ha recogido un microbús para llevarnos al hotel. Nos lo ofrecieron en el aeropuerto de Barajas (Madrid) por 8 euros y como no sabíamos muy bien cómo desplazarnos desde el aeropuesto de Malta lo hemos cogido, más que nada por no ir cargando con las maletas por ahí. Además al final ha resultado ser buena idea porque pensábamos que el hotel Mediterranea de St Paul’s Bay estaba en Sliema y no en Bugibba, así que nos ha ahorrado lo de andar buscando el hotel por toda la isla.

Buggiba

Buggiba

El hotel Mediterranea nos ha sorprendido gratamente, reservamos la habitación doble más barata (10 euros/noche por persona) y al llegar nos hemos encontrado con un apartamento con salón, cocina, baño, terraza y una habitación. Además tiene dos piscinas en la azotea. Lo único malo es que está alejado de todo el centro, concretamente en la zona de Bugibba, al norte de la isla, pero por el precio merece la pena.

Como hasta las 14:00 no podíamos hacer el check-in en el hotel, hemos ido a dar una vuelta por toda la zona de Bugibba, llegando a la estación de autobuses. La zona no está mal, pero no nos ha terminado de convencer, es excesivamente turística.

Después de instalarnos en el hotel, comer y darnos una ducha hemos quedado con Vanessa, una española que tiene una agencia inmobiliaria con la que ya habíamos contactado antes de venir a Malta. Para nuestra sorpresa, sabía exactamente el día que llegábamos y ha sido ella la que se ha puesto en contacto con nosotros. Hemos quedado en vernos en el famoso monumento del LOVE sobre las 16:30, pero al final se le han complicado las cosas y en su lugar nos ha recibido Manu, con el que hemos estado tomando pintas mientras la esperábamos.

Manu nos ha enseñado un par de bares de Sliema mientras nos ponía al día de las cosas más importantes de Malta, sobre todo nos ha hablado de los pisos, de lo que podemos encontrar en cada zona por un precio determinado y se ha interesado por lo que andábamos buscando. También nos ha contado su experiencia desde que llegó hace un año.

Finalmente ha llegado Vanessa y después de charlar tranquilamente con ella, hemos ido a ver el primer piso. El piso estaba en Sliema, muy cerca del mar, tenía una habitación integrada en el salón, sólo separada por una tela, todo muy amplio. Tenía una terraza bastante maja y nos pedían 500 euros por él. No nos ha disgustado pero queremos seguir viendo más casas, ya que pensamos que por ese precio podemos conseguir algo mejor. Mañana hemos vuelto a quedar en vernos con Vanessa y Manu para seguir viendo casas.

Hoy ha sido un día duro, ya que hemos llegado sin apenas dormir y no hemos parado en todo el día. Pero finalmente ha sido muy gratificante, sobre todo por conocer a Vanessa y Manu, con los que hemos pasado un rato muy agradable.