Category Archives: Valletta

La aventura del curso de inglés en Malta: Día 2, ¡Carnaval!

La aventura del curso de inglés en Malta: Día 2, ¡Carnaval!

No os comenté ayer que esta vez estoy en un curso General 20, por lo que solo tengo 3 horas de clase al día. Lo normal es que el horario sea 9 a 12.30 am pero mis clases empiezan a la 13 hasta las 16.30 pm. Pensándolo bien tiene sus ventajas porque tengo tiempo por la mañana para descansar algo más si “socializo” mucho por la noche.

Como ayer no estuvimos hasta muy tarde, hoy he decidido ir a Valletta. Por dos razones, porque sabía que era carnaval y podría haber algo por la capital y porque me gusta la fotografía. Esta vez me he traído una cámara algo más profesional que me ha dejado mi amigo Manu. Un crack que empezó un nuevo proyecto que os animo a visitar, se llama LOOK.

Valletta desde el barco

 

Para ir a la capital no sólo tenéis la opción de coger el autobús. Se puede ir desde Sliema a Valletta en ferry. El trayecto dura sólo unos 15 minutos y es súper barato: por 1,5 euros puedes tener un relajante trayecto y ver Valletta desde el mar, como veis en la foto. El viaje de ida y vuelta cuesta 2,8 euros.

Carnaval en las calles de Valleta

Uno de mis rincones favoritos de Valleta

Una vez en Valletta, mis expectativas se cumplieron y pude disfrutar del ambiente “carnavalero”. Hoy era un día festivo y los colegios estaban cerrados, es por eso que y todo el mundo había salido a la calle a disfrutar del ambiente. Como dicen mis amigos de Albacete había ‘muchima’ gente. Estuve haciendo fotos y tomando un café. Valletta es la típica ciudad pequeña que merece la pena recorrer sin mapa, y descubrir sus pequeños rincones.

Para llegar a clase a la 1, intenté coger el ferry de nuevo pero el mar estaba un poco revuelto. Así que no me quedo otra que coger el bus. Todos los buses “dieci-algo” pasan por Sliema y se encuentran en la parada B. Se encuentra al final de la estación principal de Floriana. Había mucho tráfico, así que finalmente perdí la primera clase. Llegué a tiempo, sin embargo, para la segunda clase después del descanso.

Tal y como percibí ayer, la profesora, que se llama Davinia, es un encanto y es muy clara en sus explicaciones. Según mi experiencia, os aconsejaría que tuvierais más en cuenta vuestro aprendizaje. No tanto el nivel en el que os pone la escuela. En mi caso, aunque creía que estaba en un nivel inferior al que tengo, estoy aprendiendo muchas cosas y afianzando mis conocimientos anteriores. Es muy importante tener una buena base. Y sobre todo participar en las clases. “Soltarse” como se dice habitualmente: es la única manera de corregir tus errores y que no se fosilicen. Pensándolo bien no tiene mucho sentido no participar en clase por miedo a estar expuesto porque al fin y al cabo estás pagando por aprender. Esta profesora nos volvió a recomendar esta página para seguir practicando.

Carnaval

Carnaval en Floriana

Una vez en casa, Laura me propuso volver a Valletta para ver el desfile final de Carnaval. No estaba muy seguro pero  al final me animé total…es una vez al año. Después me alegré mucho de haber ido. Es una de las mejores cosas que he visto en Malta en cuanto a cultura y espectáculo se refiere. Las carrozas eran impresionantes como podéis ver en las fotos. Desfilaban por la calle principal de Floriana, que ya de por si tienen mucho encanto. Así que allí estuvimos con James, su padre (un hombre encantador) y amigos de James, disfrutando de las imágenes que veis. Como apreciáis incluso había una carroza dedicada íntegramente a España. Y si, ¡es Enrique Iglesias,no Fernando Alonso! 🙂

 

Estudiar inglés en Malta día 8: A por la segunda semana de curso

Estudiar inglés en Malta día 8: A por la segunda semana de curso

Antes de comenzar el curso y como no podía dormir, me di una vuelta cerca del alojamiento. Como véis los amaneceres de Malta son espectaculares.

