Category Archives: Ta’ Xbiex

Día 301: Barbacoa de pescado

Día 301: Barbacoa de pescado

Parece que se está convirtiendo en rutina lo de irnos de barbacoa a Ta’Xbiex los martes. Hoy, al igual que el martes pasado, decidimos hacer una barbacoa de pescado en la playa de esta pequeña localidad maltesa que está casi pegando con Valletta. Yo me he vuelto a encargar de comprar el pescado. Tenemos una pescadería cerca de casa (Rita) que está bastante bien de precio, teniendo en cuenta que el pescado en Malta es bastante caro. He vuelto a comprar doradas y king prawns (gambones blancos), que el otro día nos supieron a gloria. Las doradas costaban unos 6€/kilo y los king prawns 14€/kilo. También me he encargado de comprar las barbacoas de usar y tirar, por 3€ en la ferretería que hay al lado de casa (subiendo la cuesta de Balluta Bay).

Una vez que tenía todo preparado, a eso de las siete y media de la tarde he salido hacia Ta’Xbiex andando, que la verdad es que atajando por la comisaría de Gzira no se tarda mucho en llegar. Aunque habíamos quedado a las nueve, yo me he ido antes para darme un baño y nadar, que últimamente no estoy haciendo nada de deporte. Allí he estado nadando con el agua muy tranquila mientras se hacía de noche y empezaba a llegar la gente.

Encendiendo el fuego

Encendiendo el fuego

Enseguida ha llegado De la Hera y también Lola. Después Elena, Jaime y Arantxa (su hermano y su cuñada), los msidenses Cristina y Piotr y los valetanos Pablo, Carmen y Billy. Hoy el encargado de cocinar ha sido Jaime, que yo ya hice esa función el otro día. Tenemos que decir que las barbacoas de usar y tirar no son muy recomendables para hacer pescado, ya que no se llega a hacer bien porque se apagan enseguida. Hoy hemos comprado 3 barbacoas para hacer 9 doradas y unos 20 king prawns y se nos han quedado cortas. Menos mal que un amable maltés nos ha regalado un poco de carbón y hemos podido terminar de hacer el pescado bien. No hace falta decir lo bueno que estaba todo. Después de cenar, allí hemos estado de cerveceo y su sobremesa hasta pasadas las 2, hora en la que hemos decidido volvernos en van a casa.

Día 294: Cena en la playa de Ta’Xbiex

Día 294: Cena en la playa de Ta’Xbiex

Ayer estuvimos tan a gusto en la playa de Ta’Xtiex que hoy hemos decidido repetir y hacer una barbacoa un poco diferente. Como estamos cansados de tanta carne, salchichas y hamburguesas, esta vez nos hemos decidido cambiar y hacerla de pescado. Como ya teníamos compradas las barbacoas de usar y tirar (2,90€) nos hemos repartimos las tareas, para comprar el resto de cosas y a nosotros nos ha tocado comprar el pescado.

Pescadería Rita

Pescadería Rita

La idea era ir a comprarlo a la pescadería Rita durante el día, pero como teníamos muchas tareas que hacer en casa y nos han confirmado que abrían por la tarde, hemos decidido posponerlo. Los horarios cambian dependiendo del día de la semana, así que mejor asegurarse antes de dejar las cosas para última hora. Nosotros hemos ido a eso de las seis, ya que sabíamos que hoy a las seis y media cerraban. Nos hemos sorprendido cuando nos hemos encontrado trabajando allí a una chica española a la que se nos olvidó preguntarle el nombre. Nos ha dado un trato magnífico y nos ha aconsejado el mejor pescado para la barbacoa. Compramos algo parecido a la dorada (seis euros el kilo) y gambones (catorce euros el kilo). Comprando 6 doradas y casi setecientos gramos de gambones nos ha salido todo por 22 euros. No está nada mal ya que aquí el pescado es caro y como éramos exactamente seis personas, nos ha salido a menos de cuatro euros por cabeza.

Barbacoa con vistas

Barbacoa de pescado con vistas a Valletta

Con todo comprado y con la nevera preparada para que el pescado siguiera fresquito, hemos puesto rumbo a la playa. Allí hemos vuelto a disfrutar de sus magníficas vistas a Valletta. Poco a poco fueron llegando los comensales. Elena y Jose desde Mosta, Cristina desde Msida y Alberto desde el parque acuático donde trabaja. Dei empezó a cocinar el pescado y ya olía genial, cuando hemos empezado a comerlo no podíamos nada más que decir que estaba todo riquísimo, tanto las doradas como los gambones. Hasta los propios malteses que pasaban por allí comentaban lo bien que nos lo habíamos montado. Después, para bajar la cena, Dei se ha tirado al mar a nadar un poco con Ángela que se ha unido a nosotros más tarde con Lozano Cano, Laura y James. Allí hemos estado más o menos hasta la una más, hora en la que hemos decidido irnos a casa algunos y otros a contemplar la lluvia de estrellas en un evento que había hoy en la playa de Tuffieha. Este pequeño rincón que hemos descubierto en Ta’Xbiex es un lugar espectacular para pasar las noches.

