Tag Archives: barbacoa

Día 340: La última Parranda del verano

Día 340: La última Parranda del verano

Hoy era la última Parranda del verano. Han sido muchos los grandes momento que nos ha dado The Parranda Beach Party en el Surfside durante este año y por eso, somos muchos los que no podemos dejar de mencionar The Parranda cuando nos preguntan cómo ha sido nuestro verano en este 2013. Evidentemente hoy teníamos que hacer algo especial para cerrar un verano inolvidable, así que lo primero que se nos ocurrió es que la fiesta durara todo el día para disfrutar al máximo de este día.

A la rica paella

A la rica paella

A las 14:00 empezaba la cosa con una paella gigante. La oferta consistía en un buen plato de paella y un vaso de sangría por 5 euros. Como enseguida se ha gastado, y eso que era para unas 50 personas, hemos tenido que hacer otra, así que algunos hemos terminado de comer a las cuatro de la tarde. Con buena música de fondo, enseguida han empezado a caer los mojitos, los long island y las coronitas, hasta que a las ocho de la tarde ha empezado a pinchar la Kinky Blonde. Hoy como la gente ya estaba animada, enseguida se ha empezado a llenar la pista de baile y a eso de las nueve la noche ya se había creado el ambiente que otros días se creaba a las doce de la noche.

Como era el último día, hoy la cena la pagábamos nosotros y como podéis imaginar la cola que había detrás de la barbacoa de hamburguesas y salchichas era bestial. Yo mismo me he tenido que poner, pinzas en mano, a repartir, ya que el colapso era importante. Aunque no ha dado para repetir, nadie se ha quedado sin probar la comida. Una vez cenados, la fiesta ha continuado hasta pasadas las cuatro de la mañana, hora en la que ha venido la policía a desconectarnos la música. Yo después de todo el día de fiesta, sólo tenía cuerpo para irme a casa, aunque han sido muchos los que han decidido continuar en Paceville.

Esperando para la barbacoa

Esperando para la barbacoa

Muchas gracias a todos por llenar The Parranda Beach Party cada sábado durante todo el verano. Han sido muchos grandes momentos los vividos allí. Ahora, termina el verano, pero muchos no sabéis lo que está por venir en el invierno, así que aprovechamos para anunciarlo: Por fin vamos a tener un espacio español, ya que nos han cedido la parte de abajo del Surfside para hacer diversos eventos durante todo el invierno. Ahora empezarán con la remodelación, para convertirlo en lo más parecido a un bar español. Como no podía ser de otra forma, el sitio se llamará La Parrandera, y en él habrá Parrandas, Cañeos y muchas sorpresas más que están por llegar. De momento podéis darle a “Me gusta” en la página de Facebook para estar al tanto de todo y muy pronto os haremos saber el día de la apertura.

Día 301: Barbacoa de pescado

Día 301: Barbacoa de pescado

Parece que se está convirtiendo en rutina lo de irnos de barbacoa a Ta’Xbiex los martes. Hoy, al igual que el martes pasado, decidimos hacer una barbacoa de pescado en la playa de esta pequeña localidad maltesa que está casi pegando con Valletta. Yo me he vuelto a encargar de comprar el pescado. Tenemos una pescadería cerca de casa (Rita) que está bastante bien de precio, teniendo en cuenta que el pescado en Malta es bastante caro. He vuelto a comprar doradas y king prawns (gambones blancos), que el otro día nos supieron a gloria. Las doradas costaban unos 6€/kilo y los king prawns 14€/kilo. También me he encargado de comprar las barbacoas de usar y tirar, por 3€ en la ferretería que hay al lado de casa (subiendo la cuesta de Balluta Bay).

Una vez que tenía todo preparado, a eso de las siete y media de la tarde he salido hacia Ta’Xbiex andando, que la verdad es que atajando por la comisaría de Gzira no se tarda mucho en llegar. Aunque habíamos quedado a las nueve, yo me he ido antes para darme un baño y nadar, que últimamente no estoy haciendo nada de deporte. Allí he estado nadando con el agua muy tranquila mientras se hacía de noche y empezaba a llegar la gente.