Amanecer en Sliema

Amanecer en Sliema antes del curso

Volvemos a comenzar la semana, y lo hacemos con una novedad: la posibilidad de tener clases privadas en un nivel avanzado. La escuela como venimos diciendo es Linguatime, nos ha ofrecido tomar clases particulares adaptadas a la necesidad de cada alumno. La razón es porque no había suficientes estudiantes para hacer clases colectivas (probablemente porque es temporada baja). En este caso nos ofrecieron a mi compañera Asami y a mi, los únicos alumnos de la clase de nivel avanzado, la oportunidad de atender clases privadas. Pude asistir esta clase porque estoy en Upper Intermediate (un nivel por debajo de Advance). Equivaldría a los niveles situados entre B2 y C1. Opté por la clase orientada a Negocio mientras Asami (que estaba matriculada en un General 20) se decidió por mejorar la parte de conversación.

En las clases privadas, no se sigue ningún libro. Son sesiones están centradas en detectar tus errores ya sea en el writing, speaking o reading. Todo con la intención de ofrecerte pautas para corregir esos errores que muchas veces se vician y se convierten en crónicos. Es una buena herramienta para la gente que ya tiene una buena base. Así que únicamente lo que necesita es “pulir” los fallos que comete. En base a esto, hemos estado analizando mis puntos débiles. Algún problemilla con la pronunciación de la “sh” y prestar más atención en el listening. El profesor me aconsejó escucharme más a mi mismo cuando estoy hablando en inglés. Así detectar mis errores e intentar cambiarlos. Una manera muy interesante para mejorar el inglés. 

En las clases de conversación, hemos cambiado de profesor y hemos tenido a una profesora británica con un acento muy claro. Otra de los grandes puntos de la escuela, hablo en general ya que no conozco a todos los profesores, es que los profesores tienen acentos muy claros. Fuera de estereotipos, por lo que las clases se siguen muy bien y nunca te llegas a perder.

Valletta

Terminadas las clases, hemos ido a Valleta con mis compañeros de piso. Muchos de ellos no conocían la capital, así que ha sido una buena oportunidad para visitar de nuevo las calles de esta joya del Mediterráneo.  Hablando en inglés y perfeccionando el idioma, claro está. No os podéis perder los jardines que hay en la ciudad. Los Upper Barrakka Gardens y los Lower Barrakka Garden son lugares mágicos. Unas vistas que te dejan literalmente sin habla ya sea durante el día como por la noche.

Entrada al nuevo centro multiusos

Como ya os recomendé anteriormente, no dudéis en perderos por las calles de esta ciudad que va a ser capital europea de la cultura en 2018. Más si se tiene en cuenta que se esta preparando para el evento de tal magnitud y repercusión. Tenedlo en cuenta porque va a haber una multitud de actos culturales. Estos se añadirán a los que hacen habitualmente cada año.

Cómo conseguir la nueva tarjeta de residencia maltesa

Cómo conseguir la nueva tarjeta de residencia maltesa
Evans building

Evans building

Durante estos meses ha habido mucha confusión con respecto a la expedición de este permiso (residencia maltesa), que viene a reemplazar al antiguo ID card. La primera información que tuvimos fue que el primer paso que había que dar para solicitar la tarjeta era pedir una cita por correo electrónico. Esto produjo que se saturara el sistema y los plazos se extendieran, cerrándose 2013 con 10.000 extranjeros a la espera de su nueva tarjeta. Por este motivo se alargó la validez del antiguo ID Card varios meses más de lo previsto.

Lo que NO se debe hacer:
No tratéis de pedir una cita, esto no va a ayudar a agilizar las gestiones de la tarjeta.

¿Dónde hay que acudir para solicitarla?
Al Evans Building, edificio situado en Merchants Street (Valletta). Tened cuidado, ya que la entrada no es la de la puerta principal sino la que hay dando la vuelta al edificio, que es la que aparece en la foto. Siguiendo las indicaciones hacia Malta Experience lo encontraréis fácilmente. Una vez allí, preguntad por la cola para conseguir el ID.

