Category Archives: St. Julian’s

Gimnasios en Malta

Gimnasios en Malta

Malta no es precisamente conocido por su estilo de vida saludable (pastizzis, fiesta, alcohol,…), pero lo cierto es que es un país en el que la gente practica mucho el deporte y en el que puedes ver gente corriendo por el paseo marítimo a cualquier hora del día, sean las tres de tarde o las cuatro de la madrugada. También hay mucha gente que opta por ir al gimnasio y por eso hemos decidido realizar esta guía-resumen en el que os explicamos los pros y contras de los diferentes gimnasios que podéis encontrar desde Swieqi hasta Msida.

Es  una guía basada en Sliema y St Julian’s que es la zona donde hay más movimiento en la isla y donde casi todo el mundo decide vivir. Si queréis compartir otros establecimientos de esta zona o de cualquier otra, no tenéis más que escribirnos y las incluimos. Los precios son orientativos ya que depende de ofertas o descuentos varían pero así os podéis hacer una idea.

 

GardenView (Swieqi)

GardenView

GardenView

Se encuentra justo al lado del a escuela ClubClass. Es bastante estándar y pequeño, con maquinas, sauna, jacuzzi, piscina al aire libre.  Animado en verano y frecuentado sobre todo por la gran cantidad de estudiantes de idiomas que se alojan en la residencia adjunta.

Precio:

Un mes sale por 55€, tres meses por 95€, seis meses por 140€ y un año por 220€.

Off peak (hasta las 4pm): seis meses por 110€ y un año por 180€.

Estudiantes: seis meses por 110€ y un año por 180€.

Página web: www.ultradesigns.net/gardenviewmalta.com/leisure

 

Cynergi (Paceville)

gym2Se encuentra muy cerca del hotel Intercontinental, una vez bajadas las escaleras de Paceville a mano izquierda. Cuenta con una gran variedad de máquinas, piscina, saunas, masajes y clases colectivas. En el lado negativo tenemos que decir que se llena de gente durante la temporada turística, ya que está en pleno centro del turismo en la isla.

Precio:

El carnet de entrada cuesta  €35 por mes (off-peak hasta las 4) o  €55 por mes por todo el día. Mínimo 3 meses.

Hay descuentos con tarjeta de estudiante, por ir con una pareja (45€ demostrando que residís en la misma vivienda) y también por larga duracción (6 o 12 meses)

Página web: www.cynergi.com.mt

 

Challenger (Paceville)

Challenger Gym

Challenger Gym

Está en sótano del Blue Sea Hotel, en Paceville. También tiene sucursales en La Valeta y Qormi. Es un gimnasio pequeño, con máquinas un poco antiguas, y sin grandes lujos. Tiene una pequeña piscina pero no imparten clases colectivas.

Precio:

Es un gimnasio bastante barato (170 € al año, 120 € por seis meses, 100 € por 3 meses, 45€ por 1 mes) y además te vale para los tres gimnasios.

Página web: www.challengermalta.com

 

LivingWell (Hotel Hilton, Sant Julian’s)

Livingwell Gym

Livingwell Gym

Es uno de los gimnasios más lujosos y caros de los que se encuentran en la isla.  Es el que tiene mayor número de clases colectivas, máquinas modernas, pistas de squash, sauna y además cuenta con una piscina olímpica. No es de los más grandes pero sí uno de los mejores cuidados.

Precio:

Un contrato de mínimo 3 meses por 65 al mes más 25 matriculación. Si vais en pareja hay descuento. También hay descuento off peak.

Página web: www.livingwell.com/clubs/malta/portomaso

 

Westin Dragonara (St Julian’s)

Westin Dragonara

Westin Dragonara

Se encuentra dentro del Resort Westin Dragonara, al lado del casino. Otro gimnasio moderno, con variedad de máquinas y buenas vistas. Por la información que tenemos, es muy bonito y está muy bien cuidado.

Precio:

Tiene diferentes modalidades pero para que os hagáis una idea, el carnet con acceso a todo (incluidas clases colectivas) sale por 175€ tres meses, 290€ seis meses y 440€ un año. Aquí tenéis la lista completa de precios.

Página web: www.westinmalta.com/en/westin-workout

 

Lotus Gym (Hotel Meridiem, Balluta Bay)

Lotus Meridien

Lotus Meridien

Es el gimnasio por el que nos decidimos nosotros, sobre todo por cercanía a nuestra casa. Junto con el Hilton, uno de los más cuidados y con mejores críticas. Lo que más impresiona es su spa a la entrada con una bonita piscina climatizada. Tiene sauna, baño turco, pista de squash y el gimnasio es bastante completo. Por las mañanas no es muy frecuentado, pero por las tardes se suele llenar. Tiene una de las mayores ofertas en clases colectivas, aunque para nada es comparable con los gimnasios de España. Tienes un paquete para acceder a las clases colectivas sin tener que pagar el gimnasio.

Precio:

Pagando sólo un mes sale por 75€, tres meses por 175€, seis meses por 315€ y un año por 580€. Si te apuntas en pareja (puede ser simplemente un conocido), tres meses por 155€, 6 meses por 280€ y un año por 450€ (precios por persona).

Off peak (hasta las 4pm):  3 meses por 150€, 6 meses por 235€ y un año por 400€. Si te apuntas en pareja, 3 meses por 130€, 6 meses por 200€ y un año por 350€ (precios por persona).

Página web: www.lemeridienmalta.com/en/fitness-gym-malta

 

Lord’s Gym Boxing Gym (St Julian’s)

Lord's Gym Boxing Gym

Lord’s Gym Boxing Gym

Una forma diferente para ponerse en forma. Si te gusta el boxeo, sin duda, éste es tu gimnasio. Su especialidad son las clases de boxeo, aunque también tienen pesas y máquinas. Se encuentra justo al lado del Tower Supermarket de St.Julians.

Precio:

No hemos podido conseguir los precios, si alguien nos puede pasar la información le estaríamos muy agradecidos.