Encendiendo el fuego

Encendiendo el fuego

Enseguida ha llegado De la Hera y también Lola. Después Elena, Jaime y Arantxa (su hermano y su cuñada), los msidenses Cristina y Piotr y los valetanos Pablo, Carmen y Billy. Hoy el encargado de cocinar ha sido Jaime, que yo ya hice esa función el otro día. Tenemos que decir que las barbacoas de usar y tirar no son muy recomendables para hacer pescado, ya que no se llega a hacer bien porque se apagan enseguida. Hoy hemos comprado 3 barbacoas para hacer 9 doradas y unos 20 king prawns y se nos han quedado cortas. Menos mal que un amable maltés nos ha regalado un poco de carbón y hemos podido terminar de hacer el pescado bien. No hace falta decir lo bueno que estaba todo. Después de cenar, allí hemos estado de cerveceo y su sobremesa hasta pasadas las 2, hora en la que hemos decidido volvernos en van a casa.

Día 294: Cena en la playa de Ta’Xbiex

Día 294: Cena en la playa de Ta’Xbiex

Ayer estuvimos tan a gusto en la playa de Ta’Xtiex que hoy hemos decidido repetir y hacer una barbacoa un poco diferente. Como estamos cansados de tanta carne, salchichas y hamburguesas, esta vez nos hemos decidido cambiar y hacerla de pescado. Como ya teníamos compradas las barbacoas de usar y tirar (2,90€) nos hemos repartimos las tareas, para comprar el resto de cosas y a nosotros nos ha tocado comprar el pescado.

Pescadería Rita

Pescadería Rita

La idea era ir a comprarlo a la pescadería Rita durante el día, pero como teníamos muchas tareas que hacer en casa y nos han confirmado que abrían por la tarde, hemos decidido posponerlo. Los horarios cambian dependiendo del día de la semana, así que mejor asegurarse antes de dejar las cosas para última hora. Nosotros hemos ido a eso de las seis, ya que sabíamos que hoy a las seis y media cerraban. Nos hemos sorprendido cuando nos hemos encontrado trabajando allí a una chica española a la que se nos olvidó preguntarle el nombre. Nos ha dado un trato magnífico y nos ha aconsejado el mejor pescado para la barbacoa. Compramos algo parecido a la dorada (seis euros el kilo) y gambones (catorce euros el kilo). Comprando 6 doradas y casi setecientos gramos de gambones nos ha salido todo por 22 euros. No está nada mal ya que aquí el pescado es caro y como éramos exactamente seis personas, nos ha salido a menos de cuatro euros por cabeza.

Barbacoa con vistas

Barbacoa de pescado con vistas a Valletta

Con todo comprado y con la nevera preparada para que el pescado siguiera fresquito, hemos puesto rumbo a la playa. Allí hemos vuelto a disfrutar de sus magníficas vistas a Valletta. Poco a poco fueron llegando los comensales. Elena y Jose desde Mosta, Cristina desde Msida y Alberto desde el parque acuático donde trabaja. Dei empezó a cocinar el pescado y ya olía genial, cuando hemos empezado a comerlo no podíamos nada más que decir que estaba todo riquísimo, tanto las doradas como los gambones. Hasta los propios malteses que pasaban por allí comentaban lo bien que nos lo habíamos montado. Después, para bajar la cena, Dei se ha tirado al mar a nadar un poco con Ángela que se ha unido a nosotros más tarde con Lozano Cano, Laura y James. Allí hemos estado más o menos hasta la una más, hora en la que hemos decidido irnos a casa algunos y otros a contemplar la lluvia de estrellas en un evento que había hoy en la playa de Tuffieha. Este pequeño rincón que hemos descubierto en Ta’Xbiex es un lugar espectacular para pasar las noches.

Día 274: Charangas y calles engalanadas

Día 274: Charangas y calles engalanadas

Hemos tenido la suerte de que en nuestra casa, por la mañana no hace demasiado calor, pero cuando cae la tarde, pega el sol en la parte trasera de la casa y ahí si se hace más insoportable. El ventilador es ya algo indispensable, y evitamos poner el aire acondicionado para no llevarnos sorpresas con la factura de la luz. Por eso, últimamente estamos aprovechando las mañanas en casa y ya por la tarde salimos para no asarnos. La única salida que he hecho durante la mañana de hoy ha sido para cobrar un cheque en el Bank of Valletta, que por cosas de los bancos de aquí, sólo se pueden cobrar hasta las doce de la mañana.

