Category Archives: Msira

Día 279: Conociendo un poco más Msida

Día 279: Conociendo un poco más Msida

Hoy por la mañana, he estado haciendo los últimos esfuerzos para ver si conseguíamos llegar al mínimo número de entradas vendidas para poder hacer la Boat Party. Me he ido a Sliema Ferries, donde había quedado con Belén, una chica encantadora que se dedica al mundo de las Boat Parties y que sabe mucho del tema. Hemos quedado en el puesto de venta de tickets para barcos de Teresa, su compañera de piso y amiga, que también sabe bastante de barcos, aunque ella se dedica más al tema de viajes turísticos. De Teresa, también tengo que decir que es encantadora, que si no como lea esto me volverá a llamar borde, como cuando llegó a la isla, que decía que no le respondía sus dudas por el Facebook. Allí he estado con ellas hablando del tema y Belén se ha ofrecido a ayudarnos con la venta de tickets, también Sophie, una chica belga que me han presentado y que es compañera de trabajo de Teresa.

Msida marina

Msida marina

Después, he quedado con Laura y con su amiga Bea, que está visitándola estos días. A Laura también tenía que darle unas entradas para la Boat, ya que por la tarde tenía que dárselas a algunos de los voluntarios que querían venir. Era mediodía y hacía un calor insoportable, así que como nos hemos encontrado casi en Msida, hemos ido a una mini playa que hay allí y nos hemos dado un baño.  Laura y Bea me han invitado a comer a su casa, ya que ya tenían la comida preparada, aunque antes hemos ido a tomarnos una cerveza en un bar que está justo al lado del mar y del que ahora mismo no recuerdo el nombre.

En casa de Laura hemos comido gazpacho, un revuelto de berenjenas y cous cous, todo muy bueno. Da gusto llegar a una casa y que esté la comida hecha. Tengo que decir que a pesar del calor, se agradece trabajar así en Malta, empiezas repartiendo tickets y acabas dándote un baño y comiendo en casa de una amiga. Se me ha pasado el tiempo volando y cuando me he querido dar cuenta ya eran las seis de la tarde, así que me he ido a casa, que teníamos muchas cosas que preparar.

Una vez en casa hemos recibido la visita sorpresa de Carmen, que no nos esperábamos para nada. Siempre está genial recibir una visita inesperada. Después hemos ido a dar un paseo por Gzira y de paso recoger el colchón hinchable, que estaba en casa de Maite y que lo necesitamos para mañana, que vienen a vernos Lola y Fran. El colchón lo compramos en la primera visita que nos hizo Lola allá por Noviembre y nos costó sólo 20 euros en una ferretería que hay subiendo la cuesta de Balluta Bay.

Día 229: De cañas con Cristina

Día 229: De cañas con Cristina

Esta mañana hemos seguido poniéndonos al día con todo el trabajo acumulado de estos días, ya que ayer no nos dio tiempo a hacerlo todo, así que de esta forma se nos ha pasado todo el día y parte de la tarde. Pasadas las seis, hemos ido al Eurosport de Birkirkara a intentar conseguir mi equipo de Snorkel. Llevamos intentando conseguirlo desde que me lo trajeron los Reyes Magos por Navidad,  me dijeron que por estas fechas ya lo tendrían, pero nada, no ha habido suerte.

A la vuelta, hemos pensado en llamar a Cristina para tomarnos algo con ella y desconectar un poco, que estábamos saturados de tanto ordenador. Cristina, por lo que se ve, ha recibido la llamada como agua de Mayo, ya que estaba acicalándose, precisamente, para salir a tomar algo. Le hemos pedido que nos llevara a algún bar de su barrio (Msida) y, así ha sido, nos ha llegado a un bar muy maltés situado justo al lado del mar, enfrente del Jubilee. El sitio era bastante cutre, de los que a mí me gustan, pero bien de precio y bien de vistas al mar, todo un fichaje. Mientras nos bebíamos una Cisk (1,50€), se nos ha ocurrido ir al Albert (o L-Ingliz) en Valletta, a esperar a Lola y Elena que salían de trabajar sobre las ocho y media.