Página web: www.lordsgym.eu/boxing.htm

 

Body Fit Malta (Park Hotel, Sliema)

Body Fit

Body Fit

Es un pequeño gimnasio situado dentro del Park Hotel de Sliema. El gimnasio es bastante compacto pero es muy barato y cuenta con sauna, jacuzzi y una pequeña piscina cubierta. Tiene muy pocas clases colectivas, a las que puedes asistir sin ser socio del gym pagando por clase, interesante para la gente que le guste practicar Zumba o Yoga.

Precio:

Un mes sale por 35€, tres meses por 75€, seis meses por 120€ y un año por 200€. Las clase de Zumba sale por 6€ y la de Yoga por 7€.

Página web: www.bodyfitmalta.com

 

Feelgood Wellness (Hotel Preluna, Sliema)

Feelgood Wellness

Feelgood Wellness

El gimnasio se encuentra justo al lado del Hotel Preluna y muy cerca del Il-Fortizza. Es una gimnasio de tamaño medio con gymnasio compacto, piscina cubierta, sauna y sin apenas clases colectivas (sólo tiene 4 por semana).

Precio:

Tres meses salen por 135€, seis meses por 200€ y un año por 280€.  Tienes un 20% de descuento si te unes a través de un socio.

Off peak (hasta las 4pm). No tenemos datos de los precios.

Página web: www.feelgood.com.mt

 

Hotel Fortina (Sliema)

Fortina

Fortina

Se encuentra justo al lado del centro comercial Tigne Point. Es un gimnasio de tamaño medio con gimnasio, sauna, jacuzzi, spa y con acceso a piscina cubierta pero no a su grandiosa piscina al aire libre con vistas a Valleta. Además tienen dos horas de parking gratuito. Tiene muy pocas clases colectivas.

Precio:

Un mes por 50€, cuatro meses por 130€, seis meses por 300€ y un año por 375€. Si te apuntas en pareja un año sale por 300€ (cada uno).

Off peak (hasta las 3pm): un mes por 40€, cuatro meses por 100€, seis meses por 200€ y un año por 275€. Si te apuntas en pareja un año son 250€ (cada uno).

Página web: www.fortinasparesort.com/fitness-centre?l=1

 

Fitness Centre (National Pool, Gzira)

Fitness Centre

Fitness Centre

Es el único gimnasio público de la zona. Lo mejor de todo es que cuenta con una piscina olímpica al aire libre, aunque tienen las calles divididas en horizontal, así que los largos son de 25 metros. El gimnasio no merece mucho la pena, ya que tiene pocas máquinas y muy antiguas y evidentemente no tienen clases en grupo

Precio:

Un mes sale por 47€, tres meses por 116€, seis meses por 175€ y un año por 233€. Los 6 meses y un año incluyen la piscina.

Si te apuntas en pareja (dos personas con la misma dirección) los seis meses salen por 280€ y el año por 373€.

Página web: www.youthinfo.gov.mt/default.asp?m=cat&id=751

 

ActiveZone (Msida)

ActiveZone

ActiveZone

Está situado en Msida marina, muy cerca del puerto. Es lo más parecido a un gimnasio de España que hemos encontrado. No es muy moderno, pero es bastante amplio y es el que más clases tiene de todos los que hemos visto. Además es muy económico.

Precio:

Ahora mismo en Malta Deal tienen una oferta que es una auténtica ganga, un año de socio por 100€.

Página web: www.activezonemalta.com

 

*Si queréis compartir otros establecimientos de estas zonas u otras, no tenéis más que escribirnos y los incluiremos. También, si queréis aportar algún dato relevante sobre los gimnasios que hemos comentado, hacédnoslo saber y actualizaremos la entrada.

¿Qué hacer en Malta en cinco días?

¿Qué hacer en Malta en cinco días?

Este ha sido el diario de viaje que nos han dejado Joaquín y Ana Belén tras su visita a Malta:

Día 1: Llegada a Malta (31/10/13)

Hoy hemos emprendido una aventura con destino a Malta con mucha ilusión por ver el país y también por compartir unos días con nuestro amigo David (excompañero de trabajo) y su compi Dei.

Hemos cogido el avión a las 14:00 en la T-4 del aeropuerto Madrid-Barajas. Ana va un poco con miedo en el avión y se agarra fuerte a mi brazo.

A las 17:30 tomamos tierra en Malta, el tiempo parecía que no acompañaba y ya se había hecho de noche. Nos hemos desplazado hacia St Julian’s con la compañía Maltatransfer, bastante cómodo, ya que te llevan a cualquier hotel de la isla y en caso de que te alojes en alguna casa te pueden dejar en algún hotel, eso sí, aquí conducen de pena y encima por la izquierda. A nosotros nos han dejado en el hotel “Le Meridien”, que es el más cercano a la casa de David y Dei. Una vez hemos llegado, allí estaban hemos para recogernos y nos han llevado a su casa para dejar las maletas y relajarnos un poco. Después hemos salido a dar una vuelta y de paso recoger la que será nuestra cama hinchable durante cinco días. Hemos quedado con unos amigos suyos españoles en un pub-taberna llamado Simon’s. Tenían decoración de Halloween y otros objetos peculiares que le daban bastante encanto. Nos hemos pedido unas cervezas Cisk, tipo la Mahou en España, que la verdad estaba muy rica. Después de dos rondas y de escuchar bastantes conversaciones en inglés mezcladas con español, hemos vuelto a casa para cenar unas pizzas hemos pedido al Mum’s Pizza para que nos las trajeran a casa. Ya había hambre, pero estaban muy ricas y además eran baratas. Después de cenar hemos planeado la ruta que vamos a seguir mañana y por fin nos hemos ido a descansar, que del viaje estábamos un poco cansados. A eso de las 2 o las 3 ha caído una tormenta que parecía que la casa iba a volar, pero en hora y media todo se ha calmado.

Día 2: Visita a Mdina (01/11/13)

Hoy nos hemos levantado, y tras un desayuno copioso nos hemos ido en busca de nuestro coche de alquiler. Lo reservamos por internet con la compañía Budget a buen precio, aunque cuando hemos llegado a por él, nos ha tocado soltar bastante pasta por el seguro, ya que si no quieres que te retengan 1500€ de la cuenta, que te devuelven en caso de que no le pase nada al coche, tienes que pagar bastante. Teniendo en cuenta que aquí se conduce por la izquierda, hemos preferido la opción del seguro a todo riesgo. Dei nos ha ayudado con las gestiones.