¿Cuándo?
El horario es de  8:30 a 11:00, los lunes, martes y jueves. Cuanto antes lleguéis mucho mejor, para evitar colas. A las 11 dejan de dar tiquets.

¿Qué tengo que llevar?
– Original y copia del DNI (o pasaporte).
– 1 foto de carnet.
– Formularios de solicitud correspondientes. Podéis encontrarlos al final de este link: https://mhas.gov.mt/en/MHAS-Information/Services/Pages/Residence.aspx
(En el caso de ser ciudadano de la UE trabajando en Malta, tienes que completar los formularios A e ID 2 )
– Copia del contrato de trabajo o ETC, o certificado de la escuela de inglés en el caso de ser estudiante o quien quiera realizarlo justificando que tiene capacidad financiera suficiente para mantenerse por cuenta propia, tiene que aportar un justificante bancario en el que conste que tiene más de 14.000 euros.

Importante llevar los originales para que comprueben todo. Luego los devuelven.

También puedes solicitar los formularios una vez llegues al edificio, aunque es recomendable llevarlos rellenados desde casa para ahorrar tiempo. Llevar los documentos originales que sean necesarios.

¿Y después?
Después tienes que esperar a que te llegue la carta confirmándote que ya se ha expedido tu nuevo ID o residencia maltesa y que puedes pasar a recogerlo.

(Si alguien tiene alguna información adicional y la quiere compartir, estamos abiertos a sugerencias y aportaciones)

Día 339: Día de las Artes y las Ciencias

Día 339: Día de las Artes y las Ciencias

Malta es rica en eventos y festivales, sobre todo en verano. No sabemos si tendrá algo que ver, seguramente sí, que Valletta haya sido elegida capital europea de la cultura en 2018, por lo que todos los eventos son un prolegómeno a esa fecha. Todos los que habéis estado, estáis y posiblemente estaréis, habréis podido ver las obras que están realizando a la entrada de Valletta para crear un nuevo auditorio y reformar los muros y fosos que rodean la ciudad.

Dia de la ciencia

Escultura en el Día de la Ciencia

Hoy el evento más importante era el Día de lal Artes y las Ciencias que se desarrollaba durante todo el día por el centro de la ciudad, así que como hoy teníamos ganas de hacer algo tranquilo y nos hemos tirado todo el día en casa, hemos ido a dar una vuelta para ver el ambiente que había. Como siempre en nuestro Rojito, hemos llegado a Valletta sobre las siete de la tarde. Al igual que otras veces, hemos aparcado cerca de la catedral que está en la parte izquierda según entras a Valeta, y hemos subido por una calle que sale a St. George Square, donde se encuentra el palacio del presidente. Ya en la plaza, hemos podido ver el movimiento que generaban los estands dedicados a este día. La plaza se encontraba dedicada a las nuevas tecnologías y al teléfono como protagonista. Como curiosidad, en esta plaza, durante el día cuando es la hora en punto, no suena el típico sonido de campanas si no que suena una composición de música clásica. También las fuentes celebran cada hora con un espectáculo de luz y movimiento. La primera vez que lo presenciamos nos sorprendió bastante, ya que no sabíamos de dónde venía la música. Una vez lo descubrimos, nos pareció una idea muy original.

Bridge Bar

Bridge Bar

Luego hemos bajado por Republic Street, que viene a ser lo que la Gran Vía a Madrid, y nos hemos ido encontrando diferentes actividades: ensayos químicos en directo al estilo El Hormiguero, música en directo, o la posibilidad de entrar al museo de arqueología de manera gratuita. Todo muy enfocado, eso sí, para los pequeños de la casa.  Durante el recorrido nos hemos encontrado con Patri, que también estaba recorriendo el evento y nos ha animado a acercarnos después al Bridge Bar, donde, como todos los viernes, había un concierto de jazz. Nos ha parecido una buena idea, así que para allá que nos hemos ido cuando hemos terminado de ver todo lo que había. En el Bridge Bar se crea un maravilloso ambiente, ya que la gente se siente en las escaleras de la calle del bar, preparadas con cojines para que todo el mundo presencie el concierto de la manera más cómoda posible. El grupo de jazz de coloca en la parte derecha del puente que da nombre al bar. Lo mejor es comprar una botella de vino a compartir (unos diez euros) y disfrutar de una Estrella Barcelona (dos cincuenta) . Lo peor, que el puesto de comida que hay al principio de la escalera es excesivamente caro.