Llegando a L-Ingliz con Cristina

Llegando a L-Ingliz con Cristina

Con el Rojito, hemos partido los tres hacia allá y lo hemos aparcado en el parking público que hay en Floriana, justo antes de entrar a Valletta. En el Albert, nos hemos sentado en la terraza y enseguida han llegado Lola y Elena, a las que hacía bastante que no veíamos. Allí nos hemos puesto un poco al día y nos hemos bebido otra cerveza (1,50€), acompañada, como siempre en este sitio, de algo de picoteo. En este punto de la noche, ya le había prometido a Cristina que después me iba con ella al Juuls, así que, a pesar de no estar hoy con espíritu festivo, me he propuesto cumplir mi promesa. A Lola esta vez le ha salido el punto responsable y ha sido imposible liarla.

Una vez ha empezado a hacer frío nos hemos retirado y, antes de ir al Juuls, hemos pasado por casa para abrigarme un poco, que como habíamos salido por la tarde, iba yo demasiado veraniego para el tiempo que está haciendo por las noches. David se ha rajado y ha preferido quedarse en casa. Cristina y yo nos hemos ido con la idea de pasarnos por la jamming del Gochi y, de paso, cenar algo de Sushi, pero cuando hemos llegado nos hemos encontrado que lo estaban cerrando, así que hemos ido directamente al Juuls. Allí nos hemos encontrado con Piotr y su amiga de Polonia que ha venido a visitarle estos días y juntos nos hemos quedado tomando algo en las escaleras que hacen la función de terraza del bar.

Día 208: Un rodaje muy cómico

Día 208: Un rodaje muy cómico

Hoy habíamos quedado con Carmen, Laura, Cristina y Alberto para hablar de la promoción de The Parranda, ya que últimamente estos tres últimos nos están echando una mano como relaciones públicas paseando el photocall por las calles de Malta. Tenemos muchas ideas de cara al verano y queríamos concretar un poco, así que Laura y Cristina nos han invitado a comer a su casa para charlar un poco acerca de todo esto. Realmente era una excusa para reunirnos y comer juntos, ya que no podemos estar sin vernos más de dos días.

Una vez allí, hemos tomado el aperitivo y enseguida hemos comido una pasta con verduras riquísima que habían preparado las anfitrionas. Por allí también hemos visto a Piotr y Marco, que en cuanto han olido la comida han salido de sus madrigueras para venir a comer a la cocina con nosotros.  Una vez hemos terminado nos hemos puesto un poco más serios para hablar de lo que teníamos que hablar. De momento no podemos desvelar nada, no sea que algún avispado nos robe las ideas, que últimamente parece que hay carencia de originalidad.

Miriam en un momento del rodaje

Miriam en un momento del rodaje

A eso de las cuatro y media de la tarde, nos hemos despedido y hemos partido hacia el LOVE, donde habíamos quedado con Miriam para grabar el vídeo de promoción de The Cañeo, nuestro nuevo evento previsto para el Domingo 26 en el MeLounge (Spinola Bay). Cuando ha aparecido, a pesar de que no hacía muy buen día, ha llegado con muchas ganas de darlo todo con la cámara y hemos empezado a grabar enseguida. Lo primero que hemos hecho ha sido grabar el recorrido del LOVE al MeLounge, para guiar a los que no sepan llegar. Creo que ha sido el camino a un bar más divertido que he hecho nunca, ya que Miriam es una actriz cómica en potencia y nos ha hecho reír muchísimo.

Una vez en el MeLounge, hemos grabado la segunda parte del vídeo con la colaboración de Borja, el encantador cocinero del bar. Creo que esta parte ha sido aún más divertida, ya que ambos se han compenetrado muy bien. Les estamos muy agradecidos por su colaboración. Para nosotros han sido un descubrimiento total, ya que pensamos que los dos pueden tener un gran futuro en el cine mudo, que es el formato en el que hemos decidido grabar este vídeo, por diferenciarlo un poco de los de The Parranda. Después del rodaje, Emilio y Carlos nos han invitado a una caña en la terraza de su bar, pero enseguida nos hemos ido, ya que se ha empezado a levantar un viento completamente insoportable.

