Día 131: La vida nocturna

Día 131: La vida nocturna

Llegó el sábado y después de estar ayer tranquilos durante todo el día, hemos recuperado fuerzas suficientes para volver a la carga. El plan de hoy era ir al cumpleaños de Delfín. Él y su novia, María Jose llegaron hace poco a la isla, con muchas ilusiones y nuevos proyectos, y seguro que con la fuerza que tienen pueden conseguir todo lo que se propongan.

En el cumple de Delfín

En el cumple de Delfín

Ya preparados hemos ido para la casa de Delfín y Maria Jose que está en Swieqi, un barrio residencial muy tranquilo, formado por más casas que pisos y más orientado a familias. Para los que busquen la tranquilidad es una buena opción, ya que además se encuentra muy cerca de St. Julians, centro neurálgico del ocio y restauración. La verdad es que la casa impresiona, tienen la parte de abajo ya que arriba viven sus caseros, pero tienen un patio maravilloso y una piscina privada, que esperamos probar cuando llegue el buen tiempo. Allí nos hemos reunido una buena pandilla, con la incorporación de cuatro recién llegados a Malta, entre ellos Inma, una gaditana que nos había contactado por el blog y con la que teníamos pensado vernos el lunes. Para cenar hemos disfrutado de las delicias que nos tenían preparadas, un delicioso Cous Cous y la tradicional tortilla de patatas. Listos para salir, nos hicimos la foto de grupo que podéis ver.

Dispuestos a recorrer Paceville, nuestra primera parada fue el Places, que ha sido reinaugurado después de las reformas que han realizado. El club, con una decoración minimalista y con la música dance como estandarte, ha quedado muy bonito, aunque algo raro de distribución. La fiesta la organizaba nuestro amigo Dani, así que los asistentes nos conocíamos casi todos y nos encontrábamos como en familia, Entre ellos estaba Vane y un montón de amigos con los que habíamos quedado allí. Después hemos seguido la ruta por Footloose y Qube para visitar a nuestros camareros favoritos, Lucía, Ángel e Íker. En ambos suena música internacional bastante comercial y tienen precios muy buenos en las jarras y tablas de chupitos. Para terminar acabamos en el Native, donde principalmente suena música latina, sobre todo reggaeton, salsa y bachata, aunque a veces ponen algo de música española e internacional

Después de esta pequeña guía de los clubs de Paceville, ya sólo me queda comentaros que existe un after hour llamado Clique, en el que podéis terminar a altas horas. Yo todavía no he llegado a entrar, pero seguro que habrá muchas oportunidades.

One Response »

  1. Pingback: Día 135: La vuelta de triki - La aventura de Malta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.