Después de dejar a Dei en su casa hemos tomado rumbo a Mdina, una de las ciudades de interior más bonitas de Malta. De camino, hemos comprobado cómo es la conducción Maltesa, un poco agresiva, en la que los intermitentes no sirven para nada. Nuestra primera parada en el camino ha sido Naxxar, que aunque no estaba prevista, al pasar por ahí hemos parado para ver la Iglesia Parroquial de Naxxar. De vuelta al coche nos hemos percatado de que los bares en Malta son muy curiosos y bonitos.

Hemos continuado nuestro camino hacia Mdina haciendo una nueva parada en Mosta, esta vez sí que estaba prevista. Allí nos hemos acercado a ver la iglesia con la tercera cúpula más grande de Europa. La verdad es que impresiona bastante.

Por fin hemos llegado a Mdina, y enseguida nos hemos dado cuenta de que es un lugar muy turístico, y al haber tantos autobuses y coches, hemos tenido que aparcar en la Parla de Malta. Aquí las cabinas de teléfono son rojas al estilo inglés, aunque después nos dimos cuenta que era así en todo Malta, debe ser porque fue colonia inglesa, jeje. La ciudad se encuentra en la cima de una colina, es amurallada y preciosa, ya sólo la entrada por el puente bajo el arco de piedra te da una idea de lo que vas a encontrar por dentro. Hemos visitado la catedral, que por 5 € está bastante bien (incluye visita al museo). La catedral tiene dos relojes con diferentes horas, en uno está la hora correcta y en el otro la hora falsa para engañar al diablo. Al salir hemos entrado en un hotel con restaurante, que tiene unas grandes vistas de Malta y hemos pensado en si comer ahí. Cuando por fin nos hemos decidido, ha empezado a caer el diluvio universal sobre Mdina y hemos entrado al salón de dentro, en el cual hemos comido mientras pasaba la tormenta. Después de comer, hemos ido al restaurante Fontanella por recomendación de David. Allí nos hemos metido para el cuerpo una tarta de chocolate y otra de queso, ambas estaban de muerte. Cuando hemos salido del Fontanella ha empezado a caer la noche, así que hemos decidido ir hacia el coche, ya que el tiempo no acompañaba. De camino al coche, ha sido genial pasear por las calles de Mdina en silencio y con las luces de color amarillo tenue.

A las 18:00 ya estábamos de vuelta en casa de David, ya que luego habíamos quedado para ir a Valletta a ver un concierto de su amiga Carmen. Emprendemos camino con David, Dei y Miriam, que también se ha unido para ver el concierto. Antes de las ocho ya estábamos en Valletta y nos hemos adentrado en la ciudad, también amurallada, camino al sitio del concierto. Hemos pasado por el Buckingham Palace de Malta, en el cual hay una plaza con una fuente de colores que se mueve al son de la música clásica cada hora. Es bastante curioso y bonito. Después hemos continuado bajando la calle fijándonos en las típicas casas maltesas con balcones de madera pintados de colores, que son muy bonitos. Antes del concierto nos perdimos con David un poco por Valletta para conocerlo mejor mientras Dei y Miriam se han quedado tomando algo en un bar llamado Ġugar, que por lo visto ha abierto hace poco. Llegó la hora del concierto de Carmen, la verdad es que ha empezado un poco fuerte, ya que se ha quitado la ropa de repente y se ha marcado una danza bastante erótica con su guitarra, pero luego todo ha vuelto a la normalidad. Su voz es muy buena y prácticamente no hacía falta el equipo de sonido para escucharla. Esperamos que triunfe la chiquilla. Después hemos vuelto a St Julian’s para cenar algo rápido e ir a tomar algo al bar donde trabaja Miriam. El tamaño de las copas es de coña, pero eso sí, son muy baratas. A eso de las tres hemos vuelto a casa a dormir un poco, que ya iba siendo hora.

Día 3: Playmobil Fun Park (02/11/13)

PlayMobil Fun Park

PlayMobil Fun Park

Hoy nos hemos levantado más pronto de lo esperado, pero para variar, esta mañana ha caído otra tormenta de la que parece que no nos vamos a librar en todas las vacaciones.

Después de otro desayuno de reyes, hemos ido a ver el Playmobil Fun Park con los dos Davides, que es como la ciudad de playmobil pero en tamaño grande. Es muy curioso, ya que los playmobil son gigantes, e incluso puedes montarte en las vacas y caballos. Hay un montón de niños jugando, ya que hay un espacio para ellos en el que pueden jugar con todos los playmobil que quieran. Nosotros como niños grandes, también hemos hecho algunas compras de llaveros playmobil.

Del parque de Playmobil nos hemos ido a ver Vittoriosa (Birgu), unas de las 3 ciudades por las que Malta logró que no la conquistaran (Vittoriosa, Senglea y Cospicua). Una ciudad muy bonita con un gran puerto. Hemos comido en la plaza principal a buen precio, algo menos de 10€ por persona.

La siguiente parada ha sido Kalkara, en la que hemos visto una preciosa puesta de sol con Valletta de fondo.

De vuelta a St Julian’s hemos hecho una parada en Valletta para tomamos una copilla en el Monaliza, un sitio muy chulo enfrente del mar. Eso sí, muy solitario, éramos los únicos que estábamos allí.

Ya en St Julian’s hemos bajado a dar una vuelta por el paseo marítimo que es bastante bonito. De vuelta, hemos ido a casa de una amiga Italiana de David, que organizaba una fiesta por la inauguración de su piso. Hemos llevado un par de botellas de vino y una empanada de dátiles y bacon que ha hecho Dei y que estaba muy rica. Fueron muchos de sus amigos españoles y hemos pasado muy buen rato. Sobre las dos nos hemos ido a dormir, que estábamos cansados después de un día tan largo.

Día 4 – Mercado de Marsaxlokk (03/11/13)

Marsaxlokk

Marsaxlokk

Hoy nos vamos de visita al Mercado de Marsaxlokk. Es el típico mercadillo de puestos que puede haber en España, pero al lado de un puerto pesquero con las típicas barcas maltesas de pescadores (Luzzu) y muchos puestos para comprar pescado y recuerdos de Malta. El sitio es precioso. Después de recorrernos el mercadillo y hacer las compras necesarias nos hemos ido a comer a un bar que conoce David y al que suelen llevar a todas sus visitas, el Rising Sun Bar. Hemos comido pescado y pulpo con patatas y pisto cocinados al estilo maltés.

