Día 243: Full Moon Party

Día 243: Full Moon Party

Desde que llegamos a la isla, mucho nos habían hablado de esta fiesta y por supuesto no podíamos perdernosla. Hoy además tenía el plus de que es la noche de San Juan y según las noticias, esta noche salía la superluna, la luna más grande en mucho tiempo, así que no podía perdérmelo de ninguna manera.

La mañana ha sido de recuperación de la gran fiesta de anoche en la que hubo baños a altas horas y despiporre, así que el cuerpo me pedía descanso y he hecho honor al día de la semana. Hacia las tres por fin hice un amago de levantarme, pero aún me quede un rato más en la cama con el ordenador. Metido en las redes sociales, me han dado una gran noticia. ¡Han encontrado el photocall de The Parranda que nos robaron! Increíble pero cierto. Nuestros amigos de Que hacer en Malta, se lo encontraron en la fiesta que organizaban en la piscina Aria. Desde aquí se lo agradecemos mucho y esperamos que próximamente esté entre nosotros.

Después de comer y quedar con Lola, he cogido el Rojito y me he puesto rumbo a Mosta para recogerla. Desde ahí nos hemos ido a despedirnos de Martin a Mdina, ya que se va al Festival Glastonbury, en el que de cabeza de cartel están los mísmisimos Rolling Stones. La verdad es que nos ha dado bastante envidia cuando nos ha contado su viaje, esperamos que se lo pase muy bien y que vuelva de una sola pieza. De nuevo en el Rojito, por fin nos dirigimos hacia donde se celebraba la Full Moon party, que era en la que a mi parecer es la mejor playa de Malta, Għajn Tuffieħa.

Full Moon Party

Full Moon Party

Cuando hemos llegado, nos hemos unido a Laura, Cristina y algunos asiduos del L-ingliz, el pequeño bar de La Valeta que estas voluntarias tan majas suelen frecuentar. Todavía hacia sol, así que hemos aprovechado los últimos rayos y por supuesto nos hemos dado un baño, ya que ahora el agua está increíble.  Entre cerveza y cerveza, ha empezado a anochecer y antes del ocaso, hemos ido a dar un paseo hasta el mirador que queda en la parte izquierda, si miras de frente al mar. La noche llegó y, aunque luna se ha resistido a salir entre las montañas pero al final ha iluminado la playa con el sonido de la jamming session que estaba preparada. Me esperaba un poco más de la fiesta, pero no ha estado mal, ha sido algo muy de relax en un sitio envidiable. Como era la noche de San Juan, antes de irnos, hemos escrito las cosas de las que nos queríamos desprender en un papel y las buenas que queremos que nos lleguen en otro. Las malas las hemos quemado con una antorcha, a falta de hoguera, y las buenas las hemos lanzado al mar después de saltar siete olas. Esperemos que todo se cumpla.

One Response »

  1. Pingback: Día 344: Lo hemos cumplido… ¡Un año en Malta! - La aventura de Malta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.