Día 136: El regateo en Malta

Día 136: El regateo en Malta

Después de comer he recibido la llamada de Bea (la Kinky Blonde) diciéndome que estaba por Sliema Ferries y que si iba con ella a acompañarle a comprar unos cascos para pinchar. Me he duchado corriendo y he ido en su búsqueda. De camino he pasado por una tienda y he visto unos cascos en el escaparate, así que no me lo he pensado dos veces y he entrado a preguntar el precio. Cuando me he encontrado con Bea, la pobre estaba un poco perdida y bastante harta de buscar, así que le he propuesto mi opción, ya que eran bastante baratos. Allí nos hemos vuelto a plantar en la tienda y Bea, ni corta ni perezosa, le ha preguntado al hombre que si no tendría algún descuento. Sorprendentemente él le ha dicho que sí, que se los dejaba en 35€ (costaban 39€), así que hoy he vuelto a aprender algo más de Malta, el regateo es posible incluso en las tiendas de electrónica.

Después nos hemos sentando en el Café Cuba a tomar una Coca-Cola y relajarnos un poco. Allí nos ha atendido Estela, una española habitual de la Parranda que trabaja allí. También nos hemos encontrado con Cristian, que se ha sentado justo en la mesa de al lado con una amiga. En Malta es raro dar un paseo o sentarte a tomar algo y no encontrarte con nadie, sobre todo en la zona de St Julian’s y Sliema.

The Parranda ; ¡A tope!

The Parranda: ¡A tope!

Ya por la noche, después de haber pasado por casa a descansar, hemos partido hacia el Prestige, donde antes de la Parranda teníamos una pequeña reunión con Carmen y Martin. De camino, ya en Paceville, hemos hecho una parada en una hamburguesería donde venden las hamburguesas a un euro y están muy buenas, que no nos ha dado tiempo a cenar en casa. Una vez en el Prestige, hemos hablado algunos temas pendientes, aunque enseguida ha empezado a llegar la gente y ha empezado la fiesta. No hace falta que diga que una vez más lo hemos vuelto a pasar genial. Han venido muchas caras nuevas, entre ellas Diana, con la que tengo amigas en común en Madrid, lleva en Malta desde Septiembre y aún no me había encontrado con ella. Me ha hecho mucha ilusión que viniera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.