Por la tarde hemos ido al Surfside a recoger los banderines que nos dejamos puestos después de la Parranda del sábado, que a ver quien se pone a recogerlos a las tres de la mañana. También teníamos que recoger el sillón del coche en el que actuó Carmen hace ya un mes. Una vez que hemos recogido todo, ya que estábamos por allí, hemos aprovechado para ir un rato a la playa. Allí nos hemos encontrado con Marcos, y hemos estado aprovechando los últimos rayos de sol hasta que se ha ocultado entre los edificios. Después nos hemos venido a casa a ducharnos, ya que   por la noche teníamos una barbacoa en la misma playa.

Nuestra calle

Nuestra calle

Una vez duchados, hemos salido a la calle y una banda de música, al más estilo charanga de pueblo, estaba recorriendo las calles de nuestro barrio. Imaginamos que son las fiestas, ya que tienen todas las calles engalanadas, aunque tampoco tenían mucha animación. Después de dar mogollón de vueltas para poder aparcar cerca de la playa del Surfside, hemos conseguido un hueco y cuando hemos llegado ya nos estaban esperando Maite y sus amigos, que han venido unos días desde Murcia, y también Ruth y Jose. Jose se ha hecho cargo de cocinar, mientras nosotros nos comíamos las delicias que nos preparaba. Ha sido una barbacoa express, ya que el equipo murciano tenía que pasar por casa a ducharse para darlo todo por Paceville en su última noche en Malta. Sobre las once y media ya estábamos en casa, muy buena hora para poder descansar, que mañana a las siete nos esperan con los picos y los gritos nuestros amigos los obreros.

Día 255: Gozo ni te lo imaginas

Día 255: Gozo ni te lo imaginas

Antes de nada, somos Javi y Sara, los amigos que están visitando a “los davices” estos días. Hoy nos hemos ido a pasar el día a Gozo. La primera premisa era la de conseguir un coche, a sabiendas, claro está, de la caótica red de autobuses maltesa. Aviso a navegantes: Para alquilar un coche (renting) lo mejor es hacerlo por Internet (en nuestro caso antes de venir) desde España. Así te evitas sorpresas, cambios inesperados y algún que otro intento de “abuso” por parte de la compañía. Como consejo os diré que, si tenéis pasta, es mejor alquilar uno automático, ya que si hay que unir la agresividad maltesa al volante, con el hecho de conducir por la izquierda y cambiar de marchas con esa mano… ojito.

En la Azure Window

En la Azure Window

En fin, tras dejar de lado el papeleo comienza la aventura de circular por la isla… no entraré en más detalles sobre el recorrido, a parte de unas impresionantes vistas, pero digamos que hemos llegado bastante bien al norte de la isla donde hemos cogido el ferry que nos llevaba a Gozo. Tras bajar en esta “segunda isla” maltesa, el primer objetivo era Azure window y el ya consabido encanto natural de este rincón, en el que se rodó la boda entre Daenerys y Drogo, en Juego de Tronos. Tras eso nos hemos dirigido a Ramla Bay, una de las pocas playas de arena de todo Malta, que se caracteriza por tener un tono rojizo. Antes de volver a casa hemos pasado por San Lawrenz, y la verdad es que hemos flipado un poco con la puesta de sol.

Por la noche hemos tenido barbacoa en la playa junto al SurfSide para celebrar el cumple de Dani, el cual nos ilustró con varias hazañas nobles, y no tanto, de su pasado como submarinista. Un 10 para toda la pandilla maltesa que nos han hecho sentir como uno más.

Día 227: Cómo sobrevivir a un despiste en la Blue Lagoon y no morir en el intento

Día 227: Cómo sobrevivir a un despiste en la Blue Lagoon y no morir en el intento

Hoy teníamos planeado ir a Comino con Ángel y Susana, que están visitándonos estos días, y como hacía buen día hemos podido cumplir nuestro cometido. La idea era hacer barbacoa allí, ya que en la playa de Santa María está permitido, así que lo primero que hemos hecho, en cuanto a Susana se le ha pasado el ataque de histérica de la limpieza, ha sido pasar por el Lidl de San Gwann a comprar la cómida y la bebida.

