Día 166: Derbi Malta – Italia

Día 166: Derbi Malta – Italia

Decididos a grabar el próximo vídeo de la fiesta, hoy nos hemos levantado pronto para ir a Buggiba, pero al final nuestros planes se han torcido y hemos tenido que posponerlo hasta mañana. En su lugar, hemos aprovechado para acercarnos a AM Language a formalizar nuestro acuerdo con ellos. Ayer fui yo solo y hoy ha venido Dei también para conocerla.

De vuelta a casa se nos ha ocurrido una magnifica idea. Como parece que el buen tiempo ha vuelto para quedarse, hemos decidido cocinar cous cous y luego llevarlo para comerlo en la playa o en el puerto de Sliema. Así que hemos llamado a Laura para ver si se apuntaba, que como ya está recuperada del esguince que tenía, ni se lo ha pensado. Sabemos que su madre es una fiel seguidora del blog, así que la mandamos un saludo muy grande y esperamos que nos deje un comentario. Como ves, Amalia, la cuidamos muy bien. Nos hemos encontrado en Sliema Ferries, casi llegando a Gzira y allí hemos estado comiendo nuestro cous cous al sol acompañándolo  de bigila con galletis (es un plato maltés a base de lentejas).

Allí nos ha surgido el plan para la tarde, ya que hoy se jugaba un importante partido para la clasificación del mundial, el derbi Malta – Italian. Aunque el partido estaba un poco desequilibrado, las entradas se terminaron hace días, ya que en Malta es difícil asistir a un partido de esta categoría. Ha sido la primera vez en ocho años en la isla en la que había reventa para un partido de fútbol. Entradas no íbamos a conseguir, pero en los aledaños del estadio se podía seguir el partido en una pantalla gigante, así que hemos ido a ver qué ambiente había.

Fan Area

Fan Area

Hemos decidido ir en autobús y la mejor forma de llegar desde St.Julians o Sliema es con el autobús 203 que te deja muy próximo. El Estadio Nacional de Ta’ Qali, situado en la villa del mismo nombre, es el estadio donde Malta disputa sus partidos locales. Allí hemos quedado con Marco, el voluntario italiano compañero de piso y proyecto de Laura y Cristina. También nos hemos encontrado con James, un maltés que ya es habitual en The Parranda. La zona estaba llena de puestos de comida y bebida, así que hemos comprado hamburguesas, perritos y cervezas para disfrutar del partido. En la primera parte, hemos visto como Malta desperdiciaba un penalti y como ponía en aprietos a Italia. En la segunda parte hemos decidido intentar entrar en el estadio con el valiente Marco, pero nos ha sido imposible, aunque hemos estado a punto de entrar por la zona vip, pero al final uno de seguridad nos ha pillado y hemos tenido que volver a la pantalla gigante para ver terminar el partido. Cuando ha terminado, ha sido una locura total para salir, ya sabéis, cosas de la organización maltesa. Además no había autobuses, ya que era tarde, pero gracias a un amigo de James hemos podido volver a casa.

3 Responses »

  1. Hola, soy la madre de Laura. Me gusta leer vuestro blog cada día, y gracias a ello voy sabiendo algo de Laura porque desde que perdió la tarjeta española del movil estamos incomunicadas.
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.