Día 251: De Valletta a Mosta

Día 251: De Valletta a Mosta

Hoy nos hemos quedado todo el día trabajando en casa, que después del fin de semana teníamos bastantes cosas por hacer. Por la tarde, Lola, que está sola estos días en casa porque Elena está opositando en Madrid, nos ha invitado a cenar con ella para sentirse un poco menos sola. Pasadas las ocho, hemos ido a recogerla a Valletta, que es donde se encuentra la asociación en la que trabaja como voluntaria europea. El coche lo hemos dejado en la parte izquierda de Valletta, justo al lado del mar, donde hay algunos aparcamientos. Después nos hemos puesto a buscar la asociación sin mucho éxito por las pequeñas calles de la capital, hasta que al final Laura, que también trabaja en la misma oficina, ha salido a buscarnos.

Allí hemos estado esperando a que Lola encontrara algún apartamento para su familia, que vendrá a visitarla en breve. Lo ha estado buscando en la web Holiday Lettings, que facilita la búsqueda de apartamentos en alquiler para temporadas cortas. Nosotros no teníamos ni idea de que existía una web así, que seguro que a muchos de vosotros os sirve de gran ayuda.

Dimples Bar

Dimples Bar

Después de convencer a Laura para que también se viniera a cenar con nosotros, nos hemos montado los cuatro en el coche y hemos partido hacia Mosta, donde se encuentra la casa de Lola. Una vez en Mosta, nos hemos tomado una cerveza en el Dimples, el bar que hay justo enfrente de su casa, en el que se reúne la gente más peculiar y variopinta de Malta. Una vez matada la sed, hemos subido a casa de Lola a cenar. Entre los dos, hemos preparado una cena de lo más improvisada usando prácticamente todo lo que le quedaba en la nevera. De entrante, hemos preparado una tosta de jamón serrano con tomate, queso y huevo frito, y como plato principal, hemos hecho berenjenas con pollo, tomate, nata y queso. Todo buenísimo. Después, un poco de sobremesa y enseguida nos hemos venido para casa a descansar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.