La siguiente parada ha sido Marsaskala, donde las vistas desde el acantilado de St Thomas Bay son una pasada. También hemos paseado por el puerto, que también es muy bonito.

De vuelta en St Julian’s, ya de noche, hemos ido a dar un paseo por Sliema y hemos llegado hasta un mirador desde el que se puede observar Valletta desde la noche maltesa. Esta puede ser de las zonas más lujosas de Malta, ya que se veían hoteles, edificios y tiendas de alto standing.

Día 5 – Gozo (04/11/13)

Azure Window

Azure Window

Hoy emprendemos la aventura hacia Gozo, la hermana mediana de Malta. Hemos bajado a desayunar a un bar de St Julian’s, en el cual nos han tratado muy bien, y en el que me he dejado olvidados 40€ que me han dado de vueltas. Menos mal que el camarero se ha acordado de mí cuando cuando he vuelto.

Después del desayuno hemos partido con el coche hacia Cirkewwa, donde se coge el ferry a Gozo. La duración del trayecto es de unos 40 minutos. De camino hemos parado en el pueblo de Popeye. Un sitio con mucho encanto en el que las casitas son de colores. Lo hemos visto desde fuera, ya que es un parque temático, sobre todo enfocado para niños y no era nuestro objetivo para visitar.

Hemos llegado al ferry y nos hemos montado con coche incluido. El trayecto ha sido bastante agradable. Se paga a la vuelta y nos ha costado unos 20€ los dos con el coche incluido. A las 11:45 por fin hemos llegado a Gozo. Hemos salido del ferry con el coche y hemos empezado a visitar todos los lugares que habíamos planificado junto a David.

La primera parada ha sido Xewkija, en la cual hay que visitar una iglesia en la que destacan sus dos grandes torres. Es curioso como iluminan las iglesias en Malta por la noche, están todas llenas de bombillas de colores.

La segunda ciudad fue Xlendi, un pequeño pueblo de la costa metido en un valle. El sitio es alucinante. Es la ciudad costera más bonita de malta para mi gusto.

Desde ahí hemos cruzado la isla hacia el norte y hemos visitado Marsalforn, no es que sea gran cosa después de todo lo que hemos visto en Malta, pero su puerto y sus vistas son muy buenas.

Luego nos hemos desplazado al centro de Victoria, la capital de Gozo, en la que destaca su Ciudadela. Me la esperaba un poco más grande, pero aún siendo pequeña es bonita y puedes divisar toda la isla desde lo alto de su muralla. Hemos comido en un bar bastante cutre algo rápido, aunque la comida estaba muy buena.

Después de comer hemos cogido el coche dirección Noroeste camino de la Azure Window, pero antes hemos para ver el Ta-Pinú, una catedral enorme en la cual puedes encontrar numerosas historias sobre milagros que se realizaron allí.

Por fin a las 16:20 hemos llegado a la Azure Window, que es un acantilado en el que el mar con el paso de los años ha hecho un arco en la roca, quedando ésta hueca y viendo a través del arco como si fuera una ventana. Todo esto explicado parece sencillo, pero es enormemente grande. Allí nos hemos quedado para ver la puesta de sol, aunque antes hemos subido a lo alto de la roca para ver las vistas desde arriba. Había bastante gente a esa hora esperando para ver la puesta de sol.

A las 19:30 hemos cogido el ferry de vuelta a Malta, después de pasar un gran día en Gozo. Hemos vuelto con tristeza por lo que dejamos atrás.

Ya en St Julian’s, David y Dei nos han llevado a cenar a el restaurate Piccolo Padre, un restaurante Italiano que está situado justo en Balluta Bay. Además de ser un sitio muy bonito, la comida está muy buena y las raciones son enormes.

Por fin nos hemos acostado, después de un día inolvidable.

Día 6: Vuelta a casa (05/11/13)

Concatedral de St. John

Concatedral de St. John

Hoy es el día de volver a Madrid, y desde ahí Ana se tiene que ir hasta Córdoba la pobre. Hay que ver lo rápido que han pasado estos días. Lo primero que hemos hecho después de desayunar en casa, es ir con David, que nos ha acompañado con su mini, a Budget para devolver el coche de alquiler. Malta estaba inundado de todo lo que ha llovido por la noche y por la mañana.

Después nos hemos dirigido de nuevo a Valletta a ver la concatedral de San Juan. La entrada son 6 € con audio guía incluida. Es impresionante. La visita dura 1 hora y pico debido a las numerosas cámaras que hay que ver. Impresionan las tumbas en el suelo con numerosas calaveras.

A eso de las dos hemos vuelto a casa y hemos comido una pasta que se ha currado Dei. A las tres nos hemos despedido de Dei y nos hemos dirigido al aeropuerto en el coche de David. A las cinco ya estábamos cogiendo el avión.

Con esto decimos adiós a una aventura maravillosa en la que hemos disfrutado de Malta y que gracias a nuestros amigos David y Dei, ha sido mucho mejor de lo esperado. Muchas gracias chicos de todo corazón.

Día 344: Lo hemos cumplido… ¡Un año en Malta!

Día 344: Lo hemos cumplido… ¡Un año en Malta!

Un año, 344 días en Malta (no son 365 días por los días que no estuvimos aquí ninguno de los dos) y parece que llegamos ayer. Y es que, como apenas hemos parado, nunca nos hemos puesto a pensar en lo rápido que ha pasado el tiempo y todo lo que nos ha pasado, que no ha sido poco…

Después de un año en la isla la valoración no puede ser nada más que positiva. Todavía recordamos nuestra llegada a Malta, donde nuestro primer destino fue Buggiba, ya que Dei se equivocó pensando que St. Paul’s Bay estaba en St. Julians. Ese primer día y los siguientes buscamos casa con nuestra ángel de la guarda Vanesa, que nos encontró nuestro hogar y fue quién nos ofreció la primera oportunidad de trabajo haciendo la web de su inmobiliaria. Vanesa ha sido y será un gran apoyo y una gran amiga en la isla. Sin olvidarnos de Josito, Andrea y Ana, que también nos hicieron sentir como en casa los primeros días.

