Día 84: Nochevieja

Día 84: Nochevieja

Hoy nos hemos levantado con un día muy soleado, ahora que estamos recién llegados de España hemos podido apreciar el contraste de temperatura de un país a otro. En Madrid ahora mismo es impensable salir de casa sin abrigo, e incluso quedarte en manga corta cuando pega el sol. A las 12 habíamos quedado en el City of London para hacer la compra de la cena de Nochevieja, así que allí nos hemos plantado con el pequeño rojo. Como hemos llegado un poco tarde nos han esperado tomándose una cerveza, cualquier excusa es buena para beber. Después, repartidos en dos coches, hemos comenzado la expedición en busca de la cena de esta noche.

La primera parada ha sido la pescadería Rita, situada en el 383 de la calle Rue d’Argens, en Gzira. Allí hemos comprado dos kilos de langostinos y diez filetes de salmón, todo con muy buena pinta. En total nos hemos gastado 50 euros, no está nada mal. Después hemos pasado por nuestra casa a dejar lo que hemos comprado en la nevera antes de ir al supermercado a comprar todo lo demás.

Una vez guardado el pescado, hemos partido hacia el Smart, un supermercado muy grande que está en Birkirkara con bastante variedad y buenos precios. Allí hemos comprado la bebida, los entrantes y todo lo necesario para preparar la cena. En total nos hemos gastado un poco menos de 100 euros, que para 10 personas no está nada mal. Así que sumando todol, la cena nos ha salido a unos 15 euros por persona. Después cada uno se ha ido a su casa a comer y a prepararse para la noche.

Por la tarde, después de ponernos guapos, hemos empezado a llegar a casa de María y Nuria a eso de las siete de la tarde para empezar a preparar todo. Ahí cada uno ha hecho lo que ha podido, aunque los principales cocinillas hemos sido María la portuguesa, Carmen, Nuria y yo. María la portuguesa y Nuria se han puesto con el salmón y los langostinos, que ambos hemos hecho al horno. Carmen y sus dos pinches David y Toni han hecho los entrantes, canapés varios, una ensalada, queso manchego y jamón ibérico. Y yo he hecho una empanada de dátiles, bacon y queso. Mientras hemos preparado todo ha llegado Laura que también nos ha echado una mano y por último Ana y su tortilla de patatas.

Nuestra cena de Nochevieja

Nuestra cena de Nochevieja

A eso de las nueve ya estaba todo listo y  enseguida hemos empezado a cenar. Tengo que decir que estaba todo buenísimo y que de sólo pensarlo me vuelve a entrar el hambre. Aunque había mucha cantidad de comida, tampoco ha sobrado demasiado, Un poco antes de las once ya habíamos terminado de cenar y hemos empezado con las copas, creo que es la primera vez en mi vida que empiezo con las copas antes de las uvas, pero había que rellenar el tiempo. Veinte minutos antes del nuevo año hemos preparado todo para ver las campanadas de Televisión Española por internet y a las doce, como no podía ser de otra forma, hemos tomado las uvas. Realmente hemos empezado un pelín antes de las doce porque cuando sonaba la primera campanada ya nos las estábamos terminando. En fin, qué difícil es esto de tomarse las uvas, por mucho que pasen los años no aprendemos.

Ya en el 2013, después de besarnos, abrazarnos y brindar hemos llamado a nuestras familias para felicitarles el nuevo año y contarles cómo estaba yendo nuestra Nochevieja en el extranjero. También hemos intercambiado vídeos por Whatsapp para sentirnos un poco más cerca. Y una vez han acabado las felicitaciones, ha empezado la fiesta con David haciendo de dj. Copa va, copa viene y a eso de las tres hemos salido de casa dirección Paceville, cómo no.

Algunos hemos llegado en coche y otros a pie, pero todos hemos ido directos al Native. Nos lo hemos pasado muy bien a pesar de que el ambiente de hoy y la música no era lo mejor, pero lo importante era la compañía. Antes de las seis ya nos estábamos recogiendo, aunque la mayoría ya se habían ido. Los últimos supervivientes hemos sido Laura, Carmen, David y yo, que lo hemos gozado bailando y hablando con algunos españoles más que andaban por allí, entre ellos Manu y Sandra, dos habituales de The Parranda.

Ha sido nuestra primera Nochevieja fuera pero tenemos que decir que nos lo hemos pasado genial y que cada día queremos más a nuestra pequeña familia maltesa por momentos como el de hoy. ¡Muchas gracias por hacernos sentir como en casa, chicos!

¡Feliz 2013!

 

2 Responses »

  1. Pingback: Día 100 : Cien días son pocos para tanta aventura - La aventura de Malta

  2. Pingback: Día 344: Lo hemos cumplido… ¡Un año en Malta! - La aventura de Malta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.