Día 89: Una noche de Reyes perfecta

Día 89: Una noche de Reyes perfecta

El día de hoy ha transcurrido con bastante normalidad. Por la tarde hemos tenido las últimas conversaciones con los Reyes Magos, que aunque muchos no lo sabíais, también vienen a Malta. Además, a los Reyes les faltaba papel de regalo y he tenido que salir en busca de una papelería abierta un sábado a las seis de la tarde. La he encontrado en el paseo marítimo de Sliema, pasada la bola del mundo que gira. Los dueños no son las personas más amables del mundo pero en caso de urgencia no está mal saber que están ahí. Además también tienen fotocopiadora y te imprimen lo que sea si lo llevas en un pendrive. Después de este imprevisto de última hora, he llegado a casa a eso de las 18:30 y lo primero que he hecho ha sido conectar el ordenador con la tele para ver la retransmisión que hacía  rtve.es de la cabalgata de Reyes de Madrid. La verdad es que estando lejos de España y teniendo en cuenta que en el extranjero no existe la tradición de los Reyes Magos, hace ilusión cualquier detalle en este día.

Frankenweenie

Una Noche de Reyes perfecta

Una hora más tarde llegaba David con una bandeja de sushi del Gochi. Así que antes de lo esperado, he tenido mi primer regalo de Reyes, la mejor cena que se puede tener para la noche de Reyes. En ese momento he pensado que qué mejor para acompañar semejante manjar que una botella de vino de tres euros, y me he lanzado a su búsqueda. La verdad es que no ha sido difícil porque ya tengo fichada una tienda de alimentación que abre también los fines de semana justo enfrente de la comisaría de Policía de Sliema. No tienen gran variedad de cosas pero si necesitas una botella de vino o unas cervezas siempre están allí para ayudarte. Además suelen cerrar a eso de las nueve de la noche, bastante tarde teniendo en cuenta los horarios de aquí.

Ya en casa, hemos acompañado el vino y el sushi con un plato de queso manchego y jamón, que todavía nos queda algo de cuando estuvimos en España. Y nada, una cachimba para la sobremesa y una película después de preparar los zapatos delante de la estufa, a falta de árbol de Navidad. La película que hemos elegido para la noche de hoy es la de Frankenweenie de Tim Burton. Tenía muchas ganas de verla y no me ha decepcionado, algo sorprendente teniendo en cuenta las últimas películas del director. Esta vez parece que ha vuelto a sus orígenes de la forma más acertada. Después de todo esto y a la espera de ver si mañana me han dejado algo sus majestades, puedo decir que he tenido una noche de Reyes perfecta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.