Al cuarto día, nos enteramos de que Rajoy venía a la isla, así que no nos quedó más remedio que ir a manifestarnos. Eso nos dió la oportunidad de conocer a gente como nuestra teta Carmen, una de esas personas que alegran la vida a cualquiera. Gracias a ella, vivimos una gran noche en Birgu, donde conocimos a nuestra family maltesa: Cesar, Christian, Nuria, Maria, Ainhoa y Toni, a los que luego se unieron María la portuguesa y Lio. También conocimos a mucha otra gente durante todos esos días.

Seguimos disfrutando de la isla, conociendo gente como el día que se nos fue de las manos con Rafa, Paloma, Alba, Ana y Vanesa, apuntándonos a clases de inglés y aprendiendo a nadar. También estuvimos en un concierto en el Juuls y salimos en el periódico. Siempre nos ocurría algo.

Como ya sabéis nos compramos nuestro coche, un Austin Mini de 1971, con el que hemos podido disfrutar de grandes días como cuando vino nuestra amiga Lola a visitanos, y fuimos a Gozo o Marsaxlokk. Después de su visita tuvimos una entrevista de trabajo e hicimos nuestra primera fiesta en casa en la que conocimos a las grandes María Pita y Ana Paredes.

Gracias al blog, Martin se puso en contacto con nosotros y surgió nuestro primer gran proyecto en Malta. Al principio la gente se preguntaba lo que era, pero llegó la inauguración y todo el mundo conoció en qué consistía “The Parranda“. Estamos muy contentos y orgullosos, ya que hemos conseguido consolidar  una fiesta en Malta después de muchos meses de trabajo y esfuerzo. Por esos días también conocimos a Laura y Cristina, nuestras voluntarias favoritas, con su puesto navideño de comercio justo en Valletta. A ellas se les unió el gran tropel de voluntarios y ya amigos que ahora conocemos. Lola, la gran Partearrollo, De la Hera, Ángela, Lozano Cano, Marie, Adina, Piotr, Marco, Antonio, Lozano Cano, Angela, Giada, Alessia, Paulo, Mariola, Enrica, Irina,…. Han sido algunos de ellos, perdonad si nos hemos olvidado de alguno.

Antes de Navidad, tuvimos un gran susto y pisamos por primera vez el hospital, justo un día antes de mi cumpleaños, pero todo quedo en eso, en un susto. Así que pudimos irnos a casa por Navidad y volver con fuerzas renovadas, ya que íbamos a celebrar la Nochevieja por primera vez fuera de España. Fue tan espectacular que hasta la utilizamos para un vídeo The Parranda e incluso salió en el periódico. Descubrimos también que los Reyes Magos pasan por Malta y nos dejaron muchos regalos.

The Parranda continuó pero Jose, nuestro DJ, se nos fue y tuvimos que buscar un nuevo DJ para la fiesta. Al final la ganadora fue DJ Kinky Blonde, ante unos grandes DJ Rico y DJ Alberto de la Hera y con ella despedimos la fiesta en el Prestige y comenzamos una nueva etapa en el Surfside con la fiesta de inauguración de la temporada y el gran estreno de The Parranda Beach Party, que continuó durante todo el verano haciendo mover el esqueleto a todo el mundo. También creamos otro evento, en el que la idea central eran las tapas, y la que llamamos The Cañeo y del que celebramos una segunda fiesta que fue un éxito. Y en el que gracias a Miriam, se grabaron estos espectaculares vídeos.

No paramos de ir a eventos, en febrero estuvimos en el carnaval de Gozo, conocimos a Delfín y Maria Jose, nos hicimos fan de la Lulu, que se nos fue, y conocimos a la gallega que conoce todo Malta, Lucia. Mientras tanto el Mini nos empezó a dar problemas, aunque aún resiste como un campeón. Marzo nos trajo nuestro primer viaje fuera de la isla, a Londres concretamente y poco después nos llegó la primera visita desde Soria, que llegaron para la locura de las elecciones maltesas. Tanta intensidad nos paso factura y tuvimos que ir a un centro de salud. Celebramos St. Patrick day, conocimos a Valentín, famoso por aparecer solo en The Parranda, celebramos la entrada de la primavera en Kalkara y fuimos al Jamming Fest.

En Abril, nació Samuel, sobrino de Dei así que aprovechamos para irnos unos días a España. A la vuelta con fuerzas renovadas nos enteramos de que The Parranda apareció en el periódico de Malta, así que no pudimos hacer otra cosa que celebrarlo con una feria de Abril. Antes de terminar el mes nos dio tiempo a ir a la gala Miss Malta y al festival de fuegos artificiales que se celebra cada año. Mayo llegó y ya estábamos en la playa, casi justo cuando celebramos nuestros 200 días en la isla. Como ya estaba el buen tiempo, por fin pudimos visitar Comino y empezaron las primeras visitas veraniegas con Luis y Pedro. Además en la visita de Pedro celebramos el cumple de Dei en la playa. Los últimos del mes fueron Ángel y Susana.

Junio comenzó con el mayor festival de la isla, el Earth Garden y a los pocos días nos fuimos a Sicilia, que ya que vivimos cerca, era una oportunidad. El verano ya estaba en Malta y con ello nuevos planes como el Ta’ Fra Ben o concierto de jazz en Valeta. Se nos fue Inma con un photocall bajo el brazo y Dei también se fue por unos días a celebrar  la jubilación de su padre, así que se perdió dos de los eventos del verano, la Full Moon Party y Isle of MTV, pero volvió con una gran sonrisa por ver a su sobri.

