Día 148: El Mini está listo

Día 148: El Mini está listo

Falta un día para que nos llegue la visita de mi hermana y tres amigos, así que hoy no podíamos levantarnos muy tarde, que teníamos que preparar la casa para recibirles como se merecen. Después de The Parranda imaginaros que ganas teníamos de levantarnos, aunque no ha sido tan duro como otros días, ya ayer íbamos a ron negro “Bakardi Black” que parece que de esta bebida no hay mucho garrafón. Si como escucháis, el garrafon también existe fuera de España, así que cuando pidáis os recomendamos pedir una marca en concreto, ya que si pedís sin especificar suelen poner la marca que ni dios lo conoce.

Buggiba

Buggiba

Por la tarde, como necesitábamos un colchón hinchable más aparte del que ya que teníamos desde la visita de Lola, teníamos que ir a Buggiba para que Carmen nos dejara uno. Así de paso también probábamos que el coche funcionaba bien después de la reparación. Así que hemos recogido a Paulo y Mariola con los que habíamos quedado la noche anterior y nos hemos puesto en camino. La verdad es que la reparación ha valido la pena y ahora el coche funciona a pleno rendimiento.

Ya en Buggiba, hemos pillado a Carmen y Alberto preparando sushi casero, así que no les ha quedado más remedio que invitarnos a cenar. Era la primera vez que probábamos sushi casero y tenemos que decir que estaba muy bueno, aunque los cocineros eran un poco exigente y le han sacado algunos fallos. Como Paulo resulta que es alérgico al pescado, también han sacado un poco de jamón serrano. Se extraña mucho comerlo ya que, aunque aquí hay lo que llaman “prosciutto”, no es lo mismo. Así que si vais a venir a la isla no os olvidéis de traeros una bandejita de jamón para no añorar tanto la tierra que dejamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.