Día 219: El primer The Cañeo

Día 219: El primer The Cañeo

Después de crear The Parranda, nos quedamos con ganas de un evento de mañana, de comer, de tapas, de cañas.  De ahí nació The Cañeo hace por lo menos un par de meses pero no se ha hecho realidad hasta hoy. Hoy era la primera vez que lo hacíamos y el sitio elegido para hacerlo ha sido el Me Lounge, un bar con una terraza increíble que está situado en la mismísima Spinola Bay, justo al lado del mar, así que imaginaros las vistas.

The Cañeo con la family maltesa

The Cañeo con la family maltesa

El evento tenía lugar a las doce y media del mediodía, así que un poco antes nos hemos puesto rumbo al Me Lounge con el Rojito, que una vez más nos ha vuelto a dar otro “susto”. Desde hace unos días, no nos funciona el indicador de gasolina y hoy, nada más bajar la cuesta de Balluta Bay, justo al lado del hotel Meridien, nos hemos quedado tirados, así que yo, como iba con la hora justa, me he bajado y he ido andando hasta el sitio con Laura y Cristina, que justo nos estaban esperando ahí. Mientras tanto, David se ha tenido que ir a buscar una garrafa de gasolina a la gasolinera más cercana que estuviera abierta un domingo por la mañana. Era imprescindible que viniera con el coche, ya que ahí llevábamos todo lo necesario para nuestro photocall-escenario, entre muchas otras cosas, llevábamos una mesa.

Cuando hemos llegado al Melounge ya había gente con su caña esperando la correspondiente tapa prometida, en ese momento ha comenzado The Cañeo. La idea consiste en cinco rondas, que vienen siendo cinco cañas, con sus correspondientes cinco tapas  (2 euros la caña con la tapa). Gazpacho, tortilla, croquetas, patatas ali-oli y pisto, esas eran las cinco tapas que habíamos elegido para hoy. Con ellas, hemos repartido unos papeles en los que los camareros iban anotando por qué ronda iba cada uno. Si te tomabas las cinco, te invitaban a un chupito. Después hemos empezado con las copas y, como la música no dejaba de sonar y los cuerpos ya estaban bastante animados, también han empezado los bailes. Allí hemos estado hasta las diez de la noche, super a gusto, pasando el domingo de una manera diferente. Más de uno ha cogido una de las dos camas balinesas que hay y no la han soltado hasta esa hora. Esto no será un evento semanal, así que avisaremos para la próxima. Muchas gracias a todos los que os habéis animado esta primera vez a ciegas.

One Response »

  1. Pingback: Día 344: Lo hemos cumplido… ¡Un año en Malta! - La aventura de Malta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.