Día 293: Un paseo nocturno hasta Ta’Xbiex

Día 293: Un paseo nocturno hasta Ta’Xbiex

Después del fin de semana y de que se hayan ido Lola y Fran, hoy teníamos muchas cosas que hacer durante el día, así que hemos pasado prácticamente todo el tiempo en casa trabajando para ponernos un poco al día. Por la tarde David ha ido a darse un masaje con Alejandro Frechoso, un chico español del que ya hablamos en otro post, que hace masajes terapéuticos utilizando sobre todo la técnica del masaje thai. Además el masaje está muy bien de precio (20€) y son de larga duración.

Vistas desde Ta'Xbiex

Vistas desde Ta’Xbiex

Cuando ha llegado del masaje hemos quedado en la playa de Ta’Xbiex, justo al lado de Msida, para despedirnos de Juana, la amiga de Laura que ya se va mañana. Hasta allí hemos ido andando desde St Julian’s, la verdad es que si vas por el interior no se tarda apenas nada. Bajando por la calle D’Argens y después por Triq Belvedere, la calle de la comisaría de Gzira, te plantas en el paseo marítimo en cinco o diez minutos. Ahí apareces en el Bayview Hotel y una vez pasas Manoel Island, empieza Ta’Xbiex, con su puerto lleno de barcos y yates. Una vez pasada la zona de los barcos, hemos llegado a la pequeña playa de rocas del Irrera Restaurant, donde estaban Elena, Cristina, Laura y Juana. Poco más tarde han llegado Piotr y Lola y sus hermanas Isa y María.

La verdad es que me han entrado ganas de bañarme porque hacía bastante calor esta noche y el agua tenía muy buena pinta, pero no me he llevado el bañador. Además, desde esa parte hay unas vistas a Valletta muy bonitas. Allí hemos estado tomándonos una cerveza (Cisk grande 2€ en el kiosko de al lado) y charlando hasta más de la una, hora en la que nos hemos despedido de Juana, una adicta a las fotografías majísima a la que esperamos ver muy pronto. A la vuelta hemos hecho exactamente el mismo recorrido a la inversa, un paseo muy agradable para estas noches de verano. Aquí os dejamos el itinerario que hemos seguido.

Día 215: La perla negra

Día 215: La perla negra

Después de varios días sin hacer nada por la visita de Pedro y las celebraciones varias de mi cumple, hoy teníamos muchísimo trabajo acumulado. Teníamos como unos 60 emails por responder y aún me faltaba por montar y subir a internet la segunda parte del vídeo de The Cañeo, así que nos hemos repartido las tareas, David se ha puesto con los correos y yo me he puesto manos a la obra con el vídeo.

El vídeo parece una tontería, pero cada parte me ha llevado más de cinco horas sólo de montaje, luego aparte hay que sumar el tiempo que tardamos en grabarlo. Eso sí, me he quedado muy satisfecho con el resultado. En él podéis ver una vez más lo genial que es Miriam, aunque esta vez muy bien acompañada por Borja. Seguro que os quedasteis con ganas de cómo continuaba la historia, así que aquí podéis ver el desenlace:

The Black Pearl

The Black Pearl

Por la noche, una vez liberados del trabajo, teníamos la celebración del cumpleaños de Marquito, nuestro amigo italiano que cumplió un añito más ayer. La celebración tenía lugar en el Black Pearl (Perla negra), que es un barco-bar-restaurante que está situado en Ta’ Xbiex, justo al lado de Msida. La verdad es que el sitio es chulísimo, está situado al lado del mar y por lo visto en su día fue un barco al uso. Lo suelen alquilar para fiestas privadas. En el caso de Marco el sólo ha tenido que pagar por las bebidas a las que quería invitar, así que está muy bien por si queréis realizar algún evento. Allí hemos estado bailando música italiana junto con otras treinta personas, hay que ver lo sociable que es Marquito y la cantidad de amigos que tiene. Como seguíamos bastante cansados y la noche pintaba muy mal con el viento y la arena del desierto que ensuciaba el cielo de Malta hoy, nos hemos vuelto prontito a casa.