Tag Archives: cañas

Día 229: De cañas con Cristina

Día 229: De cañas con Cristina

Esta mañana hemos seguido poniéndonos al día con todo el trabajo acumulado de estos días, ya que ayer no nos dio tiempo a hacerlo todo, así que de esta forma se nos ha pasado todo el día y parte de la tarde. Pasadas las seis, hemos ido al Eurosport de Birkirkara a intentar conseguir mi equipo de Snorkel. Llevamos intentando conseguirlo desde que me lo trajeron los Reyes Magos por Navidad,  me dijeron que por estas fechas ya lo tendrían, pero nada, no ha habido suerte.

A la vuelta, hemos pensado en llamar a Cristina para tomarnos algo con ella y desconectar un poco, que estábamos saturados de tanto ordenador. Cristina, por lo que se ve, ha recibido la llamada como agua de Mayo, ya que estaba acicalándose, precisamente, para salir a tomar algo. Le hemos pedido que nos llevara a algún bar de su barrio (Msida) y, así ha sido, nos ha llegado a un bar muy maltés situado justo al lado del mar, enfrente del Jubilee. El sitio era bastante cutre, de los que a mí me gustan, pero bien de precio y bien de vistas al mar, todo un fichaje. Mientras nos bebíamos una Cisk (1,50€), se nos ha ocurrido ir al Albert (o L-Ingliz) en Valletta, a esperar a Lola y Elena que salían de trabajar sobre las ocho y media.

Llegando a L-Ingliz con Cristina

Llegando a L-Ingliz con Cristina

Con el Rojito, hemos partido los tres hacia allá y lo hemos aparcado en el parking público que hay en Floriana, justo antes de entrar a Valletta. En el Albert, nos hemos sentado en la terraza y enseguida han llegado Lola y Elena, a las que hacía bastante que no veíamos. Allí nos hemos puesto un poco al día y nos hemos bebido otra cerveza (1,50€), acompañada, como siempre en este sitio, de algo de picoteo. En este punto de la noche, ya le había prometido a Cristina que después me iba con ella al Juuls, así que, a pesar de no estar hoy con espíritu festivo, me he propuesto cumplir mi promesa. A Lola esta vez le ha salido el punto responsable y ha sido imposible liarla.

Una vez ha empezado a hacer frío nos hemos retirado y, antes de ir al Juuls, hemos pasado por casa para abrigarme un poco, que como habíamos salido por la tarde, iba yo demasiado veraniego para el tiempo que está haciendo por las noches. David se ha rajado y ha preferido quedarse en casa. Cristina y yo nos hemos ido con la idea de pasarnos por la jamming del Gochi y, de paso, cenar algo de Sushi, pero cuando hemos llegado nos hemos encontrado que lo estaban cerrando, así que hemos ido directamente al Juuls. Allí nos hemos encontrado con Piotr y su amiga de Polonia que ha venido a visitarle estos días y juntos nos hemos quedado tomando algo en las escaleras que hacen la función de terraza del bar.

Día 219: El primer The Cañeo

Día 219: El primer The Cañeo

Después de crear The Parranda, nos quedamos con ganas de un evento de mañana, de comer, de tapas, de cañas.  De ahí nació The Cañeo hace por lo menos un par de meses pero no se ha hecho realidad hasta hoy. Hoy era la primera vez que lo hacíamos y el sitio elegido para hacerlo ha sido el Me Lounge, un bar con una terraza increíble que está situado en la mismísima Spinola Bay, justo al lado del mar, así que imaginaros las vistas.

The Cañeo con la family maltesa

The Cañeo con la family maltesa

El evento tenía lugar a las doce y media del mediodía, así que un poco antes nos hemos puesto rumbo al Me Lounge con el Rojito, que una vez más nos ha vuelto a dar otro «susto». Desde hace unos días, no nos funciona el indicador de gasolina y hoy, nada más bajar la cuesta de Balluta Bay, justo al lado del hotel Meridien, nos hemos quedado tirados, así que yo, como iba con la hora justa, me he bajado y he ido andando hasta el sitio con Laura y Cristina, que justo nos estaban esperando ahí. Mientras tanto, David se ha tenido que ir a buscar una garrafa de gasolina a la gasolinera más cercana que estuviera abierta un domingo por la mañana. Era imprescindible que viniera con el coche, ya que ahí llevábamos todo lo necesario para nuestro photocall-escenario, entre muchas otras cosas, llevábamos una mesa.

