Nadando con delfines

Nadando con delfines

Hoy David tenía preparada una sorpresa que me llevaba anunciando desde el día de mi cumpleaños, justo hace una semana. Cuando me dijo que había una sorpresa, una de las cosas que se me vinieron a la cabeza fue la idea de ir a nadar con delfines, o al menos eso era lo que yo quería, que yo no soy muy de deportes de riesgo. Hoy además, volvía nuestra Karmento a la isla, con lo que era un día doblemente emocionante, así que, con muchas ganas, me he subido al coche sin saber el rumbo.

Cuando hemos pasado por el parque acuático, David se ha desviado y ha aparcado el coche, cosa que me ha dejado bastante desconcertado, porque habíamos quedado para comer con Carmen y todos los demás, con lo que tampoco teníamos mucho tiempo para tirarnos por los toboganes. Lo que no sabía era que el Mediterraneo Marine Park estaba justo al lado, a la izquierda del parque acuático. En el momento en el que he visto el cartel de la entrada, he confirmado mi teoría y mi emoción se ha hecho aún más visible al saber que iba a nadar con delfines.

Una vez llegas tienes que esperar un poco hasta que llega tu turno, nosotros íbamos con tiempo de sobra, con lo que nos hemos dado una vuelta por el parque y hemos visto a las focas, los loros y otras especies que conviven allí. Cuando ha llegado el turno de mi grupo (10 personas), nos han dado un traje de neopreno y nos hemos ido a cambiar. Enseguida hemos subido a la piscina y nos han dado unas pequeñas pautas antes de entrar en ella. Justo allí me ha saludado Alejandro, un chico español que trabaja en el parque como instructor de los delfines y por fin ha llegado el momento de meternos al agua. Al principio los delfines nadan entre ti, sin que les toques, después los instructores nos ha pedido que nos coloquemos dejando hueco entre nosotros y los delfines iban pasando por los huecos. Ahí ya hemos podido tocarlos y la verdad es que me ha sorprendido muchísimo la textura, un poco parecida a la de una lona. Mientras estás en la piscina observándolos e interactuando con ellos, el instructor te va dando las indicaciones necesarias, además de explicarte cosas y resolverte las preguntas que tengas acerca de estos cetáceos tan amigables.

El mejor momento llega cuando te hacen las fotos con uno de los delfines, ya que es cuando más cerca lo sientes. Es muy gracioso porque están enseñados para darte un beso, cogerte de las manos o darte vueltas. Después de eso se hacen un par de juegos por equipos y después de una hora en la piscina termina la sesión. Tengo que decir que a pesar de que cuando he llegado no me ha gustado mucho la idea de ver a los animales en cautividad, me ha gustado muchísimo la experiencia y me he quedado un poco más tranquilo cuando Alejandro me ha contado lo mucho que les cuidan.

A la salida, después de haber comprado las fotos por un “módico” precio de 20,50 euros, queríamos tenerlas en digital para poder publicarlas en el blog, ya que sorprendentemente, después de pagar ese altísimo precio, no te dan la posibilidad de tener los archivos originales, así que les hemos pedido si podía salir el encargado para hablar con él. Cuando ha salido le hemos contado que teníamos un blog sobre Malta en español y que teníamos intención de escribir sobre esta experiencia y nos gustaría ilustrarlo con las fotos. Él nos ha dicho que tenía que consultarlo antes y nos ha pedido el e-mail. Gracias a eso, además de las fotos, hemos conseguido un descuento del 8% para todo aquel que vaya de nuestra parte, así que si alguien se anima, sólo tenéis que escribirnos un e-mail a laaventurademalta@gmail.com para conseguir el descuentos. Podéis consultar las tarifas aquí.

One Response »

  1. Hola buenos dias,

    En noviembre tenemos pensado ir con una niña de 10 años a nadar con los delfines. Aún tenéis el descuento del 8%. Para conseguir las fotos en digital como tenemos que hacer? traer un pendrive?
    Espero su respuesta!
    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.