Por la noche, teníamos la despedida de Maria José, pero entre que yo todavía sigo medio malo, David se ha empezado a encontrar mal hoy y que no hacía buen tiempo, al final hemos decidido quedar en casa. Yo he aprovechado para montar la primera parte del vídeo, que me ha llevado unas cinco horas apróximadamente, así que ya os podéis imaginar a qué hora me he acostado. Aquí podéis ver el resultado:

Día 195: Cena multicultural

Día 195: Cena multicultural

Hoy era un día un poco extraño, ya que como esta semana decidimos cambiar la Parranda al martes porque el miércoles era festivo, hoy no teníamos plan para la noche. Ya sabéis, un jueves sin Parranda no es un jueves. Nos hemos levantado pronto y hemos estado recogiendo y recolocando un poco la casa, que con tantos días de actividad la teníamos un poco abandonada.

Después de comer, hemos decidido ir de compras, que últimamente no sabemos por qué, pero a la gente le ha dado por llevarse la ropa que no es suya cuando vamos de fiesta. A mí ya me han quitado dos sudaderas del H&M de 15 euros, ya veis que botín se han llevado, pero es que a Dei ya le han quitado varios jerseys y una chaqueta de cuero. En fin, cuando salgáis por Paceville, tened cuidado de donde dejáis las cosas, sobre todo en el Native ya que estas historias se están repitiendo con bastante facilidad durante las últimas semanas. Dispuestos a reponer un poco nuestro fondo de armario, nos hemos ido al Centro Comercial The Point, que se encuentra en Sliema Ferries. Es lo más parecido a un centro comercial de los que se pueden ver en España, aquí no se ven con mucha asiduidad. Nos hemos recorrido varias tiendas sin éxito, ya que ya han empezado con la temporada de verano.

Cena multicultural

Laura, Piotr, Dei, Carmen, Amelia y Maria José

Como tenía que llevar a Cristian al aeropuerto, por el camino he dejado a Dei en el Zara que también está en Sliema Ferries, pero fuera del centro comercial. Parecer ser que allí sí ha encontrado algún jersey. Mientras, Cristian y yo nos hemos puesto de camino a Luqa, que es donde se encuentra el aeropuerto internacional de Malta. Se va unos días a Londres de vacaciones, esperamos que se lo pase de lujo por allí. De vuelta a casa, me ha llamado Dei con un plan para la noche. Laura, una de nuestras voluntarias favoritas,  ha recibido la visita de Amelia, Carmen y Maria José, unas amigas que han venido a pasar unos días a la isla. La cena de bienvenida ha sido un mix de comida polaca (a manos de Piotr ), italiana (preparada por Marco), brasileña (con un postre riquísimo hecho por Thaisa), maltesa (aperitivos varios) y, cómo no, española, a base de chorizo, lomo y jamón recién llegados de España. Después hemos ido un rato al Juul’s que, para los que no lo sepáis, es un bar de reggae que está situado en Spinola Bay. Para terminar la noche hemos ido al Native, pero esta vez tuvimos cuidado y volvimos a casa con toda la ropa.

Día 155: De vuelta al taller

Día 155: De vuelta al taller

Perdía agua y ahora pierde aceite. El rojito últimamente tiene afán de protagonismo. Después de la reparación del radiador, estos días nos hemos dado cuenta de que perdía aceite cada vez que lo dejábamos aparcado, así que al final no hemos tenido más remedio que volver a llevarlo a nuestro taller de confianza. A primera hora, haciendo un gran esfuerzo por levantarme después de salir de marcha ayer, lo he llevado y me he encontrado con el simpático mecánico al que una vez más os recomendamos si tenéis coche. Es barato y te dice el presupuesto antes de arreglártelo.

El siguiente paso del día ha sido ir a la escuela ESE, para acompañar a un nuevo alumno que quería apuntarse. Así que me he puesto rumbo al monumento LOVE en Spinola Bay, punto de encuentro que viene a ser el oso y el madroño de St Julian’s. Allí me estaba esperando Ricardo, un encantador valenciano que ya lleva unas semanas por la isla. Juntos hemos ido hasta la escuela donde nos hemos encontrado con Macarena.