Cuando hemos llegado al Melounge ya había gente con su caña esperando la correspondiente tapa prometida, en ese momento ha comenzado The Cañeo. La idea consiste en cinco rondas, que vienen siendo cinco cañas, con sus correspondientes cinco tapas  (2 euros la caña con la tapa). Gazpacho, tortilla, croquetas, patatas ali-oli y pisto, esas eran las cinco tapas que habíamos elegido para hoy. Con ellas, hemos repartido unos papeles en los que los camareros iban anotando por qué ronda iba cada uno. Si te tomabas las cinco, te invitaban a un chupito. Después hemos empezado con las copas y, como la música no dejaba de sonar y los cuerpos ya estaban bastante animados, también han empezado los bailes. Allí hemos estado hasta las diez de la noche, super a gusto, pasando el domingo de una manera diferente. Más de uno ha cogido una de las dos camas balinesas que hay y no la han soltado hasta esa hora. Esto no será un evento semanal, así que avisaremos para la próxima. Muchas gracias a todos los que os habéis animado esta primera vez a ciegas.

Día 208: Un rodaje muy cómico

Día 208: Un rodaje muy cómico

Hoy habíamos quedado con Carmen, Laura, Cristina y Alberto para hablar de la promoción de The Parranda, ya que últimamente estos tres últimos nos están echando una mano como relaciones públicas paseando el photocall por las calles de Malta. Tenemos muchas ideas de cara al verano y queríamos concretar un poco, así que Laura y Cristina nos han invitado a comer a su casa para charlar un poco acerca de todo esto. Realmente era una excusa para reunirnos y comer juntos, ya que no podemos estar sin vernos más de dos días.

Una vez allí, hemos tomado el aperitivo y enseguida hemos comido una pasta con verduras riquísima que habían preparado las anfitrionas. Por allí también hemos visto a Piotr y Marco, que en cuanto han olido la comida han salido de sus madrigueras para venir a comer a la cocina con nosotros.  Una vez hemos terminado nos hemos puesto un poco más serios para hablar de lo que teníamos que hablar. De momento no podemos desvelar nada, no sea que algún avispado nos robe las ideas, que últimamente parece que hay carencia de originalidad.

Miriam en un momento del rodaje

Miriam en un momento del rodaje

A eso de las cuatro y media de la tarde, nos hemos despedido y hemos partido hacia el LOVE, donde habíamos quedado con Miriam para grabar el vídeo de promoción de The Cañeo, nuestro nuevo evento previsto para el Domingo 26 en el MeLounge (Spinola Bay). Cuando ha aparecido, a pesar de que no hacía muy buen día, ha llegado con muchas ganas de darlo todo con la cámara y hemos empezado a grabar enseguida. Lo primero que hemos hecho ha sido grabar el recorrido del LOVE al MeLounge, para guiar a los que no sepan llegar. Creo que ha sido el camino a un bar más divertido que he hecho nunca, ya que Miriam es una actriz cómica en potencia y nos ha hecho reír muchísimo.

Una vez en el MeLounge, hemos grabado la segunda parte del vídeo con la colaboración de Borja, el encantador cocinero del bar. Creo que esta parte ha sido aún más divertida, ya que ambos se han compenetrado muy bien. Les estamos muy agradecidos por su colaboración. Para nosotros han sido un descubrimiento total, ya que pensamos que los dos pueden tener un gran futuro en el cine mudo, que es el formato en el que hemos decidido grabar este vídeo, por diferenciarlo un poco de los de The Parranda. Después del rodaje, Emilio y Carlos nos han invitado a una caña en la terraza de su bar, pero enseguida nos hemos ido, ya que se ha empezado a levantar un viento completamente insoportable.

