Día 172: Más historias del Rojito

Día 172: Más historias del Rojito

Esta mañana por fin hemos podido dejar a nuestro Austin Mini en buenas condiciones. La última aventura con el Rojito fue que perdimos la llave del depósito. Después de eso fuimos al mecánico para que nos abriera la tapa y poder echar gasolina, así que la forzó y la volvió a cerrar haciendo presión con un trapo. Supuestamente con eso podríamos pasar el fin de semana y luego comprar una nueva tapa, pero el sábado, al volver de la fiesta reggae, perdimos la tapa y el depósito quedó al descubierto. Las soluciones temporales nunca fueron buenas, así que esta mañana hemos ido por fin a un mecánico que nos recomendaron hace tiempo. Sólo sabíamos que se llamaba “Joe, the mechanic”, o por lo menos todo el mundo lo conoce así. Nos decían que estaba debajo del puente, que siempre creíamos que se referían al puente de Balluta Bay, pero es el puente que hay en Triq Birkirkara, llegando a la carretera que lleva a Valleta. Está justo donde la gasolinera y tienen todo tipo de piezas de coche. Allí hemos encontrado la tapa del depósito del Mini por tan sólo 10 euros. Ya con esto nos hemos quedado más tranquilos.

El Rojito viendo el atardecer

El Rojito viendo el atardecer

Por la tarde, Dei se ha empezado a encontrar mal. Después de llevar unos días con síntomas, al final ha caído. Esto es por los cambios bruscos de temperatura que estamos teniendo estos días. Durante el día pega mucho el sol y tenemos unos 22 grados, pero cuando atardece, unido a la brisa marina, hace fresquillo y hace falta una buena sudadera. Yo aproveché para ir a una entrevista que me hizo Spot on Connections, una de las muchas recruitment que existen en Malta, sobre todo orientadas a las Betting Companies. Espero tener noticias pronto

Ya para terminar el día he quedado para jugar mi último partido de este trimestre en la liga de Squash de Malta. He ganado el último partido y he subido de categoría. Ya estoy en quinta división, a ver que tal se da el siguiente trimestre. Me está viniendo muy bien para conocer a gente maltesa y de otros países, y así de paso practicar el inglés o simplemente tomar unas cañas. El deporte siempre une.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.