Día 91: Conociendo Birkirkara

Día 91: Conociendo Birkirkara

Esta mañana me he levantado animado por el sol dispuesto a salir a la calle, aunque cuando me he decidido a salir de casa, ya se había nublado. El tiempo en Malta cambia de un momento a otro, es imposible hacer una previsión, por mucho que lo miremos por internet o en la mejor aplicación de nuestro smartphone. Tenía que ir al Eurosport de Paceville a cambiar las deportivas y el snorkel que me trajeron los Reyes, que se equivocaron un poco y no eran exactamente lo que yo quería. Así que como el tiempo no acompañaba para ir caminando y por la tarde también tenía que coger el autobús, he ido hasta Paceville en el 12. Si tienes el ID Card, por 1,50€ puedes usar el autobús durante todo el día todas las veces que quieras, si no tienes ID Card el precio es 2,60€.

Una vez allí, me ha atendido una chica que estaba bastante perdida y después de hacer varias llamadas y consultar a otros empleado me ha dicho que no tenían lo que yo buscaba, así que le he pedido que me hiciera un vale para poder usuarlo en cualquier tienda. Y así ha sido.

Con la clientela del Hefu Bar

Con la clientela del Hefu Bar

Después de comer, he cogido el autobús 203 y he ido al Eurosport de Birkirkara, que es mucho más grande. Por poco no llego, porque el autobús da bastantes vueltas y en Malta las tiendas cierran a las 19:00. Pero sí, a las 18:30 ya estaba allí. Allí sí he encontrado las deportivas que me gustaban, aunque para el snorkel tendré que esperar hasta Abril, que es cuando les llegan los nuevos pedidos. Justo cuando estaba pagando me han llamado Laura y Cristina, que ya habían terminado de trabajar y venían para Birkirkara, que es la zona donde viven ellas. Así que he esperado hasta que llegaran y nos hemos ido a conocer los bares y la fauna y flora de la zona.

Hemos paseado por las calles de Birkirkara, y aunque en general es una zona bastante fea, tiene partes muy bonitas. También nos hemos perdido buscando un bar que suelen frecuentar ellas, aunque al final nos ubicado y lo hemos encontrado. Los bares de Birkirkara son pequeñas tascas bastante peculiares, tienen ese toque cutre que a muchos nos encanta y son muy baratos. Para que os hagáis una idea un botellín de Cisk cuesta 1,20€, está bastante bien teniendo en cuenta que la Cisk no es precisamente barata, a pesar de ser la cerveza local. Y nada, hemos estado en tres bares conociendo la Birkirkara profunda, en el último, el Hefu Bar, nos hemos hecho una foto con los personajes que podéis ver, muy majetes por cierto.

¡Alerta! Tormenta

¡Alerta! Tormenta

A las 22:30 hemos ido hacia la parada del autobús que tenía que traerme de vuelta a St Julian’s, el 202. Pasa cada hora y ese era el último, así que no lo podía perder. Mientras íbamos de camino a la parada, nos hemos encontrado con esta señal y Laura y Cristina me han dado una explicación. Cuando llueve, las calles de Birkirkara se suelen inundar formando grandes riadas que provocan bastante caos. Me han contado, que un día se encontraron con que un coche había perdido su matrícula, arrastrada por el agua. Por eso, cuando llueve en Birkirkara, suena una alarma para que la gente tome las precauciones oportunas. Malta nunca dejará de sorprenderme.

One Response »

  1. Pingback: Día 97: El invierno pasa factura - La aventura de Malta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.