Por la noche, teníamos la despedida de Maria José, pero entre que yo todavía sigo medio malo, David se ha empezado a encontrar mal hoy y que no hacía buen tiempo, al final hemos decidido quedar en casa. Yo he aprovechado para montar la primera parte del vídeo, que me ha llevado unas cinco horas apróximadamente, así que ya os podéis imaginar a qué hora me he acostado. Aquí podéis ver el resultado:

Día 186: Tarde nublada de cañas y amigos

Día 186: Tarde nublada de cañas y amigos
La Taberna

La Taberna

Hoy hemos estado toda la mañana en casa trabajando. Después de comer hemos bajado a la calle a dar un paseo con Carmen, que estaba por el barrio. El día estaba raro, con mucho viento y con el cielo totalmente encapotado. Hemos ido por el paseo marítimo de St Julian’s hasta llegar a la Taberna, la Banda, o como cada uno quiera llamar a este acogedor bar. Allí hemos tomado unas Cisk y enseguida ha llegado Ana Paredes, que también se nos ha unido. Tenía muchas ganas de verla, ya que ha tomado la decisión de irse a vivir a Dubai y tengo que aprovechar ahora que aún la tenemos aquí. También ha venido Alberto de la Hera o Alberto hasta el amanecer, como le gusta llamarle a David. Tarde de amigos al refugio del tiempo.

Después de un par de cervezas y muchas conversaciones interesantes y divertidas, hemos cambiado de sitio y hemos ido a un bar irlandés, del que no recuerdo el nombre, que está casi al lado del Juuls. Tenemos que decir que aunque es un sitio muy acogedor tienen detalles en la decoración bastante horteras, como por ejemplo un cuadro absurdo y totalmente prescindible en el que se pueden leer las veinte razones por las que una cerveza es mejor que una mujer. Allí hemos tomado la última y Ana me ha acercado hasta casa con el coche.

Una vez he llegado ya había anochecido y hemos pasado el resto de la noche en el sofá. Hoy echaban Master Chef en la televisión española y lo hemos visto por internet. Es un concurso de cocina bastante divertido al que nos enganchamos cuando estuvimos en España. La verdad es que la televisión maltesa nunca la vemos porque es bastante cutre, pero de vez en cuando conectamos el ordenador y vemos algún programa español o alguna serie americana.

Día 78: Un día perfecto

Día 78: Un día perfecto

Hoy ha sido un día muy completo. Después de la celebración de ayer del cumpleaños de David, nos ha costado levantarnos, pero no quedaba otra porque habíamos quedado en llevar a Paloma y Rafa al aeropuerto. Y a las 11:15 estaban los dos puntuales en casa, mientras nosotros terminábamos de ducharnos y vestirnos a toda prisa para llevarles a tiempo. Y así ha sido, a las 11:20 salíamos con nuestro mini dirección al aeropuerto después de hacer un auténtico rompecabezas para meternos cuatro personas y cuatro maletas en un espacio muy reducido. Y poco antes de las 12 ya estábamos en el aeropuerto, una hora y media antes de que saliera su vuelo. Después de despedirnos de ellos hasta después de Navidad, hemos espero a ver si llegaba María, que también tenía que coger ese vuelo y así ha sido. Ha sido genial poder despedirnos también de ella, ya que no pudimos ir a su fiesta de despedida por lo que pasó el domingo y, aunque le encantaría, aún no está segura de que vaya a volver después de Navidad.

Una vez que hemos terminado con las despedidas, a David se le ha ocurrido que podíamos acercarnos a Valletta a ver a Carmen actuar, así que para allá que nos hemos ido. Hoy se celebraban una seria de actos por la pluralidad cultural en la casa del Primer Ministro y Carmen era unas de las que actuaba cantando con su guitarra. Aunque a su actuación en acústico no hemos llegado, después han actuado unos amigos suyos que hacen una fusión de música étnica muy bonita y Carmen ha cantado con ellos en un par de temas. A pesar del frío debido al fuerte viento que hacía, ha merecido la pena, La intensidad que se percibía en esa calle era brutal. Aquí os dejo un trocito de esa actuación:

Una vez ha terminado, hemos ido a ver a Cristina y Laura, que a eso de las 2 de la tarde ya tenían recogido el puesto debido al fuerte viento que soplaba hoy en Valletta. Así que nada, los 5 junto con Marco y Amélie, una amiga belga de Carmen, nos hemos ido al L-Ingliz a tomarnos unos vinos. El sitio ha sido todo un descubrimiento, es un pequeño bar con mucho encanto y con un dueño majísimo. Hemos pedido varios vinos y cañas y no ha parado de sacarnos tapas durante todo el tiempo que hemos estado allí, algo muy poco habitual en Malta. Así que, aunque no es especialmente barato (2,50 la copa de vino), no está nada mal por la comida que pone. Allí hemos estado hasta las tres de la tarde, hora en la que hemos decidido venirnos todos a casa a comer y grabar el siguiente vídeo de The Parranda. Marco no ha podido venir porque le tocaba trabajar por la tarde. Repartidos en dos coches, el abuelo y el pequeño rojo, hemos partido hacia nuestro hogar.

L-Ingliz

L-Ingliz

Al llegar, Cristina y yo nos hemos puesto a preparar una tortilla de patatas mientras Carmen nos deleitaba con su guitarra, aunque yo más bien he hecho de pinche, ya que hoy la hemos hecho a su estilo. Con siete huevos, cinco patatas y una cebolla, imaginad qué tortilla ha salido. Con eso y la pasta que traían Cristina y Laura en su ya mítica olla, hemos comido los seis. Todo muy rico.

Con un poco de sobremesa de por medio, después hemos empezado a grabar el vídeo para promocionar la Parranda de este jueves. Y además de reirnos muchísimo, hemos descubierto a tres grandes actrices. Seguro que en cuanto colguemos el vídeo, algún director se pone en contacto con nosotros para contratarlas. Ha sido muy curioso, porque justo cuando hemos terminado de grabarlo, ha habido un apagón en el barrio y hemos estado más de una hora sin luz. Así, a la luz de las velas y mientras fumábamos una cachimba, han surgido conversaciones de lo más interesantes y al final nos ha dado la hora de la cena. Así que otra vez nos hemos puesto manos a la obra y hemos cocinado, esta vez Laura y yo, un revuelto de verduras con setas riquísimo.

Ya a eso de las 12 de la noche David y yo hemos llevado a Laura y Cristina a su casa en Birkirkara, ya que no tenían otra forma de volverse a casa, que entre semana los autobuses terminan a las 11. Y allí las hemos dejado y hemos vuelto a casa a preparle la cama a Carmen, que hoy se ha quedado a dormir en casa. Ha sido un gran día, un día perfecto.

Día 41: Vuelta a Bugibba

Día 41: Vuelta a Bugibba

Como ayer no trasnochamos demasiado, hoy nos hemos levantado más o menos pronto y a las 14:00 estamos en la parada del autobús dispuestos a ir a Bugibba, la ciudad donde nos alojamos los primeros días y donde ahora vive Carmen. Después de una hora esperando, con una autobús que no ha parado, otro que nos ha dicho que cogiéramos el siguiente porque no le funcionaba la máquina de tickets y nosotros con bastante cabreo, por fin hemos podido coger el autobús.

A eso de las 15:30 bastante pasadas estábamos en Bugibba, donde nos esperaba Carmen para enseñarnos su casa y su barrio, con sus lugares favoritos y demás. También nos hemos reunido allí con María y hemos hecho nuestro particular domingo de la latina, recorriéndonos los bares de la zona, tomando cañas y picoteando algo.

Bugibba. 23 Next Steps

Bugibba. 23 Next Steps

De todos los sitios donde hemos estado el que más nos ha gustado es el 23 Next Steps. Jill, la dueña del bar, es una señora inglesa encantadora que ha estado dándonos conversación durante todo el tiempo que hemos estado allí y amenizándonos bastante la velada con su humor y su simpatía. El bar es pequeñito, pero tiene unos precios muy buenos, así que sin duda repetiremos, aunque sólo sea por disfrutar de la compañía de Jill.

A eso de las 20:30, ha finalizado nuestro particular tour por los bares de Bugibba y hemos decidido recogernos, no sin antes conocer la casa de Carmen. Una casa muy bonita y moderna, que ella ha customizado pintando sus paredes y dándole un color único. Además le sale bastante económica. Bugibba, aunque está bastante alejado de St Julian’s (a una media hora en bus), es una buena opción para vivir si buscas un piso barato. Por 300 euros puedes encontrar apartamentos bastante majos.

Sin duda, volveremos a repetir un domingo en Bugibba.