Día 247: El viaje de vuelta

Día 247: El viaje de vuelta

Después de una semana en España, hoy ya tocaba volver a la isla. La verdad es que el viaje se me ha hecho bastante corto, pero tengo que decir que lo he aprovechado muy bien y he disfrutado mucho del tiempo con mi familia y mis amigos. La sorpresa para mi padre, que se jubila durante estos días, salió según lo esperado gracias a la complicidad de mis hermanos. También he tenido tiempo para estar con mi sobri, que ya está enorme y super cambiado desde que lo vi cuando nació hace dos meses, hasta he ido con él a un curso de masaje para bebés.

Con mi sobri Samuel

Con mi sobri Samuel

Hoy para ir al aeropuerto de Barajas he optado por la opción de ir en el autobús 200, que va mucho más directo y además sólo cuesta 1,50€ y no el robo de 5€ que supone ir en metro. He salido desde Avenida de América y en poco más de media hora estaba en la Terminal 1, desde donde siempre salen los vuelos de Ryanair. Con la mochila ha reventar, he pasado el control sin ningún problema y cuando he llegado a la puerta de embarque me he encontrado a Sofía, que también volvía a la isla después de pasar unos días en España. Siempre es una alegría encontrarte a algún conocido en el aeropuerto y hacer el viaje juntos, la verdad es que en los vuelos a Malta es raro que esto no pase.

El viaje ha durado poco más de dos horas y la mayor parte lo hemos pasado durmiendo, así que se nos ha hecho cortísimo. Cuando hemos llegado, allí estaba David con el Rojito y con María, que había ido a despedir a sus padres, ya que después de estar unos días visitándola, hoy volvían para España. Los cuatro y las dos maletas, nos hemos metido rumbo a Sliema, donde hemos dejado a Sofía y María, y después hemos continuado hacia Balluta Bay. Tengo que decir que me encanta la sensación de entrar por la puerta de mi casa de Malta, que es la que ahora siento como un hogar.

Por la noche hemos ido a ver la semifinal de la Copa de Confederaciones con la family. La idea era verlo en alguna terraza, pero como estaba todo aborrotado, lo hemos visto dentro del Times Square, un bar que está situado justo enfrente del Fortizza. Allí hemos aguantado como campeones, el partido, la prórroga y los penaltis, pero al final ha merecido la pena por el resultado. En cuanto ha terminado nos hemos ido a casa, que después del viaje de vuelta, necesitaba descansar.

2 Responses »

  1. HOla!! jaja que divertido tu post, lo cuentas como si lo viera, es genial…e inevitable reirse(con cariño)Llevo mas d eun mes lleyendo vuestras aventuras, ya que yo tmb visitare Malta, con unas amigas desde Madrid, y bueno me surgen un monton de dudas.

    Un Saludos Chicos,
    Ali

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.