De ahí hemos partido hacia Cirkewwa, para coger un barco que nos llevara a Comino. Hemos hecho la correspondiente parada en Popeye Village para que Susana y Ángel se hicieran la foto mítica con esas vistas tan idílicas. Para los que no lo sepan, Popeye Village es el parque temático que se creó con los decorados que quedaron cuando se terminó de rodar la película Popeye. Al barco que aparece en la película también le han sacado buen partido los malteses, fue reconvertido en un bar que actualmente está situado en Ta’ Xbiex con el nombre The Black Pearl (La perla negra). Esta película, de la que casi nadie sabe de su existencia, fue estrenada en 1980 y fue uno de los muchos rodajes que han tenido lugar en Malta. Aquí podéis ver el tráiler:

Una vez hemos llegado a Cirkewwa, nos hemos propuestos buscar la mejor opción para ir a Comino. Nuestra prioridad era que nos fueran a recoger más tarde de las cinco, que es la hora a la que suelen partir los barcos de vuelta en esta época. Cuando se es un grupo grande es mucho más fácil negociar esto, pero como hoy éramos sólo cuatro, nos ha costado más. Nuestro barquero de confianza, David, hoy nos ha decepcionado, ya que nos quería cobrar 15 euros por recogernos más tarde, así que nos hemos buscado otra barca que nos lo ha dejado en 10€ con el acuerdo de recogernos a las seis.

El viaje en la lancha ha sido bastante cañero, ya que hoy el mar estaba un poco agitado y hemos pegado algún que otro bote que nos ha teletransportado al mísmisimo Parque de Atracciones. Cuando hemos llegado, hemos entrado en crisis, ya que nos hemos dado cuenta de que no habíamos cogido del coche ni la barbacoa ni la mochila de David en la que llevaba dos toallas y que, para colmo, entre negocio y negocio, nos habíamos olvidado de la comida en la zona donde salen las barcas de Cirkewwa. A todo esto ya era bastante tarde y, como en la Blue Lagoon hay puestos de comida, hemos decidido quedarnos ahí en lugar de ir a la Playa de Santa María, ya que para llegar a ella hay que caminar unos 20 minutos. Poco a poco, hemos superado la situación de nuestro despiste generalizado y hemos empezado a disfrutar de la Blue Lagoon.

Con Susana en la Blue Lagoon

Con Susana en la Blue Lagoon

Para comer, a falta de barbacoa, nos hemos decantado por hamburguesas y kebaps, comprados en uno de los kioskos de comida, que sorprendentemente no era nada caro. Poco a poco la gente se ha empezado a ir y hemos ido haciéndonos con un sitio más o menos cómodo, que cuando hemos llegado, estábamos malamente encogidos en una roca, peor que en Benidorm. Hasta hemos podido coger unas hamacas por 2,50€ en las que hemos estado en la gloria. A partir de las cuatro y media, la isla se ha vaciado casi por completo y hemos podido disfrutar de la Blue Lagoon casi en soledad hasta las seis, hora en la que ha venido a recogernos nuestra lancha. Sin duda, os recomendamos que intentéis alargar lo máximo la recogida, ya que cuando se va todo el mundo es cuando realmente se disfruta de este paraíso del Mediterráneo.

Cuando hemos llegado a Cirkewwa, hemos preguntado en el bar si por curiosidad habían visto una caja con comida que nos habíamos olvidado y… efectivamente, ¡allí estaba! Al llegar al coche también hemos comprobado que estaba todo lo que nos habíamos olvidado y sí, allí estaba la barbacoa y la mochila de David, con lo que de vuelta a casa hemos decidido hacer una barbacoa por la noche en la playa de Sliema.

Se lo hemos dicho a nuestra family maltesa, y de esta forma, un lunes cualquiera, ha surgido una cena en la playa. Nos ha servido para despedir a Ana, la amiga de Carmen, que mañana ya se va a España y a la Paredes, que también va a España, pero ella sólo unos días de visita. Genial noche en buena compañía, a lo tonto nos habremos juntado unas 10 personas. Como anécdota de la noche, comentar que cuando ya habíamos terminado de cenar, unos malteses nos han pedido que nos fuéramos del sitio en el que nos habíamos instalado porque se iban a liar a manguerazos para limpiarlo.