Si creíais que ya habíamos ido a muchos eventos, estabais equivocados en Julio era un no parar. Fiesta reggae en la playa, el Triq Cinemoon y el festival del vino en Valletta, pool party con Ruth, Jose, Marcos y Maite , la noche de Karmento y estrenamos Café del Mar, vamos, un no parar, Malta en verano es un hervidero de cosas que hacer. Entre medias nos visitaron Javi y Sara, y no se lo pasaron mal. Agosto empezó con la visita de Lola y Fran, que venían por una semana pero que tuvieron que alargar su estancia porque perdieron su vuelo, eso sí, se visitaron toda la isla de arriba a bajo. No faltaron las parrilladas de pescado en la playa antes de irme a España de vacaciones. Dei se quedó por la isla, y no muy triste precisamente, ya que la fiestas de las ciudades y pueblos eran un día si y otro también. Estuvó en las de Mosta y en las de St. Julian’s. También fueron por primera vez a un karaoke maltés e hicieron su boat party particular, también recibió la visita de su familia. Ya habíamos pasado los 300 días en Malta, así que el año estaba cerca.

El último mes, Septiembre, no ha sido menos que los demás, aunque ha sido el mes de las despedidas. Mucha de la gente que conocemos se fue después del verano, entre ellos Elena Partearroyo, Selina, Ana Paredes, Miguelito, Javi, Marta y Guillem y nuestras chicas Surfside Nati y Virginia. Para compensar la tristeza recibimos las visitas de Javi y Patri. Con el final del verano, se acababan las fiestas de los pueblos de Malta y fuia la la última del verano, que fue en Zabbar. Como  ya sabéis, lo último que hemos hecho ha sido cambiarnos de casa.

Los "Davices" desde la Azure Window

Los “Davices” en la Azure Window

 

Y ahora, os vamos a escribir unas líneas cada uno…

David:

Sólo quiero daros las gracias a todos los que nos seguís y nos habéis enviado correos con vuestro cariño y afecto, a toda la gente que conocemos en Malta y no hemos podido nombrar pero que habéis hecho que nuestra estancia aquí esté siendo increíble. A Dei, solo decirle que este viaje no habría sido ni la mitad de increíble sin él y que es una de las mejores experiencias que he vivido en la vida, y él tiene mucha culpa de ello.

Dei:

Lo que más valoro de mi experiencia en Malta es haber tenido la oportunidad de conocer a estas personitas:

Karmento: uno de los principales motivos por los que ha valido la pena venir a Malta. Me llevo una joya de persona.

Cristina: un torbellino, energía pura, muchísimas ganas de quedar contigo y tener una buena conversación siempre.

Laura: qué fácil es estar contigo, ojalá muchas personas aprendieran eso de ti.

Mi Lola: diversión asegurada. Nuestra madre cuidadora, amiga fiel e incondicional.

La Partearroyo: la que siempre ha puesto el punto de cordura entre tanta locura manteniéndonos a todos unidos. Un gran sentido del humor.

Bea (la kinky): un alma joven, otro torbellino. Una luchadora que casi siempre consigue lo que se propone.

De la Hera: aparentemente serio pero con un gran sentido del humor. Aliado del “no sé”. Un gran tipo.

La family maltesa: gracias por hacernos sentir como en casa y por estar ahí cuando uno necesita una familia.

Vane, Josito y Ana, muchas gracias por acogernos y ayudarnos tanto, sobre todo en nuestros primeros días en la isla.

Muchísimas gracias también al resto de gente que forma parte de nuestra vida en Malta. Os nombraría a todos pero me da miedo que se me olvide alguien. Está claro que ya sabéis quienes sois…

Y por supuesto muchísimas gracias a David, mi compañero de viaje. Gracias por cuidarme y sobre todo por entenderme, ayudarme y apoyarme en mis sueños.

 

Un año era el tiempo que teníamos previsto quedarnos en Malta, pero vamos a extenderlo por tiempo indefinido ya que nos encontramos realmente a gusto en esta pequeña gran isla. Lo que sí hemos decidido es que no vamos a seguir escribiendo nuestro día a día, ya que requiere demasiada dedicación y ahora es tiempo de emprender nuevos proyectos, como por ejemplo, la inmediata apertura de La Parrandera. A partir de ahora sólo escribiremos en los días claves y que creamos que debemos compartir con vosotros, así tampoco os aburrimos con más de lo mismo. De todas formas, seguiremos ayudando y respondiendo a todo aquel que nos escriba correos y privados en la página de Facebook. Os animamos a que lo hagáis, ya que os contestaremos con mucho gusto desde nuestra Aventura de Malta.

Dia 343: Así limpiaba, así, así…

Dia 343: Así limpiaba, así, así…

Después de firmar el contrato del nuevo piso ayer, hoy nos tocaba una dura jornada de mudanza y limpieza. La ventaja es que la casa nueva está a menos de un minuto de la anterior, así que hemos podido hacer la mudanza a pie y no nos ha llevado demasiado tiempo.  Lo peor ha sido que al entrar en el nuevo piso nos hemos dado cuenta de que no habían llevado a nadie de limpieza y nos hemos hemos tenido que pegar una buena paliza limpiando. Evidentemente nos hemos quejado a la casera y le hemos pedido que por favor contratara a alguien para limpiarlo, pero como nos ha dicho que hasta la semana que viene no sería posible, nos ha ofrecido un descuento en el precio del alquiler a cambio de que lo limpiemos nosotros, así que al final hemos aceptado.

Vistas desde la nueva casa

Vistas desde la nueva casa

Horno, nevera, baño, cristales,… como veis, hemos pasado un día de lo más entretenido, y lo peor es que no hemos terminado del todo, ya que mañana nos tocará limpiar también la casa vieja para entregarla lo más limpia posible. Lo bueno de todo esto es que cuando terminemos esta dura jornada de limpieza y mudanza, podremos disfrutar tranquilamente de las vistas que podéis ver en la foto. Levantarte por las mañanas y tener esas vistas a Balluta Bay, hacen que todo este esfuerzo merezca la pena.

Hoy ha sido la primera noche que vamos a pasar en la casa nueva pero imaginamos que después de todo el curro que nos hemos pegado dormiremos del tirón, si la luz nos lo permite. Para los que vais a venir a vivir aquí y aún no lo sabéis, en Malta las persianas no están precisamente de moda, y en esta nueva casa tenemos toda una pared de cristal que tenemos que cubrir con estores, así que a ver qué tal se nos da…

Día 342: ¡Firmamos el contrato!

Día 342: ¡Firmamos el contrato!

