Tag Archives: bares

Día 328: Cenita y poker en Mosta

Día 328: Cenita y poker en Mosta

Hoy hemos estado trabajando todo el día, que durante el fin de semana siempre se nos acumula bastante trabajo. Por la tarde nuestra idea era ir a Kalkara a visitar a Patri, pero no ha podido ser, porque ayer estuvieron de Boat Party y hoy no tenían cuerpo, así que hemos pospuesto la quedada para despedirnos a las ocho en Valletta y tomarnos algo por allí.

Concatedral de San Juan (Valletta)

Concatedral de San Juan (Valletta)

A Valletta hemos ido con el Rojito, ya que luego habíamos quedado para cenar en Mosta, en casa de Lola. Con Patri habíamos quedado en encontrarnos en el Albert’s, pero como hoy era lunes, estaba cerrado, así que hemos decidido ir al Tico-Tico y hemos tenido la misma mala suerte. Así que ya sabéis, el lunes no es un buen día para ir a Valletta. Finalmente nos hemos sentado en la terraza de uno de los bares que hay al lado de la concatedral. Después, queríamos que Patri se viniera a Mosta a cenar, pero como su vuelo sale mañana bien prontito, no ha podido ser, así que nos hemos despedido y hemos partido hacia casa de Lola.

Antes de dirigirnos hacia Mosta hemos pasado a recoger a Cristina, que casi nos fulmina con la mirada, ya que llevaba esperándonos un buen rato por un malentendido. Una vez hemos llegado a Mosta, hemos bajado a comprar unas pizzas y hemos cortado un poco del queso manchego que me trajeron mis padres, acompañándolo con un vino blanco La Torre, uno de nuestros favoritos de Malta. Después de cenar hemos echado una timba de póker y Nerea y yo les hemos dado un buen repaso a todos. Se han querido consolar pensando que era la suerte del principiante, pero la verdad es que no hemos jugado nada mal. Después de darle un achuchón a Lola, que se va a España por una semana, nos hemos venido para casa.

Día 296: Fiestas de Mosta

Día 296: Fiestas de Mosta

Hoy 15 de Agosto, día festivo en Malta, había quedado por la mañana con James y Laura para que me vinieran a recoger con el coche e ir juntos a Mosta, a vivir sus fiestas desde por la mañana, ya que nos han dicho que los malteses viven las fiestas mucho más de día. Habíamos quedado a eso de las doce, y yo me estaba empezando a rajar, ya que no había descansado mucho, pero al final me han dicho que venían a buscarme a la una, así que mucho mejor. Los tres hemos tirado hacia Mosta donde esperábamos juntarnos con Elena, su hermano y su cuñada, que llegaron ayer, y con Lola y sus hermanas.

En las fiestas de Mosta

En las fiestas de Mosta

Cuando hemos llegado ya había gente bebiendo y comiendo por las calles, aunque esperábamos que hubiera mucho más ambiente. Eso sí, la charanga no podía faltar, que aquí en Malta también son muy de eso. Después de habernos tomado la primer cerveza han aparecido Elena and company y hemos empezado a hacer la ruta de bares para ver el ambiente que había. En algunos la gente estaba muy animada, aunque para ser fiestas tampoco era nada del otro mundo. Entre cerveza y cerveza, hemos acabado otra vez en el Dingles, el bar del barrio, y Lola por fin ha bajado para unirse a nosotros. Ahí ya llevábamos unas cuantas cervezas, así que a las cuatro de la tarde, hora en la que hemos decidido comer, ya íbamos bastante perjudicados. Después de comer un par de pizzas y tomas la última allí, hemos decidido hacernos un café del mar, a ver si se nos bajaba un poco el melocotón en la piscina.

