Día 174: Resaca del quince

Día 174: Resaca del quince

Después de la despedida de Jesús de ayer, hoy nos hemos levantado con una resaca del quince hasta el punto de que me he quedado dormido y no he llegado a tiempo a la cita que tenía en Paceville con Sergio y Ángela, que llegaron a la isla ayer. Desde aquí les pido disculpas y les doy las gracias, ya que me esperaron sin ninguna queja ni reproche. Esta simpática pareja nos lleva escribiendo desde febrero y ya era como si les conociéramos.  Habíamos quedado porque Ángela quería apuntarse a un curso de inglés en la escuela ESE, así que quería acompañarles. ¡Bienvenidos a los dos!

Mirador Valeta

Mirador a Valletta

Después de estar allí, les he llevado a dar una vuelta con el coche para que conocieran un poco la zona. Es una gozada recorrer la zona de Sliema y St. Julians por el paseo marítimo y disfrutar de las vistas que nos ofrece el mar y la playa. Las dos zonas quedan muy cerca y son de las mejores para vivir, ya que es la principal zona turística y la mayor parte del trabajo se concentra aquí. Para terminar el recorrido hemos ido hasta Sliema Ferries, desde donde se puede disfrutar de esta espectacular vista a Valletta si te acercas al pequeño puerto que se encuentra en esa zona. Después les he enseñado como ir desde Sliema Ferries a St.Julians por el interior, que el recorrido es menor y es mucho más rápido que  si vas por el paseo marítimo.

De vuelta a casa, no he podido hacer otra cosa que tirarme en la cama y dormir otro rato ya que estaba muerto del día anterior. Cuando ha anochecido, antes de que cerraran, hemos pasado por el mini market, para comprar pan para hamburguesas y guarrerías varias para cenar. Conocemos un Libio que está cerca de casa, que abre todos los días y cierra mucho más tarde que el resto, así que en estos casos siempre acudimos a él. Con la cena preparada, nos hemos puesto a ver el partido del Real Madrid y hemos empezado a preparar las cosas para el viaje de mañana. Nos vamos a España una semana, que Dei va a ser tío y tenemos muchas ganas de conocer a su sobri, además de disfrutar de la familia y los amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.