Día 162: Cena internacional

Día 162: Cena internacional

Hoy hemos quedado con Oihane y Lander, otros dos recién llegados a la isla, ya que estaban muy interesados en hacer un curso de inglés. La prioridad de su estancia en Malta es mejorar su nivel de inglés, así que la mejor forma de empezar es estudiándolo en una escuela. Después de estudiar varias opciones se decantaron por ESE, que para nosotros es de las mejores en relación calidad-precio, así que Dei les ha acompañado para conseguirles algún descuento. Después han estado tomando algo por ahí y, según me  ha dicho Dei, son encantadores. ¡Bienvenidos a Malta!

I Monelli

I Monelli

Por la noche, yo he tenido una cena con mis compañeros del curso de inglés del Ministerio de Educación. Aunque tanto yo como Dei dejamos de ir hace semanas porque no aprendíamos mucho, sigo teniendo buena relación con mis compañeros y mi profesora. Os puedo confirmar que estos cursos estarán de nuevo disponibles en septiembre para los que estéis interesados. Podéis encontrar más información en la sección de Estudiar Inglés en Malta.  La cita de hoy era en el restaurante “I Monelli” que se encuentra en Paceville. Es un pequeño restaurante italiano del que me habían recomendado las pizzas y sus postres. No me defraudó, las pizzas cuestan alrededor de 10 euros y están riquísimas y  los postres son espectaculares. Tenéis que probar el scugnizzi, que son una especie de bolas crujientes bañadas en chocolate o pistacho.

Después de la cena, hemos decidido ir a tomar algo a un bar que no tuviera la música demasiado alta y ofertara cócteles, así que nos hemos decidido por el Soho, que se encuentra en la calle principal de Paceville. Allí hemos podido tomar algo en la terraza, con música chill out bastante tranquila. Los cócteles están muy buenos aunque para ser Malta son algo carillos, por ejemplo, un mojito cuesta 6 euros. Allí he coincidido con Mari Cruz y Paco, que estaban tomando algo con Vane. También son nuevos por estas tierras y, como la mayoría, tienen muchas esperanzas e ilusiones, espero que les salga todo bien. De vuelta a casa, Dei se había quedado hacer una tortilla para el festival que tenemos mañana, pero no le salió del todo bien, así que le he tenido que ayudar a arreglarla. Lo de dar la vuelta no es lo suyo, pero hemos conseguido recomponerla, así que mañana la disfrutaremos.

2 Responses »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.