Día 78: Un día perfecto

Día 78: Un día perfecto

Hoy ha sido un día muy completo. Después de la celebración de ayer del cumpleaños de David, nos ha costado levantarnos, pero no quedaba otra porque habíamos quedado en llevar a Paloma y Rafa al aeropuerto. Y a las 11:15 estaban los dos puntuales en casa, mientras nosotros terminábamos de ducharnos y vestirnos a toda prisa para llevarles a tiempo. Y así ha sido, a las 11:20 salíamos con nuestro mini dirección al aeropuerto después de hacer un auténtico rompecabezas para meternos cuatro personas y cuatro maletas en un espacio muy reducido. Y poco antes de las 12 ya estábamos en el aeropuerto, una hora y media antes de que saliera su vuelo. Después de despedirnos de ellos hasta después de Navidad, hemos espero a ver si llegaba María, que también tenía que coger ese vuelo y así ha sido. Ha sido genial poder despedirnos también de ella, ya que no pudimos ir a su fiesta de despedida por lo que pasó el domingo y, aunque le encantaría, aún no está segura de que vaya a volver después de Navidad.

Una vez que hemos terminado con las despedidas, a David se le ha ocurrido que podíamos acercarnos a Valletta a ver a Carmen actuar, así que para allá que nos hemos ido. Hoy se celebraban una seria de actos por la pluralidad cultural en la casa del Primer Ministro y Carmen era unas de las que actuaba cantando con su guitarra. Aunque a su actuación en acústico no hemos llegado, después han actuado unos amigos suyos que hacen una fusión de música étnica muy bonita y Carmen ha cantado con ellos en un par de temas. A pesar del frío debido al fuerte viento que hacía, ha merecido la pena, La intensidad que se percibía en esa calle era brutal. Aquí os dejo un trocito de esa actuación:

Una vez ha terminado, hemos ido a ver a Cristina y Laura, que a eso de las 2 de la tarde ya tenían recogido el puesto debido al fuerte viento que soplaba hoy en Valletta. Así que nada, los 5 junto con Marco y Amélie, una amiga belga de Carmen, nos hemos ido al L-Ingliz a tomarnos unos vinos. El sitio ha sido todo un descubrimiento, es un pequeño bar con mucho encanto y con un dueño majísimo. Hemos pedido varios vinos y cañas y no ha parado de sacarnos tapas durante todo el tiempo que hemos estado allí, algo muy poco habitual en Malta. Así que, aunque no es especialmente barato (2,50 la copa de vino), no está nada mal por la comida que pone. Allí hemos estado hasta las tres de la tarde, hora en la que hemos decidido venirnos todos a casa a comer y grabar el siguiente vídeo de The Parranda. Marco no ha podido venir porque le tocaba trabajar por la tarde. Repartidos en dos coches, el abuelo y el pequeño rojo, hemos partido hacia nuestro hogar.

L-Ingliz

L-Ingliz

Al llegar, Cristina y yo nos hemos puesto a preparar una tortilla de patatas mientras Carmen nos deleitaba con su guitarra, aunque yo más bien he hecho de pinche, ya que hoy la hemos hecho a su estilo. Con siete huevos, cinco patatas y una cebolla, imaginad qué tortilla ha salido. Con eso y la pasta que traían Cristina y Laura en su ya mítica olla, hemos comido los seis. Todo muy rico.

Con un poco de sobremesa de por medio, después hemos empezado a grabar el vídeo para promocionar la Parranda de este jueves. Y además de reirnos muchísimo, hemos descubierto a tres grandes actrices. Seguro que en cuanto colguemos el vídeo, algún director se pone en contacto con nosotros para contratarlas. Ha sido muy curioso, porque justo cuando hemos terminado de grabarlo, ha habido un apagón en el barrio y hemos estado más de una hora sin luz. Así, a la luz de las velas y mientras fumábamos una cachimba, han surgido conversaciones de lo más interesantes y al final nos ha dado la hora de la cena. Así que otra vez nos hemos puesto manos a la obra y hemos cocinado, esta vez Laura y yo, un revuelto de verduras con setas riquísimo.

Ya a eso de las 12 de la noche David y yo hemos llevado a Laura y Cristina a su casa en Birkirkara, ya que no tenían otra forma de volverse a casa, que entre semana los autobuses terminan a las 11. Y allí las hemos dejado y hemos vuelto a casa a preparle la cama a Carmen, que hoy se ha quedado a dormir en casa. Ha sido un gran día, un día perfecto.

One Response »

  1. Pingback: Día 79: Tranquilidad - La aventura de Malta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.