Día 332: La aventura de Javi y Closing Party de Gianpula

Día 332: La aventura de Javi y Closing Party de Gianpula
Javi en Santa Maria

Javi en Santa Maria

Tras tomar un desayuno mediterráneo de zumo y cereales estamos preparados para empezar el día. Ya que hacia un día soleado, hemos decidido aprovechar para visitar una de las islas más espectaculares del mar Mediterráneo, Comino. Esta isla es archiconocida por su gran playa “Blue Lagoon”, impresionante playa de rocas con el inconveniente de estar llena de turistas por su fama. No es la única playa que podemos encontrar ahí, ya que en esta isla podemos encontrar algunas otras playas paradisiacas, como por ejemplo Santa María Bay. Ya que preferíamos disfrutar de un poco de calma, al coger el barco (por 8 euros) les pedimos bajarnos en esta playa. Agua cristalina y tranquilidad. Tranqulidad y agua cristalina. Eso es lo que esta pequeña playa ofrecía.

 

Blue Lagoon

Blue Lagoon

Tras descansar y comernos un bocata que habíamos comprado antes de coger el barco por 3 euros, hemos decidido caminar hasta la Blue Lagoon. Veinte minutos caminando y el agua azul intenso con tonos turquesas nos rodeaba. El paisaje era impresionante. Una vez hemos llegado, tras darnos un chapuzón, hemos alquilado unas gafas y un tubo por 5 euros (+5 euros de fianza) y hemos estado practicando snorkel. Hemos nadado hasta una isla cercana, Cominotto, y en el trayecto hemos disfrutado de las grandes bancos de peces de colores rayados que nos acompañaban. A las 17:30 de la tarde el último barco partía de la Blue Lagoon hacia Malta, así que no hemos tenido más remedio que abandonar la isla. El viaje de vuelta ha sido increíble. El barco nos ha dado una vuelta por las grandes rocas que se encuentran en medio del mar.

Café del Mar

Café del Mar

Tras llegar a la isla, de vuelta a casa, hemos pasado por el pueblo de Popeye y nos hemos hecho la típica foto con ese pueblo tan particular. También hemos pasado por Café del Mar y nos hemos tomado una Corona por unos 3 euros. Es un sitio con música chill out lleno de hamacas donde se puede disfrutar de un gran atardecer dentro de una piscina cuyas aguas se juntan con el mar.

Gianpula

Gianpula

Al llegar a casa hemos cenado pizza casera by Deibit y después de prepararnos hemos ido a hacer botellón a la entrada de la discoteca Gianpula que hoy celebraba su cierre. Al llegar con el coche nos hemos encontrado un atasco enorme. ¡Toda la isla estaba intentado tener su sitio en esta gran fiesta! A pesar de todo, no ha sido muy difícil encontrar aparcamiento, ya que la discoteca se encuentra en medio de un descampado. Mucha gente y mucha cola para entrar pero hemos tenido suerte ya que una de las amigas de los anfitriones tenía lista y por 6 euros (sin consumición) hemos conseguido entrar a la fiesta sin necesidad de hacer cola. Muy buen ambiente, la música bastante house/comercial (yo soy más de indie así que no voy a entrar a hacer valoración). La verdad es que esto era una gran fiesta con todo el mundo dándolo todo. Las copas una vez más a 2.50 euros, eso sí, en vaso de cumpleaños donde escatimaban hasta en el refresco, pero bueno, por ese precio no puedes pedir mucho más. A las 4:30 de la mañana las buses que llevaban a la gente a la discoteca partían y hemos decidido que también era nuestra hora. Gran noche de cierre para Gianpula.

One Response »

  1. Pingback: Día 344: Lo hemos cumplido… ¡Un año en Malta! - La aventura de Malta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.