Día 244: Intento fallido

Día 244: Intento fallido

A las ocho menos cuarto ya estaba en pie, la razón es que he tendido que acompañar a ClubClass a una nueva alumna que se quería apuntar, Maria, una murciana que ha llegado hace dos semanas y que por casualidades de la vida es amiga de uno de mis mejores amigos, el rey sir Nolan. ¡El mundo es un pañuelo! Así que hemos quedado en el torreón que queda en el paseo de Sliema que se llama It-Torri. Desde allí nos hemos dirigido a ClubClass, escuela que se encuentra en Swieqi. Allí hemos hablado con Dagmar, que como siempre nos ha atendido de manera exquisita.

Paseo de Sliema

Bola del mundo en el paseo de Sliema

Una vez he dejado a María realizando la prueba de nivel, me he vuelto a casa para desayunar un poco y seguir contestando vuestros mails. Ya casi a medio día, he recordado que tenía que pasar a recoger la rueda que nos estaban reparando. No me corría prisa ya que es la de repuesto, pero visto los últimos incidentes que hemos tenido con el Rojito es mejor prevenir que lamentar. Así que, ante de que me entrara la pereza, he bajado a la pequeña gasolinera que hay enfrente de la bola del mundo, en el paseo de Sliema, para recogerla. Como siempre me han atendido muy bien y por fin he podido recoger la rueda y pagar también la otra que nos cambiaron.

Ya con el coche listo, he vuelto a casa a comer. Después César me ha propuesto ir al gimnasio del hotel Le Méridiem y como a mí se me terminó la inscripción hace algo menos de un mes, decidí acompañarle quedándome en el spa, ya que entrar en el gimnasio iba a ser demasiado cantoso. Aún así no ha colado, ya que nos han hecho una pillada de las de campeonato cuando estábamos en las taquillas. De todas formas entrar en el spa es relativamente barato, ya que sólo cuesta 8 euros el día, según nos dijo amablemente el responsable que me hizo la pillada. En fin, mi gozo en un pozo, así que me he vuelto a casa y aquí he estado esperando a César con la intención de ir a tomar algo cuando saliera, pero nos ha dado tanta pereza que al final nos hemos quedado en casa. Hemos estado viendo Mama, la última pelicula de Guillermo del Toro, y cenando pizza de nuestro sitio favorito, el Mum’s.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.