Squash

Squash

Después de comer, ya sólo me faltaba la última actividad del día, un partido de squash. Hacía mucho que no hablaba de ello, pero el squash es un deporte bastante popular en Malta. En la mayoría de gimnasios o espacios deportivos tienen una o varias pistas para practicarlo. Las instalaciones más populares y baratas se encuentran en la Piscina Nacional TalQroqq, en la que podéis reservar una pista por 3,50€ durante una hora. Para hacer la reserva, podéis hacerlo a través de la página SportMalta. Yo estoy apuntado en la Liga de Malta y hoy me ha tocado jugar en el Union Club, un centro deportivo de Sliema, que antes estaba abierto a cualquier persona, pero ahora han restringido el acceso sólo a miembros del club y de la liga. Es un deporte muy dinámico y divertido que os animo a practicar.

Día 48: La paella maltesa

Día 48: La paella maltesa

Hoy es domingo, ¿cuál es la tradición que se realiza en casi todas los hogares españoles? A parte de no hacer nada todo el día, claro ;-). Pues la mayoría pensareis en la paella que madres y padres cocinan los domingos, así que quisimos respetar la tradición, y gracias a María la portuguesa y Ainhoa, pudimos cumplirla. El punto de encuentro la casa de María y de Lío.

Paella

Paella

Como buenas valencianas, se pusieron manos a la obra y nos hicieron la auténtica paella, que según nos cuentan siempre lleva verduras, pollo y conejo. La de marisco, como muchos pensábamos, no es la típica. El resultado lo podéis ver en las fotos, pero ya os digo que estaba muy buena y que se han comprometido a repetirla. Pero aquí no quedó la cosa ya que pudimos degustar un gazpacho manchego realizado por Carmen y los deliciosos flamenquines con los que nos deleitaron Nuria y María. Nosotros también llevamos unas olivas españolas ;-). Así que como veis fue una degustación «typical spanish», ya que el vino no faltó tampoco.

Para rematar la tarde, una partida de poker un tanto surrealista, ya que no sabíamos jugar la mayoría, y terminamos viendo la F1, Fue una jornada un poco nefasta para el deporte español, ni fútbol sala, ni tenis, ni F1..

Ya por la noche estuvimos en la casa de Vane, Josito y Ana,  viendo vídeos y riéndonos un poco, buena forma de terminar el día y empezar la semana con nuevos ánimos.

Día 45: Llegaron las lluvias

Día 45: Llegaron las lluvias
Fiesta Juuls

Fiesta Juuls

Pues después de los buenos días que hemos tenido en estas dos últimas semanas, ayer llovió de manera copiosa durante todo el día. Parece que el tiempo va a estar revuelto durante esta semana. Una pena, ya que el fin de semana que viene nuestra amiga Lola por aquí. Esperemos que este finde el tiempo también respete un poco, ya que queríamos ir a la fiesta que organiza el Juuls el domingo como veis en la foto.

Como os comentábamos ayer, nos hemos comprado un coche, por lo que ahora estamos haciendo los papeleos necesarios. Como es un coche antiguo, sólo se puede realizar un seguro a terceros. Para poder darlo de alta y cambiarlo de titular es necesario hacerlo antes. Por lo que ayer estuvimos mirando todos los seguros de la zona, y podemos decir que son más o menos como en España, aunque hay que mirar ya que las diferencias entre unas y otras son considerables. Al final, nosotros lo hemos hecho con Atlas. Es la que mejor precio tenía y nos dan todas las prestaciones para grúa y recogida en el caso de que pase algo. Tened cuidado con este tema ya que no todas las compañías lo incluyen. Desde las compañías de seguro te pueden realizar también todo el papeleo de cambio de titular, pero nosotros acordamos con el chico que nos vendió que él se encargaba de todo. La verdad es que habría sido interesante ir con él y explicaros cómo se hacía pero no hemos podido.

