Día 329: ¡Ya tengo bici!

Día 329: ¡Ya tengo bici!

Desde que llegamos a Malta siempre había tenido la idea de tener una bici para moverme por la isla, ya que como las distancias son cortas, a priori parece que es la mejor manera para hacerlo. Pero una vez llegamos aquí y vimos cual era el estado de las carreteras y las calles, tan resbaladizas como estar sobre un paso de cebra constante, y muchas de ellas llenas de agujeros y baches. Todo esto unido a las malas prácticas de los conductores, hizo que se me quitara la idea por completo.

Mi bici

Mi bici

A pesar de todo, con el paso del tiempo la idea volvió a salir a la luz, así que cuando vi un anuncio que puso una pareja española que se iba de la isla ofertando una bicicleta por treinta euros, no me pude contener. Hoy me he decidido a quedar con ellos y por lo menos ver el estado en el que se encontraba la bici, aunque por el precio no me esperaba gran cosa. Hemos quedado justo en frente del Tower Supermarket de Sliema, cerca de donde vivía esta simpática pareja. Esta zona es conocida como Sliema Ferries y es una de las mejores zonas de Malta, bien comunicada por el bus y con el supermercado cerca.

Después de verla, no he podido hacer otra cosa que quedármela, no es ni la mejor ni la más bonita pero me va a hacer un pequeño apaño para los pequeños desplazamientos. Una vez la traje a casa, como tenía que inflar las ruedas y comprar un pequeño candado para tenerla en la calle, la he subido para enseñársela a Dei y guardarla aquí hasta que compre el candado mañana.

En la web MaltaPark podéis encontrar numerosos artículos de segunda mano. Ahí fue precisamente donde encontramos nuestro actual coche, también conocido como el Rojito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.