Una vez tomada la decisión, ya sólo había que empezar a empaquetar y recoger. Como habíamos quedado por la tarde para firmar el contrato, esta mañana nos hemos puesto a poner en orden todo lo que teníamos en casa para ver lo que nos llevábamos y lo que dejábamos o tirábamos. No os podéis imaginar lo que se puede acumular en sólo un año, este cambio nos va a venir bien para desprendernos de esas cosas que no tiras a no ser que hagas una limpieza general.

Vistas de la nueva casa

Vistas de la nueva casa

Ya bien entrada la tarde, nos hemos acercado al nuevo piso para firmar el contrato con los nuevos caseros. La nueva casa está a menos de un minuto de la anterior, así que genial, ya que no queríamos movernos de la zona de Balluta Bay, estratégicamente situada entre tres ciudades: Sliema, St Julian’s y Gzira. Tardamos unos quince minutos en llegar a la parte más alejada de cada una de estas ciudades. Así que tenemos cerca tanto Paceville como Sliema Ferries, o incluso Ta’Xbiex. Eso sí, como estamos en lo alto de una colina, para volver a casa siempre tenemos que subir una cuesta bastante generosa.

Todo ha sido bastante rápido, ya que habíamos cerrado el precio de antemano, con regateo incluido, y ya teníamos visto el piso, así que lo único que hemos hecho es leer bien el contrato, mirar los contadores del agua y la luz y firmar. ¡Voilá!, ya tenemos nueva casa. También le hemos pagado la fianza (que es el pago de un mes entero) y hemos dejado pendiente de pagar el primer mes de alquiler hasta mañana, día en el que ya podemos entrar en el piso. Hemos vuelto a casa con la misión cumplida, siendo conscientes de que la mudanza está por venir mañana. Esperamos que no se haga muy dura y sea lo más rápida posible.

Día 341: Decidido, ¡nos cambiamos de casa!

Día 341: Decidido, ¡nos cambiamos de casa!

Después de estar prácticamente todo el día de ayer en el Surfside diciendo adiós a The Parranda Beach Party, hoy nuestros cuerpos no estaban más que para descansar y estar tirados en casa. Nos hemos levantado casi a las cinco de la tarde y ya porque nos dolía la espalda de estar en la cama. Fue un auténtico pelotazo poder terminar la fiesta del verano de esa manera. Aunque Dei ya os dio las gracias ayer, yo lo vuelvo hacer, ya que sin vosotros no habríamos disfrutado de los innumerables momentos que hemos pasado allí.

La primera foto de nuestra casa al llegar a Malta

La primera foto de nuestra casa al llegar a Malta

Hoy teníamos que tomar una decisión bastante importante que hemos estado posponiendo lo máximo posible, si nos cambiamos de casa o no. Si nos habéis seguido, durante los últimos meses nos hemos quejado bastante de una obra que teníamos justo al lado. También teníamos noticia de que en un futuro cercano, existía la posibilidad de que otra obra fuera a empezar, con lo que imaginaros la situación. Nos hemos encontrado muy a gusto en esta casa desde que llegamos a la isla y que encontramos gracias a Vanesa, una amiga que tiene una inmobiliaria aquí, al tercer día de estar en Malta. Además de eso, justo hace dos días se fueron Marta y Guillem, unos amigos que vivían en un piso que nos encantó desde que lo vimos por primera vez, un ático con una terraza muy grande que está situado a un minuto de nuestra anterior casa.

Hoy Dei había quedado con la casera para firmar el contrato, pero como no teníamos el cuerpo para jaleos, hemos decidido posponer la firma hasta mañana. Lo bueno es que como el piso era de de Marta y Guillem, hemos podido ponernos directamente en contacto con la casera y ahorrarnos la comisión de la agencia, algo inusual en la isla, ya que la mayoría de los caseros trabajan con agencias. También hemos hablado con nuestro casero actual, que ha entendido la situación sin ningún tipo de reproche. Ahora nos esperan unos días duros de mudanza y limpieza.

Día 331: El verano se va y Marta y Guillem con él

Día 331: El verano se va y Marta y Guillem con él

Ya no quedan nada más que dos días para despedirnos del verano. Este último mes hemos despedido a mucha gente de nuestro alrededor y de momento la sangría no para. Hoy tenemos la despedida anticipada de Marta y Guillem. Anticipada porque aún no se van, ya que estarán una semana más en la isla, pero así aprovechaban para tener a todos juntos por un día.

Así que después de estar por casa con las cosas habituales (blog, correos, internet y organización de The Parranda), nos hemos puesto guapos, o por lo menos lo hemos intentado, y nos hemos ido a su casa, que nos pilla a menos de un minuto de la nuestra. Han sido nuestro vecinos por casi seis meses y les conocí nada más llegar a la isla, ya que nos habían escrito antes de su llegada para apuntarse a un curso en la escuela ESE, una escuela de inglés que se encuentra en Paceville y con la que colaboramos.

Despedida de Marta y Guillem

Despedida de Marta y Guillem

Cuando hemos llegado a su casa, nos quedamos con la boca abierta de la impresionante terraza que tenían en su piso, con vistas a Balluta Bay. Como hemos llegado un poco tarde ya había pasado la ronda de las hamburguesas, así que nos hemos quedado sin probarlas. Menos mal que Guillem nos ha hecho unos perritos buenísimos para que le perdonáramos. El vino, el rebujito que magistralmente han hecho Neus y Miriam, y las cervezas de última hora, han acompañado esta fantástica velada. Además, ya se sabe que de una cena salen muchos planes, así que mañana, para seguir, posiblemente iremos a la Closing Party de Gianpula, una discoteca al aire libre que se encuentra en Rabat, en el centro de la isla. Después de la cena, ya a eso de las dos de la madrugada, nos hemos ido al aeropuerto a recoger a Javi, un amigo del pueblo de Dei, que viene a pasar el fin de semana con nosotros. Nada más recogerle les he dejado directamente en Paceville de fiesta y yo me he ido a dormir a casa.

Día 330: Tarde de diseño

Día 330: Tarde de diseño

Hoy ha venido a comer a casa Raquel, muchos la conoceréis porque se dedica a hacer depilaciones y tratamientos de estética. Habíamos quedado para que le diseñara los folletos y la página web de Facebook de su negocio, así que le he dicho que se viniera a comer y he cocinado pollo con berenjenas en una salsa de tomate y nata. La verdad es que ha sido un poco experimento pero estaba muy bueno.