Día 212: Fiesta de cumpleaños en Ghajn Tuffieha Bay

Día 212: Fiesta de cumpleaños en Ghajn Tuffieha Bay

Hoy nos hemos levantado más o menos pronto para ponernos rumbo cuanto antes a Ghajn Tuffieha Bay, la playa donde tenía lugar la celebración de mi cumpleaños, que, aunque es mañana, he preferido celebrarlo un domingo. Pedro ha sido el más madrugador, cuando nos hemos levantado, ya había recogido toda la casa y estaba listo para salir. Una vez hemos preparado todo, con el coche bien cargado, hemos pasado a recoger a Laura y Piotr, y los cinco hemos partido hacia esa pequeña playa situada en la parte noroeste de la isla. De camino hemos parado en Bugibba para comprar un saco de hielo, ya que en Malta esto no es tarea fácil en la tienda Gormina (5€ el saco grande).

Foto de familia

Foto de familia

Hemos sido los primeros en llegar junto con Carmen y Alberto, así que nos hemos bajado a la playa para buscar un sitio donde pasar el resto del día. Realmente no hemos buscado mucho, ya que nos hemos situado al principio, justo al lado de las escaleras. Enseguida ha empezado a llegar el resto de la gente y poco a poco hemos formado un grupo de unas 20 personas. La sorpresa del día ha sido cuando Raúl y Lola han aparecido con una paellera, dos camping gas y todos los ingredientes necesarios para hacer unas migas con chorizo. Muchas gracias por este detallazo, chicos. También teníamos barbacoa, así que ya os podéis imaginar el festín que hemos montado.

Después de comer nos hemos tomado el daikiry de sandía que yo mismo había preparado, como cada año hago para mi cumpleaños. La verdad es que la imagen con la sandía en la mano y la playa de fondo no podía ser más idílica. Hoy hacía bastante viento, pero aún así algunos valientes se han atrevido a bañarse, aunque la mayoría hemos optado por estar en la arena. Desde allí hemos podido contemplar el atardecer mientras escuchábamos las bonitas canciones de Carmen, que nos ha puesto la piel de gallina una vez más.

Cuando ha anochecido muchos ya habían abandonado la playa y los que quedábamos hemos empezado a tener un poco de frío y hemos decidido trasladar la fiesta a casa de Lola y Elena, que como viven en Mosta, nos pillaba bastante cerca. Allí hemos preparado otra barbacoa con las cosas que habían sobrado de la comida y hemos alargado la fiesta hasta la medianoche, momento en el que me han cantado cumpleaños feliz por enésima vez. Enseguida nos hemos retirado, que desde por la mañana, ya estaba bien.

¡Muchas gracias a todos los que habéis venido! Me habéis hecho pasar un día genial haciéndome sentir como en casa.

Día 204: Una fiesta en la playa muy peculiar

Día 204: Una fiesta en la playa muy peculiar

Parece que se está convirtiendo en tradición lo de hacer barbacoa los sábados antes de la Parranda. Hoy no podía ser menos, ya que teníamos de invitadas a las tres albaceteñas. Para hacer la compra nos hemos repartido en dos equipos, el equipo bebida, liderado por Carmen, y el equipo bebida, David y yo. Les hemos encargado la bebida a ellas porque hemos conocido una tienda en Bugibba en la que venden 24 cervezas por 10 euros, irresistible promoción. Nosotros hemos comprado las barbacoas de usar y tirar en una ferretería al lado de casa y la comida en el Lidl de San Gwann.

Una vez todo comprado, nos hemos encontrado con ellas y con Miguel, César y su prima Sara en la playa que está al lado del Surfside. Allí hemos empezado a tomar el aperitivo y hacer bastante el tonto, grabando un vídeo eurovisivo para la Parranda del jueves. El cocinero estrella, a falta de Nuria esta vez, ha sido David, que nos ha cocinado unos filetes de lomo muy ricos. Cervecita por aquí, bañito rápido por allá, cancioncita por aquí, bailecito por allá y nos han dado las cinco, la hora a la que comenzaba The Parranda Beach Party.

Despedida de solteros en The Parranda

Despedida de soltero en The Parranda

Hemos empezado con música de hace bastantes años, Marisol, Los Bravos, Los Brincos, Concha Velasco, Rafaella Carrá,… y ha sido una tarde bastante surrealista. Enseguida han llegado un grupo de unos veinte chicos que estaban de despedida de soltero, todos vestidos con camisetas amarillas, muy al estilo de las despedidas de soltero de los pueblos de España. Con ellos se ha empezado a animar la fiesta y allí hemos estado bailando desde primera hora. La pena es que ha empezado a hacer mucho viento y se hacía bastante insoportable estar al aire libre, así que el comite de crisis hemos decidido trasladar la fiesta al interior del Surfside.

