Día 107: Ana está de vuelta

Día 107: Ana está de vuelta

¿Cómo se puede desordenar una casa tan pequeña en tan poco espacio de tiempo? Es la eterna pregunta que te haces cuando empiezas a recoger y mantener la casa con un orden decente. Una vez hechas las labores del hogar, y con otro virus en casa, esta vez de bombillas que se funden, he tenido que bajar a comprar algunas para no estar a la luz de las velas por la noche.

Así que he ido a la típica tienda de barrio para comprar un par de ellas, y ya que en Malta la electricidad es bastante cara, me he decidido por unas de bajo consumo, no sin antes tener una pequeña discusión con el dependiente por que me quería vender las antiguas. Y digo yo, ¿para qué discute conmigo si las bombillas de bajo consumo son más caras? Como que me salieron a casi siete euros cada una. Pero bueno, al final me las vendió, así que ya podemos empezar a ahorrar energía. Después hemos comido y por la tarde hemos estado por aquí por casa, que teníamos muchas cosas pendientes por hacer.

Ya por la noche, hemos salido a cenar a la casa de Vane. Hacía mucho que no teníamos una de estas cenas, que antes eran más habituales, pero últimamente Vane y Josito están trabajando muchas horas. Esperamos volver a hacerlas con más frecuencia cuando estén un poco más desahogados. Para cenar, Vane nos ha hecho un puré de patatas con pollo que estaba muy bueno. Esta chica es un encanto, no entendemos cómo no hay ningún candidato para ser el novio de esta burgalesa. Cuando nos íbamos a ir, apareció Ana, que ya se ha dejado mostrar por Malta desde que regresó el martes. Nos da mucha alegría que esta chica tan mona haya vuelto, que desde que llegamos nos ha hecho pasar muy buenos momentos. Encima debuta en The Parranda este jueves. Seguro que lo da todo, el torbellino rubio ha vuelto a la isla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.