Ya por la noche, hemos tenido sesión de cine en casa con palomitas hechas en una olla. Hemos visto la película española «Pájaros de Papel» . Está dirigida por Emilio Aragón y en ella participan actores como Imanol Arias, Lluis Homar o Carmen Machi, que por cierto, lo hacen muy bien. Os la recomendamos totalmente, tiene una historia muy bonita.

Día 35: Inglés y natación

Día 35: Inglés y natación
Precios Natación

Precios Natación

Hoy ha sido un día de lo más productivo. Por la mañana nueva clase de natación con Ainhoa, ya sabéis, si queréis contactar con ella podéis hacerlo en Aprende a Nadar. Con lo que me dice parece que vamos progresando, la verdad es que es un refuerzo de moral ver que vas avanzando. Además ha hecho un día de lujo, hemos tenido 26º, así que imaginaos como se estaba en la piscina, que aunque esté al aire libre, con esa temperatura es un placer. Recordad que estamos en Noviembre. Se me olvidó comentar que un mes son 47 euros aproximadamente y que cierran a final de diciembre por un periodo de unas 2 semanas. Os dejo una foto con todos los precios, por si queréis apuntaros.

Ya por la tarde tocaba inglés por medio de los cursos del Ministerio de Educación de Malta. La verdad que la segunda clase fue un poco más pesada y para el nivel 2 de un total de 3, me parece demasiado básico.  Pero he de deciros, que una vez apuntado a los cursos, aunque no queden plazas, si hablas con el coordinador puedes cambiarte de nivel en el mismo centro en el que estés.  En mi caso voy a esperar a ver un poco más como avanza la cosa, pero si sigue de esta manera, lo haré.  También hay que decir que depende de lo que busques en estos cursos, ya que por ejemplo la profesora del segundo nivel tiene una pronunciación muy buena, y por lo visto el del tercer nivel no. Así que como veis todo pro tiene su contra.

Balluta bay de noche

Balluta bay de noche

Para completar un poco la entrada del día de ayer, hemos de decir que hemos recibido la compra sin ningún problema y que todo parece más barato que en el propio supermercado.

Ya para terminar una cerveza «Cisk» en el kiosko «Balluta» desde el que podéis disfrutar de vistas como la de la foto. Sobre todo en buena compañia : Vane, Josito, Ana, Paloma, Rafa..  Este kiosko tiene algo especial, y como ya dijimos parece que va a ser nuestro punto de encuentro, aunque está ahí ahí con el «City of London». Me gustan los dos y ambos tienen muy buenos precios, así que, ¡a disfrutarlos!

 

Día 32: Un mes en Malta, primer día de natación

Día 32: Un mes en Malta, primer día de natación
Pancarta de despedida

Pancarta de despedida

El tiempo a veces pasa tan lento y otras veces tan rápido. En nuestro caso es lo segundo. Parece que fue ayer cuando nos estábamos despidiendo de la gente en Madrid y tuvimos esa fantástica barbacoa que luego se prolongó hasta la noche con una cena sorpresa que no nos esperábamos. Aprovechamos para dar las gracias a Lola, Rocío y Vecino por organizar todo. Y como podéis ver en la imagen, Roci, Laura y Barbi se pegaron una buena currada, montándonos este pedazo de mural. También queremos mandarles un besazo desde Malta. Y por supuesto, mandamos recuerdos a todos los amigos que hemos dejado atrás y de paso aprovechamos para decirles que a ver cuándo se deciden a venir, que luego en verano esto va a ser como un hotel y los días que quieren igual ya no se puede hacer reserva.

 

Piscina nacional

Piscina nacional

Ya volvemos al día a día, hoy empecé las clases de natación con Ainhoa, una valenciana la mar de simpática y buena gente que da clases de natación aquí en Malta. Si queréis contactar con ella podéis hacerlo en Aprende a Nadar. Hay que quitarse el miedo de una vez, así que nos fuimos a la piscina Nacional TalQroqq y tuvimos la primera clase, la cual si no me engañó fue bastante bien. El recinto, aparte de la piscina, tiene un gimnasio, que aunque es pequeño es bastante completo, con vistas a la piscina y bastante barato para lo que hemos visto por el momento. También tiene pistas de Squash que se pueden reservar por horas. Allí nos enteramos de que el 17 de Noviembre, existe una maratón de Squash con fines benéficos, así que si os gusta jugar pasaros por allí.