Día 336: Fútbol en Floriana

Día 336: Fútbol en Floriana

Ahora que el calor ya no es tan fuerte como en estos últimos meses, es una buena época para retomar el ejercicio físico en la calle. La temperatura ahora mismo es ideal, ya que hace calor durante el día y bajan un poco las temperaturas por la noche, así que hoy tenía que ser por fin el día que cumpliría la promesa que le hice a Marco, un italiano que también forma parte del grupo de voluntarios europeos. Casi todos los martes se reúnen en los campos de fútbol que hay en Floriana, justo antes de llegar a la famosa fuente de los tritones de Valletta, en la parte izquierda de la plaza de la independencia si miramos de cara a la fuente.

Playa del Surfside

Playa del Surfside

Como el partido era por la tarde, nos ha dado tiempo a realizar las tareas cotidianas y trabajar un poquito. Dei ha estado montando el vídeo para la Parranda especial del final del verano y mientras lo montaba ha tenido una idea para la que necesitaba imágenes del Surfside, así que para allá que nos hemos ido a grabar. Cuando hemos llegado ya estaba atardeciendo, así que ya no quedaba mucha gente en la playa, pero hemos podido disfrutar de una luz muy bonita y de la tranquilidad de la que es imposible disfrutar en verano. Después de grabar lo que necesitábamos, nos hemos venido a casa y Dei ha seguido con el montaje. El vídeo tiene muy buena pinta, seguramente mañana ya lo tenga finiquitado. Va a estar muy gracioso, ya que en él aparece mucha gente que nos ha enviado vídeos diciendo cómo ha sido su verano en Malta. Imaginamos que mañana lo veréis colgado en el blog.

Campos de futbol

Campos de fútbol de Floriana

Ya por la tarde, he cogido las cosas del fútbol y he puesto rumbo a Valletta con el Rojito, que últimamente se está portando muy bien. Desde el problema que tuvimos en verano no hemos tenido que volver a pasar por el taller, así que cruzamos los dedos para que dure. En menos de quince minutos ya estaba en el parking del campo de fútbol y poco a poco ha ido llegando la gente. Éramos todos de diferente nacionalidad: italianos, españoles, malteses, checos, alemanes, pero el único idioma era el fútbol, así que hemos pasado un rato muy agradable. Aunque yo la verdad es que soy una auténtico patán, pero bueno por lo menos he hecho ejercicio en buena compañía. En Malta, hay un grupo de españoles que organizan este tipo de pachangas y tienen un grupo en facebook, os lo dejo aquí.

Cuando he llegado a casa, Dei no estaba, ya que se había ido a una barbacoa con Laura y James. Por lo visto él no tenía ni idea de dónde iba y apareció en una casa en San Gwann llena de españoles. Ahí han grabado una de las escenas estelares del vídeo que podréis ver mañana.

Día 333: Recorriendo la historia y penúltima Parranda

Día 333: Recorriendo la historia y penúltima Parranda

Como ya pudisteis leer ayer, nos ha venido a visitar Javi, un amigo del pueblo de Dei del mismísimo Corral de Almaguer, también conocido como el pueblo de Sara Carbonero. Después de la fiesta de Gianpula no nos hemos podido levantar muy pronto y hemos dejado que nuestros cuerpos decidieran, así que a las doce o así nos hemos puesto en marcha. Como luego por la tarde noche teníamos The Parranda, no podíamos irnos muy lejos así que hemos decidido recorrer dos de las ciudades más importantes de Malta, Valletta y Mdina.

