Día 83: Vuelta a Malta

Día 83: Vuelta a Malta

Volvemos a la carga después de nuestro primer viaje a España para pasar la Navidad. Han sido unos días muy bien aprovechados, sobre todo para ver a nuestras familias y amigos a los que ya echábamos de menos. A mí personalmente no me ha dado tiempo ver a todo el mundo, pero he hecho todo lo que he podido. He disfrutado bastante este viaje, aunque también me he sentido raro y fuera de sitio, con ganas de volver cuanto antes a la isla. En este viaje he sentido que ahora lo que me hace feliz es estar aquí, en Malta, pero me ha venido bien para pensar en ello con perspectiva y decidir lo que quiero hacer a partir de mañana en esta isla tan especial.

Llegando a Malta

Llegando a Malta

Hoy, a eso de las 11 de la mañana, estaban mi hermano Óscar y mi cuñada María esperándonos en la puerta de casa de David para llevarnos al aeropuerto. Allí, en la Terminal 1 de Barajas, nos han dejado poco antes de las 12 de la mañana. Después de despedirnos, han aguardado en la distancia comprobando que el queso manchego de Corral de Almaguer pasaba el control de seguridad. Y así ha sido, así que después de decirnos el último adiós con la mano, David y yo hemos seguido rumbo a la puerta de embarque, la C45. Allí nos hemos encontrado con Nuria, que también regresaba hoy a Malta.

El avión ha sido puntual, así que hemos podido embarcar a la hora prevista. A eso de las 13:30 decíamos adiós a Madrid, sobrevolando sus numerosas nubes desde el aire. El vuelo lo hemos pasado prácticamente durmiendo, que esta semana no hemos descansado todo lo que deberíamos, y a las 16:15 ya estábamos tomando contacto con el suelo maltés. Después de esperar al megamaletón de Nuria, hemos salido y allí estaba María recibiéndonos con una sonrisa. Realmente ha ido a recoger a Nuria, pero hemos preferido pensar que nos recibía también a nosotros, y hasta nos hemos sentido importantes. Al salir del aeropuerto nos hemos despedido de ellas, que tenían que coger el autobús X4 y nosotros el X2, el que por cierto, nos ha dado una estupenda vuelta por media isla de Malta durante más de una hora.

Mum's Pizzeria

Mum’s Pizzeria

Después de la eterna vuelta en autobús, que se nos ha hecho casi más larga que el vuelo, hemos llegado a casa un poco antes de las seis de la tarde. Sólo nos ha dado tiempo a deshacer la maleta y poco más, ya que a las siete habíamos quedado en el City of London con Nuria, María y los portugueses para hablar de la cena de Nochevieja que tenemos mañana. Ha sido raro volver a tomarnos una cerveza sin una triste aceituna o patata frita como acompañamiento, pero es lo que tiene Malta, que no es perfecta. Allí hemos decidido el menú y hemos quedado para ir mañana a comprarlo. Y de tanto hablar de comida nos ha empezado a entrar el hambre a todos y nos hemos marchado.

Como nosotros no teníamos nada en la nevera, de vuelta a casa hemos hecho una parada en la pizzería Mum’s, que está situada en el número 8 de Mrabat Street, en Sliema. Es la más barata de la zona, así que desde que la hemos descubierto solemos recurrir a ella en casos de emergencia como el de hoy. Además están muy buenas, aunque hoy para saciar bien nuestra gula, se nos ha ocurrido coger también patatas y calamares y luego nos hemos arrepentido bastante. Por algo se llamará pizzería…

 

3 Responses »

  1. Pingback: Día 344: Lo hemos cumplido… ¡Un año en Malta! - La aventura de Malta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.