Ya por último, por la noche fuimos a cenar con César al Surfside, un restaurante que se encuentra en la playa de Sliema, con vistas al mar y con el fútbol como estrella. Todos los platos tienen nombre de jugadores y entrenadores de fútbol Así que te puedes comer un Mourinho, que seguro que más de uno lo esta deseando. Para rematar, una cerveza en el Il-Fortizza, también en Sliema.

Día 14: Día caótico

Día 14: Día caótico

Esta mañana han vuelto a venir a terminar de arreglarnos algunas cosillas de la casa. Esto se está empezando a parecer a la obra del Escorial, nunca acaba. Así comenzó nuestro día caótico . Después de eso nos hemos dispuesto a ir a comprar unas zapatillas al Eurosport, un centro comercial de deportes que nos habían recomendado por el precio. El sitio está situado en Birkirkara y hemos tardado como dos horas en llegar porque nos hemos perdido con los autobuses. Al final hemos acabado yendo a la Valletta para coger un autobús que iba directo desde allí. Además a eso hay que sumarle que llovía a ratos, así que el tráfico era increíble. Dicen que Malta es el país con mayor número de coches por metro cuadrado. Así que entre unas cosas y otras, lo que os digo, dos horas.

Después de todo, ha merecido la pena ir hasta allí, porque tenían mucha variedad en ropa y accesorios de deporte y los precios estaban bastante bien comparados con los de la isla. Hemos comprado unas zapatillas para correr por 30 euros, algo difícil en Malta. También tenían el pack de aletas, gafas y tubo para hacer snorkel por 40€, aunque al final no lo hemos comprado, pero seguro que lo haremos en un futuro.

Al salir de allí, otra vez por error, pensábamos que no había autobuses que fueran directos hacia nuestra zona (St Julian’s-Sliema) y nos hemos vuelto a coger otro autobús hacia la Valletta (el 54). Luego ya nos hemos dado cuenta que desde St Julian’s y Sliema se puede ir en los buses 202, 203, pero ya era demasiado tarde. Así que hemos aprovechado y ya hemos comido en la Valletta, que al final nos han dado las cuatro de la tarde.

Para la vuelta no había perdida, nos hemos montado en el 13 que ya lo conocíamos de otros días. El viaje ha sido un poco agobiante, los autobuses tardaban en pasar (no se cumplían los intervalos que vienen en los carteles) y además iban hasta arriba de gente, con el bochorno hacía mucho calor dentro y teniendo en cuenta que los conductores de aquí no son los más prudentes del mundo, os podéis imaginar el viajecito de vuelta.

Why not

Why not

A eso de las 18:00 hemos llegado a casa. Desde las 12 que salimos para comprar unas zapatillas no está mal. Es una de las cosas malas de Malta, que cada vez que quieres ir a comprar algo tienes que mentalizarte y dedicarle su tiempo.

Después teníamos pensado ir a probar un gimnasio que hay por Paceville, el Cynergy, pero cuando hemos llegado allí, no hemos podido pasar porque no habíamos impreso los cupones. Como veis, nuestro día de suerte. Por lo menos hemos aprovechado el viaje y hemos conocido una tienda hippie muy chula, se llama Why not. Tienen cosas como semillas para hacerte un huerto ecológico, inciensos, velas, ropa o instrumentos como el ukelele o la flauta melódica, justo dos instrumentos que tengo y que me encantan. También organizan actividades como debates o jam sesions. Al final no me he podido resisitir y he comprado un inciensario y algunas barritas de incienso natural. Ya va siendo hora de personalizar un poco la casa…

Y ese ha sido nuestro día de hoy. Mucho caos, pero a la vez un día muy bien aprovechado en el que hemos conocido muchas cosas de la isla que no conocíamos.