Día 146: Proyectos varios

Día 146: Proyectos varios

Esta mañana nos hemos levantado bien descansados después de dormir casi doce horas seguidas. Necesitábamos hacer una cura de sueño después del cansancio acumulado del viaje, ya que que pillamos el avión de vuelta de empalmada, sólo dormimos un poco en el avión y en el autobús que nos llevó hasta el aeropuerto de Luton. Hoy teníamos previsto hacer muchas cosas y así ha sido, no hemos parado en todo el día.

Por la mañana hemos conocido a Víctor, un gallego que ha venido a Malta con la intención de estudiar inglés. Es uno de los muchos que nos contactáis y que ya vamos viendo por la isla, que la verdad es que ya casi sois una legión. Le hemos acompañado a ESE para inscribirse en un curso de inglés, así que hemos hablando con nuestra querida Macarena, a la que solemos dar la matraca mucho durante la semana. A ver si la convencemos para que se venga The Parranda algún día.

MeLounge

MeLounge

Después hemos recibido un mensaje de Carmen diciéndonos que nos estaba esperando en la puerta de casa para que la invitáramos a comer, así que no nos ha quedado más remedio que hacerlo. Nos hemos puesto al día sobre todos los proyectos que tenemos en mente y le hemos contado cómo fue nuestro viaje. Carmen se ha convertido en uno de los grandes apoyos aquí en Malta, qué haríamos sin ella y sus chorizos traídos desde el mismísimo Albacete. Con el cous cous en el estómago todavía calentito, hemos ido a Paceville para encontrarnos con Martin, el alma mater de la fiesta. Teníamos que tratar varios temas sobre The Parranda, entre ellos teníamos pendiente una reunión con la gente del MeLounge, que es un bar situado en Spinola Bay que han montado dos españoles. Después de muchos meses luchando por la licencia para montar la terraza, por fin la han conseguido, así que su apertura es inminente. Hemos quedado para hablar acerca de una posible colaboración con ellos y seguro que sale algo, porque tenemos una idea muy buena y parece que les ha gustado.

Ya cansados de tanta ida y venida nos íbamos a ir a casa, pero un valenciano nos engaño para ir a ver el partido del Valencia, que jugaba la Champions League. Ricardo, el valenciano secuestrador, llegó hace poco más de una semana a la isla pero ya podemos deciros que es un chaval encantador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.