Una vez dentro ha seguido siendo todo muy raro, porque parecía el típico baile de boda de pueblo con mal tiempo, que estás bailando en un sitio cerrado a las siete de la tarde, muy divertido la verdad. Así hemos estado como hasta las nueve o diez de la noche, hora en la que ha empezado a llegar mucha gente de repente y se ha abarrotado el bar. En ese momento la cosa ya ha empezado a parecerse más a una discoteca. Allí hemos estado hasta las dos y media, hoy como la gente ha sido más tardía, hemos cerrado un poco más tarde.

Día 201: Excursión a la playa de Santa María (Comino)

Día 201: Excursión a la playa de Santa María (Comino)

Como durante estos días estaban las amigas de Laura y la hermana y amigas de Carmen visitándolas, hoy hemos decidido organizar una excursión a comino todos juntos. Nos hemos levantado pronto con la intención de salir lo antes posible de casa, pero hoy nos tenían que traer la compra que hicimos ayer por internet. Habíamos pedido que nos la entregaran de 10:30 a 12:00 y, como no, la han traído justo a las doce. En cuanto hemos terminado de colocar las cosas hemos salido a buscar a Cristina, Patricia y Ana a Bugibba, ya que Carmen hoy no podía venir porque tenía que trabajar.  Desde allí hemos partido hasta Cirkewwa, donde teníamos que coger el barco.

Plaga de medusas en la Blue Lagoon

Plaga de medusas en la Blue Lagoon

Laura ha conseguido que una de las compañías nos hiciera una oferta al ser nueve, bueno, nos ha dado la opción de elegir entre dejarnos el viaje (ida y vuelta) por 8 euros, cuando normalmente cuesta 10, o ir a recogernos más tarde. Nosotros nos hemos decantado por esta segunda opción, ya que los barcos de vuelta volvían a las cinco y nosotros preferíamos estar más tiempo allí. Cuando hemos llegado a la Blue Lagoon, nos hemos dado cuenta de que estaba plagada de medusas y, como podéis ver en la foto, era completamente imposible bañarse allí. Laura conocía otra playa en comino, ya que hace unas semanas se celebró allí el Comino Fest de Why Not?, así que hemos ido para allá.

Después de caminar una media hora por la isla de comino cargados con toda la comida, barbacoas, cervezas y demás, hemos llegado a la playa de Santa María o Santa Marija Bay, como es conocida por los malteses. La verdad es que no sabía que la isla de Comino diera para andar tanto, yo creo que nos la hemos recorrido de punta a punta. En esta playa de arena, no había ni una sola medusa y tampoco había apenas turistas. Además es una playa muy bonita, rodeada de mucha naturaleza. El agua es completamente cristalina, así que nada más llegar no hemos podido evitar darnos un baño.

Santa Marija Bay

Santa Marija Bay

Después de este primer chapuzón, David y Carmen (la amiga de Laura) han encendido las dos barbacoas de usar y tirar que llevábamos y en cuanto han estado listas, se han puesto a preparar la comida. Mientras tanto nos hemos tomado el aperitivo con unas cervezas. Para comer teníamos salchichas maltesas y verduras, hasta de barbacoa tenemos una dieta equilibrada. Después nos hemos vuelto a bañar y algunos hemos tenido sobremesa de conversación y otras se han quedado completamente dormidas. También hemos tenido tiempo hasta para hacer Yoga, siguiendo las instrucciones de Laura, toda una experta.

Un poco antes de las siete hemos partido hacia la Blue Lagoon, ya que a y media habíamos quedado con David, el señor que conducía la barca, para que viniera a recogernos. Cuando hemos llegado ya estaba el hombre esperándonos allí completamente solo, ya que no había absolutamente nadie más. Parecía otra playa distinta a la que habíamos visto cuando hemos llegado por la mañana y nos la hemos encontrado llena de gente. Hasta se habían llevado los kioskos, no sabemos muy bien qué harán con ellos. Una vez nos hemos montado en el barco, el hombre nos ha dado una vuelta por las grutas de comino y la verdad es que el paisaje era una auténtica pasada, por un momento nos hemos sentido privilegiados de estar ahí. Enseguida hemos llegado a Cirkewwa y nos hemos despedido de Laura, Amelia, Carmen y Maria José, que tenían que coger el autobús. David y yo hemos ido a llevar a Ana, Cristina y Patricia a Bugibba.