Para allá hemos ido los seis en un coche, Lola no ha venido porque tenía que ir a ver un piso. Una vez allí, hemos ido directos a la piscina, y la verdad que después de todo el día de calor y cervezas, lo hemos agradecido y nos hemos quedado mucho más despejados. De allí James y Laura se han ido y los demás hemos ido a cenar algo en un bar de Qawra, situado justo en la plaza de la estación de autobuses. Una vez que hemos llenado el estómago, yo me he venido a casa en autobús (12) y Elena and company han ido a tomarse algo al Ta’ Fra Ben, el bar de reggae que hay justo al lado del Café del Mar.

Día 91: Conociendo Birkirkara

Día 91: Conociendo Birkirkara

Esta mañana me he levantado animado por el sol dispuesto a salir a la calle, aunque cuando me he decidido a salir de casa, ya se había nublado. El tiempo en Malta cambia de un momento a otro, es imposible hacer una previsión, por mucho que lo miremos por internet o en la mejor aplicación de nuestro smartphone. Tenía que ir al Eurosport de Paceville a cambiar las deportivas y el snorkel que me trajeron los Reyes, que se equivocaron un poco y no eran exactamente lo que yo quería. Así que como el tiempo no acompañaba para ir caminando y por la tarde también tenía que coger el autobús, he ido hasta Paceville en el 12. Si tienes el ID Card, por 1,50€ puedes usar el autobús durante todo el día todas las veces que quieras, si no tienes ID Card el precio es 2,60€.

Una vez allí, me ha atendido una chica que estaba bastante perdida y después de hacer varias llamadas y consultar a otros empleado me ha dicho que no tenían lo que yo buscaba, así que le he pedido que me hiciera un vale para poder usuarlo en cualquier tienda. Y así ha sido.

Con la clientela del Hefu Bar

Con la clientela del Hefu Bar

Después de comer, he cogido el autobús 203 y he ido al Eurosport de Birkirkara, que es mucho más grande. Por poco no llego, porque el autobús da bastantes vueltas y en Malta las tiendas cierran a las 19:00. Pero sí, a las 18:30 ya estaba allí. Allí sí he encontrado las deportivas que me gustaban, aunque para el snorkel tendré que esperar hasta Abril, que es cuando les llegan los nuevos pedidos. Justo cuando estaba pagando me han llamado Laura y Cristina, que ya habían terminado de trabajar y venían para Birkirkara, que es la zona donde viven ellas. Así que he esperado hasta que llegaran y nos hemos ido a conocer los bares y la fauna y flora de la zona.

Hemos paseado por las calles de Birkirkara, y aunque en general es una zona bastante fea, tiene partes muy bonitas. También nos hemos perdido buscando un bar que suelen frecuentar ellas, aunque al final nos ubicado y lo hemos encontrado. Los bares de Birkirkara son pequeñas tascas bastante peculiares, tienen ese toque cutre que a muchos nos encanta y son muy baratos. Para que os hagáis una idea un botellín de Cisk cuesta 1,20€, está bastante bien teniendo en cuenta que la Cisk no es precisamente barata, a pesar de ser la cerveza local. Y nada, hemos estado en tres bares conociendo la Birkirkara profunda, en el último, el Hefu Bar, nos hemos hecho una foto con los personajes que podéis ver, muy majetes por cierto.

¡Alerta! Tormenta

¡Alerta! Tormenta

A las 22:30 hemos ido hacia la parada del autobús que tenía que traerme de vuelta a St Julian’s, el 202. Pasa cada hora y ese era el último, así que no lo podía perder. Mientras íbamos de camino a la parada, nos hemos encontrado con esta señal y Laura y Cristina me han dado una explicación. Cuando llueve, las calles de Birkirkara se suelen inundar formando grandes riadas que provocan bastante caos. Me han contado, que un día se encontraron con que un coche había perdido su matrícula, arrastrada por el agua. Por eso, cuando llueve en Birkirkara, suena una alarma para que la gente tome las precauciones oportunas. Malta nunca dejará de sorprenderme.