Día 170: Fiesta Reggae en Mosta

Día 170: Fiesta Reggae en Mosta

Esta mañana hemos ido al taller a solucionar el problema que teníamos con el tapón del depósito de gasolina del coche. Como ya dijimos hace algunos días, perdimos las llaves para abrirlo y no podíamos echar gasolina. Hoy sábado, pensando que iba a estar cerrado, nos hemos arriesgado y hemos ido a nuestro taller de confianza. para nuestra sorpresa estaba abierto. Ya se sabe, con los horarios en Malta nunca se acierta. El mecánico ha tenido que forzar la tapa del depósito para abrirla, pero lo importante es que lo ha solucionado y ya podemos echar gasolina. Mientras compramos una tapa nueva lo ha cerrado con la tapa forzada, fijándola con un trapo para que no se moviera.

El arreglo nos ha venido muy bien, ya que hoy el Juuls organizaba una fiesta en Mosta, ciudad situada en el centro norte de la isla, a la que queríamos ir. Es la primera fiesta de reggae que había en meses, ya que el Juuls ha estado cerrado todo el invierno y vuelve a abrir sus puertas el 10 de Abril. La fiesta de hoy era un adelanto que tenía lugar en el restaurante Razzett l-ahmar. Como Lola y Elena viven en Mosta, han organizado una cena previa en su casa a eso de las ocho de la tarde, así que con nuestro rojito bien alimentado, nos hemos dispuesto a ir para allá. La verdad es que ha sido un alivio poder ir con él, ya que los autobuses a Mosta pasan por St Julian’s cada hora y a veces ni eso, con el coche sin embargo hemos tardado veinte minutos como mucho.

Cena en casa de Lola y Elena

Cena en casa de Lola y Elena

Cuando hemos llegado ya había algunos voluntarios, Laura incluída, que iba a ir más tarde que nosotros y, con lo tardones que somos, al final ha llegado antes. Allí hemos conocido a Ruth, una nueva voluntaria española, aunque su voluntariado no es del Servicio de Voluntariado Europeo. Poco más tarde han llegado Bea, Carmen y Alberto, que junto con nosotros formaban el equipo de los involuntarios. Una vez estábamos más o menos todos, hemos empezado a disfrutar de la cena que teníamos preparada, en su mayoría comida española. Lola y Elena habían preparado dos tortillas y un risotto, acompañado de queso y salchichón recién traído de España. Laura ha llevado otra tortilla y nosotros hemos llevado el lomo ibérico que nos trajo Rocío, la hermana de David, que teníamos reservado para una ocasión como ésta. La verdad es que, aunque estaba todo riquísimo, ha sobrado bastante comida. Cuando hemos terminado de cenar, nos hemos bebido una copita y hemos salido hacia la fiesta en dos viajes, ya que éramos 12 y sólo había dos coches.

Reggae Party

Juuls Reggae Party en Razzet l-ahmar

El sitio era bastante chulo, ya que tenía un patio muy bonito, con árboles, un mini río y un puente, que es donde sonaba la música. Para entrar en la fiesta había que pagar 5 euros sin consumición y dentro las bebidas costaban 2 euros, así que no estaba mal. El problema es que cuando hemos llegado el patio estaba a reventar y apenas se podía bailar. La música no me ha gustado especialmente, ya que para mi gusto, le faltaba un poco de continuidad y el sonido no era muy pa’ allá. Si sumamos eso y que el reggae no lo aguanto mucho más de una hora seguida, como mucho habremos aguantado dos horas en la fiesta. Cuando nos hemos cansado, David ha llevado a Lola y Elena a casa y ha venido a recogernos a Lucía, una amiga suya y a mí, que hemos partido hasta Balluta Bay.

One Response »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.