Día 101: ¡Vuelvo a ser persona!

Día 101: ¡Vuelvo a ser persona!

Después de estar cuatro días encerrado en casa, pasando la mayor parte del tiempo en la cama gracias al gripazo que cogí, hoy por fin he vuelto a salir a la calle. Justo esta semana que he estado enfermo han venido Alba y Fer, dos amigos de Vane y Josito que en su día estuvieron viviendo aquí y que se han estado quedando en su casa estos días. Hoy, aprovechando que me encontraba mucho mejor, por fin hemos podido quedar con ellos. Al mediodía, después de recibir la llamada de Josito, hemos ido en su búsqueda para comer juntos. Después de dar una vuelta buscando un sitio bueno, bonito y barato sin mucho éxito, hemos acabado comiendo en el Burguer King de Paceville. Viviendo al límite…

¡A tope!

¡A tope!

Como no hacía día de estar en la calle, hemos vuelto a casa de Josito para hacer la sobremesa y tomar el café. Alba y Fer han estado recordando su estancia en Malta, contándonos anécdotas de cuando vivían aquí. Después hemos pasado por casa para descansar un poco y prepararnos para ir a la Parranda. Menos mal que ya estaba más o menos recuperado, porque no hubiera podido soportar quedarme un jueves en casa.

Hoy el Prestige ha estado más lleno que nunca para despedir a Jose, que esta noche pinchaba en The Parranda por última vez. Ha venido mucha gente nueva que acaba de llegar a la isla y, por supuesto, los parranderos de siempre. Es genial la sensación de ir a un sitio y saber que te vas a encontrar con gente que te apetece ver. The Parranda se está convirtiendo en un punto de encuentro para un grupo bastante majo de españoles, en el que se respira muy buena energía. Hoy hemos aguantado casi hasta las 4:00 y después hemos intentado ir al Native sin mucho éxito, ya que ha sido entrar por la puerta y apagarnos la música. En ese momento se ha empezado a gestar la idea de hacer una after party en Birkirkara, en el castillo de Laura y Cristina. La idea era que nos llevara una minifurgoneta a todos, pero al final la cosa no ha tenido mucho éxito y hemos acabado unos cuantos en casa de Josito intentando alargar la noche un poco más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.