Por la noche, aunque estábamos reventados, nos hemos acercado a Spinola Bay para despedirnos de Paulo, que mañana se va a España definitivamente. Allí nos hemos encontrado con algunos voluntarios, con Carmen y Ana y también con Laura y sus amigas, que también se despedían esta noche, ya que se les han acabado las vacaciones.  Hemos estado en la parte más interior de la bahía tomando algo y charlando. Después hemos ido a tomar una al Juuls y enseguida nos hemos venido a casa, que después de todo el día por ahí, estábamos reventados.

Día 197: El Surfside se mueve a ritmo de rumba

Día 197: El Surfside se mueve a ritmo de rumba

Después de la Opening Party que hicimos en Abril, hoy era la primera de las fiestas que vamos a hacer en el Surfside todos los sábados por la tarde-noche. Nos hemos levantado con muchos nervios, sobre todo cuando al mirar al cielo hemos visto que no hacía el día que esperábamos. Pero bueno, es lo que tiene hacer una fiesta en la playa, el tiempo influye mucho y en eso no podemos hacer nada. Como la anterior vez, teníamos pensado hacer una pre-barbacoa en la playa con la family maltesa, así que hemos cogido el Rojito dirección al Surfside, que íbamos con la hora justa y andando no llegábamos. De camino, han empezado a caer unas gotas, parecía que había que cancelar la barbacoa, pero al final al salido el sol. Nuria, María,  César y Miguel se han encargado de ir a comprar las cosas al Lidl y han llegado a la playa justo a la vez que nosotros. Entre la comida y la bebida hemos salido a unos 6 euros por cabeza, así que la cosa les ha ido bastante bien.

Empezando la fiesta

Empezando la fiesta

Cuando hemos llegado, Toni ya tenía el sitio reservado con la barbacoa preparada para darle caña, sólo faltaba que nuestra magistral chef Nuria se pusiera manos a la obra. Todo lo que ha cocinado estaba de muerte, yo personalmente me he puesto hasta arriba. Un poco antes de movernos al Surfside para preparar las cosas, ha llegado Carmen y enseguida los tres nos hemos ido para allá.

Hoy teníamos un concierto preparado para el comienzo de la tarde. Carmen, Alberto y Raúl habían preparado un repertorio de versiones de flamenco. Más tarde también se han unido Jorge y Bea, y Carmen también ha tocado alguna canción de su repertorio. MIentras, nosotros hemos disfrutado del concierto tumbados en las hamacas con un mojito en la mano. Después Dei ha preparado una selección de música española de los años 60 y 70 para empezar a animar el cotarro, e inmeditamente después la Kinky Blonde ha empezado con su gran sesión. Esta noche ha tenido lugar un éxtasis de bailoteo, buena energía, sonrisas, felicidad y algún desencuentro. Todo se puede resumir en las palabras que ha escrito Carmen para agradecer a todos los que han venido a The Parranda Beach Party esta noche:

Ya entrada la noche...

Ya entrada la noche…

Risas, buen rollo, música, encuentro, comunidad, pillar el punto, pasarse del punto, hablar nuestro idioma, coincidir con la persona que nos mola, saber que coincidiremos el próximo Jueves, o Sábado…. jiji. Te invito a una cerve menos a Valentín que siempre se me olvida, buscarse para bailar una canción, esa Kinky eh!, con quien estaba hablando?, dioss que temazo!, esta es viejisma, pasame tu curriculum que en el hotel necesitan gente, esta noche pillo, nena es que eres de Albacete? yo también!, pasearse a ver quien hay, sentirse en casa, segura, contenta, cerca….

….Eso es THE PARRANDA. Tú lo sabes, y por eso vienes cada semana.

Las cosas feas, intentad dejarlas en casa. Y si tienes un día de esos en los que estás oscuro y con ganas de pelear, que la Parranda te sirva de cura y no de excusa.

Gracias por lo bien que lo hicimos ayer, y por esa remontada…. estaba tan a gustito…