Día 33: Otoño en la playa

Día 33: Otoño en la playa

Esta mañana nos hemos levantado y, al ver el buen tiempo que hacía, nos hemos ido directos a la playa. Los días como el de hoy hay que aprovecharlos bien, así que hemos estado tomando el sol hasta el atardecer. Aunque nosotros no nos hemos atrevido, hacía día para bañarse. Allí nos hemos juntado con todos los habituales de la playa de Sliema y hemos echado el día y parte de la tarde practicando bastante el inglés. Esto es otoño en Malta.

Por la noche hemos quedado con nuestros amigos para salir un poquito. Como ha venido un amigo de Cristian, ha reservado en el Avenue para cenar todos juntos. Nos hemos encontrado en la Taberna, también conocida como la Banda, para tomarnos la primera y de ahí ya hemos ido a cenar. El Avenue es un restaurante italiano (¡cómo no!) que está en Paceville. El precio es similar al de la mayoría de los restaurantes y la comida está bastante buena. La única pega es que han tardado como una hora en servírnosla.  No es nada del otro mundo pero está bien.

Amanecer en St Julian's

Amanecer en St Julian’s

De ahí hemos ido al Republik, que es un pub, o algo similar, en el que puedes pedir una jarra de bebida por algo más de 15 euros. Te dan una botella mediana de whisky o vodka y los refrescos y tú te haces la mezcla. No sé exactamente cuánto costaban porque como no tenían botellas de ron medianas, nos obligaban a coger una grande entera por 21 euros y, evidentemente, no hemos pedido nada. El sitio es un poco antro y me ha parecido caro. Además los camareros no podían ser más antipáticos.

Luego, directamente al Native. La primera vez que estuve en ese sitio juré que no iba a ir nunca más y al final acabamos todos los fines de semana allí. Ya se sabe, nunca digas de este agua no beberé. La música deja bastante que desear pero puedes pedirle canciones al dj y suele estar encantado de ponértelas. Al salir del Native hemos hecho la correspondiente parada en el Burguer King para irnos con el estómago lleno a casa. Durante la vuelta, entre que nos despedíamos y no, nos hemos entretenido un poco en el paseo marítimo y nos hemos encontrado con el bonito amanecer que podéis ver en la foto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.