Javi en Valeta

Javi en Valletta

En ambas, lo ideal es perderse por sus calles y disfrutar de un viaje al pasado, y así lo hacemos cada vez que nos acercamos a ellas. Primero nos hemos puesto en marcha con el Rojito rumbo a Valeta. Allí solemos aparcar en la parte izquierda de la ciudad que queda justo al lado de la catedral, la cual se ve muy bonita desde Sliema Ferries pero una vez en Valletta pierde su notoriedad, ya que parece que su situación no es la más idónea. Como hemos llegado casi a la hora de comer, hemos ido directos al Tico – Tico, un pequeño bar de ambientación española (que no de comida española), que como podéis ver en el enlace, tiene opiniones y comentarios muy diversos. Su especialidad es el pollo con pimientos y os o recomendamos sin lugar a dudas. Ya con nuevas fuerzas, hemos empezado a perdernos por la mayoría de sus calles.

Una vez hemos terminado de dar la vuelta por Valletta, aún nos ha quedado tiempo de ir a Mdina. El plan ha sido el mismo, y por primera vez lo hemos hecho por la tarde-noche, cuando ya los puestos turísticos estaban cerrando.  Como hoy era el día de la independencia maltesa, al igual que en Valletta estaban de preparativos, en Mdina había músicos al lado de la catedral ensayando para el concierto de la noche. Ha sido una maravilla poder escucharles mientras ensayaban. Una vez hemos dado una vuelta por la ciudad, que se ve en apenas quince minutos, nos hemos puesto rumbo a casa y de camino hemos parado a ver la iglesia de Mosta.

Miguelito

Con Miguelito

Alrededor de las siete hemos llegado a casa para ducharnos y prepararnos para ir al Surfside, que The Parranda Beach Party tenía que empezar. Ante la nueva ausencia de DJ Kinky Blonde por vacaciones, Dj Little Curly y Dj de la Hera nos han vuelto a hacer disfrutar hasta las tantas de la mañana. Aunque todavía queda la última Parranda del verano la semana que viene, hoy era la última  para Miguelito, un parrandero de honor que abandona Malta, esperamos que por poco tiempo, al que habréis visto con su camisa de cuadros. Desde aquí te deseamos toda la suerte del mundo, y aunque tu madre Mari Carmen  tiene razón, porque estás siempre en el ‘afterhauer’, también estarás siempre en The Parranda.

 

Virginia

Con Virginia

Lo mismo le pasaba a Virginia, la última chica que Surfside que nos quedaba, que además fue una de las primeras que se puso en contacto con nosotros a través del blog. Nos atosigó a preguntas sobre el tiempo antes de su llegada, que si llovía, que si hacía sol, que hasta cuando…, pero que su gran sonrisa y su cariño nos conquistó el corazón. Luego, desde que empezamos The Parranda Beach Party, junto con Nati, la otra mitad de las chicas Surfside, ha sido uno de nuestros grandes apoyos y sin sus Long Island Ice Tea, o Lolailan como los quieren bautizar, no habría sido lo mismo. Virginia te vamos a echar mucho de menos. Nati a ti ya te llevamos echando de menos desde hace unos días.

Día 328: Cenita y poker en Mosta

Día 328: Cenita y poker en Mosta

Hoy hemos estado trabajando todo el día, que durante el fin de semana siempre se nos acumula bastante trabajo. Por la tarde nuestra idea era ir a Kalkara a visitar a Patri, pero no ha podido ser, porque ayer estuvieron de Boat Party y hoy no tenían cuerpo, así que hemos pospuesto la quedada para despedirnos a las ocho en Valletta y tomarnos algo por allí.

Concatedral de San Juan (Valletta)

Concatedral de San Juan (Valletta)

A Valletta hemos ido con el Rojito, ya que luego habíamos quedado para cenar en Mosta, en casa de Lola. Con Patri habíamos quedado en encontrarnos en el Albert’s, pero como hoy era lunes, estaba cerrado, así que hemos decidido ir al Tico-Tico y hemos tenido la misma mala suerte. Así que ya sabéis, el lunes no es un buen día para ir a Valletta. Finalmente nos hemos sentado en la terraza de uno de los bares que hay al lado de la concatedral. Después, queríamos que Patri se viniera a Mosta a cenar, pero como su vuelo sale mañana bien prontito, no ha podido ser, así que nos hemos despedido y hemos partido hacia casa de Lola.