Ofertas de Bodycare

Folleto diseñado con las ofertas de Bodycare

Después de comer nos hemos puesto manos a la obra. Pensaba quedarme con una idea de lo que ella quería y después diseñarlo yo tranquilamente, pero la verdad es que la cosa ha fluido muy bien y enseguida ya tenemos una idea de lo que íbamos a hacer, así que me he puesto manos a la obra y como iba quedando bien, lo hemos dejado hecho. También, ya que estábamos, después de pensar un nombre para su empresa, hemos creado su página de Facebook. Podéis visitarla aquí y echar un vistazo a los buenos precios y ofertas que tiene.

Después de estar por lo menos cuatro horas currando hemos terminado nuestras tareas y nos hemos ido a tomar algo al Beer Garden, donde trabajan Neus y Miriam. Este bar está situado justo enfrente del parque que hay a la entrada de Paceville y lo que le caracteriza y diferencia de otros bares es el bonito patio que tiene en su interior. Además tiene muy buenos precios, hoy hemos podido comprobar que tienen botellas de vino por 5 euros. Mientras nos bebíamos la primera Raquel y yo, hemos llamado a Cristina para que se viniera a tomar algo con nosotros y enseguida ha venido. También se han incorporado más tarde Piotr y Marco, y una vez que Miriam ha terminado de trabajar, hemos ido al Juuls. Allí hemos estado bailando reggae, que hoy la verdad que estaba mucho más animado que otros días. Cuando han cerrado hemos ido a recoger a tomarnos la última con Neus, que ya cerraba, y nos hemos ido a casa.

Día 329: ¡Ya tengo bici!

Día 329: ¡Ya tengo bici!

Desde que llegamos a Malta siempre había tenido la idea de tener una bici para moverme por la isla, ya que como las distancias son cortas, a priori parece que es la mejor manera para hacerlo. Pero una vez llegamos aquí y vimos cual era el estado de las carreteras y las calles, tan resbaladizas como estar sobre un paso de cebra constante, y muchas de ellas llenas de agujeros y baches. Todo esto unido a las malas prácticas de los conductores, hizo que se me quitara la idea por completo.

Mi bici

Mi bici

A pesar de todo, con el paso del tiempo la idea volvió a salir a la luz, así que cuando vi un anuncio que puso una pareja española que se iba de la isla ofertando una bicicleta por treinta euros, no me pude contener. Hoy me he decidido a quedar con ellos y por lo menos ver el estado en el que se encontraba la bici, aunque por el precio no me esperaba gran cosa. Hemos quedado justo en frente del Tower Supermarket de Sliema, cerca de donde vivía esta simpática pareja. Esta zona es conocida como Sliema Ferries y es una de las mejores zonas de Malta, bien comunicada por el bus y con el supermercado cerca.

Después de verla, no he podido hacer otra cosa que quedármela, no es ni la mejor ni la más bonita pero me va a hacer un pequeño apaño para los pequeños desplazamientos. Una vez la traje a casa, como tenía que inflar las ruedas y comprar un pequeño candado para tenerla en la calle, la he subido para enseñársela a Dei y guardarla aquí hasta que compre el candado mañana.

En la web MaltaPark podéis encontrar numerosos artículos de segunda mano. Ahí fue precisamente donde encontramos nuestro actual coche, también conocido como el Rojito.

Día 327: Resaca Day (o consejos varios)

Día 327: Resaca Day (o consejos varios)

Después de la fiesta de Zabbar por la mañana y The Parranda Beach Party por la tarde-noche, como os podéis imaginar, nuestro domingo ha consistido en recuperarnos un poco de tanta fiesta y jolgorio. Así que el amplio espacio en blanco que tenemos hoy, lo vamos aprovechar para daros algún consejo sobre las cosas que nos soléis preguntar en los correos que nos escribís.

En Octubre comienza la temporada baja turística, aunque los locales de ocio, sobre todo restaurantes, siguen buscando personal para reemplazar a las bajas que han tenido después de la temporada de verano, por lo que estamos en una buena época para encontrar trabajo aquí. Malta es un país con una tasa de desempleo muy baja. Actualmente se encuentra alrededor del 6%. Como veis la tasa no tiene nada que ver con el 26% de paro en el que nos encontramos actualmente en España. También os decimos que esto tampoco es el paraíso, ya que los salarios no soy muy altos. Para que os hagáis una idea suelen rondar los 3,5 euros a 5 euros la hora. Al final de mes esto se traduce en unos 700 o 900 euros al mes, que para vivir en Malta no está nada mal.

Los otros dos sectores que más empleos dan son las escuelas de inglés y las “Betting Companies” (casas de apuestas online), pero ya son trabajos más cualificados y sobre todo requieren un nivel de inglés alto. En las Betting Companies además suelen buscar perfiles informáticos. De todas formas, para que os hagáis una idea de los puestos vacantes que hay por aquí, os recomendamos que visitéis la página web del Times of Malta, donde cada día cuelgan ofertas de trabajo de todos los sectores, especialmente los domingos.

www.maltasupermarket.com

www.maltasupermarket.com

El nivel de vida es parecido al español, aunque como en todo tiene cosas más caras y más baratas. Para nosotros el ocio y la vivienda está mas barata (lo estamos comparando con precios de capitales como Madrid o Barcelona). En lo único que notamos que es un poco más caro es en la alimentación, aunque también depende del sitio donde hagáis la compra. Nosotros solemos hacerlo por internet, en la página web www.maltasupermarket.com. Desde que lo hacemos por ahí, pensamos que ahorramos bastante, ya que a diferencia de los supermercados de aquí, puedes ver los precios muy claros y ordenar los productos de menor a mayor importe. Además ahora hemos descubierto que en Vouchercloud, una web tipo Groupon, regalan vales de descuento de 5€ para cada compra.

Conclusión: como en todo os encontrareis opiniones de todos gustos y colores pero para nosotros la experiencia está siendo totalmente positiva. Os deseamos mucha suerte a todos los que decidáis emprender esta viaje.