Antes de dirigirnos hacia Mosta hemos pasado a recoger a Cristina, que casi nos fulmina con la mirada, ya que llevaba esperándonos un buen rato por un malentendido. Una vez hemos llegado a Mosta, hemos bajado a comprar unas pizzas y hemos cortado un poco del queso manchego que me trajeron mis padres, acompañándolo con un vino blanco La Torre, uno de nuestros favoritos de Malta. Después de cenar hemos echado una timba de póker y Nerea y yo les hemos dado un buen repaso a todos. Se han querido consolar pensando que era la suerte del principiante, pero la verdad es que no hemos jugado nada mal. Después de darle un achuchón a Lola, que se va a España por una semana, nos hemos venido para casa.

Día 324: Una comida junto al mar

Día 324: Una comida junto al mar

Esta mañana hemos hecho rápidamente todo lo que teníamos acumulado de trabajo para irnos prontito a la playa de Sliema, que está justo al lado del Surfside (a la derecha según miras al mar), ya que allí nos estaban esperando Laura y su amiga Nerea. Justo cuando hemos llegado nosotros, ha llegado también Lola, que se unía al plan en el último momento. Allí nos hemos dado un par de chapuzones y nos hemos puesto un poco al día, que se nos acumulan las historias en esta isla. Tengo que decir que este rincón de la playa de Sliema, es de mis favoritos para bañarme. El agua suele estar tranquila y muy limpia, además tiene mucha profundidad, por lo que también es un buen sitio para hacer snorkel.

Como hoy estábamos bastante contentos y Lola quería celebrar que había cobrado, hemos ido a comer al Surfside. Nos hemos sentado en la planta de abajo, ya que es la que está más cerca del mar, y tenemos que decir que hemos estado muy a gusto. Hemos cogido tres pizzas para compartir acompañadas de sus correspondientes cervezas. No es porque nosotros trabajemos aquí, pero hay que reconocer que la comida de este sitio está buenísima. Como Laura tenía prisa, nada más terminar de comer se han ido ella y Nerea y nosotros nos hemos quedado tomando un café con Lola y disfrutando de las vistas. Después hemos vuelto juntos, ya que ella tenía que ver un piso en Balluta Bay.

En el Triq Cinemoon Festival

En el Triq Cinemoon Festival

Por la noche, tocaba Triq Cinemoon Festival, que ya está llegando a su fin, ya que sólo quedaban dos sesiones, la de hoy y la del 26 de Septiembre. Para los que no lo sepáis, Triq Cinemoon es un festival de cine al aire libre que organizan unos amigos en Valletta y que ha tenido un éxito enorme este verano. Hoy la película elegida era Match Point de Woody Allen, y tenemos que decir que la hemos disfrutado mucho comentando un poco para darle más emoción al asunto. El final no nos ha gustado mucho, pero creo que de todas las veces que he ido al festival, hoy ha sido el día que más he disfrutado. El Albert, dueño de L-Ingliz, se ha comportado genial como siempre, y ha sacado bastantes cosas para picar, así que además de disfrutar de la peli nos hemos ido cenados a casa.

 

Día 322: ¡Y otra despedida más!

Día 322: ¡Y otra despedida más!

Después de estar toda la mañana trabajando y como últimamente no lo hacemos mucho, esta tarde hemos decidido darnos un descanso e irnos a la playa de Golden Bay. La idea era ir después de comer con Lola y Enrica, pero nosotros hemos acabado llegando a eso de las cinco y ellas casi a las siete de la tarde, así que lo que hemos hecho más bien es ver el atardecer. La verdad es que esta playa tiene un atardecer muy bonito, ya que el sol cae de lleno sobre el mar.

Llegando a L-Ingliz con Cristina

L-Ingliz (o el Albert’s)

Una vez se ha ocultado el sol y después de dejar a Enrica en Msida, hemos partido hacia Valletta con el Rojito, donde habíamos quedado con Lozano Cano, Ángela y Cristina para despedirnos de Javi, que tiene su vuelo de vuelta a España este jueves. Javi ha estado sólo tres meses en Malta, así que cuando hemos empezado a tener más trato con él ha sido justo cuando ya se tenía que ir. Es una pena, pero es algo muy frecuente en Malta, ya que la mayoría de la gente viene para estancias muy cortas.

El sitio donde hemos quedado ha sido el L-Ingliz, aunque para nosotros es más conocido como el Albert’s, haciendo honor al nombre de su dueño, un tipo bastante majete, que de vez en cuando se tira el rollo y nos saca alguna tapita, aunque cada vez lo hace menos. También es el sitio en el que se celebra el Triq Cinemoon Festival, que para los que no lo conozcáis es un festival de cine al aire libre que está teniendo lugar cada dos semanas durante este verano 2013. El próximo pase será este mismo jueves bajo la temática “Killing”. Pues bien, allí hemos estado tomándonos nuestras últimas cervezas con Javi, al que le deseamos mucha suerte en su nueva vida en Londres.

Día 292: Pool party y despedida en Valletta

Día 292: Pool party y despedida en Valletta

Reventados del sábado y de las obras que durante la semana tenemos al lado de casa, hoy domingo sólo podíamos dormir del tirón. Así ha sido, nos hemos levantado bastante tarde pero era totalmente merecido. Una vez que hemos conseguido levantarnos y después de comer algo, teníamos dos planes para la tarde, una pool party y la despedida de Ramón, que después de pasar unos meses por Malta, pone rumbo a Dinamarca para empezar una nueva etapa, sin descartar volver a la isla.

Dispuestos a cumplir con los dos planes para hoy, hos hemos ido al Bamba Beach, que está muy cerca de Ill-Fortizza en el paseo de Sliema. Allí se celebraba la pool party que organizan Ruth y Jose y en la que ya estuvimos en la fiesta de inauguración. Justo en esa fiesta, grabaron imágenes para hacer un vídeo promocional en el cual salimos. Os lo dejamos para que lo veáis:


Allí hemos estado con Mayte y unos amigos de Ruth que han venido a pasar unos días por la isla. También hemos visto a muchas caras conocida, parece que hoy nos habíamos puesto de acuerdo todos para ir, ya que conocíamos a casi todo el mundo.

Sobre las nueve, nos hemos puesto rumbo a Valletta. Como tenemos el Austin Mini, más conocido como el Rojito, en el taller, hemos tenido que coger el bus 12 para ir a la capital. En este momento en el que no tenemos el coche, es cuando nos damos cuenta de el gran uso que hace en esta isla. Lo hemos sufrido durante todo el fin de semana y los días que han estado Lola y Fran. Hoy no me quejo porque tardara mucho en llegar, si no porque llevaba el aire acondicionado como si estuviéramos en el polo norte.

Despedida de Ramón

Despedida de Ramón

Al final hemos llegado a Valletta y ya estaba toda la pandilla de voluntarios a la entrada para ir al lugar en el que habíamos quedado todos juntos. La cita era junto al Valletta United Waterpolo Pitch y el Zmerc Pub. Se encuentra muy cerca de la concatedral y del Monalizza y es una zona de pequeños bares y ambiente maltés, no muy transitados, pero con unas vistas a Sliema Ferries que merecen la pena. Hemos cenado allí, en una pequeña zona de baño que se encuentra entre los dos locales. Ramón y dos compañeras más habían preparado mojito y comida vegetariana para despedirse. Todo estaba muy bueno y con esas vistas y la compañía, todo sabía mejor aún. Hacía las once, las López, Elena y yo nos hemos ido a coger el último bus para volver a casa y aún se ha quedado mucha gente por allí, Dei entre ellos. Ramón, esperamos que todo vaya muy bien por Dinamarca.